Ingrid la callejera – Brunello Rondi, 1973

Ingrid sulla strada

Italia, 1973

Director: Brunello Rondi

Género: Drama

Guión: Brunello Rondi

Intérpretes: Janet Agren (Ingrid), Francesca Romana Coluzzi (Claudia), Franco Citti (Renato), Enrico Maria Salerno (Urbano)

Música: Carlo Savina

Argumento

Ingrid es una joven finlandesa que por algún traumático motivo decide escapar de casa, y también de su país. Toma un tren con rumbo al sur sin tener muy claro su destino. En el pequeño cuarto de baño de su vagón se quita las bragas (“¡no me las pondré nunca más!”) y toma una crucial determinación: De ahora en adelante se dedicará a prostituirse. Allí mismo, en el diminuto retrete, atiende a su primer cliente; un pasajero que estaba esperando para entrar al baño. Poco después al segundo, también en el tren. El billete, que hasta el momento no tenía, se lo costea al revisor con lo que ha ganado prostituyéndose.

Así, tras atravesar toda Alemania, los Alpes y parte de Italia, llega hasta Roma. Allí conoce en la calle a prostitutas profesionales y experimentadas, haciéndose amiga de Claudia, una de ellas. Ésta lleva a Ingrid a su casa, que comparte con un pseudo-pintor de “arte moderno”.

Al día siguiente se van a “trabajar”, a esperar clientes bajo un puente. Ingrid ha elegido ser puta por vocación, y la veterana Claudia es su “profesora”, dedicándose a explicar a la finlandesa cómo debe actuar para lograr que los coches se paren junto a ella. Cuando al anochecer ambas están por marcharse, finalmente frena un vehículo. El conductor, un respetable caballero de muy buenos modales, las invita a su subir cortesmente a las dos. Se presenta como Urbano, es un aristócrata, y las lleva a su castillo.

El noble les explica que es viudo, y que necesita compañía femenina para paliar su soledad. Una vez en el castillo, que reúne todos los estereotipos de las películas de terror, comienza a revolcarse con ambas en una antiquísima cama, a la vez que se descorre una cortina dejando ver la sala contigua, donde varias personas están realizando una sesión espiritista.

Urbano les explica que tratan de invocar a Clara, la fallecida esposa del dueño de la mansión. Todos son médiums que intentan intensamente materializar a su difunta cónyugue. Ingrid debe ponerse el camisón de la muerta para atraerla, mientras el aristócrata comienza a excitarse sexualmente. De repente una inquietante mujer se aproxima a Urbano y a las dos chicas… Es Clara.

Irritada, Claudia interrumpe la sesión creyendo que todo es una farsa. ¡Y está en lo cierto! Pues se trata de un extraño juego necro-erótico que Urbano y su esposa (en realidad viva) gustan de practicar. Los médiums eran otros aristócratas aficionados al espiritismo.

Sigue leyendo

Anuncios

Paolo el caliente – Marco Vicario, 1973

Paolo il Caldo

Italia, 1973 

Director: Marco Vicario

Género: Drama, comedia-sexy

Guión: Marco Vicario, basado en libro de Vitaliano Brancati

Intérpretes: Giancarlo Giannini (Paolo), Rosanna Podestà (Lilia), Gastone Moschin (Tío Edmondo), Ornella Muti  (Giovanna)

Música: Armando Trovajoli

Argumento

Italia meriodinal, principios del siglo XX. Paolo es un preadolescente de unos doce años que vive con su aristocrática gran familia en una villa de la provincia de Catania, en Sicilia. Su abuelo es el barón Castorini, un maduro libertino viudo que no pierde la oportunidad de engatusar a incautas jovencitas… y también a mujeres casadas, lo que no deja de acarrear potenciales peligros. Entre las amantes del barón se encuentra la criada Giovanna, una atractiva joven a la que también el avispado nieto ha echado un ojo. Paolo comienza así un idilio con la muchacha, que tiene unos cinco o seis años más que él. Cuando el crápula de su abuelo se entera, monta en cólera y expulsa a la chica de la mansión. Dice que no quiere su nieto, aún un niño, empiece tan temprano… Pero la realidad es que está celoso.

Paolo empieza con la lujuriosa criada su larga carrera de donjuán, y a los 25 años ya ha consolidado su reputación como mujeriego empedernido. Ello le viene de familia, pues no sólo su abuelo es así; también su tío Edmondo, su hermano, sus primos… Casi todos los varones del clan Castorini (que de “castos” no tienen nada). El único que se sale de la norma es su padre, Michele, hombre comedido, intelectual y entregado a una única mujer; su esposa.

El joven Paolo no estudia ni trabaja, se dedica a vivir del cuento gracias al dinero de su acaudalada familia. Cada noche se revuelca con una diferente, y no tiene intención de sentar la cabeza… hasta que conoce a la sobrina del farmacéutico del pueblo. Cuando Paolo contempla la posibilidad de casarse con ella, su tío Edmondo le da un consejo de avezado libertino: Que mejor espere unos veinte años y se case entonces con la hija de la chica que le gusta. Se parecerá a la madre y será mucho más joven que él.

Sigue leyendo

Body Puzzle – Lamberto Bava, 1992

Body Puzzle

Italia, 1992

Director: Lamberto Bava

Género: Giallo / Slasher

Guión: Lamberto Bava, Teodoro Corrà, Domenico Paolella

Intérpretes: Joanna Pacula (Tracy), Tomás Arana (Michele), Gianni Garko (jefe de policía), Erika Blanc (Dr. Corti)

Música: Carlo Maria Cordio

Argumento

El pianista Tim recuerda a modo de flashback el accidente de moto que costó la vida a su gran amigo Abe. Atormentado desde entonces, Tim ha desarrollado un trastorno psicopático. Comienza su carrera de asesino en serie masacrando bestialmente al dependiente de una tienda de chocolates. Antes de abandonar el lugar del delito, cercena una de las orejas del cadáver.

Por la noche, alguien se cuela en casa de Tracy, la viuda de Abe, y camina sigilosamente hacia la cocina: Es Tim, quien deposita en la nevera la oreja cortada.

A la mañana siguiente, la policía informa a Tracy de que alguien entró durante la noche en el cementerio y desenterró el cuerpo de su marido. El profanador de tumbas se llevó consigo los restos de Abe. Cuando la joven viuda regresa a su casa, encuentra la oreja en su nevera. Al borde de un colapso nervioso decide regresar a casa de sus padres.

El inspector Mike se encarga del caso y visita a Tracy. Cree que existe una relación entre el asesinato del chocolatero y el robo del cadáver de Abe Grant. En ambos delitos Tracy resulta ser el nexo. Aunque ella no conocía a la víctima, su oreja fue hallada en su nevera. Mike pone a la viuda bajo vigilancia, no porque sospeche de ella sino porque es de temer que el loco que anda suelto trate de hostigarla.

Tim el psicópata perpetra su segundo asesinato: Mata a una mujer en los baños de un centro comercial y le amputa la mano de un hachazo. Además de llevarse su mano derecha, el criminal también se apodera de su arrancado corazón.

Sigue leyendo

Maratón suicida – Franco Prosperi, 1976

Pronto ad uccidere (a.k.a. “Meet him and die”)

Italia, 1976

Director: Franco Prosperi

Género: Polizziesco, cine presidiario

Guión: Peter Berling, Antonio Cucca, Claudio Fragasso, Alberto Marras

Intérpretes: Ray Lovelock (Massimo Torlani), Martin Balsam (Giulianelli), Ettore Manni (Perrone), Elke Sommer (secretaria de Perrone) Riccardo Cucciola (Comisario Sacchi)

Música: Ubaldo Continiello

Argumento

Massimo se despide de su madre paralítica y se dirige a una joyería para perpetrar un atraco. Uno de los dependientes acciona un mecanismo, la puerta queda cerrada y la policía se pone en camino. Massimo intenta tomar al joyero como rehén, pero poco después es reducido y arrestado sin oponer demasiada resistencia.

Una vez en la cárcel, es encerrado en una celda con otros dos presos: Piero y el bravucón Manolo. Éste último comienza a provocarle desde el primer momento, Massimo inicialmente lo ignora. Es el primer delito que el recién llegado había cometido, no estaba fichado y jamás antes había pisado una prisión. Por ello, los demás presos están recelosos y desean saber quién es él y por qué motivo está allí.

Entre los internos, el más poderoso e influyente es Giulianelli, el jefe de la banda a la que pertenecen Piero y Manolo, los compañeros de celda de Massimo. Giulianelli, que controla incluso a varios de los guardias de seguridad y tiene en prisión un estatus privilegiado, quiere poner a prueba al novato; y por ello arregla que Massimo y el matón Manolo se queden solos en el patio de la cárcel para que así se se enzarzen en una pelea.

Ambos luchan ante la atenta y complacida mirada del jefe, y Massimo termina venciendo al grandullón – Ha superado la prueba. Ahora Giulianelli empieza a fijarse en él como potencial miembro de su organización.

Sigue leyendo

„Il Capo dei Capi“ (Miniserie sobre Totò Riina, 2007) – Capítulo 3

https://i1.wp.com/www.copertinedvd.org/copertine-dvd-file/I/il_capo_dei_capi_-_episodio_3.jpg

Aquí puede leerse la introducción a la miniserie

Aquí puede leerse lo que sucedió en el capítulo anterior

Il capo dei capi

Italia, 2007

Director: Alexis Cahill, Enzo Monteleone

Guión: Stefano Bises, Attilio Bolzoni, Giuseppe D´Avanzo, Claudio Fava, Domenico Starnone

Intérpretes: Claudio Gioè (Totò Riina), Daniele Liotti (Biagio Schirò), Salvatore Lazzaro (Bernardo Provenzano), Simona Cavallari (Teresa), Gioia Spazzani (Ninetta Bagarella), Andrea Tidona (Giovanni Falcone), Gaetano Aronica (Paolo Borsellino)

Música: Luigi Seviroli

Capítulo 3 (1969–1978)

Diciembre de 1969. Disfrazados de policías, Totò Riina y varios de sus hombres se introducen en las oficinas de Michele Cavataio, líder de una familia rival. Los falsos agentes provocan una matanza, asesinando a varios de los empleados que allí se encuentran – además de al propio Cavataio. Durante el tiroteo muere Calogero Bagarella, uno de los hombres de confianza de Totò y hermano de su prometida Ninetta.

Esa misma noche nace el hijo de Biagio y Teresa. Poco después de la masacre, ocurrida en Palermo, Totò y los suyos entierran clandestinamente el cuerpo de Calò en el cementerio de Corleone.

El comisario Mangano y Biagio investigan el asesinato de Cavataio y de sus hombres. No tardan en percatarse que uno de los cuerpos fue transportado fuera de las oficinas. Sospechan que uno de los asaltantes fue herido o murió durante el ataque. Cuando poco después Biagio nota que Ninetta Bagarella y su familia visten de rigoroso luto negro, sospechan que algo le ha sucedido a Calò – y que probablemente él participó en la masacre. Las sospechas de la policía contra Riina y su banda cuentan así con un importante indicio.

Entretanto, la Comisión de la Mafia palermitana no está satisfecha tras la eliminación de Cavataio. Michele Greco, jefe de la Comisión, no había aprobado ese asesinato. Los Corleoneses, encabezados por Liggio y Riina, afirman no tener nada que ver con el sangriento ataque. “Soy sólo un pobre cojo…” se excusa Liggio. “Tú sí, pero en tu organización hay gente que quiere correr demasiado… y quien corre demasiado puede caerse” le contestan, en una clara alusión a Riina.

Sigue leyendo

El río y la muerte – Luis Buñuel, 1954

El río y la muerte

México, 1954

Director: Luis Buñuel

Género: Drama

Guión: Luis Alcoriza, Luis Buñuel

Intérpretes: Columba Domínguez (Mercedes), Miguel Torruco (Felipe), Joaquín Cordero (Gerardo), José Elías Moreno (Don Gervasio)

Música: Raúl Lavista

Argumento

En un pueblo mexicano llamado Santa Bibiana existen desde hace generaciones encarnizadas rivalidades mortales entre varias familias. Especialmente feroz es la secular contienda entre los Anguiano y los Menchaca. Por unas irrisorias nimiedades estallaron hace muchos años disputas que, generación por generación, van costando la vida a los hombres de ambas familias. Con el tiempo, esos esporádicos ajustes de cuentas se han convertido en la ley no escrita del pueblo.

Cada vez que un Anguiano mata a un Menchaca o viceversa (para salvaguardar su honor enfrentándose siempre cara a cara), el autor del homicidio debe auto-exiliarse a las inhóspitas tierras que hay más allá del río que cruza la localidad. Allí debe permanecer el tiempo que sea necesario, hasta que ya no corra peligro de ser arrestado. La mayoría de los moradores del pueblo acepta esa práctica atávica.

El río se puede cruzar de dos maneras: vivo, para ocultarse en los bosques; o muerto a bordo de una barca negra para ser trasladado al cementerio.

Gerardo Anguiano es uno de los pocos que “ha estudiado”, y que por tanto considera la tradición de su pueblo “bárbara y salvaje”. Es médico de profesión, pero él mismo padece una grave enfermedad; una poliomielitis que le mantiene paralítico. Como rechaza las costumbres ancestrales de su pueblo los demás lugareños le consideran un cobarde – incluso su propia madre, quien no le visita en el hospital. Pues se supone que Gerardo, como Anguiano que es, debería combatir en un duelo contra Rómulo Menchaca, el representante de la estirpe rival.

Rómulo va a ver a Gerardo al hospital, para cerciorarse de que efectivamente está enfermo. El padre de Gerardo mató al de Rómulo, y por ello, el Menchaca quiere continuar la tradicional cadena de venganzas. Pero al comprobar que Gerardo está postrado e inmóvil se marcha, no sin antes recordarle que tarde o temprano se tendrán que encontrar: “Algún día te he de matar, pero de igual a igual”.

Gerardo cuenta con las atenciones de la enfermera Elsa y entre  los dos va surgiendo un romance. El joven se va recuperando, y le narra a Elsa la historia de la confrontación entre las dos familias…

Sigue leyendo

Cerro Corá – Guillermo Vera, 1978

Cerro Corá

Paraguay, 1978 

Director: Guillermo Vera

Género: Histórica

Guión: Ladislao González, Guillermo Vera

Intérpretes: Roberto De Felice (Solano López), Rosa Ros (Elisa Alicia Lynch)

Música: Óscar Cardozo Ocampo

Argumento

Alrededor de 1870, el presidente y mariscal paraguayo Francisco Solano López resiste con sus fieles partidarios en Cerro Corrá, el último reducto de sus tropas. Tras varios años de guerra, el ejército paraguayo ha sido considerablemente diezmado por los invasores argentinos y brasileños.

Junto al mariscal se encuentran su mujer Elisa Lynch y su hijo, así como el general Juan Crisóstomo Centurión. A modo de flashback, Solano López va rememorando su llegada a la presidencia de su país y la guerra impuesta que los países vecinos le declararan poco después.

Oficialmente, el conflicto se desencadenó a partir de la cuestión uruguaya: Se produjo allí un golpe de estado auspiciado por el Imperio del Brasil, y ésta potencia pretendía asimismo cambiar el gobierno paraguayo, muy celoso de su soberanía, para instalar uno más dócil. Solano López fue empujado por tanto a realizar un ataque preventivo contra Brasil, de modo que éste país tuviera una excusa para intervenir militarmente. De esa manera se forjó la “Triple Alianza” contra el Paraguay independiente de Solano López, compuesta por Brasil, Argentina y Uruguay. Las tropas invasoras agredieron al pequeño estado, hasta entonces el más próspero de Sudamérica, arrasando y masacrando; con el objetivo de apropiarse de grandes porciones de su territorio.

Sigue leyendo