La violación de la señorita Julia (Pensione Paura) – Francesco Barilli, 1977

https://www.turkcealtyazi.org/images/poster/0076884.jpg

(Imagen: turkcealtyasi)

La violación de la señorita Julia (V.O. Pensione Paura)

Italia, 1977

Director: Francesco Barilli

Género: Drama

Guión: Barbara Alberti, Amedeo Pagani, Francesco Barilli, Francisco Ariza, José Gutiérrez Maesso

Intérpretes: Leonora Fani (Rosa), Luc Merenda (Rodolfo), Francisco Rabal (amante de Marta), José María Prada (Huésped)

Música: Adolfo Waitzmann

Argumento

Durante la II Guerra Mundial, la joven Rosa ayuda a su madre Marta a regentar una pensión a las afueras de una localidad campestre italiana. Rosa anhela el regreso de su padre, quien está ausente desde hace mucho tiempo – y quien con toda probabilidad ha desaparecido en combate. Son tiempos de escasez y miseria. Pocos clientes residen en el establecimiento. Entre ellos, un señor que está traumatizado por la muerte de su familia y un playboy llamado Rodolfo. Ambos acosan cotidianamente a la atractiva Rosa. También vive allí una madurita amante de Rodolfo. Él acepta acostarse con ella porque espera hacerse con sus joyas, mientras que ella siente celos enfermizos hacia Rosa. Asimismo, un par de juerguistas y dos hermanas prostitutas forman parte de la clientela.

Rosa siente fastidio y repugnancia hacia todos esos personajes, pero su madre le recuerda que echarlos es algo que no pueden permitirse. De alguna forma tienen que ganarse el sustento. A consecuencia de la guerra, los alimentos están muy limitados y con frecuencia se producen apagones. Marta tranquiliza a su hija diciéndole que mientras esté con ella no tendrá nada que temer.

La madre esconde en la pensión a un fugitivo, que además es su amante. Rosa parece ser la única que lo sabe. Una noche de tormenta, Marta muere en extrañas circunstancias tras partirse el cuello al caer por unas escaleras. Rosa queda así desamparada, y con la ardua tarea de llevar la pensión ella sola. Pero también el fugitivo se siente desprotegido, y le ruega a Rosa que no lo delate.

Sigue leyendo

Anuncios

El juguete – Giuliano Montaldo, 1979

https://alucinecinefago.files.wordpress.com/2019/02/d3191-212bfebbraio2b1979.jpg?w=700

(Imagen: 4.bp.blogspot)

El juguete (V.O. Il giocattolo)

Italia, 1979

Director: Giuliano Montaldo

Género: Drama, tragicomedia, polizziesco

Guión: Sergio Donati, Nino Manfredi, Giuliano Montaldo

Intérpretes: Nino Manfredi (Vittorio Barletta), Marlène Jobert (Ada), Arnoldo Foà (Nicola Griffo), Olga Karlatos (Laura Griffo), Renato Scarpa (Giuliano), Mario Brega (un atracador), Vittorio Mezzogiorno (Sauro)

Música: Ennio Morricone

Argumento

Vittorio Barletta es un contable que trabaja para el acaudalado industrial Nicola Griffo, antiguo compañero suyo de clase. Hombre bonachón e ingenuo, Vittorio considera a Nicola amigo suyo; cuando en realidad éste sólo le utiliza. El empresario anda metido en asuntos turbios, y emplea a Vittorio para que lleve su contabilidad negra. Además, Vittorio debe transportar para él maletines de dinero, convirtiéndose así en cómplice en una trama de evasion de impuestos. Patrizia, la hija de Griffo, discute cotidianamente con su padre. La joven reclama más libertad, pues está harta de que los guardaespaldas del magnate la sigan en todo momento. Laura, la mujer de Nicola, se insinúa a Vittorio y éste parece sentirse atraído por ella.

Vittorio está casado desde hace 14 años con Ada, a la que define como “un dolor de cabeza con patas” (ella nunca quiere acostarse con él por sus “dolores de cabeza”). El matrimonio no pasa por su mejor momento y los litigios están a la orden del día. Sin embargo, en el fondo se complementan y necesitan el uno al otro. Ada trata de hacerle ver a su crédulo marido que su “amigo” Griffo le está usando para asuntos ilegales, y que si un día la empresa quiebra o es sometida a controles por las autoridades será él, Vittorio, quien pague las consecuencias – El influyente Griffo podrá costearse caros abogados, dirá que no sabía nada y le echará la culpa a su contable. Vittorio no escucha a su mujer y se dedica en casa a su pasatiempo favorito: Coleccionar y reparar relojes.

Una tarde en la que Vittorio y Ada han salido al supermercado a comprar, el establecimiento es atracado. Los asaltantes amenazan a las cajeras y a los clientes con sus revólveres. Pero los vigilantes intervienen y se produce un tiroteo. En el intercambio de disparos Vittorio es herido en una pierna. Tras su estancia de varios días en un hospital, el contable es dado de alta y debe apuntarse a un gimnasio para realizar ejercicios de rehabilitación.

En el gimnasio Vittorio conoce al policía Sauro y ambos van haciéndose amigos. Los dos son “meriodionales”: La historia se desarrolla en el norte de Italia; Vittorio es de Roma y Sauro de Nápoles.

Sigue leyendo

Historia de vida y malavida – Carlo Lizzani, 1975

https://i2.wp.com/www.cult70cinema.com/B18_SCAFFALE/HIRES/STORIE_DI_VITA_E_MALAVITA_FB_USATO_A/STORIE_DI_VITA_E_MALAVITA_B18_0008_FB.JPG

(Imagen: cult70cinema)

Historias de vida y malavida (V.O. Storie di vita e malavita – Racket della prostituzione minorile)

Italia, 1975

Director: Carlo Lizzani

Género: Drama, polizziesco

Guión: Mino Giarda, Carlo Lizzani, Marisa Rusconi

Intérpretes: Cinzia Mambretti (Rosina), Cristina Moranzoni (Gisella), Annarita Grapputo (Daniela), Sabrina Siani (Lenni)

Música: Ennio Morricone

Argumento

Después de que su padre perdiera trágicamente la vida en un accidente laboral, la adolescente Rosina llega a Milán procedente de Cerdeña en busca de trabajo. La chica, de 16 años, trata así de ayudar a su familia; madre viuda y hermanos pequeños. En Milán es acogida por su prima mayor Elsa, quien junto a su marido está involucrada en turbios asuntos de contrabando. A través de Elsa, Rosina encuentra una ocupación como montadora de cassettes. No tardará en darse cuenta de que se trata de una labor muy mal remunerada, y que además sólo sirve como tapadera al negocio del tráfico ilegal de tabaco.

Elsa anima a Rosina a que salga de fiesta por Milán. En una discoteca, la ingenua jovencita insular conoce a un apuesto joven llamado Salvatore, quien comienza a cortejarla. Éste se comporta de manera muy caballerosa y galante, siempre exageradamente respetuoso y considerado. Tanto es así que sus amigos le apodan “Velluto” (“Terciopelo”) por su delicadeza con las mujeres. La chica termina enamorándose de él. Quince días después de su primera cita, Rosina le entrega su virginidad. Él llega a proponerle el matrimonio. Tras pelearse con su prima, Rosina se instala en casa de Salvatore. Pero pronto comienzan los contratiempos: Salvatore dice estar en una situación económica muy precaria. Le propone a la chica una “solución”, una manera en la que ella podría “ayudarle”: Si ella le ama, deberá realizar por él un “sacrificio”, mediante “el comercio de su cuerpo”. Sólo será “algo temporal”, le asegura. Rosina ha caído en las garras de un manipulador proxeneta…

Sigue leyendo

Coto de caza – Jorge Grau, 1983

Ayer, 26 de diciembre, fallecía Jorge Grau, director conocido sobre todo por haber realizado “No profanar el sueño de los muertos”, obra cumbre del fantaterror hispánico.

Para honrar su memoria publicamos hoy la crítica de “Coto de caza” (1983), su excelente aportación al género quinqui, que además está ambientada en época navideña.

https://image.tmdb.org/t/p/w500/j1dyZdVx1Ybxy8uhynrNVc54t4Q.jpg

(Imagen: The Movie Database)

Coto de caza

España, 1983

Director: Jorge Grau

Género: Thriller, drama

Guión: Jorge Grau, Antonio de Jaén, Manuel Summers

Intérpretes: Assumpta Serna (Adela), Víctor Valverde (Jorge), Luis Hostalot (Mauri), Sabrina Siani (Lenni)

Música: Carlos Viziello

Argumento

Adela es una abogada que defiende a delincuentes barriobajeros, como carteristas y atracadores. De claras convicciones progres, la joven letrada considera que los maleantes son “personas que han crecido en un ambiente equivocado, que no han tenido una oportunidad en la vida”, y que debe tenerse compasión de ellos. Inmediatamente después de una de sus peroratas en las que, durante un juicio, calificaba a sus defendidos como “víctimas de la sociedad”, éstos le roban el coche a modo de “agradecimiento”. Los delincuentes son el Mauri y sus compinches el Chato y el Travolta, que habían seguido a la abogada con sus motos desde los tribunales hasta el centro comercial donde ella iba a realizar sus compras navideñas.

Sigue leyendo

Antesala de la silla eléctrica – Juan Orol, 1968

https://m.media-amazon.com/images/M/MV5BOTExMDg5NjMtZjUyNC00ZTNlLWFmZDItMDUxZTBiM2Y0M2UxXkEyXkFqcGdeQXVyMTk4MDgwNA@@._V1_.jpg

(Imagen: amazon)

Antesala de la silla eléctrica

México/Puerto Rico, 1968

Director: Juan Orol

Género: Drama, policíaco

Intérpretes: Juan Orol (Clark), Dinorah Judith (Alicia), Frank Moro, Mario Sevilla

Argumento

El puertorriqueño Mario Scarli es condenado a muerte por el asesinato de Paul Diamond, un importante magnate de Hollywood. El reo deberá ser ejecutado en la silla eléctrica un par de semanas después.

El teniente Clark, del departamento de homicidios, es quien detuvo al acusado y presentó las pruebas incriminatorias al fiscal. Sin embargo, no se siente satisfecho. Pese a que los indicios no dejan duda de que Scarli estuvo implicado en el crimen, hay algo que no termina de cuadrar.

Pocos días después, Clark recibe un mensaje del alcaide de la cárcel San Quintín: Mario Scarli ha manifestado su deseo de ver al policía, antes de que su sentencia se cumpla. Clark encuentra a Scarli muy tranquilo, lo cual no puede decirse de los demás presos del corredor de la muerte.

Sigue leyendo

Las mil y una noches – Pier Paolo Pasolini, 1974

https://pad.mymovies.it/filmclub/2006/01/090/locandina.jpg

(Imagen: mymovies.it)

Las mil y una noches (V.O. Il fiore delle mille e une notte)

Italia, 1974

Director: Pier Paolo Pasolini

Guión: Pier Paolo Pasolini (basado en la recopilación de cuentos “Las mil y una noches”)

Intérpretes: Ninetto Davoli (Aziz), Franco Citti (El Demonio), Tessa Bouché (Aziza), Ines Pellegrini (Zumurrud)

Música: Ennio Morricone

Género: Histórica, comedia, fantasía

Argumento

La esclava etíope Zumurrud está por ser vendida en un bazar. Varios jeques viejos y ricos van pujando por ella. Pero la chica, que tiene el privilegio de escoger quién debe ser su dueño, los va rechazando uno tras otro, y se burla además de ellos. Un joven llamado Nureddin se encuentra entre los espectadores que presencian la subasta y queda súbitamente prendado de la esclava. Ella lo ve y declara que no quiere como dueño a otro más que a él. Sin embargo Nureddin es pobre y no puede comprarla. La propia Zumurrud le da algunos cientos de dinares de su propio bolsillo para que pague por ella. Así, los dos se instalan juntos en una casa, donde hacen el amor apasionadamente.

Zumurrud se dedica a tejer unas telas que Nureddin a continuación debe vender al bazar. Pero ella la advierte que no la venda a un “hombre de ojos azules”, pues ello les traerá sin remedio la desgracia. Nureddin pide 200 dinares a cambio de la tela bordada, y está a punto de venderla. Pero otro interesado le ofrece 1000 dinares por ella… Es un hombre de ojos azules. Haciendo caso omiso a la advertencia de su enamorada, Nureddin concreta el negocio con ese desconocido. El hombre de los ojos azules, un cristiano, lo sigue hasta la casa donde se aloja y pide que le conceda su hospitalidad. Aunque un tanto receloso, Nureddin accede. Cuando se disponen a comer en el patio, el ingenuo joven cae inconsciente a causa de un potente somnífero que el extraño ha vertido en su bebida. El de los ojos azules rapta a Zumurrud, y cuando Nureddin vuelve en sí, se desespera al comprobar la desaparición de su amada esclava.

La chica es llevada por el extranjero a la presencia de uno de los jeques que infructuosamente pujaron por ella en el bazar. “Así que tú eras la que decía que mi miembro no se alzaba” dice socarrón el viejo, en referencia a las burlas que la esclava le dedicó durante la subasta. La joven es mantenida como prisionera en su fortaleza.

Mientras tanto, Nureddin está dispuesto a todo para recuperar a Zumurrud. En el pueblo va preguntando por ella y una especie de maga le promete localizarla. Al anochecer, la hechicera va al encuentro de Nureddin y le anuncia que su búsqueda ha tenido éxito. Tras explicarle dónde se encuentra la esclava, le dice que vaya allí esa misma noche a esperarla, pues la chica se descolgará por el muro con una cuerda. A cambio de su ayuda, la maga solicita ser poseída por el joven Nureddin, y éste no tiene ningún inconveniente en retribuirla de ese modo…

Sigue leyendo

Pedro Páramo – Carlos Velo, 1967

https://i0.wp.com/images.45worlds.com/f/dv/pedro-paramo-1967-dv.jpg

(Imagen: images.45worlds)

Pedro Páramo

México, 1967

Director: Carlos Velo

Género: Drama

Guión: Manuel Barbachano Ponce, Carlos Fuentes, Carlos Velo (basados en novela de Juan Rulfo)

Intérpretes: John Gavin (Juan Rulfo), Ignacio López Tarso (Fulgor Sedano), Pilar Pellicer (Susana San Juan), Jorge Rivero (Miguel Páramo)

Música: Joaquín Gutiérrez Heras

Argumento

Antes de expirar, la moribunda madre de Juan Preciado le revela la identidad de su padre, a quien nunca conoció. Éste, que les había abandonado y que pese a su dinero nunca les mantuvo como se correspondía, se llama Pedro Páramo y vive en Comala.

Juan comienza su búsqueda, y al llegar a dichos parajes se los encuentra desolados, sin rastro de la localidad llena de vida que su madre le describió. Ve a un pastor que le indica la dirección del pueblo, recomendándole la pensión de doña Eduviges. Cuando Juan llega allí, la anciana asegura que “le estaba esperando”, sabía que vendría, porque se lo dijo Doloritas (la madre de Juan)…

Eduviges comienza a contarle al joven la historia del terrateniente Pedro Páramo: Al heredar su hacienda “La Media Luna”, Pedro estaba casi en la ruina y no tenía con qué pagar a sus trabajadores. Pero como era un hombre sin escrúpulos decidió hacerse con las propiedades de otros hacendados, propietarios de las tierras adyacentes, como Toribio Aldrete o Bartolomé San Juan. Empleando a su fiel lacayo Fulgor Sedano, fue consiguiendo poco a poco sus propósitos. También arregló a través de él su casamiento con Doloritas, pero sólo por motivos económicos, ya que ella contaba con una buena herencia. En realidad Pedro de quien estaba enamorado era de Susana, la hija de su rival Bartolomé San Juan.

Por la noche, en la pensión de doña Eduviges, Juan comienza a escuchar unos espectrales lamentos. No encuentra a la vieja posadera y decide marcharse, en busca de otros vecinos que habiten aún en el poblado. Llega así hasta la casa de Anita, la sobrina del cura. Cuando Juan comenta que estuvo donde doña Eduviges, Anita le explica que ésta hace tiempo que se ahorcó, lleva muerta ya muchos años… Como Anita también conoció a Pedro Páramo, prosigue contándole su historia a Juan allí donde Eduviges se había quedado…

Sigue leyendo