La Loba – Rafael Baledón, 1965

https://pics.filmaffinity.com/la_loba_los_horrores_del_bosque_negro-314023720-large.jpg

(Imagen: filmaffinity)

La Loba

México, 1965

Director: Rafael Baledón

Género: Terror

Guión: Ramón Obón

Intérpretes: Kitty de Hoyos (Clarisa), Joaquín Cordero (Alejandro Bernstein), Columba Domínguez (Marcela), José Elías Moreno (Prof. Fernández), Crox Alvarado (Crumba), Noé Murayama (Cazador de lobos)

Música: Raúl Lavista

Argumento

Noche de luna llena. De la cripta de un cementerio sale una mujer-loba, que ataca en el campo vecino a quienes encuentra a su paso. Varias personas son masacradas: Un hombre en una tienda de campaña, una pareja de leñadores…

El doctor Alejandro Bernstein se dirige en coche de caballos a visitar a su colega científico el profesor Fernández. Alejandro observa con espanto la feroz criatura, pero puede escapar de ella. Más tarde la mujer-loba regresa a la cripta, que está comunicada a través de unos pasadizos con una casa en el campo: La residencia del profesor Fernández a la que Alejandro se dirige. La licántropa entra con la ayuda de un pintoresco lacayo, el gitano Crumba, y regresa a sus aposentos para transformarse de nuevo en mujer.

El profesor Fernández tiene dos hijas, Alicia y Clarisa; Alejandro ha llegado para pedirle la mano de la segunda. Fernández se muestra dubitativo, como si hubiera algún detalle sobre su hija que estuviera tratando de ocultarle… Tanto Alicia como Clarisa pasan la mayor parte de su tiempo recluídas en sus respectivas habitaciones. Se sienten como en una prisión e ignoran por qué su padre las trata así. La madre, por su parte, tampoco lo sabe pero lo intuye.

Mientras tanto, el inspector encargado de investigar las masacres comprueba que la bestia asesina arrancó los corazones de sus víctimas para devorarlos. El Dr. González se dispone a realizar exhaustivos análisis de los pelos y restos orgánicos hallados en los cadáveres para averiguar qué clase de engendro cometió tamaña carnicería, a qué “escala zoológica” pertenece. Uno de sus más cercanos colaboradores, el hombre de la tienda de campaña, figura entre los muertos provocados la noche anterior por la monstruosa criatura.

En casa del profesor Fernández, Alicia observa sus manos y no comprende cómo se hizo ciertos rasguños. Le confiesa a su madre que muchas noches sufre pesadillas en las que se comporta como un animal salvaje…

Los científicos Fernández y Bernstein discuten sobre sus respectivos campos de investigación y sobre los avances de sus experimentos. Fernández es un estudioso de la metaplasia, la transformación de un tejido en otro. Le fascinan las mutaciones en la naturaleza, las metamorfosis de las células; los complejos procesos que hacen que, por ejemplo, un gusano se transforme en una mariposa… o que un hombre se transforme en lobo (un hombre o una mujer!). Además, ha logrado grandes progresos en el ámbito de la criogenización.

Sigue leyendo

Anuncios

Pedro Páramo – Carlos Velo, 1967

https://i0.wp.com/images.45worlds.com/f/dv/pedro-paramo-1967-dv.jpg

(Imagen: images.45worlds)

Pedro Páramo

México, 1967

Director: Carlos Velo

Género: Drama

Guión: Manuel Barbachano Ponce, Carlos Fuentes, Carlos Velo (basados en novela de Juan Rulfo)

Intérpretes: John Gavin (Juan Rulfo), Ignacio López Tarso (Fulgor Sedano), Pilar Pellicer (Susana San Juan), Jorge Rivero (Miguel Páramo)

Música: Joaquín Gutiérrez Heras

Argumento

Antes de expirar, la moribunda madre de Juan Preciado le revela la identidad de su padre, a quien nunca conoció. Éste, que les había abandonado y que pese a su dinero nunca les mantuvo como se correspondía, se llama Pedro Páramo y vive en Comala.

Juan comienza su búsqueda, y al llegar a dichos parajes se los encuentra desolados, sin rastro de la localidad llena de vida que su madre le describió. Ve a un pastor que le indica la dirección del pueblo, recomendándole la pensión de doña Eduviges. Cuando Juan llega allí, la anciana asegura que “le estaba esperando”, sabía que vendría, porque se lo dijo Doloritas (la madre de Juan)…

Eduviges comienza a contarle al joven la historia del terrateniente Pedro Páramo: Al heredar su hacienda “La Media Luna”, Pedro estaba casi en la ruina y no tenía con qué pagar a sus trabajadores. Pero como era un hombre sin escrúpulos decidió hacerse con las propiedades de otros hacendados, propietarios de las tierras adyacentes, como Toribio Aldrete o Bartolomé San Juan. Empleando a su fiel lacayo Fulgor Sedano, fue consiguiendo poco a poco sus propósitos. También arregló a través de él su casamiento con Doloritas, pero sólo por motivos económicos, ya que ella contaba con una buena herencia. En realidad Pedro de quien estaba enamorado era de Susana, la hija de su rival Bartolomé San Juan.

Por la noche, en la pensión de doña Eduviges, Juan comienza a escuchar unos espectrales lamentos. No encuentra a la vieja posadera y decide marcharse, en busca de otros vecinos que habiten aún en el poblado. Llega así hasta la casa de Anita, la sobrina del cura. Cuando Juan comenta que estuvo donde doña Eduviges, Anita le explica que ésta hace tiempo que se ahorcó, lleva muerta ya muchos años… Como Anita también conoció a Pedro Páramo, prosigue contándole su historia a Juan allí donde Eduviges se había quedado…

Sigue leyendo

Perdición de mujeres – Juan Orol, 1951

https://image.tmdb.org/t/p/w300_and_h450_bestv2/pUgYtsVg9uwaw3Xtw61QbcdO3Hw.jpg

(Imagen: image.tmdb.org)

Perdición de mujeres

México, 1951

Director: Juan Orol

Género: Drama, gangsters

Argumento

Malena, una joven y bella provinciana, llega en tren a la capital. Está sola y desamparada, tiene muy poco dinero. Hay hombres que al notarlo tratan de aprovecharse de ella. La chica no pasa desapercibida para un elegante individuo que viaja en su mismo vagón. Éste es Gustavo Alonso, miembro de una organización criminal dirigida por el poderoso Tony Rizzo.

Una vez en México DF, Malena se aloja en una pensión. Hasta allí la lleva Andrés, un bondadoso taxista que al enterarse de la precaria situación económica de la muchacha decide no cobrarle. Andrés se ha enamorado de Malena y desea volver a verla. Por ello se ofrece a llevarla gratis por la ciudad, a las fábricas y oficinas donde Malena va a preguntar por empleo. Ella no parece notar lo que él siente por ella, cree que actúa así sólo por ser buena persona.

Tony Rizzo se ha convertido en uno de las figuras más importantes del sindicato del crimen. Sus enemigos quieren eliminarlo a toda costa. Pero Rizzo está muy bien preparado, entrena siempre su puntería. Sus rivales están liderados por Burton. Éste ordena a sus esbirros que lo liquiden. Los pistoleros intentan acribillar a Rizzo, pero éste sobrevive. En el seno del hampa parece estar en ciernes una violenta guerra de bandas.

Mientras tanto, Malena no tiene suerte en la búsqueda de empleo. Y necesita urgentemente dinero, no sólo para ella, sino también para mantener a su anciana madre y a su pequeña hija a las que dejado en el pueblo. Por azares del destino, Malena conoce a Avelina, una inquilina de su misma pensión que tiene graves problemas con el alcohol. Ella trabaja en un cabaret, le regala vestidos a Malena y le hace un peinado menos “provinciano”, las dos se hacen amigas. El cabaret donde actúa Avelina también funciona como prostíbulo. Y es propiedad de la organización criminal de Tony Rizzo…

Sigue leyendo

El desconocido – Gilberto Gazcón, 1974

https://a.ltrbxd.com/resized/film-poster/3/3/1/5/5/9/331559-el-desconocido-0-230-0-345-crop.jpg?k=7975c504ea

(Imagen: a.ltrbxd.com)

El desconocido

México, 1974

Director: Gilberto Gazcón

Género: Drama, thriller

Guión: Gilberto Gazcón, Ramón Obón, Eduardo de la Peña

Intérpretes: Valentín Trujillo (Adalberto), Jorge Luke (el Yuri), Lucía Méndez (Carmen), Norma Lazareno (Ada)

Argumento

Adalberto es un vagabundo buscavidas que se ha criado sin familia, siempre de un lugar para otro como un perro callejero. Decide probar suerte cruzando la frontera con EEUU, y empieza a trabajar allí en una plantación. Pero pronto es descubierto por las autoridades gringas y enviado de vuelta a México, ya que no tenía papeles. Adalberto, sin rumbo fijo, se cuela en un tren escondiéndose en un vagón de mercancías. Los guardias, al encontrarlo, le pegan una paliza y se disponen a entregarlo a la policía en la próxima parada. Pero Adalberto logra escabullirse al saltar del tren en marcha.

Tras mucho caminar, se encuentra con un jinete que se apiada de él ofreciéndole agua y comida. El benevolente don Julio, que también fue pobre en su juventud, le ofrece trabajo como jornalero en su rancho. Adalberto acepta y ambos, a lomos de un mismo caballo, se dirigen hacia la propiedad de don Julio.

Pero un enigmático pistolero les acecha parapetado en los alrededores. El individuo dispara a don Julio asesinándolo, y deja herido a Adalberto. Yuri se llama el traicionero criminal, y es un tipo muy peligroso. Dedicado a las peleas de gallos, le guardaba rencor a don Julio porque éste frustró sus intentos de hacer trampas durante unas apuestas. Yuri se lleva lo que encuentra de valor en los cuerpos y el caballo, dando por muerto también a Adalberto. Éste, tirado en el suelo, sólo alcanza a ver sus pies, que calzan botas con espuelas.

Sigue leyendo

Blue Demon vs. el poder satánico – Chano Urueta, 1966

https://upload.wikimedia.org/wikipedia/en/4/4b/Blue_Demon_vs._the_Satanic_Power.jpg

(Imagen: wikimedia.org)

Blue Demon vs. el poder satánico

México, 1966

Director: Chano Urueta

Género: Terror, lucha libre

Guión: Rafael García Travesi, Fernando Osés (historia)

Intérpretes: Blue Demon, Martha Elena Cervantes, Jaime Fernández

Música: Jorge Pérez

Argumento

En 1914, el peligroso y sádico asesino Gustavo Fernández es condenado a la pena capital. Comparado con su compañero de celda y de destino, Gustavo hace gala de unos nervios de acero y de una profunda calma: Está versado en las ciencias ocultas y sabe cómo escapar de la muerte. Es capaz, mediante una técnica de autohipnosis, de inducirse a sí mismo un estado cataléptico. De ese modo, cuando los guardias lleguen para llevárselo al cadalso, creerán encontrárselo muerto en su celda. Gustavo confía en que entonces lo lleven al depósito de cadáveres para practicarle una autopsia. Y de allí le será muy fácil escapar.

Sin embargo, no todo sale como él había previsto y los planes se le tuercen: Al hallarlo “muerto”, en lugar de trasladarlo al depósito deciden enterrarlo de inmediato. Gustavo es consciente en todo momento de lo que sucede a su alrededor, pero toma la decisión de continuar en su trance cataléptico y esperar el tiempo que haga falta para volver a la superficie.

Cincuenta años después, unos ladrones de tumbas que profanan cementerios para desvalijar a los muertos desentierran precisamente el ataúd de Gustavo. Éste, que sigue con su voluntaria catalepsia, entiende que ha llegado el momento propicio para despertar. Cuando lo sacan, se abalanza sobre los profanadores matándolos. Regresa así a la superficie para proseguir con su propia carrera criminal, que había quedado interrumpida cincuenta años antes.

Gustavo, que no ha envejecido en todo ese tiempo, se oculta en su vieja guarida del bosque; y sale en busca de nuevas víctimas…

Sigue leyendo

Contrabandistas del Caribe – Juan Orol, 1968

https://i.ebayimg.com/images/g/T2sAAOSwAL9UgmMM/s-l300.jpg https://m.media-amazon.com/images/M/MV5BYzNiZTljMmUtMWFlMC00Njk5LTkwMjgtY2UyNzk4MmU0ZTQ4XkEyXkFqcGdeQXVyMTk4MDgwNA@@._V1_UY317_CR120,0,214,317_AL_.jpg

(Imágenes: i.ebayimg, m-media.amazon)

Contrabandistas del Caribe

México/Puerto Rico, 1968

Director: Juan Orol

Género: Gangsters

Argumento

Estamos en la Cuba pre-revolucionaria de los años cincuenta. Joe Lucania es toda una celebridad en los casinos de La Habana. Supervisa el funcionamiento de los hoteles y salas de juego, trabaja como croupier… Y tiene además otra ocupación menos confesable.

Los jefes de la “Combinación”, altos jerarcas del crimen organizado en la isla, notan que alguien les está robando su mercancía. Se dedican a traficar con drogas, usan Cuba y otros puntos del Caribe como centro estratégico de operaciones y sus actividades están siendo saboteadas desde allí mismo.

Mediante una tupida red de informadores, Joe Lucania averigua dónde se producen los siguientes desembarcos de drogas. Pues es él quien ha osado desafiar a los grandes jefes, desbaratando sus operaciones de narcotráfico para apoderarse de la mercancía.

Joe Lucania es muy popular en los glamourosos círculos de la alta sociedad habanera. Pero también es muy querido entre los pobres, pues es un gran benefactor y acostumbra a realizar generosas donaciones. Asimismo, atractivas mujeres buscan su compañía. Entre ellas se encuentra Olga, una bailarina del casino. La chica está fascinada por él, y como le cuenta a una amiga en su camerino, ello se debe a que en el pasado Lucania le salvó la vida. Cuando era una niña, en la Sicilia natal de ambos, Olga estuvo a punto de ahogarse y Joe la rescató. Enterada de que ahora también él está en Cuba, la cabaretera quiere encontrarse con su salvador y ponerse bajo su protección. Pues está siendo acosada por un malvado gángster llamado Larry, uno de los manejan el narcotráfico en el Caribe por cuenta de los grandes jefes de Nueva York.

Antes de que Olga pueda reunirse con Joe Lucania, ella y su amiga son secuestradas por Larry y sus esbirros. Las llevan en lancha a una pequeña isla, pero Olga logra zafarse de sus captores y se tira al mar. Larry la da por muerta, creyendo que se ha ahogado.

Mientras tanto, Lucania y sus hombres interceptan un cargamento de droga. Tras un tiroteo logran reducir a Kid Catano, uno de los traficantes que trabajan para Larry. Descubrimos así que Lucania roba la mercancía de los jefes a modo de venganza, pues ellos trataron de asesinarle hace años en Estambul. Su nombre real es Tony Florino, pero los jefes lo dieron por muerto y él prefirió adoptar una nueva identidad, la de Joe Lucania, para así planear su revancha.

Sigue leyendo

Los leones del ring contra la Cosa Nostra – Chano Urueta, 1974

https://i2.wp.com/cdn6.bigcommerce.com/s-62mwb/products/13535/images/14152/los_leones_del_ring__15242.1407171504.500.750.jpg

(Imagen: cdn6.bigcommerce)

Los leones del ring contra la Cosa Nostra

México, 1974

Director: Chano Urueta

Género: Lucha libre, gangsters

Guión: Rafael García Travesi

Intérpretes: Jorge Rivero (Mario), Rogelio Guerra (Fernando), Sara García (Doña Refugio), Yolanda Liévana (Betty)

Música: Sergio Guerrero

Argumento

Mario se dispone a esclarecer la extraña muerte de su hermano gemelo Luis, un campeón de la lucha libre conocido con el sobrenombre de “El esteta del ring”. Tras el entierro, al que además de Mario sólo acuden su abuela doña Remedios y su novia Alicia, el joven se reúne con sus amigos Fernando y Miguel. Al igual que él mismo, también éstos son luchadores; y se les conoce profesionalmente como “Los Científicos”. De ahora en adelante, Mario sustituirá a su hermano en el ring, acallando así los “rumores” de su muerte.

Mario y sus dos compañeros, que desconfían de la policía, deciden investigar por su cuenta la muerte de Luis, pues están seguros de que se trata de un ajuste de cuentas. Usan como cuartel general para sus pesquisas una guarida en el bosque, y forman un trío de luchadores enmascarados (y a la vez detectives) que se presenta como “Los Leones del Ring”. Pronto descubren indicios que apuntan hacia una joven estadounidense llamada Betty, al parecer novia del finado Miguel. La chica ha desaparecido desde el asesinato, y los Leones sospechan que es cómplice. Logran localizarla en una villa a las afueras de la ciudad, y la llaman para intentar convencerla de que les cuente todo lo que sabe.

Sigue leyendo