¿Quién mató al abuelo? – Carlos Enrique Taboada, 1972

https://i0.wp.com/i.ebayimg.com/images/i/322178071595-0-1/s-l1000.jpg

¿Quién mató al abuelo?

México, 1972

Director: Carlos Enrique Taboada

Guión: Carlos Enrique Taboada, Rodolfo de Anda

Intérpretes: Amparo Rivelles (Laura), Enrique Rambal (Mario), Eduardo Alcaraz (Arturo)

Género: Comedia

Argumento

Arturo y Laura son un matrimonio de avanzada edad que vive con sus nietos, dos niños y dos niñas. Los abuelos tomaron la custodia tras el trágico accidente, seis meses antes, que costó la vida a los padres de los pequeños – El hijo del matrimonio y su mujer.

El doctor Mario, además de ser el médico, es también un amigo de la familia que les visita con frecuencia. Arturo es un viejo cascarrabias que nunca quiere dejarse examinar por el “matasanos”. Pero finalmente debe acceder a ello, tras perder contra el médico en una partida de ajedrez. Ambos habían apostado que si perdía, aceptaría someterse a un chequeo. Mario comprueba que el estado de su amigo es alarmante. Tiene graves problemas del corazón y la tensión muy alta. Laura se queda muy preocupada, pero su gruñón marido continúa fumando e ignorando los consejos del galeno.

Sigue leyendo

Anuncios

Santo contra los jinetes del terror – René Cardona, 1970

https://pics.filmaffinity.com/santo_contra_los_jinetes_del_terror-165271320-large.jpg

Santo contra los jinetes del terror

México, 1970

Director: René Cardona

Género: Western, lucha libre

Guión: René Cardona, Jesús “Murciélago” Velázquez

Intérpretes: Santo, Armando Silvestre, Julio Aldama, Mary Montiel

Música: Gustavo César Carrión

Argumento

Seis internos escapan una noche de un leprosario, en los alrededores de un remoto poblado en una árida comarca del norte de México. El pánico no tarda en cundir entre los lugareños. Todos temen un contagio, que se extienda una epidemia. Además, los leprosos irrumpen en algunas casas para robar comida. El sheriff Darío trata de mantener la situación bajo control. Pero los ánimos entre los pueblerinos están caldeados. Uno de ellos, el rudo Camerino, insiste en que es necesario matar a los leprosos. Pero Darío considera que debe tenerse compasión con ellos, son unos enfermos que no tienen la culpa de su situación; hay que capturarlos usando la astucia para devolverlos al leprosario.

Las autoridades locales ordenan que las casas que fueron asaltadas por los leprosos sean quemadas, para evitar que se extienda la plaga. Eso casi provoca una rebelión entre los lugareños. La ira popular es capitalizada por Camerino. Tanto éste por un lado como el sheriff por el otro organizan grupos de voluntarios para ir a la caza del leproso.

Una noche, un forajido con la cara tapada se introduce en la casa de Carmen con la intención de robar. La chica es la novia de Darío, y vive con su anciano padre. Al ser descubierto por el viejo, el bandido dispara, asesinándolo. Carmen está convencida de que el criminal es uno de los leprosos fugados. Tanto ella como el resto del pueblo presionan a Darío para que acabe con ellos cuanto antes.

Sigue leyendo

Vagabundo en la lluvia – Carlos Enrique Taboada, 1968

https://i0.wp.com/www.morbidofest.com/wp-content/uploads/2014/12/vaga.jpg

Vagabundo en la lluvia

México, 1968

Director: Carlos Enrique Taboada

Guión: Carlos Enrique Taboada

Intérpretes: Rodolfo de Anda (Vagabundo), Ana Luisa Peluffo (Mónica), Christa Linder (Ángela), Norma Lazareno (Raquel)

Música: Simon Boswell

Género: Suspense, drama

Argumento

Dos oficiales nazis llegan a una casa en medio de la noche. Aporrean la puerta y cuando les abren exclaman: “ ¡En el nombre del Führer, están todos detenidos!“. Pero los uniformados no son auténticos soldados hitleristas… Cuando entran en la casa vemos que éstos “nazis” figuran entre los invitados de una fiesta de disfraces. Allí todos se divierten ataviados de las formas más variopintas. Entre los asistentes se encuentra una joven llamada Ángela, quien se despide apresuradamente de la anfitriona del evento. Dice que debe regresar a su casa del lago, donde la espera su marido.

Cuando Ángela llega a la casa, estalla una fuerte tormenta. En realidad su esposo no está allí tal y como había asegurado en la fiesta. Se encuentra todavía en viaje de negocios, y Ángela lo llama a su hotel para cerciorarse de que no vendrá hasta el siguiente día. Los motivos por los que se ha marchado precipidamente de la fiesta son bien distintos: En esa casa ha quedado con otra persona…

De repente, Ángela se percata de que no está sola; allí hay alguien más. Comprueba que en la cocina hay latas de comida abierta, ve una colilla por el suelo… Y nota que en una de las puertas la cerradura ha sido forzada. La mujer toma un rifle que guarda en el armario, y encuentra al intruso agazapado en el sótano. Se trata de un joven vagabundo, que entró allí en busca de algo que comer y para refugiarse de la lluvia. El hombre le pide un empleo, o al menos que algo de cobijo hasta que pase el temporal, pero Ángela lo echa fuera; apuntándole con el arma.

Sigue leyendo

Santo contra cerebro del mal – Joselito Rodríguez, 1958

https://i2.wp.com/www.scifi-movies.com/images/contenu/data/0004259/affiche-santo-contre-l-esprit-du-mal-vs-the-evil-brain-1961-1.jpg

Santo contra cerebro del mal

México/Cuba, 1958

Director: Joselito Rodríguez

Guión: Fernando Osés, Enrique Zambrano

Intérpretes: Santo (El Enmascarado), Joaquín Cordero (Dr. Campos), Norma Suárez (Elisa), Fernando Osés (El Incógnito), Enrique Zambrano (Teniente Zambrano)

Música: Salvador Espinosa

Género: Policíaco, ciencia ficción

Argumento

Varios bandidos persiguen a un enmascarado, hasta cercarlo en un callejón y dejarlo fuera de combate. Inconsciente, lo llevan hasta el laboratorio del doctor Campos, quien le inyecta un suero para apropiarse de su voluntad. Desde ese momento, el misterioso individuo que cubre su cara (y que no es otro que el Santo) cumplirá ciegamente las órdenes de Campos. Éste lleva una doble vida, pues mientras de cara a la sociedad se presenta como un respetable y prestigioso científico es realmente un peligroso megalómano con aspiraciones de dominación mundial.

El doctor Campos tiene un asistente, Gerardo, y una secretaria, Elisa; quienes no están al corriente de sus pérfidos planes e ignoran que el profesor dirige una banda de matones. En la ciudad están produciéndose desapariciones de famosos científicos, y la policía pone unos agentes como escolta al doctor Campos – Temiendo que también él sea raptado. Lo que los hombres del teniente Zambrano ignoran es que es el propio Campos quien ha ordenado los secuestros de sus colegas de profesión; por dos motivos: Los ve como competidores y al mismo tiempo pretende aprovecharse de sus descubrimientos.

El enmascarado, con la mente anulada y manipulada por Campos, se ha convertido en un autómata a su servicio; y actúa como uno de los más eficaces matones de la banda en el rapto de científicos y otras personalidades importantes. Los escoltas que  Zambrano había puesto para proteger a los sabios son derrotados por el Santo. Cuando el teniente se entera no sale de su asombro, pues el enmascarado es uno de sus mejores agentes. Para averiguar si se ha pasado realmente al enemigo o está siendo utilizado, Zambrano envía a otro luchador con el rostro cubierto con una máscara, conocido como el Incógnito.

Sigue leyendo

Pedro Navaja – Alfonso Rosas Priego Jr, 1984

https://image.tmdb.org/t/p/w600/uHsuPBptJ35gXRMFRum3UyocIUP.jpg

Pedro Navaja

México, 198

Director: Alfonso Rosas Priego Jr

Guión: Ramón Obón, Alfonso Rosas Priogo Jr,

Intérpretes: Andrés García (Pedro Navaja), Sasha Montenegro (La Tijuana), Adalberto Martínez “el Resortes” (Mickymaus), Maribel Guardia (Rosa)

Música: Ernesto Cortázar, Rubén Blades

Género: Drama, gangsters

Argumento

México DF, a finales de los años ´70. El apuesto y siempre elegante “Pedro Navaja”, todo un icono de los bajos fondos, controla a las prostitutas de su barrio cobrándoles cuotas de “protección”. Cada noche el galán proxeneta patrulla las calles de “su territorio”, ataviado con exclusivo traje de seda, impecable gabardina, sombrero de ala ancha y gafas de sol. Aunque es un delincuente que vive a costa de explotarlas, sus “trabajadoras” le adoran, entregándole con gusto y devotamente los porcentajes que él reclama. Pedro no suele maltratarlas, es un caballero, y realiza las tareas de su “profesión” con relativa equidad. Pocas son las que se le resisten. Es más: Algunas que en el barrio tienen otros “padrotes” desean cambiar de “regenteador” para poder así trabajar a su servicio. A una de éstas, Pedro la rechaza con contundencia. Pues la chica es una de las prostitutas del Conde, el mentor de Pedro en el turbio mundo de las mujeres de la noche. La joven, despechada, le promete que se arrepentirá de no haberla querido tomar.

Otra prostituta, conocida como “la Güicha”, se niega a pagarle las cuotas de “protección”, y Pedro le marca la cara con su legendaria navaja.

https://i.ytimg.com/vi/uOvuH5esDt8/hqdefault.jpg

Pedro ejerce además en el barrio como una especie de “Robin Hood”, y reparte limosnas a los mendigos. Entre éstos se encuentra un viejo borracho apodado “el Mickymaus”, quien presume ante otros pordioseros de conocer muy bien a Pedro Navaja y de ser muy amigo suyo (“somos como uña y mugre”).

Sigue leyendo

Blue Demon y Zovek en la invasión de los muertos – René Cardona, 1973

https://i.pinimg.com/736x/10/f1/60/10f1607abb403085c4d2fdf2ac2ac834--demons-lobby.jpg

Blue Demon y Zovek en la invasión de los muertos

México, 1973

Director: René Cardona

Guión: René Cardona Jr.

Intérpretes: Zovek (él mismo), Blue Demon (él mismo), Christa Linder (Erika)

Música: Raúl Lavista

Género: Terror, ciencia ficción

https://alucinecinefago.files.wordpress.com/2017/09/5ba0a-pdvd_429-bmp.jpg?w=700

Argumento

Unos policías que patrullan por una árida carretera mexicana ven una gran bola de fuego surcando el cielo. El meteorito ígneo impacta en los alrededores y los agentes se disponen a investigar los efectos en la zona. Poco después llega Zovek en su moto. La central llama al coche patrulla pero los policías están ausentes y Zovek responde en su lugar. Entonces se oyen dos disparos. Cuando Zovek acude al lugar del que proceden los tiros encuentra muertos a ambos agentes.

Mientras tanto, Blue Demon ha sido informado de que unos platillos volantes han sido vistos en Florida y en otras partes del sur de los EEUU. Los OVNIS se aproximan cada vez más a México.

No lejos de allí, un ranchero que trata de cazar descubre unas extrañas pinturas rupestres tibetanas (!?) en una cueva. Éstas son cuidadosamente analizadas por un señor y una joven, padre e hija, completamente absortos en la tarea. Las pinturas presagian inminentes catástrofes. La chica, Erika, dice que sólo hay una persona capaz de corroborar su autenticidad: Zovek.

Sigue leyendo

Santo en el hotel de la muerte – Federico Curiel, 1963

https://i2.wp.com/www.morbidofest.com/wp-content/uploads/2014/03/santo_in_hotel_of_death_poster_02-1.jpg

Santo en el hotel de la muerte

México, 1963

Director: Federico Curiel

Guión: Federico Curiel, Antonio Orellana, Fernando Osés

Intérpretes: Fernando Casanova (Fernando), Ana Bertha Lepe (Virginia), Santo (él mismo)

Música: Enrico C. Cabiati

Género: Suspense, lucha libre

https://img0.etsystatic.com/213/0/15300497/il_570xN.1214076224_7nfj.jpg

Argumento

Unos turistas que se encuentran visitando pirámides aztecas se alojan en un hotel cerca de las mismas. El profesor Corbera, experto en arqueología, los guía a través de las ruinas; mostrándoles la estatua de la diosa del amor y de la muerte. También el académico es uno de los huéspedes del hotel. Entre los turistas se encuentra don Armando, un acaudalado caballero acompañado de sus tres hijas; un taciturno individuo que siempre está leyendo y parece ser novelista; y una pareja de recién casados. Una noche, el joven matrimonio realiza un espantoso hallazgo en un riachuelo cercano al hotel: Ven el cadáver de una muchacha flotando en el agua. La conocían de vista, pues era una turista colombiana también hospedada allí, que había participado durante la mañana en la excursión a las pirámides. Pero cuando los demás son alarmados, el cuerpo ha desaparecido. Al parecer se lo ha llevado la corriente, pero en los días sucesivos no hay ni rastro de la supuesta muerta.

Don Eusebio, el propietario del hotel, hace venir a dos detectives procedentes de la ciudad para que se encarguen del caso. Fernando y Conrado se ponen de inmediato en camino. Pero el superior de ambos les ha advertido que deben mantener la más absoluta confidencialidad acerca de la misión. Por lo tanto Fernando no le dice nada ni siquiera a su novia Virginia, quien es periodista. Ella, sin embargo, intuye que Fernando se trae algo entre manos y metomentodo como es les sigue a él y a Conrado hasta la región de las pirámides.

Sigue leyendo