El fantástico mundo de Juan Orol – Sebastián del Amo, 2012

https://sinopsisiman.files.wordpress.com/2012/09/1000x60028808.jpg?w=620

(Imagen: sinopsisiman)

El fantástico mundo de Juan Orol

México, 2012

Director: Sebastián del Amo

Género: Biográfica, metacine

Guión: Juan Orol

Intérpretes: Roberto Sosa (Juan Orol), Gabriela de la Garza (Mary Esquivel), Ximena González-Rubio (Rosa Carmina), Fernanda Romero (Dinorah Judith)

Música: Francisco Albisua

Argumento

México DF, 1982. A las puertas de un cine, un anciano se lamenta ante el empleado de la taquilla del escaso público que ha acudido a ver la película. El octogenario revela su identidad: Él es nada menos que Juan Orol, el director del film que se está proyectando. Comienza a narrar la historia de su larga vida desde el principio, allá en su Galicia natal…

Siendo un niño, a comienzos del siglo XX, Orol fue enviado a Cuba por su madre. Una vez allí, probó fortuna en las más variopintas ocupaciones: Jugador de béisbol, boxeador, piloto de coches de carreras… Al poco tiempo se daba cuenta de que nada de eso era lo suyo. Pero él siempre aspiró al reconocimiento del público. Era ambicioso, decidido y perseverante. Quería “la aventura, los aplausos, el dinero, las mujeres…”

Se trasladó a México y se dedicó al toreo. Conoció a su primera esposa, Amparo. Sufrió una aparatosa cogida en el ruedo. En sus delirios de semiinconsciencia se le apareció su “alter ego”, un personaje que más adelante debería marcarle el camino a seguir: “Johnny Carmenta”.

Tras recuperarse de sus heridas, Juan le prometió a su esposa abandonar la arriesgada profesión de torero cuando ella le dijo que estaba embarazada. “A nuestro hijo le llamaremos Arnoldo, igual que el toro que estuvo a punto de matarme”.

Amparo le propuso entrar al servicio del general Cruz en la policía secreta. El general empleaba contra el crimen organizado sus mismos expeditivos métodos. Así, Juan entró en contacto con el turbio mundo de los gángsters.

Sigue leyendo

Anuncios

Antesala de la silla eléctrica – Juan Orol, 1968

https://m.media-amazon.com/images/M/MV5BOTExMDg5NjMtZjUyNC00ZTNlLWFmZDItMDUxZTBiM2Y0M2UxXkEyXkFqcGdeQXVyMTk4MDgwNA@@._V1_.jpg

(Imagen: amazon)

Antesala de la silla eléctrica

México/Puerto Rico, 1968

Director: Juan Orol

Género: Drama, policíaco

Intérpretes: Juan Orol (Clark), Dinorah Judith (Alicia), Frank Moro, Mario Sevilla

Argumento

El puertorriqueño Mario Scarli es condenado a muerte por el asesinato de Paul Diamond, un importante magnate de Hollywood. El reo deberá ser ejecutado en la silla eléctrica un par de semanas después.

El teniente Clark, del departamento de homicidios, es quien detuvo al acusado y presentó las pruebas incriminatorias al fiscal. Sin embargo, no se siente satisfecho. Pese a que los indicios no dejan duda de que Scarli estuvo implicado en el crimen, hay algo que no termina de cuadrar.

Pocos días después, Clark recibe un mensaje del alcaide de la cárcel San Quintín: Mario Scarli ha manifestado su deseo de ver al policía, antes de que su sentencia se cumpla. Clark encuentra a Scarli muy tranquilo, lo cual no puede decirse de los demás presos del corredor de la muerte.

Sigue leyendo

La mujer murciélago – René Cardona, 1968

https://i.pinimg.com/originals/05/d9/2e/05d92ed5243e32adb5240d516dd7c479.jpg

La mujer murciélago

México, 1968

Director: René Cardona

Género: Aventuras, ciencia ficción, lucha libre

Guión: Alfredo Salazar

Intérpretes: Maura Monti (La Mujer Murciélago), Roberto Cañedo (Dr. Eric Williams), Héctor Godoy (Mario Robles), Crox Alvarado (Inspector), Armando Silvestre (Tony Roca)

Música: Leo Acosta, Antonio Díaz Conde

Argumento

Unos pescadores encuentran en el mar un cadáver flotando. La policía identifica al muerto como un luchador que había desaparecido unos días antes. En la zona, por Acapulco, se están produciendo una serie de asesinatos y las víctimas son siempre profesionales de la lucha libre. Los cuerpos aparecen en las costas con signos de habérseles practicado una extraña operación. Antes, sucesos semejantes habían sido reportados en Macao y Hong Kong.

Los servicios secretos encomiendan al agente Mario Robles la investigación del caso. Mario propone solicitar la colaboración de su amiga la Mujer Murciélago. Se trata de una misteriosa enmascarada que ha consagrado su vida a combatir por la justicia. Sólo Mario y otra persona más conocen su identidad real. La Mujer Murciélago es experta en el manejo de las armas, y en disciplinas como la equitación y el buceo. Además, practica la lucha libre sobre el ring en torneos femeninos. De ese modo, a través de ella, será más fácil adentrarse en el ambiente de los luchadores para investigar, y evitar que se produzcan nuevos crímenes.

Las autopsias de las víctimas determinan que a todos los luchadores abducidos se les realizó una intervención quirúrgica en el cerebro. Concretamente, les fueron extraídas secreciones de la glándula pineal. Por lo tanto, todo indica que el asesino es un cirujano…

Mientras tanto, a bordo de su yate “Reptilicus”, el doctor Williams ha montado un laboratorio en el que, junto a su ayudante Igor, trabaja incansablemente en un proyecto demencial: Crear el hombre-pez, una criatura anfibia-humana. Para fabricar su monstruo, Williams necesita hacerse con el líquido de las glándulas pineales de hombres de gran fuerza y poderío físico… como los atletas de la lucha libre. Esas secreciones las inyectará a un pez, elaborando así un homúnculo – que más tarde aumentará de tamaño al ser expuesto a radiaciones. El doctor es el jefe de la banda que se encarga de secuestrar a los luchadores y traerlos al laboratorio del barco para que se sometan a las operaciones. Ninguno de los “donantes” sobrevive, y por eso sus cuerpos son luego arrojados por la borda; llegando hasta las costas.

Sigue leyendo

El tren de la muerte – Juan Orol, 1979

https://a.ltrbxd.com/resized/film-poster/3/9/0/6/4/1/390641-el-tren-de-la-muerte-0-230-0-345-crop.jpg?k=5922ada6b7

El tren de la muerte

México, 1979

Director: Juan Orol

Género: Western

Guión: Juan Orol

Intérpretes: Julio Alemán (Álvaro Cortés), Patricia Rivera (Estela), Víctor Manuel Mendoza (Sheriff), Dinorah Judith (Vilma)

Música: Ernesto Cortázar hijo

Argumento

Un forastero solitario llega en tren al poblado “Valle del Paraíso”. Se aposenta en el saloon regentado por Vilma. Allí suele haber peleas entre los miembros de dos bandas rivales: La de Tony el Mexicano y la de Anselmo Martín. El sheriff local trata de mantener el orden y evitar las dispustas, echando del pueblo a quienes buscan bronca.

El forastero se llama Álvaro Cortés. Ha llegado al pueblo en busca de Martín y de su socio Marciano, con los que quiere ajustar cuentas por un asunto del pasado. Álvaro pregunta a Estela, una de las coristas del saloon, si sabe dónde puede encontrarlos. La chica dice que lo ignora, pero es obvio que prefiere callar por miedo.

Álvaro sube al despacho de Vilma, y allí encuentra a su viejo conocido Brooks. También con él tiene un asunto pendiente. Tras un intercambio de disparos, el forastero mata a Brooks y por el momento se ve obligado a buscar alojamiento en otro sitio – Pues el sheriff del pueblo le busca ahora por homicidio.

Sigue leyendo

El jinete sin cabeza – Chano Urueta, 1957

https://cloud10.todocoleccion.online/cine-posters-carteles/fot/2007/12/19/6817875.jpg

El jinete sin cabeza

México, 1957

Director: Chano Urueta

Género: Suspense, western, terror

Guión: Ramón Obón

Intérpretes: Luis Aguilar (El Jinete), Flor Silvestre (la juez), Crox Alvarado (Don Álvaro)

Género: Terror

Argumento

Un grupo de individuos con máscaras de calaveras y ataviados con hábitos de monje forman una siniestra hermandad secreta que ejerce su poder mediante intimidaciones varias. Los “renegados”, o aquellos a los que consideran como delatores de sus secretos, son sumariamente juzgados y ejecutados. La amputación de manos es un castigo simbólico por el que los “traidores” han de pasar. El objetivo de la inquietante organización subversiva es acaparar la propiedad de tierras.

En la hacienda de don Álvaro se producen extraños fenómenos paranormales, que son percibidos especialmente por su sobrina Julieta. Ésta tiene pesadillas en las que ve una tumba pegada en una de las paredes de la oficina de su tío, y además escucha los espectrales lamentos de un alma en pena. Su tía Clotilde, la mujer de Álvaro, está segura de que se trata del fantasma de su madre (abuela de la joven). Cree que el cuerpo de la anciana, en lugar de recibir cristiana sepultura en su día, fue emparedado en la casa y que por eso no encuentra la paz en el más allá.

El padre de Julieta y hermano de don Álvaro hace cuatro días que se marchó de “viaje de negocios”. En la comarca se están produciendo una serie de desapariciones. Hacendados y propietarios de ranchos son raptados y al quinto día de estar ausentes, sus familiares reciben una caja con algo espeluznante en su interior… Pero aún así nadie se atreve a denunciar las desapariciones a las autoridades. Los lugareños temen a un poder oscuro infiltrado en todos los ámbitos de la sociedad: La Hermandad de las Calaveras.

Sigue leyendo

La Loba – Rafael Baledón, 1965

https://pics.filmaffinity.com/la_loba_los_horrores_del_bosque_negro-314023720-large.jpg

(Imagen: filmaffinity)

La Loba

México, 1965

Director: Rafael Baledón

Género: Terror

Guión: Ramón Obón

Intérpretes: Kitty de Hoyos (Clarisa), Joaquín Cordero (Alejandro Bernstein), Columba Domínguez (Marcela), José Elías Moreno (Prof. Fernández), Crox Alvarado (Crumba), Noé Murayama (Cazador de lobos)

Música: Raúl Lavista

Argumento

Noche de luna llena. De la cripta de un cementerio sale una mujer-loba, que ataca en el campo vecino a quienes encuentra a su paso. Varias personas son masacradas: Un hombre en una tienda de campaña, una pareja de leñadores…

El doctor Alejandro Bernstein se dirige en coche de caballos a visitar a su colega científico el profesor Fernández. Alejandro observa con espanto la feroz criatura, pero puede escapar de ella. Más tarde la mujer-loba regresa a la cripta, que está comunicada a través de unos pasadizos con una casa en el campo: La residencia del profesor Fernández a la que Alejandro se dirige. La licántropa entra con la ayuda de un pintoresco lacayo, el gitano Crumba, y regresa a sus aposentos para transformarse de nuevo en mujer.

El profesor Fernández tiene dos hijas, Alicia y Clarisa; Alejandro ha llegado para pedirle la mano de la segunda. Fernández se muestra dubitativo, como si hubiera algún detalle sobre su hija que estuviera tratando de ocultarle… Tanto Alicia como Clarisa pasan la mayor parte de su tiempo recluídas en sus respectivas habitaciones. Se sienten como en una prisión e ignoran por qué su padre las trata así. La madre, por su parte, tampoco lo sabe pero lo intuye.

Mientras tanto, el inspector encargado de investigar las masacres comprueba que la bestia asesina arrancó los corazones de sus víctimas para devorarlos. El Dr. González se dispone a realizar exhaustivos análisis de los pelos y restos orgánicos hallados en los cadáveres para averiguar qué clase de engendro cometió tamaña carnicería, a qué “escala zoológica” pertenece. Uno de sus más cercanos colaboradores, el hombre de la tienda de campaña, figura entre los muertos provocados la noche anterior por la monstruosa criatura.

En casa del profesor Fernández, Alicia observa sus manos y no comprende cómo se hizo ciertos rasguños. Le confiesa a su madre que muchas noches sufre pesadillas en las que se comporta como un animal salvaje…

Los científicos Fernández y Bernstein discuten sobre sus respectivos campos de investigación y sobre los avances de sus experimentos. Fernández es un estudioso de la metaplasia, la transformación de un tejido en otro. Le fascinan las mutaciones en la naturaleza, las metamorfosis de las células; los complejos procesos que hacen que, por ejemplo, un gusano se transforme en una mariposa… o que un hombre se transforme en lobo (un hombre o una mujer!). Además, ha logrado grandes progresos en el ámbito de la criogenización.

Sigue leyendo

Pedro Páramo – Carlos Velo, 1967

https://i0.wp.com/images.45worlds.com/f/dv/pedro-paramo-1967-dv.jpg

(Imagen: images.45worlds)

Pedro Páramo

México, 1967

Director: Carlos Velo

Género: Drama

Guión: Manuel Barbachano Ponce, Carlos Fuentes, Carlos Velo (basados en novela de Juan Rulfo)

Intérpretes: John Gavin (Juan Rulfo), Ignacio López Tarso (Fulgor Sedano), Pilar Pellicer (Susana San Juan), Jorge Rivero (Miguel Páramo)

Música: Joaquín Gutiérrez Heras

Argumento

Antes de expirar, la moribunda madre de Juan Preciado le revela la identidad de su padre, a quien nunca conoció. Éste, que les había abandonado y que pese a su dinero nunca les mantuvo como se correspondía, se llama Pedro Páramo y vive en Comala.

Juan comienza su búsqueda, y al llegar a dichos parajes se los encuentra desolados, sin rastro de la localidad llena de vida que su madre le describió. Ve a un pastor que le indica la dirección del pueblo, recomendándole la pensión de doña Eduviges. Cuando Juan llega allí, la anciana asegura que “le estaba esperando”, sabía que vendría, porque se lo dijo Doloritas (la madre de Juan)…

Eduviges comienza a contarle al joven la historia del terrateniente Pedro Páramo: Al heredar su hacienda “La Media Luna”, Pedro estaba casi en la ruina y no tenía con qué pagar a sus trabajadores. Pero como era un hombre sin escrúpulos decidió hacerse con las propiedades de otros hacendados, propietarios de las tierras adyacentes, como Toribio Aldrete o Bartolomé San Juan. Empleando a su fiel lacayo Fulgor Sedano, fue consiguiendo poco a poco sus propósitos. También arregló a través de él su casamiento con Doloritas, pero sólo por motivos económicos, ya que ella contaba con una buena herencia. En realidad Pedro de quien estaba enamorado era de Susana, la hija de su rival Bartolomé San Juan.

Por la noche, en la pensión de doña Eduviges, Juan comienza a escuchar unos espectrales lamentos. No encuentra a la vieja posadera y decide marcharse, en busca de otros vecinos que habiten aún en el poblado. Llega así hasta la casa de Anita, la sobrina del cura. Cuando Juan comenta que estuvo donde doña Eduviges, Anita le explica que ésta hace tiempo que se ahorcó, lleva muerta ya muchos años… Como Anita también conoció a Pedro Páramo, prosigue contándole su historia a Juan allí donde Eduviges se había quedado…

Sigue leyendo