La noche de los diablos – Giorgio Ferroni, 1972

https://i0.wp.com/images.static-bluray.com/movies/covers/42334_front.jpg

La noche de los diablos (V.O. La notte dei diavoli, a.k.a. “The night of the devils”)

Italia, 1972

Director: Giorgio Ferroni

Guión: Eduardo Manzanos Brochero, Romano Migliorini, Gianbattista Mussetto (basándose en relato de Aleksei Tolstoy)

Intérpretes: Gianni Garko (Nicholas), Agostina Belli (Zdenka), Teresa Gimpera (Elena)

Música: Giorgio Gaslini

Género: Terror gótico

https://www.clubdesmonstres.com/best/img/nuitdesdiables5.jpg

Argumento

Un hombre se desploma herido en el campo, cerca de la frontera italiana con Yugoslavia. Es llevado a un hospital, y cuando vuelve en sí muestra claros síntomas de confusión y amnesia. No recuerda su identidad y es incapaz de articular palabra. Un inspector de la policía intenta averiguar quién es el misterioso paciente. Todo indica que se trata de un yugoslavo. En general, el hombre se comporta tranquilamente; pero comienza a agitarse durante la noche y parece sentir miedo ante la oscuridad.

https://www.filmlinc.org/wp-content/uploads/2015/07/nightofthedevils2-1600x900-c-default.jpg

Gianni Garko como Nicholas

Días después de su ingreso, el amnésico recibe la visita de una atractiva joven. La muchacha dice ser amiga suya, pero lo único que sabe de él es que se llama Nicholas.

Cuando la chica es llevada ante el paciente, éste reacciona con un ataque de pánico. La visión de la visitante ha provocado en él un efecto traumático. Por primera vez Nicholas dice algo: “Sacadme de aquí” e intenta escaparse. Pero es reducido y vuelven a encerrarlo en su habitación. Allí, comienzan a retornar poco a poco a su mente los recuerdos de los acontecimientos que le llevaron a su desafortunada situación actual…

Unas semanas antes, Nicholas conducía por una zona campestre cuando de repente apareció de la nada una mujer ante él. Tratando de frenar, su coche se salió de la carretera chocando contra unos árboles en el bosque. Ahora el motor estaba estropeado. La mujer había desaparecido, y Nicholas se internó en el bosque, en busca de personas que pudieran ayudarle a reparar su vehículo o a llegar a la localidad más cercana.

Unos hoscos aldeanos ven avecinarse al forastero. Los pueblerinos, que miran con recelo al extraño, entierran a un muerto en el cementerio; el difunto está ensangrentado. Mientras tanto, Nicholas llega a una aldea semiabandonada, parcialmente en estado de ruina; casi un pueblo fantasma. Se respira allí una atmósfera inquietante y poco acogedora. Poco después llegan los escasos habitantes del lugar, que regresan del entierro. Son una familia encabezada por el patriarca, sus dos hijos y sus dos hijas. También hay dos niñas, cuya madre es la hija mayor del cabeza de familia. El fallecido al que acaban de sepultar es el hermano del patriarca.

Los aldeanos son parcos de palabras pero ofrecen al forastero pasar la noche en su casa – Pues no es posible arreglar el coche ahora, no hay pensiones cerca… y sobre todo: Es peligroso permanecer en el bosque cuando se torna oscuro. La más joven de las hijas se llama Zdenka – es la chica que más tarde visitará a Nicholas en el hospital. Entre la joven y el recién llegado comienza a surgir una atracción mutua. Jovan, el hijo mayor, se comporta fríamente y con cierta hostilidad; pero se ofrece a intentar reparar el coche al día siguiente. Pese a su hospitalidad, todos en la casa se muestran taciturnos y muy reservados, dando la impresión de que tienen algo que ocultar. Por la noche, Zdenka acompaña a Nicholas a la “habitación de huéspedes”, que es la misma que hasta hace poco ocupaba su tío difunto. Cuando Nicholas intenta abrir la ventana (cerrada y reforzada con barras metálicas) la chica le implora que no lo haga, y que la deje bien cerrada – sobre todo durante la noche.

https://i2.wp.com/www.dailyhoroscopes1.com/imgs/celeb/full/9506-5.jpg

Agostina Belli como Zdenka

Al cementerio llega una siniestra y enajenada mujer, la misma que Nicholas vió al llegar a esos parajes y la que causó su accidente. La bruja se hace un corte en la mano y deja que su sangre gotee sobre la tumba del muerto poco antes enterrado. La familia está al corriente de la existencia de esa nigromante. La consideran la fuente de las calamidades que azotan a la comarca, y que han provocado que los lugareños vayan abandonando el pueblo. El patriarca está dispuesto a tomar medidas contra ella.

A la mañana siguiente, mientras Jovan trata de reparar el automóvil de Nicholas (para que éste se vaya lo antes posible), el cabeza de familia se interna en el bosque con una afilada y larga estaca para dar caza a la bruja…

https://saturdaysinema.files.wordpress.com/2014/12/p12a1.jpg?w=648&h=444

Comentario

Notabilísima película de terror gótico basada en un relato de Alexei Tolstoy (“La familia del Vurdalak”), inspirado a su vez por las viejas leyendas eslavas de vampiros, muertos vivientes y pactos demoníacos. Ya el arranque del film, durante los primeros diez minutos, resulta muy prometedor: Las macabras y oníricas imágenes pesadillescas que aturden al desdichado protagonista enganchan desde las primeras escenas: Sexo y muerte se combinan en el binomio aterrador y excitante del “eros-thanatos”.

https://filmscoop.files.wordpress.com/2012/07/la-notte-dei-diavoli-7.jpg?w=450&h=219

Los artesanales efectos especiales de “gore” y putrefacción están muy bien logrados.

La continuación no decepciona, y tras unas secuencias introductorias donde vamos conociendo al misterioso paciente en su estado amnésico, poco a poco se va revelando a modo de flashback la historia que ha llevado al protagonista a su lamentable estado: El terror vivido en la remota aldea ha hecho mella en su salud mental. La visita de Zdenka va logrando que paulatinamente Nicholas consiga ordenar sus pensamientos.

https://filmscoop.files.wordpress.com/2012/07/la-notte-dei-diavoli-9.jpg?w=450&h=208

La película se torna cada vez más interesante a partir de su segunda mitad; desde que (en la memoria de Nicholas) los miembros de la familia comienzan a ser infectados por un vampirismo que los zombifica (convirtiéndose casi todos en “vurdulaks”). El desenlace es apoteósico y demoledor, sumamente romántico y cargado de tragedia.

https://image.tmdb.org/t/p/w1280/xhUNsyMDj6t94aSkVmesFZdEXMd.jpg

Gianni Garko, para quien el papel de yugoslavo era muy adecuado al ser él de origen croata, interpreta al protagonista. Garko destacó durante los años sesenta en varios italo-western como los de la saga de „Sartana“ o  “10.000 dollari per un massacro” (Romolo Guerrieri, 1967). También desempeñó el papel principal en el giallo “La flor de pétalos de acero” (Gianfranco Piccioli, 1973) y apareció en la excelente “Il Boss” (Fernando Di Leo, 1973).

Zdenka está interpretada por la bellísima Agostina Belli – a quien pudimos ver en „Baciamo le mani“ (1973) de Vittorio Schiraldi.

El director Giorgio Ferroni es también el realizador, entre otros títulos, de la épica peplum “La guerra di Troia” (1961), con Steve Reeves en el papel principal.

“La noche de los diablos” es una pequeña joya del gótico italiano extrañamente poco conocida e injustamente relegada al olvido. Sin duda, una obra muy digna que es necesario reivindicar.

FHP, diciembre de 2015

Anuncios

La guerra de Troya – Giorgio Ferroni, 1961

https://i0.wp.com/pics.filmaffinity.com/La_guerra_de_Troya-445186829-large.jpg

La guerra de Troya (V.O. La guerra di Troia)

Italia, 1961

Director: Giorgio Ferroni

Género: Peplum

Guión: Giorgio Ferroni, Ugo Liberatore

Intérpretes: steve Reeves (Eneas), Juliette Mayniel (Creusa), John Drew Barrymore (Ulises)

Música: Mario Ammonini, Giovanni Fusco

Argumento

Ya dura varios años el asedio a la ciudad de Troya por parte de los griegos. El conflicto estalló tras el rapto por parte de Paris, hijo del rey Príamo de Troya, de la bella Helena, esposa del rey espartano Menelao. En honor a la verdad, más que de un rapto se trató de una fuga, pues la joven se marchó con el príncipe troyano por voluntad propia. Una alianza entre los pueblos de la Hélade, dirigida por valerosos guerreros como Aquiles, Ulises o el propio Menelao; se formó para atacar Troya y devolver a Helena a su legítimo marido.

Héctor, uno de los máximos comandantes troyanos, es también hijo del rey Príamo y por tanto hermano de Paris. Tras matar en combate a Patroclo, gran amigo de Aquiles; Héctor es muerto por Aquiles. El desolado Príamo desea recuperar el cadáver de su vástago para poder sepultarlo con todos los honores, y parte personalmente hacia el campamento griego para negociar con Aquiles al respecto. Le acompaña su yerno Eneas, esposo de su hija Creusa y cuñado del caído (así como de Paris). Inicialmente reticente, Aquiles accede a entregarle al viejo rey el cuerpo de su hijo. Pero el caudillo aqueo pretende conservar la armadura que le arrebató a su contrincante a modo de trofeo. Para recuperar también ésta y devolvérsela a la viuda de Héctor, Eneas se ofrece a competir en una pelea contra el más fornido de los luchadores griegos, el coloso Áyax. Tras vencerlo, Aquiles le dice a Eneas que por fin sabe que en Troya tiene un enemigo digno de él.

El noble Eneas desea que finalmente llegue la paz entre griegos y troyanos, tras una larga guerra que no lleva a ninguna parte. Eneas está sumamente disgustado ante la actitud del arrogante Paris (ahora máximo comandante troyano, sólo por debajo de su padre el rey) y la pérfida e intrigante Helena; y considera que con su adulterio ellos son los responsables de la sangre vertida en esa estúpida contienda. Pero aunque su convicción personal le empuje a buscar una negociación para el fin de la guerra, Eneas debe obedecer a su suegro Príamo; y éste (influenciado por Paris) ordena que continúen los preparativos militares. En realidad, Príamo no hace más que defender su amurallada ciudad, pues los atacantes son los griegos, quienes sin éxito tratan desde hace años de entrar.

Poco a poco se van acabando los recursos y los soldados. A Eneas se le encarga la misión de partir en busca de refuerzos. Pero para que Eneas pueda traer más guerreros desde la Frigia, los troyanos necesitan ganar tiempo. Es por ello que solicitan una tregua a los griegos. Paris en persona acude a visitar a los aqueos y se entrevista con Aquiles, Ulises y Menelao. Está dispuesto a entregarles cuatro carros repletos de oro para que acepten la tregua. El gran estratega Ulises propone que además los troyanos les entreguen grandes cantidades de madera, así como diez rehenes, que serán retenidos por los griegos como garantía de que la tregua no será traicioneramente rota. “Al menos uno de los rehenes deberá ser de tu familia directa” dice Ulises. Paris acepta el trato. Cuando se retira, Aquiles y Menelao preguntan a Ulises para qué quiere tanta madera. El astuto rey de Ítaca, futuro protagonista de la Odisea, tiene un plan…

Cuando la tregua ha sido acordada, Eneas parte rumbo a Frigia para buscar refuerzos. Ignora que su esposa Creusa está embarazada. Paris, aconsejado por Helena, decide que su hermana Creusa sea uno de los rehenes que se entregarán a los griegos. Mientras tanto, Ulises va instruyendo a sus hombres para que con la madera vayan construyendo un gigantesco caballo (hueco por dentro). Los troyanos que contemplan ésto desde sus murallas, imaginan que se trata de una ofrenda a los dioses.

Eneas retorna antes de lo esperado, trayendo consigo un enorme destacamento de soldados dárdanos. Alarmados, los griegos deciden que hay que frenar a Eneas antes de que logre entrar en Troya. Aquiles, sin embargo, se opone a atacar a Eneas, pues ello supondría romper la tregua. Aquiles no quiere cometer el deshonor de traicionar un pacto, pero Ulises es más pragmático… Se produce una monumental batalla a las puertas de Troya entre Eneas y sus dárdanos y los guerreros aqueos. A éstos últimos se suman los mirmidones de Aquiles.

Finalmente llega el momento de la lucha cuerpo a cuerpo entre Eneas y Aquiles. Mientras ambos pelean, una flecha lanzada por Paris se clava en el talón del rey griego. Ese era el único punto débil de Aquiles (un semidivino hijo de un mortal y una diosa), y así muere el héroe heleno. Paris se jacta de haber acabado con el máximo comandante enemigo, pero en realidad el mayor mérito es de Eneas. Éste se entera de que su esposa Creusa ha sido entregada como rehén y consigue liberarla. Pero Paris contempla a su cuñado como un estorbo y un potencial rival, y toma la decisión de someterlo a una especie de tribunal militar con la excusa de no haber obedecido sus órdenes.

Al mismo tiempo, se va cristalizando el plan trazado por Ulises: Los mejores soldados griegos se esconderán dentro del caballo hueco de madera. Ulises y los demás fingirán una retirada, marchándose a sus barcos en la costa. Cuando los troyanos ven que los griegos ya no están y que sólo han dejado el caballo donde antes estaba su campamento, piensan exultantes de gozo que sus enemigos se han rendido, que el asedio ha terminado, y que al fin han ganado la guerra. Paris da la orden de entrar el gigantesco caballo dentro de la ciudad, a modo de trofeo. Pero Casandra, la adivina, ha profetizado que ello les acarreará una inmensa desgracia…

https://i2.wp.com/www.ivid.it/fotogallery/imagesearch/images/guerra_di_troia_steve_reeves_giorgio_ferroni_005_jpg_cnjx.jpg

Comentario

Aunque la película “La Furia de Aquiles” (Marino Girolami, 1962) es de un año más tarde, ésta “La Guerra de Troya” puede considerarse como su continuación, en lo que a la historia lineal del conflicto greco-troyano respecta. “La Furia de Aquiles”, con Gordon Mitchell en el papel principal, termina cuando el rey de los aqueos mata a Héctor; y el film que hoy nos ocupa empieza precisamente tras ese suceso.

Si el largometraje de Girolami está visto desde la perspectiva de los griegos, “La Guerra di Troia” tiene como protagonista al troyano Eneas, interpretado por Steve Reeves (“Hércules”, Pietro Francisci, 1958). Eneas, con su carácter pacifista, se opone a una guerra inútil y se indigna con su cuñado Paris y la adúltera Helena. Pero por su honor de troyano, combate valientemente contra los invasores griegos, si bien lo que en realidad preferiría sería vivir tranquilamente con su esposa Creusa y el hijo común que ambos esperan.

Si tras la guerra de Troya Ulises se embarcó para retornar a sus tierras junto a Penélope y vivió las aventuras narradas por Homero en “La Odisea”, Eneas también se hizo a la mar rumbo a occidente, llegando hasta costas itálicas (lo que está descrito en “La Eneida”). Él sería así el mítico antepasado de Rómulo y Remo, los legendarios fundadores de Roma. Ese mismo año de 1961, Steve Reeves daría vida a Rómulo en la épica Romolo e Remo de Sergio Corbucci. Ese Rómulo tiene en la película un carácter idéntico (amante de la paz y la tranquilidad) al de su antepasado Eneas en éste film; Steve Reeves interpretó en 1961 prácticamente el mismo papel en ambas películas: el del primer rey de Roma y el de su antepasado troyano.

FHP, 2015