La gata en celo – Nello Rossati, 1972

https://img.discogs.com/4tU5TQ5nN3LPRPd7ePtiOwPQaPM=/fit-in/600x600/filters:strip_icc():format(jpeg):mode_rgb():quality(90)/discogs-images/R-6853494-1428426767-3087.jpeg.jpg

La Gatta in Calore

Italia, 1972

Director: Nello Rossati

Género: Thriller, drama

Guión: Nello Rossati

Intérpretes: Eva Czemerys (Anna), Silvano Tranquilli (Antonio)

Música: Gianfranco Plenizio

Argumento

Antonio regresa a su casa después de una ajetreada temporada en viaje de negocios. Por motivos de trabajo se ve obligado a pasar mucho tiempo fuera. En el camino de vuelta a su hogar, mientras conduce, espera con ansias poder abrazar de nuevo a Anna, su mujer.

Pero le espera una ingrata sorpresa: Al llegar se encuentra en el jardín el cuerpo inerte de un hombre. Es el vecino de la villa de al lado. Hay manchas de sangre alrededor de la casa. Cuando Antonio entra, se espera lo peor. Pero encuentra a su mujer sentada en la cocina, aunque bastante aturdida e incapaz de articular palabra. Junto a ella, en la mesa, hay una pistola. Todo parece indicar que Anna mató al vecino. Antonio vuelve a salir al jardín y tapa el cuerpo, así como las huellas de sangre. Vuelve a entrar en la casa, dispuesto a escuchar el relato de su esposa acerca de cómo se desarrollaron los acontecimientos.

Antonio imagina al principio que el vecino la atacó, y que ella actuó en defensa propia. Pero la realidad es mucho más compleja. Anna se viene abajo y termina confesando que tenía una relación con el vecino.

A modo de flashback, la apesadumbrada mujer inicia a contar qué fue lo que la llevó a buscar la compañía de ese individuo.

Sigue leyendo

Anuncios

Play Motel – Mario Gariazzo, 1979

https://images-na.ssl-images-amazon.com/images/M/MV5BMjkxNmE4OWMtMzY0Ni00NGU5LTk2MGYtNzhlN2FkYTRhNjFkXkEyXkFqcGdeQXVyMjcwNDczMjY@._V1_.jpg

Play Motel

Italia, 1979

Director: Mario Gariazzo (a.k.a. Roy Garrett)

Género: Giallo, softcore

Guión: Mario Gariazzo (a.k.a. Roy Garrett)

Intérpretes: Ray Lovelock (Roberto Vinci), Anna Maria Rizzoli (Patrizia), Anthony Steffen (Inspector De Santis), Marino Masé (Max Liguori)

Música: Ubaldo Continiello

Argumento

Un distinguido caballero acude a un hotel. Tiene reservada una habitación, y en el bar del establecimiento está citado con una voluptuosa rubia. Ambos suben a una estancia (decorada con imágenes del Kamasutra) y dejan vía libre al desenfreno  practicando diversos juegos sexuales.

Días después, cuando el señor Cortese está de vuelta en su oficina – es un importante hombre de negocios – abre un sobre que un ignoto destinatario le ha enviado: En su interior hay una carta amenazadora acompañada de varias fotos que lo muestran a él en actitud comprometedora con la prostituta en el hotel. El autor de la carta le está sometiendo a chantaje: Si no paga varios millones de liras, hará públicas las imágenes.

Cortese desea evitar el escándalo a toda costa, y llama a su abogado. En el instante de la llamada, el abogado se encuentra revolcándose con Luisa, la mujer de Cortese. El abogado le dice a su cliente que “confíe en él”, que él le ayudará a salir de ésta…

Más adelante, Luisa encuentra en casa las comprometidas fotos de su esposo, así como la carta; y va con ese material a la policía – a espaldas de Cortese. La cara de la prostituta se ve bien en las imágenes, y tras las pertinentes investigaciones, el comisario De Santis averigua que se trata de una modelo que posa para una revista pornográfica.

De Santis se dirige a la editorial que publica la revista, y espera a que la chica aparezca. Se llama Loredana, y varios de los fotógrafos y empleados de la revista ven desde la ventana cómo ella habla con el comisario (al que ya conocen por ser el encargado de la sección de “buenas costumbres”)

Tras una sesión de fotos eróticas, el fotógrafo Willy trata de convencer a Loredana de que se acueste con él, pero ella se niega. Poco más tarde, ella se marcha de la editorial en su coche… llevando en los asientos traseros un pasajero no invitado: Un individuo cuyo rostro no se ve la golpea en la cabeza con una llave inglesa. El coche aparece volcado con el cuerpo de la mujer en su interior y todo parece un accidente.

Luisa, por su parte, acude al hotel donde fueron tomadas las fotos con las que pretenden chantajear a su marido. Al mismo tiempo, una pareja entra en la habitación donde Cortese fue aquel día con Loredana. Luisa se introduce en la habitación contigua y descubre que hay un orificio que comunica ambos cuartos – a través de ese agujero el chantajista tomó las fotos. Pero Luisa no podrá revelar a nadie ese hallazgo, pues un misterioso asesino la estrangula hasta matarla.

Sigue leyendo

Diario de una virgen romana – Joe D´Amato, 1973

https://photo.ivid.it/media/foto/2004/03/25/diario_di_una_vergine_romana_locandina_3fdec.jpg

Livia, una vergine per l´impero (a.k.a. “Diario di una vergine romana”)

Italia, 1973

Director: Joe D´Amato

Género: Peplum

Guión: Joe D´Amato (como Michael Wotruba)

Intérpretes: Lucretia Love (Livia), linda Sini, Attilio Dottesio

Música: Berto Pisano

Argumento

La joven Livia llega a Roma tras un terremoto y una virulenta erupción volcánica que han devastado su pueblo provocando la muerte de su familia.

Allí se convierte en la “protegida” de la matrona Lucila, quien suministra cortesanas a los potentados del imperio. Pronto su belleza llama la atención del influyente senador Lucius. Éste se enamora de ella, proponiéndole que de ahora en adelante pase a ofrecerle sus servicios sólo a él. Ella duda, pues afirma temer la “venganza” de Lucila y su amante Tarsius; éstos no permitirán tan fácilmente que una “empleada” tan productiva como ella les abandone. Lucius menciona que pagará una cuantiosa indemnización a los dueños de Livia, pero ella insiste en que la malvada Lucila intentará asesinarla aún así como represalia (“No tienes idea de lo pérfida que es esa mujer”), sugiriendo que su seguridad sólo estará garantizada tras la muerte de la “protectora” y su amante…

Lucius, que está dispuesto a todo con tal de tener a Livia siempre junto a sí, envía a uno de sus soldados a los aposentos de Lucila y Tarsius. Ambos son ensartados con una lanza. Livia se convierte ahora en la amante permanente del poderoso senador. Pero Lucius tiene muchos enemigos, y es conciente de que existe una conspiración que trata de eliminarlo. Por ello cuenta con muchos soldados que le protegen día y noche. El más leal de todos ellos es Marcus, su escolta personal, un joven para quien Lucius es como un padre.

Un día, Livia recibe la visita de un misterioso individuo. Se trata de un militar que encabeza la oposición contra el liderazgo de Lucius en el senado. El conspirador, sabiendo que Livia es la única vía para llegar hasta Lucius, solicita su colaboración, ofreciendo a la cortesana una jugosa recompensa. El intrigante ocupará el puesto de Lucius, multiplicará sus riquezas y hará de Livia la mujer más poderosa de Roma. “Es una oferta que no puedo rechazar” dice ella tras haberse hecho de rogar un rato.

Sigue leyendo

Top Model – Joe D´Amato, 1988

https://my-hit.org/storage/1384858_500x800x250.jpg

Top Model (a.k.a. “Eleven days, eleven nights 2”)Italia, 1988

Director: Joe D´Amato

Género: Drama, erótico, softcore

Guión: Rossella Drudi

Intérpretes: Jessica Moore (Sarah Asproon/Gloria), James Sutterfield (Cliff), Ale Dugas (Peter), Laura Gemser (Dorothy/Eve)

Música: Pino Donaggio

Argumento

Gloria trabaja en Nueva Orleans para una agencia como modelo de fotografías eróticas y como prostituta de lujo. La chica lleva una doble vida, pues en realidad es la reportera Sarah Asproon, a la búsqueda de material sobre comportamientos sexuales para su próximo libro.

https://i0.wp.com/s14.postimg.org/4koyt45ap/topmodel.jpg

Peter, uno de sus clientes, descubre el secreto de Sarah/Gloria y amenaza con hacerlo público antes del lanzamiento del libro. En la nave industrial de su propiedad ha colocado cámaras de video que la filman teniendo relaciones y cobrando por ello, para así poder probar que ella se prostituye. Sarah no tendrá más remedio que ceder a su chantaje.

Sigue leyendo

El fantasma de Sodoma – Lucio Fulci, 1988

https://i0.wp.com/www.cultreviews.com/wp-content/uploads/2010/10/Il-fantasma-di-Sodoma-aka-Sodomas-Ghost-poster.jpg

El fantasma de Sodoma

Italia, 1988

Director: Lucio Fulci

Género: Terror, softcore

Guión: Lucio Fulci, Carlo Alberto Alfieri

Intérpretes: Claudio Aliotti (Paul), Maria Concetta Salieri (Celine), Jessica Moore (Mary), Robert Egon (Willy el Nazi)

Música: Carlo Maria Cordio

Argumento

1943, en algún lugar de la Francia ocupada. Un grupo de oficiales nazis corruptos y decadentes celebran en una villa una desenfrenada orgía, donde el alcohol fluye a raudales. Uno de los participantes filma cámara en mano las lúbricas andanzas de sus camaradas con las prostitutas. De repente, una bomba del enemigo cae sobre ellos interrumpiendo (para siempre?) sus libertinas voluptuosidades…

Algo más de cuatro décadas después una pandilla de amigos (tres chicos y tres chicas) realiza una excusión por la campiña francesa, a bordo de un todoterreno Range Rover. Su destino es París, pero el vehículo no funciona como debería y deciden quedarse en la zona hasta haberlo reparado. Así, llegan hasta una villa abandonada –  que, como no podía ser de otra manera, es aquella donde los nazis vistos en la escena introductoria se entregaban a sus orgiásticos excesos.

Sigue leyendo

Once días, once noches – Joe D´Amato, 1987

https://sv102.piclect.com/39a0c0674/m/15/01/14/11-gun-11-gece-eleven-days-eleven-nights-1987-dvdrip-turkce-dublaj-bb66-19.jpg

Once días, once noches (V.O. Undici giorni, undici notti a.k.a. “Eleven days, eleven nights”)

Italia, 1987

Director: Joe D´Amato

Género: Drama, erótico, softcore

Guión: Rossella Drudi, Claudio Fragasso

Intérpretes: Jessica Moore (Sarah Asproon), Joshua McDonald (Michael Terenzi), Giovanni Lombardo Radice (Brett)

Música: Piero Montanari

Argumento

Durante un trayecto en barco rumbo a una ciudad de EEUU, el ingeniero Michael se da cuenta de que una bella joven le lanza miradas provocadoras. La chica le invita a seguirla, y una vez están al resguardo del resto de los pasajeros, ella se desnuda (llevaba puesta como única prensa una gabardina). Ambos tienen sexo salvaje sin que medie palabra alguna.

Más adelante, cuando el barco ha llegado a su destino, se presentan. Ella se llama Sarah. Se despiden sin intercambiar teléfonos. Él aún está atónito, sin terminar de creerse lo que le acaba de suceder. Michael se dirige a la obra que supervisa como arquitecto y le cuenta a su amigo el capataz la asombrosa “conquista”. Más tarde, cuando los dos están en un local y Michael se dispone a pagar, se percata de que le falta su cartera. El ingenuo ingeniero supone haberla “perdido” durante el viaje…

Sigue leyendo

Emanuelle e Françoise – Joe D´Amato, 1975

https://funkhundd.files.wordpress.com/2016/02/emanuelle-e-francoise-le-sorelline-movie-poster-1975-1020705807.jpg?w=700

Emanuelle e Françoise (Le sorelline)

Italia, 1975

Director: Joe D´Amato

Género: Drama, thriller, softcore

Guión: Joe D´Amato, Bruno Mattei

Intérpretes: George Eastman (Carlo), Rosemarie Lindt (Emanuelle), Patrizia Gori (Françoise)

Música: Gianni Marchetti

Argumento

Françoise es una joven que trabaja posando como modelo fotográfica. Un día que la sesión de fotos termina antes de lo previsto, regresa a la casa en donde vive encontrándose con que su novio Carlo está en la cama con otra mujer. Carlo, lejos de sentirse sorprendido o pesaroso, reacciona con frialdad y arrogancia, echando de casa a su novia. Ésta vaga atribulada por las calles, portando una maleta con sus escasas pertenencias. Trata de llamar a una tal Emanuelle, pero siempre salta el contestador automático. Desesperada y sin ganas de seguir viviendo tras un desengaño tan cruel, Françoise camina hasta las vías del ferrocarril y se arroja cuando pasa el tren.

Más tarde, en el tanatorio, el cadáver debe ser reconocido por su hermana mayor. Ésta no es otra que Emanuelle, la mujer con la que Françoise había tratado sin éxito de comunicarse. Los policías allí presentes le dicen a Emanuelle que entre los restos de su hermana encontraron una carta de despedida dirigida a ella.

Tras leerla, tanto Emanuelle como las autoridades comprenden que ese individuo llamado Carlo, al que se menciona en el escrito, es responsable del suicidio. Los agentes han tratado de localizarlo, pero no ha sido posible. Al parecer, Françoise llevaba una doble vida, pues ninguna de las personas interrogadas con las que la difunta tenía contacto habitual sabían nada de ese novio suyo. La misiva deja entrever que Carlo es un jugador empedernido que siempre pierde y que está permanentemente endeudado. Cuando no puede pagar, Carlo ofrece a Françoise para que sus acreedores se diviertan con ella. Sin embargo, la chica no le abandona: Siente un amor ciego hacia él, se trata de una relación enfermiza y adictiva, autodestructiva para ella. Él sólo la utiliza manejándola a su antojo, pero ella no puede estar sin él.

Emanuelle es una mujer con un alto poder adquisitivo, que reside en una lujosa villa y es propietaria de varios caballos de carreras. Un día, en el terreno donde entrenan los equinos, ve a un tipo que se asemeja a Carlo por la descripción que Françoise hiciera de él. Tras preguntar a uno de sus empleados, averigua que es un jugador profesional que quiere apostar en las carreras, y que tiene muchas deudas. Emanuelle comprende que se trata del hombre que estaba buscando.

Carlo es un casanova nato, y al ver a Emanuelle intenta conquistarla. Ella inicialmente finge desinterés, pero se complace en haber encontrado al individuo que empujó a su hermana a la muerte. Ella pretende atraerlo para destruirlo lentamente, vengando así a Françoise…

https://i2.wp.com/www.olditaly.net/fotobuste/emanuellefrancoise/2.jpg

Comentario

En ésta ocasión, Joe D´Amato nos propone un cruce entre drama y thriller – sin escatimar, como es habitual en él, en escenas de desnudos y sexo softcore (trío lésbico incluído).

Cuando Emanuelle encuentra a Carlo, comienza un sutil juego de seducción para cautivarlo y atarlo (también en el sentido literal, como veremos). No se entrega de inmediato a él como suelen hacer el resto de las mujeres, y precisamente por eso Carlo se siente tan fascinado por ella (Una mujer cuarentona del montón, que por lo demás no es particularmente atractiva). Emanuelle quiere tratar a Carlo del mismo modo que éste trató a su hermana; manipularlo y utilizarlo.

Las personalidades de las dos hermanas no podían ser más diferentes. Françoise, la más joven, es ingenua, dócil e inocente; está sinceramente enamorada del macarra Carlo, un truhán ludópata y playboy, que no duda en ponerla de patitas en la calle cuando se cansa de ella – provocando así su suicidio. La madura Emanuelle, por su parte, es astuta y calculadora. Además, odia a los hombres. Va a propiciar que la ley del karma se vuelva contra el indeseable que causó la muerte de su hermana. Mediante flashbacks (a raíz de la lectura de la carta) vemos cómo era la tormentosa relación de amor-odio entre Françoise y Carlo; secuencias que se van alternando con la intervención de Emanuelle para vindicar a su hermana.

En su cautiverio, encadenado y mantenido a base de pan y agua en una habitación secreta en la villa de Emanuelle, Carlo piensa que ella está actuando por cuenta de alguno de sus muchos enemigos a los que debe dinero. No sabe (todavía) quién era su hermana, y que la tortura a la que es sometido es el fruto de una bien planificada venganza. El maltrecho Carlo, drogado y atado de pies y manos por cadenas, se ve reducido a tener que comer mendrugos de pan seco del suelo, como un perro; mientras que Emanuelle disfruta del espectáculo y con sorna realiza un strip-tease a través de una pared corrediza de cristal transparente.

Sin embargo, Carlo no se da por vencido y tratará de escapar; manipulando con un alambre las esposas que le mantienen retenido. Además, su desaparición ha levantado las suspicacias de Mira, otra de sus novias, quien le había visto últimamente en compañía de Emanuelle.

Digna de mención es la escena en la que Carlo, bajo el influjo de los alucinógenos que Emanuelle le inyecta, cree ver un orgiástico y delirante festín caníbal a través del cristal. La película gana considerablemente en interés a partir de la segunda mitad, y el tenso final es muy bueno.

Joe D´Amato firmó el guión de la película con su nombre real, Aristide Massaccesi; y contó para la elaboración del mismo con la ayuda de Bruno Mattei; otro de los directores emblemáticos de la exploitation italiana.

Carlo está interpretado por el gran George Eastman (Luigi Montefiori), a quien vimos en “Cani Arrabbiati” (Mario Bava, 1974) y quien más adelante interpretaría al loco de la isla griega en “Antropophagus” (1980), también de Joe D´Amato. Patrizia Gori, que encarna a Françoise, tiene papeles secundarios en “Zinkssärge für die Goldjungen” (Jürgen Roland, 1973) y en “Quelli che contano” (Andrea Bianchi, 1974), ambas protagonizadas por Henry Silva.

Los personajes “Emmanuelle y Françoise” resultan reminiscentes de “Justine y Juliette”, las hermanas creadas por la pluma del Marqués de Sade; dos mujeres completamente opuestas: Justine es sumisa, creyente, confiada y candorosa; pero su vida es un calvario, siempre de una desgracia a la otra. Juliette, por su parte, es pérfida, depravada y carente de escrúpulos; pero asciende rápidamente en la escala social, acaparando gran prestigio y riquezas. De Sade escribió sobre las dos hermanas en sus libros “Justine o los infortunios de la virtud” (1791) y “Juliette o las prosperidades del vicio” (1796). El cineasta español Jesús Franco, que tiene mucho en común con Joe D´Amato, dedicaría una película a Justine: “Marquis de Sade: Justine” (1969), con Romina Power como protagonista.

FHP, abril de 2016