Angst (Miedo) – Gerald Kargl, 1983

https://alucinecinefago.files.wordpress.com/2015/11/d23e9-angst2bposter.jpg?w=439&h=603

Angst

 

Austria, 1983

Director: Gerald Kargl

Género: suspense/terror

Guión: Gerald Kargl, Zbigniew Rybczynsky

Intérpretes: Erwin Leder (el psicópata), Silvia Rabenreither (hija), Edith Rosset (madre), Rudolf Götz (hijo)

Música: Klaus Schulze

 

Argumento

Un psicópata, autor del asesinato de una anciana, es puesto en libertad tras haber cumplido su condena de 10 años en una cárcel austriaca. El ex-presidiario, narrador de su propia historia a través de una voz en off, lejos de estar arrepentido de su acción y dispuesto a reinsertarse en la sociedad, no ve el momento de cometer un nuevo crimen. Pero sin contactos, y sin un lugar concreto a donde ir, debe primero trazar un plan. Sobre la marcha irá pensando en seleccionar nuevas víctimas.

Lo primero que hace es acudir a un bar de gasolinera, donde por su extraña actitud llama la atención de los demás clientes (un hombre y dos chicas) y de la empleada. Las chicas son jóvenes y atractivas. El psicópata piensa mientras las observa que le vendrían muy bien para saciar su sed de sangre. Pero las circunstancias, el momento y el lugar, no son los más idóneos, y decide proseguir su búsqueda. Monta en un taxi, y sin rumbo fijo le dice a la taxista que conduzca en línea recta. La taxista le recuerda a su primera novia, y el loco rememora cómo disfrutaba golpeándola. Comienza a desatarse los cordones de sus zapatos para estrangular a la mujer mientras conduce, pero ésta se percata de que algo extraño está sucediendo, y frena en seco. El protagonista se baja del automóvil y huye bosque a través, hasta llegar a una casa que parece deshabitada.

Rodea el inmueble, y tras cerciorarse que nadie puede verle, rompe una de las ventanas y se introduce dentro. Husmea por varias de las habitaciones, y cuando ya piensa que en la casa no hay nadie, se encuentra con un minusválido en silla de ruedas… y poco después llegan, en coche, la anciana madre y la bella hermana de éste.

El psicópata, oculto en la planta superior, planifica metódicamente cómo matará a cada uno de los tres integrantes de la familia. Su objetivo será provocarles el máximo sufrimiento, para así aplacar sus impulsos homicidas, y resarcirse contra esos inocentes desconocidos de los abusos que él sufrió en su niñez por parte de su familia…

 

Comentario

Cuando madre e hija retornan a casa, el loco, que hasta ese momento se encontraba agazapado, surge de su escondrijo y da inicio una brutal y delirante espiral de violencia, que termina con todos los miembros de la familia muertos… a excepción del simpático perrito salchicha, mascota de las víctimas. El minusválido es ahogado en la bañera, la madre golpeada y la chica, apuñalada repetidas veces. El psicópata autor de la carnicería se siente aliviado, pero sabe que su calma no durará mucho y que pronto volverá a sentir la urgencia de matar, pues del mismo modo que un drogadicto necesita su dosis, él es un depredador que necesita segar las vidas de sus víctimas haciéndolas sufrir. Carece absolutamente de cualquier empatía. No contento aún con los tres muertos, decide a la mañana siguiente (tras dormir sobre el cuerpo ensangrentado de la joven por él apuñalada) que debe buscar nuevas víctimas, y que para “impresionarlas” y “darles miedo” debe enseñarles a las futuras víctimas los muertos que ya ha matado. Así pues, mete a los tres cadáveres en el maletero del coche y parte con ellos en busca de nuevas “aventuras”…

Ésta psycho-thriller austriaco está basada en hechos reales. El personaje del psicópata (que en la película no tiene nombre) está basado en el asesino serial Werner Kniesek, que fue finalmente condenado a cadena perpetua.

Entre las peculiaridades del film pueden mencionarse la casi total ausencia de diálogos, y un constante empleo de planos picados y contrapicados. Muy buena la música de Klaus Schulze, componente y líder de la mítica Tangerine Dream (kraut-rock alemán), que recuerda a las bandas sonoras de los Goblin. También es destacable la interpretación de Erwin Leder en el papel del psicópata.

Ésta película influenció al director germano Jörg Buttgereit, lo que puede comprobarse particularmente en su Schramm (1993) cuyo psicópata protagonista recuerda al caracterizado por Erwin Leder.

FHP, 2015