Para siempre – Lamberto Bava, 1987

https://i1.wp.com/www.ingenerecinema.com/wp-content/uploads/2012/08/per_sempre1.jpg

(Imagen: ingenerecinema)

Per sempre

Italia, 1987

Director: Lamberto Bava

Género: Thriller, suspense, terror

Guión: Dardano Sacchetti, Elisa Briganti, Lamberto Bava

Intérpretes: Gioia Scola (Linda), David Brandon (Carlo), Marco Vivio (Alex), Urbano Barberini (Marco)

Música: Simon Boswell

Argumento

Una noche de tormenta, una pareja se dirige al bosque en una camioneta. En la parte trasera Carlo y Linda llevan un cuerpo, recubierto por bolsas de basura, que se disponen a hacer desaparecer. Cuando lo están enterrando, el “muerto” vuelve en sí; sólo estaba inconsciente, y Carlo lo remata a golpes. El desgraciado aún ha tenido tiempo de estirar su brazo hacia la embarazada Linda y, en su agonía, arrancarle a la chica uno de sus pendientes…

Ocho años después, Carlo y Linda regentan una pensión-restaurante junto a un lago. Él se dedica además a alquilar barcas a los pescadores de la zona frente al local, mientras que ella cocina y trabaja dentro como camarera. Ambos viven con Alex, que es hijo de Linda pero no de Carlo. Es el niño del que ella estaba embarazada ocho años atrás.

Para disgusto del celoso Carlo, la atractiva Linda acostumbra a flirtear con los clientes (“así consumen más y dejan más dinero” se justifica ella). Uno de esos clientes es un oficial de los carabinieri, que últimamente se deja caer por allí con demasiada frecuencia. Ese policía menciona la extraña desaparición de Luca, el marido de Linda, ocurrida hace ocho años. Un día “se marchó” y nunca volvió a saberse de él; esa es la “versión oficial” que ella ha mantenido durante todo ese tiempo. “Quien sabe si aún estará vivo…” comenta el carabiniere. La curiosidad del suspicaz policía alarma a Carlo, quien irá volviéndose cada vez más paranoico…

Sigue leyendo

Anuncios

La policía pide ayuda – Massimo Dallamano, 1974

(Imagen: staticflickr)

La polizia chiede aiuto

Italia, 1974

Director: Massimo Dallamano

Género: Polizziesco, giallo

Guión: Massimo Dallamano, Ettore Sanzò (basándose en una novela de Peter McCurtin)

Intérpretes: Giovanna Ralli (juez Vittoria Stori), Claudio Cassinelli (Inspector Silvestri), Mario Adorf (Inspector Valentini), Farley Granger (Polvesi), Sherri Buchannan (Silvia)

Música: Stelvio Cipriani

Argumento

En el pequeño ático de un edificio, la policía encuentra el cadáver de una muchacha ahorcada. La chica cuelga desnuda. El comisario Valentini ha llegado hasta allí tras recibir una llamada anónima. Por el momento se desconoce la identidad de la adolescente y todo apunta a un suicidio. La autopsia determina que la joven mantuvo relaciones sexuales poco antes de su muerte.

La juez Vittoria Stori recibe el encargo de dirigir las investigaciones. Las autoridades consiguen desvelar la identidad de la chica: Se trata de Silvia Polvese. La quinceañera, de buena familia, acudía a un exclusivo colegio de monjas. En el momento de la tragedia, sus padres se hallaban ausentes en África, donde tenían negocios. La criada explica que Silvia había cambiado mucho en los últimos meses, y que se comportaba de manera extraña; siempre llevaba consigo una pequeña hoja de afeitar para cortarse las venas “en caso de emergencia”.

Las pesquisas policiales son delegadas al inspector Silvestri. Valentini se siente aliviado al no tener ya ocuparse del escabroso caso; pues tiene una hija, Patrizia, de la misma edad que la muerta.

Casualmente, mientras en la comisaría se proyectan las grabaciones policiales de una reciente manifestación, la juez Stori reconoce en las imágenes a la difunta Silvia. Allí se ve cómo la chica se mete en un portal, frente a la calle donde tienen lugar las protestas estudiantiles. Se trata del mismo día de su muerte, y sólo como una hora antes. Aquella manifestación se realizó en la otra punta de la ciudad respecto al ático donde apareció el cuerpo de Silvia: Los investigadores llegan pues a la conclusión de que la chica fue asesinada y su cadáver transportado seguidamente al lugar donde fue encontrado.

Sigue leyendo

Gozu – Takashi Miike, 2003

https://m.media-amazon.com/images/M/MV5BYmE5MjMyYjItZTkxOC00YmI5LWJhMzYtOTY3MTFlOGY4MmFiXkEyXkFqcGdeQXVyNTAyODkwOQ@@._V1_.jpg

(Imagen: amazon)

Gozu (V.O. Gokudō kyōfu dai-gekijō: Gozu)

Japón, 2003

Director: Takashi Miike

Guión: Sakichi Sato

Intérpretes: Sho Aikawa (Ozaki), Yuta Sone (Minami), Kenichi Endo (Endo), Renji Ishibashi (Oyabun)

Música: Koji Endo

Género: Suspense, yakuza

Argumento

Ozaki es miembro de un clan de la Yakuza. En los últimos tiempos se comporta de forma excéntrica e inestable, y su jefe Azamawari piensa que ha perdido la razón. En el cuartel general de la banda, durante una reunión en la que todos están presentes, Ozaki afirma muy convencido y alterado que un minúsculo chihuahua que se encuentra a las puertas del local es un „perro yakuza“ enviado para matarlos a todos. Acto seguido sale a la calle, y liquida al pequeño can a golpes ante la atónita mirada de sus compinches. Esa es la gota que colma el vaso de la paciencia del jefe…

Azamawari encarga a Minami, otro de sus hombres, que lleve a Ozaki a Nagoya – Allí tienen previsto matarlo y hacerlo desaparecer en un vertedero de basuras. Pero Minami siente una gran devoción hacia Ozaki, que le salvó la vida en el pasado, y a quien considera como a un hermano mayor. Por ello, le resulta particularmente duro realizar la misión que le han encomendado.

Durante el viaje en coche a Nagoya, Ozaki continúa con su errática conducta. Habla de liquidar al jefe, y después obliga a Minami a que frene abruptamente porque teme que les esté perseguiendo “un coche yakuza” (a bordo del cual sólo había una señora mayor). Ozaki actúa de forma crecientemente paranoica. Más adelante, cuando Minami se ve obligado a frenar de nuevo, Ozaki se golpea y pierde el sentido. Todos los intentos de Minami por reanimarlo son infructuosos, y termina dando a su aniki (“hermano”) por muerto.

Sigue leyendo

Schramm – Jörg Buttgereit, 1993

https://pbs.twimg.com/media/DSiu64ZW4AApoU7.jpg

(Imagen: pbs.twimg.com)

Schramm

Alemania, 1993

Director: Jörg Buttgereit

Género: Thriller

Guión: Jörg Buttgereit, Franz Rodenkirchen

Intérpretes: Florian Koerner von Gustorf (Lothar Schramm), Monika M. (Marianne)

Música: Max Müller, Gundula Schmitz

Argumento

Lothar Schramm es un hombre solitario que trabaja como taxista. Discreto e introvertido, tímido y cortés hacia fuera, padece en su interior graves perturbaciones mentales. Está platónicamente enamorado de su vecina Marianne, una prostituta. Ella sólo le ve como a un “amigo” al que pedir favores, es decir, como a un “pagafantas”. Lothar se masturba o usa un torso hinchable (no es una muñeca entera) mientras escucha a través de la delgada pared cómo su vecina tiene sexo con sus clientes. El retraído taxista sufre alucinaciones en las que ve una arquetípica vagina dentata – al parecer es impotente psicológico al estar con mujeres y tiene miedo al coito real. Otra de sus pesadillescas visiones consiste en ver su pierna amputada. En un sueño que tuvo, se encontraba en el colegio completamente desnudo y cuando iba a taparse sus partes para evitar que sus compañeros le vieran así, descubrió que no tenía nada entre las piernas, sólo una superficie completamente lisa.

Un día, dos ancianos caballeros muy elegantes proponen a Marianne que vaya a ofrecerles sus servicios a una lujosa villa a las afueras. A cambio prometen una jugosa compensación económica. Ella acepta pero con una cierta inseguridad, pues normalmente sólo „trabaja“ en casa. Marianne pide a Lothar que la acompañe en su taxi hasta la mansión y que la espere fuera hasta que salga.

Sigue leyendo

El desconocido – Gilberto Gazcón, 1974

https://a.ltrbxd.com/resized/film-poster/3/3/1/5/5/9/331559-el-desconocido-0-230-0-345-crop.jpg?k=7975c504ea

(Imagen: a.ltrbxd.com)

El desconocido

México, 1974

Director: Gilberto Gazcón

Género: Drama, thriller

Guión: Gilberto Gazcón, Ramón Obón, Eduardo de la Peña

Intérpretes: Valentín Trujillo (Adalberto), Jorge Luke (el Yuri), Lucía Méndez (Carmen), Norma Lazareno (Ada)

Argumento

Adalberto es un vagabundo buscavidas que se ha criado sin familia, siempre de un lugar para otro como un perro callejero. Decide probar suerte cruzando la frontera con EEUU, y empieza a trabajar allí en una plantación. Pero pronto es descubierto por las autoridades gringas y enviado de vuelta a México, ya que no tenía papeles. Adalberto, sin rumbo fijo, se cuela en un tren escondiéndose en un vagón de mercancías. Los guardias, al encontrarlo, le pegan una paliza y se disponen a entregarlo a la policía en la próxima parada. Pero Adalberto logra escabullirse al saltar del tren en marcha.

Tras mucho caminar, se encuentra con un jinete que se apiada de él ofreciéndole agua y comida. El benevolente don Julio, que también fue pobre en su juventud, le ofrece trabajo como jornalero en su rancho. Adalberto acepta y ambos, a lomos de un mismo caballo, se dirigen hacia la propiedad de don Julio.

Pero un enigmático pistolero les acecha parapetado en los alrededores. El individuo dispara a don Julio asesinándolo, y deja herido a Adalberto. Yuri se llama el traicionero criminal, y es un tipo muy peligroso. Dedicado a las peleas de gallos, le guardaba rencor a don Julio porque éste frustró sus intentos de hacer trampas durante unas apuestas. Yuri se lleva lo que encuentra de valor en los cuerpos y el caballo, dando por muerto también a Adalberto. Éste, tirado en el suelo, sólo alcanza a ver sus pies, que calzan botas con espuelas.

Sigue leyendo

Las colinas tienen ojos – Wes Craven, 1977

https://img.reelgood.com/content/movie/029101ce-04c6-4adb-8854-11f2576dc43c/poster-780.jpg

Las colinas tienen ojos (V.O. The hills have eyes)

EEUU, 1977

Director: Wes Craven

Guión: Wes Craven

Intérpretes: John Steadman (Fred), Janus Blythe (Ruby), Peter Locke (Mercury)

Música: Don Peake

Género: Thriller, terror, slasher

Argumento

La familia Carter se dirige a California en caravana a través del desierto. Bob y Ethel, los padres, van a celebrar sus bodas de plata. Con ellos viajan sus hijas Lynne y Brenda, el hijo Bobby, el yerno Doug (marido de Lynne) y la bebé Katy (hija de éstos últimos). También dos perros acompañan a la familia.

Los Carter hacen un stop al ver el taller que el viejo Fred tiene por aquellos áridos parajes. Con el anciano estaba una joven llamada Ruby, quien parecía conocerlo bien y le pedía comida. La chica se esconde al ver llegar la caravana. Bob, que es un policía retirado, compra lo que necesita y se dispone a proseguir su marcha. Fred le advierte que no tome el atajo que va a través de las colinas, recomendándole que para dirigirse a California continúe por el camino principal. Al parecer tiene motivos de peso para darle ese consejo…

Sin embargo, Bob prefiere hacer caso omiso y la familia se interna por la zona más desolada del desértico territorio. No tardan en darse cuenta de que se han perdido. Consultando un mapa, a las hijas les llama la atención con desasosiego que se encuentran muy cerca de una zona donde se realizan pruebas nucleares. Además hay una base militar no lejos de allí. Pronto unos aviones del ejército surcan los cielos a gran velocidad y a baja altura, casi sobre la caravana de los Carter, provocando que éstos se salgan de la calzada.

Tras el accidente todos resultan ilesos, pero el motor está averiado y no pueden continuar su viaje. Aún es de día, y deciden buscar ayuda. Bob y Doug parten en direcciones diferentes. La familia está en posesión de dos pistolas, para poder defenderse en caso de emergencia. Una se la lleva Bob y la otra se la queda su hijo Bobby, quien permanece con las mujeres.

A Brenda le parece que incluso con la luz del día esa zona resulta inquietante. También los perros están muy nerviosos, ladran y aúllan sin parar. Y no es para menos, pues desde las rocosas colinas alguien les está observando con prismáticos…

Por la noche, la perra “Beauty” se escapa hacia los cercanos cerros; parece haber descubierto una amenaza. Bobby la sigue, y poco después la encuentra brutalmente destripada.

Sigue leyendo

El profeta Mimí – José Estrada, 1973

https://i0.wp.com/materialparacriminalistica.com/wp-content/uploads/2016/11/E-profeta-mimi-1024x671.jpg

El profeta Mimí

México, 1973

Director: José Estrada

Género: Drama, suspense

Guión: José Estrada, Eduardo Luján, Arturo Rosenblueth

Intérpretes: Ignacio López Tarso (Mimí), Ofelia Guilmáin (Doña Eulalia), Ana Martín (Rosita), Carmen Montejo (Magdalena)

Música: Joaquín Gutiérrez Heras

Argumento

Ángel, apodado Mimí, es un hombre de mediana edad que vive con su anciana madre en un barrio humilde de la capital mexicana. En esa vecindad, por las noches, las calles se llenan de prostitutas. La madre es una santurrona que le ha inculcado a Mimí un férreo fervor religioso.  La casa está llena de imágenes de la Virgen, y ambos rezan diariamente el rosario con gran devoción.

https://o.aolcdn.com/images/dims?resize=1600%2C800&quality=70&image_uri=http%3A%2F%2Faolx.tmsimg.com%2Fmovieposters%2Fh12%2FAllPhotos%2F50962%2Fp50962_i_h12_aa.jpg%3Fw%3D1600&client=cbc79c14efcebee57402&signature=a1956b80f76d8ac7e4c3e07d1eb493c0a6478595

Poco a poco, varias prostitutas del barrio van apareciendo estranguladas. El autor de los crímenes no es otro que Mimí, quien lleva una doble vida: De día se encarga de realizar recados para sus vecinos, va de compras para ellos o escribe cartas que le dictan analfabetos. Y por la noche, asesina prostitutas en oscuros callejones. Pero no lo hace para castigarlas, sino para “redimirlas”. Siempre actúa siguiendo el mismo modus operandi: Las asfixia con una media negra (…de su madre).

Sigue leyendo