Especial centenario de Kirk Douglas: Holocaust 2000 – Alberto De Martino, 1977

https://i2.wp.com/wrongsideoftheart.com/wp-content/gallery/posters-c/chosen_1977_poster_03.jpg

Holocaust 2000

Italia, 1977

Director: Alberto De Martino

Guión: Sergio Donati, Alberto De Martino

Intérpretes: Kirk Douglas (Robert), Agostina Belli (Sara), Simon Ward (Angel)

Música: Ennio Morricone

Género: Thriller, terror

Argumento

El ejecutivo Robert Caine es responsable de una planta de energía nuclear que está por ser construída en un país de Oriente Medio. Su proyecto cuenta con el apoyo del gobierno de ese estado, pero los ciudadanos se oponen por considerarlo demasiado peligroso y contaminante. El propósito de Robert es suministrar mediante energía termonuclear suficiente electricidad para todos los países en vías de desarrollo.

Durante el viaje al desierto en el que está por ser construída la planta, Robert conoce a una atractiva fotógrafa y reportera llamada Sara Golan. Juntos van a una cueva y ella le muestra allí una inscripción en las paredes de la gruta donde puede leerse “IESVS”. Sara le explica que en los primeros tiempos del Cristianismo un profeta tuvo allí una visión apocalíptica  según la cual el fin del mundo daría comienzo en aquellas tierras. La chica toma además unas fotos de Robert allí en la cueva.

Poco después, una celebración tiene lugar en el palacio del primer ministro. Los más destacados personajes de la política y las finanzas acuden al evento. Entre los asistentes también se encuentran Robert, su mujer Eva y Angel, el joven hijo de ambos. Robert es muy popular allí dentro, pero fuera, a las puertas de la villa, decenas de manifestantes protestan sin descanso coreando eslóganes contra la construcción de la planta nuclear.

Un misterioso individuo con aviesas intenciones se cuela en la fiesta. Armado con un puñal se dispone a asesinar a Robert, pero su hijo le advierte a tiempo del peligro de forma que puede esquivar la cuchillada. Sin embargo, su mujer Eva es herida de muerte durante el forcejeo entre Robert y el intruso. La mujer fallece poco después allí mismo, en presencia de su esposo y de su hijo.

Durante el entierro de Eva reaparece Sara para darle su pésame al viudo. La fotógrafa le entrega en esa ocasión una de las fotos que tomó de él en la cueva. Allí puede verse en la pared una sobrecogedora imagen que en aquel momento no les había llamado la atención: Un monstruo de aspecto draconiano, una especie de leviatán, con numerosas cabezas… Sara, quien considera que existe una relación entre el proyecto nuclear de Robert y las antiguas profecías, está convencida de que la siniestra criatura plasmada en el fondo de la fotografía es una “señal del destino”.

Las autoridades no están seguras si el asesino actuó por cuenta propia o si realizó el atentado por encargo. Lo cierto es que el individuo está completamente enajenado, y lo han recluído en un manicomio criminal. Allí acude a visitarlo Robert, deseoso de esclarecer las causas que provocaron la muerte de su esposa. El asesino, un fanático que parece estar muy infuenciado por las profecías apocalípticas, reacciona con agresividad y comienza a golpear a todos los presentes. Recoge del suelo los cristales rotos de las gafas de uno de los guardias y procede a rajarse con ellos las venas.

Angel ha decidido ayudar a su padre en el desarrollo de su proyecto. Pero un nuevo contratiempo se presenta: Ha llegado al poder un nuevo primer ministro, y éste se opone a los planes de desarrollo termonuclear en los que Robert está trabajando. Aludiendo a motivos de seguridad, el recién elegido Harbin intenta cancelar el proyecto y presenta un informe negativo. Frustrados pero dispuestos a no claudicar, Robert y su hijo recurren al prestigioso científico Ernst Meyer. Éste premio Nobel debe avalar con sus teorías que la construcción de una planta nuclear en el desierto no reviste peligro alguno.

En un cerebro electrónico equipado con las más modernas tecnologías, Meyer introduce los datos que Robert le ha proporcionado. El super-ordenador escupe una extraña fórmula, que los expertos inicialmente no son incapaces de desentrañar: 2V231.

Sentado en un avión, Robert examina el papel con la misteriosa fórmula, preguntándose qué querrá decir. Junto a él se encuentra otro pasajero que tiene una respuesta para esa incógnita: El cura se percata de que 2V231 visto del revés puede leerse como IESVS. Al estar el nombre de Jesús invertido, esa fórmula debe ser interpretada como una alusión directa al Anticristo.

Más tarde, en casa del sacerdote, Robert observa en uno de sus libros sobre el Apocalipsis una imagen idéntica a la del monstruo que aparece tras él en la fotografía de la cueva. Robert cree todavía que todo ello no son más que una serie de coincidencias, y continúa empecinado en seguir adelante con su proyecto. Mientras tanto, inicia una relación con la bella Sara, quien es más o menos de la edad de su hijo. Descubrimos que éste tenía una mala relación con su madre, y Robert le explica que a Angel que él tenía originalmente un gemelo que murió al nacer. Eva, por ello, no trató con el suficiente cariño a Angel por considerarlo inconscientemente “culpable” de haber sido el único en sobrevivir.

Poco después Robert y Sara tienen la ocasión de presenciar en directo el espeluznante “accidente” en el que pierde la vida el primer ministro Harbin. Al mismo tiempo, el científico Meyer desaparece sin dejar rastro…

https://i1.wp.com/medias.myfrenchfilmfestival.com/medias/112/10/68208/format_page/kirk-douglas.jpg

Kirk “Espartaco” Douglas,  todo un gerontosaurio de la gran pantalla, cumple hoy 100 años

Comentario

Antes de la catástrofe de Chernobil y mucho antes de la de Fukushima, ya se atisbaban en el horizonte las consecuencias nefastas que podía traer consigo el uso irresponsable de algo tan delicado como la energía nuclear. Esa temática de concienciación ecológica, unida a las arcanas (pero siempre actuales) profecías apocalípticas, dan como resultado ésta interesante película de Alberto De Martino – vagamente inspirada también en “The Omen” (Richard Donner, 1976).

El ingeniero Robert va dándose cuenta con espanto creciente de que su proyecto nuclear está efectivamente relacionado con el próximo fin de los tiempos. Y de ser un científico escéptico partidario del empirismo más pragmático, irá comprobando por sí mismo que las “señales del destino” no deben ser tomadas a la ligera… Y lo que aún es peor: Su propio hijo tiene un rol fundamental en el caos que se cierne sobre todos ellos.

https://i2.wp.com/www.hemlockbooks.co.uk/assets/product_images/735/The%20Chosen600.jpg

Merecen destacarse particularmente las escenas oníricas del desierto, donde en una atmósfera pesadillesca se nos muestra el paralelismo existente entre el mítico leviatán y las modernas torres termonucleares. Ambas figuras son agentes de la destrucción, monstruos con el potencial de devastar la Tierra. También es digna de mención la segunda escena en el manicomio, o aquella en la que las hélices de un helicóptero le cercenan media cabeza a un popular pero desafortunado político…

A principios de los años ochenta, se rodarían en Italia numerosas películas del subgénero post-apolíptico; a raíz del éxito internacional de “Mad Max” (George Miller, 1979). El film que hoy reseñamos puede calificarse, por su parte, de pre-apocalíptico. El desastre aún puede ser evitado, o al menos postergado algún tiempo más. Pero los oscuros poderes ocultos que buscan siempre “auto-cumplir” sus propias profecías siguen al acecho, trabajando sin descanso para hacer realidad por la fuerza sus delirios mesiánicos más insensatos…

https://i0.wp.com/images3.cinema.de/imedia/7256/2297256,USRl9PVeI7QWIZtqAMqbYUvGb3E1iy8JfZOimaMDohOWhxq9HMoVrttD+1HyjEjJveKc2y6OaTDC026XYYJ1zw==.jpg

Robert está brillantemente interpretado por el célebre y pronto centenario Kirk Douglas, protagonista de la monumental “Espartaco” (1960) de Stanley Kubrick. La hermosa Agostina Belli, quien como de costumbre nos deleita en algunas escenas con su desnudez, da vida a la fotógrafa Sara. Agostina Belli, sex-symbol de la Italia setentera, aparece en la excelente “La notte dei diavoli” (Giorgio Ferroni, 1973), una historia que combina terror gótico con folklore eslavo. También la vimos en el memorable thriller “Revolver” (Sergio Sollima, 1973) o en “Sepolta viva” (Aldo Lado, 1973).

Como muchos directores italianos, Alberto De Martino era aficionado a adaptar a su manera grandes éxitos procedentes del otro lado del Atlántico. Del mismo modo que ésta “Holocaust 2000” fue inspirada por “La Profecía”; De Martino también realizó “L´Anticristo” (1974) basándose en “El Exorcista” (William Friedkin, 1973) y “Il Consigliori” (1973) aprovechando el renombre de “El Padrino” (F.F. Coppola, 1972).

La banda sonora fue compuesta por Ennio Morricone, y durante los títulos de crédito llaman la atención unas imágenes de guerras y hambrunas (se nos sugiere que sería ésta la consecuencia de una catástrofe nuclear) muy reminiscentes del dantesco preámbulo de “Quién puede matar a un niño” (Narciso Ibáñez Serrador, 1976).

FHP, noviembre de 2016

Anuncios

Sepultada viva – Aldo Lado, 1973

https://i1.wp.com/wrongsideoftheart.com/wp-content/gallery/posters-b/buried_alive_1973_poster_02.jpg

Sepultada viva (V.O. Sepolta viva)

Italia, 1973

Director: Aldo Lado

Guión: Aldo Lado, Claudio Masenza, Antonio Troiso

Intérpretes: Agostina Belli (Christina Belli), Fred Robsahm (Phillippe), Maurizio Bonuglia (ferdinand)

Música: Ennio Morricone

Género: Drama

Argumento

En la Francia del siglo XVIII, el joven duque Phillippe gobierna sus tierras con equidad y justicia. Es muy popular entre sus súbditos, sobre todo desde que se casó con Christine. Ésta no procede de una familia aristocrática, sino que es hija de un humilde pescador. El bondadoso Phillippe ha reducido los impuestos a los campesinos y trata siempre de ayudar a los más desfavorecidos. Sin embargo, sus hermanos Ferdinand y Gael están menos contentos. Sobre todo el primero reprueba que Phillipe esté “derrochando” el patrimonio familiar en sus obras de beneficencia.

Durante una festividad local, unos niños juegan en las inmediaciones del castillo. Llegan hasta una torre al otro lado del río pero no se atreven a acercarse demasiado, pues una maldición pesa sobre ella. Allí fue encerrada una duquesa el siglo anterior por órdenes de su marido, quien la acusaba de alguna infidelidad. Cuando el duque se enteró de que su esposa era inocente, trató de liberarla; pero ya era demasiado tarde y ella había muerto. Desde entonces, cuenta la leyenda, el fantasma de la mujer vaga por los alrededores de la torre y sus lamentos pueden oírse por las noches. Uno de esos niños, el aprendiz de herrero Dani, se encuentra con Christine y ésta le regala un medallón para compensarle por la pérdida de unos cuchillos que debía pulir.

Gael, el hermano más joven de Phillippe, está enamorado de Dominique; una de las damas de compañía de Christine e hija del señor de Fontenuy. Por su parte, Dominique le confiesa a Christine que desea tomar los hábitos de monja, ingresando en un convento al alcanzar la mayoría de edad – Pero le pide que guarde el secreto y Christine le promete hacerlo.

Ferdinand, codicioso y sin escrúpulos, comienza a preparar un plan para librarse de los obstáculos que le impiden hacerse con el ducado. Durante una cacería, el caballo de Christine se desboca, galopando sin control por el bosque hasta que la joven cae de la montura. Los daños no son graves y Christine no tarda en recuperarse… Pero se descubre que el caballo había sido herido previamente de forma que al tener sobre sí un peso el dolor era insoportable… Todo indica que se produjo un sabotaje para provocarle un “accidente” a Christine. El médico del castillo comprueba examinando a la duquesa que está embarazada. Esa futura descendencia inquieta seriamente a Ferdinand.

Gael le pide a Christine que interceda por él para convencer a Dominique de que se convierta en su esposa, pero su cuñada nada puede hacer – Tampoco contarle la verdad, pues le prometió a Dominique que no revelaría su secreto. Así, Gael piensa que Christine no le quiere ayudar; y nace en su interior un resentimiento contra ella. Eso es utilizado por el pérfido Ferdinand para engatusar a su hermano pequeño en el complot contra su hermano mayor…

Ferdinand le dice a Gael que el señor de Fontenuy no quiere que su hija se case con él… porque en su familia se ha cometido el sacrilegio de “bastardizar” la sangre azul de su linaje con la de una plebeya. Así, la hostilidad del ingenuo Gael hacia Christine no hace más que incrementarse, y Ferdinand puede exponerle abiertamente a su hermano el plan que ha urdido para deshacerse de la cuñada de ambos.

Los hermanos necesitan además la complicidad de Morel, el administrador de las propiedades del duque. Morel es el padre de Odette, otra de las damas de compañía de Christine.  Ante la perspectiva de un ascenso social y de emparantarse con la familia de los duques mediante el matrimonio de su hija con Ferdinand, Morel accede a participar en la conspiración.

Ferdinand decide que actuarán cuando el duque Phillippe se ausente por unos días de su territorio para viajar a París. Gael le ruega a su hermano que no maten a Christine, pues, según una leyenda, si un miembro de su familia asesina a otro, sufrirá una muerte violenta. Ferdinand no le da crédito a esas paparruchas, pero trata de contentar a su hermano pequeño para asegurarse su adhesión. De ese modo resuelven encerrar a Christine en la torre al otro lado del río, la misma que todos los lugareños tratan de evitar por miedo a las historias de fantasmas. Pero de cara al pueblo fingirán la muerte de Christine. Para ello, hacen que la joven duquesa tome mezclado en su bebida un ungüento elaborado por una bruja que provoca el cese de las constantes vitales. El médico, a la mañana siguiente, “certifica” el “fallecimiento” de Christine al comprobar la ausencia de pulso y latidos cardiacos.

En todo el poblado los campesinos y aldeanos guardan riguroso luto, entre ellos el pequeño Dani, quien conserva el medallón que le regalara la duquesa. Mientras se prepara el entierro, los hermanos del duque transportan a la inconsciente Christine a la torre y rellenan su ataúd con piedras. Cuando Christine despierta, prisionera en la torre, observa estupefacta desde la enrrejada ventana su propio funeral… Morel es el encargado de hacer de carcelero, llevándole alimentos y asegurándose de que no escape.

Phillippe regresa a sus propiedades tras atender sus asuntos en París y de camino a su castillo es asaltado – Sus escoltas mueren, asesinados por unos bandidos que Ferdinand había contratado. Cuando Phillippe logra finalmente regresar a sus tierras, es informado de la desgarradora noticia… la muerte de su querida Christine.

El acongojado duque coquetea con el suicidio, e incluso redacta su testamento. Pero resuelve seguir viviendo y retirarse a un monasterio, bajo la nueva identidad de “hermano Antoine”. Ferdinand y Gael encuentran el testamento y aunque su cuerpo no ha sido hallado se reparten de inmediato sus posesiones, difundiendo por toda la comarca la noticia de la “muerte” de Phillippe.

Mientras se celebra la toma de posesión de Ferdinand como nuevo duque, una mujer que pasea por el bosque escucha llantos y lamentos procedentes de la torre (los de la prisionera Christine, ya con un avanzado embarazo) y piensa que se trata del “fantasma” de la vieja leyenda – Un nefasto presagio. Al contar la noticia del “retorno del fantasma” a sus parroquianos, el pequeño Dani la escucha y audazmente se dirige a la torre para comprobar lo que sucede…

https://i1.wp.com/www.copertinedvd.org/copertine-dvd-file/S/sepolta_viva.jpg

Comentario

Drama dieciochesco repleto de intriga, conspiraciones fratricidas y trágicas confusiones; que incluye además una bien lograda atmósfera gótica. En la película se pone sutilemente de manifiesto un conflicto “de clases”, existente entre el bondadoso y desprendido duque Phillippe (casado con una plebeya y benefactor de los humildes) y su insidioso hermano Ferdinand, quien se opone a “dilapidar” la fortuna de la casa ducal en el “populacho” y quien considera una infamia que el rancio abolengo de su estirpe se mezcle con la casta inferior de los plebeyos. A Ferdinand le repugna la idea de que sea alguien con sangre “impura” (el hijo de su hermano Phillipe con Christine, y por lo tanto el nieto un sencillo pescador) quien un día herede el ducado. Gael no es malvado como Ferdinand, pero se deja manipular por éste.

El título, “Sepultada viva”, llama a engaño; pues en ningún momento la protagonista es enTerrada – sólo enCerrada (en la torre). La historia resulta reminiscente en su ambientación y estilo de las obras de Alejandro Dumas; en particular “El vizconde de Bragelonne”, que trata el asunto del “hombre de la máscara de hierro”.

El melodrama familiar y las conspiraciones palaciegas por el poder se entremezclan con el drama social; todo ello aderezado con una historia de fantasmas (no demasiado elaborada) de por medio. El toque gótico contribuyen a resaltarlo las nocturnas tormentas, la densa niebla, el viento ululante, los lamentos “espectrales”, lo tenebroso de la torre o el aura de misterio que envuelve las leyendas populares. También hay un lugar en la trama para la inquietante catalepsia. Y no sería ésta la única ocasión en la que el director Aldo Lado tematizaría a la muerte aparente: La catalepsia es el centro argumental de su genial giallo “Malastrana” a.k.a. “La corta noche de las muñecas de cristal” (1971). Aldo Lado es también el realizador de “L´ultimo treno della notte” (1975), particular remake de “La última casa a la izquierda” (1972) que en mi opinión supera con creces al original de Wes Craven.

Christine está interpretada por la hermosa Agostina Belli, a quien vimos en films sumamente recomendables como “La notte dei diavoli” (Giorgio Ferroni, 1972) o “Revolver” (Sergio Sollima, 1973).

La banda sonora fue compuesta por Ennio Morricone y dirigida por su colaborador habitual Bruno Nicolai.

FHP, noviembre de 2016

Revólver – Sergio Sollima, 1973

https://i0.wp.com/www.dvdparadies.at/out/pictures/master/product/1/revolverdieperfekteexplosive.jpg

Revolver

Italia, 1973

Director: Sergio Sollima

Guión: Massimo De Rita, Arduino Mauri, Sergio Sollima

Intérpretes: Oliver Reed (Vito), Fabio Testi (Milo), Agostina Belli (Anna)

Música: Ennio Morricone

Género: Polizziesco, Thriller

https://i0.wp.com/www.mondo-digital.com/revolver.jpg

Argumento

Dos delincuentes huyen de la policía, uno de ellos gravemente herido. Éste último, cuando ya han logrado escapar al campo, muere en los brazos de su amigo; quien le entierra junto a un río.

Mientras tanto, un personaje importante apellidado Harmakolas es asesinado a tiros por un sicario que le acribilla disparando desde una motocicleta. Poco después, el célebre cantante pop Al Niko es llamado a declarar. Han encontrado la moto usada por el asesino, que estaba a nombre del famoso.

https://c3.staticflickr.com/3/2377/2124227320_05e33914bc_z.jpg?zz=1

Daniel Beretta como Al Niko

Al repone que es cierto que la compró él, pero que se la regaló hace años a un amigo suyo, llamado Jean Daniel. Las autoridades también han hallado un cadáver que Al ha de reconocer: El del pistolero, quien fue embestido por un tren. Pese a lo destrozado del cuerpo, el cantante afirma rotundamente que se trata de Jean Daniel. El comisario sabe que Jean Daniel era un delincuente habitual que en el pasado había trabajado como guardaespaldas para Harmakolas; y que al ser despedido, juró venganza. Ahora, la policía tiene (o cree tener) un asesino y un móvil para el crimen, y declara el caso como cerrado.

https://alucinecinefago.files.wordpress.com/2016/11/741fc-revolver73-004.png?w=638&h=425

Agostina Belli como Anna

Vito Cipriani es un rudo ex-policía que trabaja en Milán como vice-director de una prisión. Acaba de casarse con la bella Anna. Cuando una noche regresa a su hogar, comprueba que su joven mujer ha desaparecido. De inmediato suena el teléfono: Alguien le comunica que si quiere volver a ver con vida a Anna deberá arreglar la fuga de Milo Ruiz, uno de los internos de la cárcel en la que trabaja.

Al día siguiente, Vito se dirige a la celda de Milo: Vemos que se trata del mismo individuo que escapaba en la escena incial con su compinche malherido. Vito quiere saber quiénes son “sus amigos”, quiénes son los que intentan ayudarle a volver a la calle. Milo no sabe de qué puede tratarse, y pese a los expeditivos métodos interrogatorios del ex-policía no revela nada. Vito intenta averiguarlo entonces mediante soplones en los bajos fondos. Pero por la noche recibe una nueva llamada amenazadora: Los secuestradores saben que ha iniciado pesquisas y le recuerdan que haga salir a Milo cuanto antes o su mujer morirá.

Para facilitar la huída del preso, Vito le pega una paliza con el fin de mandarle a la enfermería. Una vez allí, le explica el carcelero a Milo, le allanará el camino para que pueda fugarse, haciendo llamar a su despacho al agente que le custodie.

El plan se pone en marcha, y Milo consigue evadirse de prisión. Pero fuera ya se encuentra Vito esperándole. Le lleva a su casa, esposado, a la espera de que los raptores de Anna se comuniquen con él para acordar el lugar donde habrá de hacerse el intercambio de rehenes. Milo sigue insistiendo en que él no tiene ni idea de quién puede estar tomándose tantas molestias para liberarlo, pues está seguro de no tener amigos importantes. Uno de los pocos amigos verdaderos que tuvo en su vida, lo enterró con sus propias manos…

Mientras Vito espera en su casa con Milo a que suene el teléfono, alguien llama a la puerta… Se trata de Fantuzzi, uno de sus subordinados, el guardián que debía custodiar a Milo en la enfermería. Fantuzzi le explica a Vito algo que él ya sabe de sobra; la fuga del delincuente. Precisamente entonces llaman los secuestradores dándole instrucciones para el canje. Vito decide contarle a su leal empleado toda la verdad, y éste promete ayudarle.

Esa noche, Vito acude con Milo al lugar indicado por los chantajistas. Pero cuando éstos aparecen no hay rastro de Anna. El ex-policía dice que no les entregará a Milo a menos que ellos le devuelvan a su mujer, y se vuelve a marchar. Mientras tanto, Fantuzzi sigue a los secuestradores hasta su guarida, pero es descubierto. Sólo tiene tiempo de hacer una breve llamada a su jefe desde una cabina antes de que lo asesinen atropellándolo.

Cuando Vito llega al lugar que le ha indicado Fantuzzi, ya es demasiado tarde. El jefe de la banda se ha llevado a Anna a otro lugar. Pero antes, la chica le ha dejado escrita una nota (por orden del secuestrador) para hacerle saber que está viva; y además ha tenido tiempo de señalar en la página de un periódico una noticia que hacía alusión a Francia – Una posible referencia al siguiente lugar al que piensan llevarla…

Vito y Milo van a ver a un soplón francés que les pone sobre la pista de Al Niko, el cantante, quien vive en París. Resulta que Al es un viejo amigo de Milo. Los dos, además, eran amigos de Jean Daniel, el supuesto asesino de Harmakolas. Al menciona haber reconocido el cadáver de Jean Daniel después de que éste fuera arrollado por un tren… Pero Milo sabe que eso no es posible, ya que él estaba con Jean Daniel cuando murió y fue él mismo quien lo sepultó junto a un río a las afueras de Milán. De ese modo sale a la luz que alguien quería culpabilizar del asesinato de Harmakolas a Jean Daniel para cerrar el caso rápidamente y proteger a los auténticos asesinos…

https://alucinecinefago.files.wordpress.com/2016/11/a7f00-revolver4.jpg?w=667&h=363

Vito (Oliver Reed) y Milo (Fabio Testi)

Comentario

Sólido, intrigante e interesantísimo thriller polizziesco que por su estilo recuerda en ocasiones a la saga de “La Piovra” (miniseries que llegarían en la década siguiente de la mano de Damiano Damiani y otros directores).

Tras el secuestro de la mujer de Vito se esconden los mismos que asesinaron a Harmakolas… Y Vito comienza a sospechar que a Milo lo querían fuera de la cárcel para matarlo, para que nunca pudiera difundir la verdad sobre su amigo Jean Daniel haciendo que la versión oficial se tambalease…

Vito y Milo, tan hostiles el uno hacia el otro desde el principio, son compañeros de aventuras a su pesar. No tienen más remedio que forjar una alianza. Vito ansía rescatar a su mujer al precio que sea, y Milo sólo quiere sobrevivir (y de ser posible, en libertad). Juntos tratarán de desbaratar una enrevesada trama criminal en la que también parece estar envuelta la industria discográfica. El personaje de “Al Niko” representa a esos efímeros famosetes y cantantes de moda que aparecen de la noche a la mañana ensalzados por los medios para aborregar a las masas y que una vez han dejado de ser útiles desaparecen igual de rápidamente (y a veces en trágicas circunstancias).

El director Sergio Sollima había realizado con anterioridad el memorable giallo “Un diablo en el cerebro” (1972) o el western “Corre, hombre, corre” (1968) – Probablemente ésta última la más conocida de sus películas.

El actor inglés Oliver Reed interpreta al duro ex-policía Vito Cipriani, y su mujer Anna es la hermosa Agostina Belli – A quien vimos en el film sobre la Mafia “Baciamo le mani” (Vittorio Schiraldi, 1973) y en la excelente “La notte dei diavoli” (Giorgio Ferroni, 1972) basada en un cuento gótico ruso de Aleksei Tolstoy.

El papel de “Milo Ruiz” recae sobre Fabio Testi, protagonista del soberbio polizziesco “Il Grande Racket” (Enzo G. Castellari, 1976).

La banda sonora fue compuesta por el prolífico maestro Ennio Morricone.

FHP, septiembre de 2016

 

La noche de los diablos – Giorgio Ferroni, 1972

https://i0.wp.com/images.static-bluray.com/movies/covers/42334_front.jpg

La noche de los diablos (V.O. La notte dei diavoli, a.k.a. “The night of the devils”)

Italia, 1972

Director: Giorgio Ferroni

Guión: Eduardo Manzanos Brochero, Romano Migliorini, Gianbattista Mussetto (basándose en relato de Aleksei Tolstoy)

Intérpretes: Gianni Garko (Nicholas), Agostina Belli (Zdenka), Teresa Gimpera (Elena)

Música: Giorgio Gaslini

Género: Terror gótico

https://www.clubdesmonstres.com/best/img/nuitdesdiables5.jpg

Argumento

Un hombre se desploma herido en el campo, cerca de la frontera italiana con Yugoslavia. Es llevado a un hospital, y cuando vuelve en sí muestra claros síntomas de confusión y amnesia. No recuerda su identidad y es incapaz de articular palabra. Un inspector de la policía intenta averiguar quién es el misterioso paciente. Todo indica que se trata de un yugoslavo. En general, el hombre se comporta tranquilamente; pero comienza a agitarse durante la noche y parece sentir miedo ante la oscuridad.

https://www.filmlinc.org/wp-content/uploads/2015/07/nightofthedevils2-1600x900-c-default.jpg

Gianni Garko como Nicholas

Días después de su ingreso, el amnésico recibe la visita de una atractiva joven. La muchacha dice ser amiga suya, pero lo único que sabe de él es que se llama Nicholas.

Cuando la chica es llevada ante el paciente, éste reacciona con un ataque de pánico. La visión de la visitante ha provocado en él un efecto traumático. Por primera vez Nicholas dice algo: “Sacadme de aquí” e intenta escaparse. Pero es reducido y vuelven a encerrarlo en su habitación. Allí, comienzan a retornar poco a poco a su mente los recuerdos de los acontecimientos que le llevaron a su desafortunada situación actual…

Unas semanas antes, Nicholas conducía por una zona campestre cuando de repente apareció de la nada una mujer ante él. Tratando de frenar, su coche se salió de la carretera chocando contra unos árboles en el bosque. Ahora el motor estaba estropeado. La mujer había desaparecido, y Nicholas se internó en el bosque, en busca de personas que pudieran ayudarle a reparar su vehículo o a llegar a la localidad más cercana.

Unos hoscos aldeanos ven avecinarse al forastero. Los pueblerinos, que miran con recelo al extraño, entierran a un muerto en el cementerio; el difunto está ensangrentado. Mientras tanto, Nicholas llega a una aldea semiabandonada, parcialmente en estado de ruina; casi un pueblo fantasma. Se respira allí una atmósfera inquietante y poco acogedora. Poco después llegan los escasos habitantes del lugar, que regresan del entierro. Son una familia encabezada por el patriarca, sus dos hijos y sus dos hijas. También hay dos niñas, cuya madre es la hija mayor del cabeza de familia. El fallecido al que acaban de sepultar es el hermano del patriarca.

Los aldeanos son parcos de palabras pero ofrecen al forastero pasar la noche en su casa – Pues no es posible arreglar el coche ahora, no hay pensiones cerca… y sobre todo: Es peligroso permanecer en el bosque cuando se torna oscuro. La más joven de las hijas se llama Zdenka – es la chica que más tarde visitará a Nicholas en el hospital. Entre la joven y el recién llegado comienza a surgir una atracción mutua. Jovan, el hijo mayor, se comporta fríamente y con cierta hostilidad; pero se ofrece a intentar reparar el coche al día siguiente. Pese a su hospitalidad, todos en la casa se muestran taciturnos y muy reservados, dando la impresión de que tienen algo que ocultar. Por la noche, Zdenka acompaña a Nicholas a la “habitación de huéspedes”, que es la misma que hasta hace poco ocupaba su tío difunto. Cuando Nicholas intenta abrir la ventana (cerrada y reforzada con barras metálicas) la chica le implora que no lo haga, y que la deje bien cerrada – sobre todo durante la noche.

https://i2.wp.com/www.dailyhoroscopes1.com/imgs/celeb/full/9506-5.jpg

Agostina Belli como Zdenka

Al cementerio llega una siniestra y enajenada mujer, la misma que Nicholas vió al llegar a esos parajes y la que causó su accidente. La bruja se hace un corte en la mano y deja que su sangre gotee sobre la tumba del muerto poco antes enterrado. La familia está al corriente de la existencia de esa nigromante. La consideran la fuente de las calamidades que azotan a la comarca, y que han provocado que los lugareños vayan abandonando el pueblo. El patriarca está dispuesto a tomar medidas contra ella.

A la mañana siguiente, mientras Jovan trata de reparar el automóvil de Nicholas (para que éste se vaya lo antes posible), el cabeza de familia se interna en el bosque con una afilada y larga estaca para dar caza a la bruja…

https://saturdaysinema.files.wordpress.com/2014/12/p12a1.jpg?w=648&h=444

Comentario

Notabilísima película de terror gótico basada en un relato de Alexei Tolstoy (“La familia del Vurdalak”), inspirado a su vez por las viejas leyendas eslavas de vampiros, muertos vivientes y pactos demoníacos. Ya el arranque del film, durante los primeros diez minutos, resulta muy prometedor: Las macabras y oníricas imágenes pesadillescas que aturden al desdichado protagonista enganchan desde las primeras escenas: Sexo y muerte se combinan en el binomio aterrador y excitante del “eros-thanatos”.

https://filmscoop.files.wordpress.com/2012/07/la-notte-dei-diavoli-7.jpg?w=450&h=219

Los artesanales efectos especiales de “gore” y putrefacción están muy bien logrados.

La continuación no decepciona, y tras unas secuencias introductorias donde vamos conociendo al misterioso paciente en su estado amnésico, poco a poco se va revelando a modo de flashback la historia que ha llevado al protagonista a su lamentable estado: El terror vivido en la remota aldea ha hecho mella en su salud mental. La visita de Zdenka va logrando que paulatinamente Nicholas consiga ordenar sus pensamientos.

https://filmscoop.files.wordpress.com/2012/07/la-notte-dei-diavoli-9.jpg?w=450&h=208

La película se torna cada vez más interesante a partir de su segunda mitad; desde que (en la memoria de Nicholas) los miembros de la familia comienzan a ser infectados por un vampirismo que los zombifica (convirtiéndose casi todos en “vurdulaks”). El desenlace es apoteósico y demoledor, sumamente romántico y cargado de tragedia.

https://image.tmdb.org/t/p/w1280/xhUNsyMDj6t94aSkVmesFZdEXMd.jpg

Gianni Garko, para quien el papel de yugoslavo era muy adecuado al ser él de origen croata, interpreta al protagonista. Garko destacó durante los años sesenta en varios italo-western como los de la saga de „Sartana“ o  “10.000 dollari per un massacro” (Romolo Guerrieri, 1967). También desempeñó el papel principal en el giallo “La flor de pétalos de acero” (Gianfranco Piccioli, 1973) y apareció en la excelente “Il Boss” (Fernando Di Leo, 1973).

Zdenka está interpretada por la bellísima Agostina Belli – a quien pudimos ver en „Baciamo le mani“ (1973) de Vittorio Schiraldi.

El director Giorgio Ferroni es también el realizador, entre otros títulos, de la épica peplum “La guerra di Troia” (1961), con Steve Reeves en el papel principal.

“La noche de los diablos” es una pequeña joya del gótico italiano extrañamente poco conocida e injustamente relegada al olvido. Sin duda, una obra muy digna que es necesario reivindicar.

FHP, diciembre de 2015

Baciamo le mani – Vittorio Schiraldi, 1973

https://c1.staticflickr.com/9/8818/18258209232_8f2dc434a3_b.jpg

Baciamo le mani

 

Italia, 1973

Director: Vittorio Schiraldi

Género: Drama

Guión: Vittorio Schiraldi

Intérpretes: Arthur Kennedy (Don Angelino Ferrante), John Saxon (Gaspare Ardizzone), Agostina Belli (Mariuccia), Spiros Focás (Luca)

Música: Enrico Simonetti

 

Argumento

 

La película comienza con una genial escena digna de ser descrita: En mitad de la noche, en un dormitorio matrimonial, un hombre llamado Stefano se está vistiendo y se prepara para salir a un encuentro, para acudir a una enigmática cita. Su mujer, le aborda sumamente preocupada y le hace todo tipo de preguntas: “A dónde vas”, “con quién te encuentras”, “quiero saber”, “tengo miedo”, etc, etc. El paciente y taciturno Stefano, le dice a su esposa que tome sus pantalones de él y que se los ponga. Ante éste insólito requerimiento, ella reacciona sorprendida; pero piensa que se trata de una broma, y accede risueña. “Y bien, mírate en el espejo, cómo te quedan mis pantalones?” pregunta Stefano sonriente. “Pues mal, me están grandes, no son de mi medida”. “Exacto. Pues así como mis pantalones no son de tu talla, mis asuntos tampoco son de tu incumbencia” (o “así como no te metes en mis pantalones, tampoco te metas en mis asuntos” – no es cita textual, en italiano queda mejor, pero el sentido es lo que importa). Tras ésta excelente escena (que hoy sería calificada de “machista” por los adalides de lo políticamente correcto), Stefano acude a la reunión, en un campo. Sale de su coche y es acribillado a tiros; se trataba de una emboscada.

A continuación nos enteramos de que Stefano era el hijo de don Angelino Ferrante, un jefe de la Mafia. El autor intelectual del asesinato es el gangster Gaspare Ardizzone. Estamos ante un conflicto generacional (y también de valores), “intrapolítico”, en el seno de la Mafia: Ferrante, casi un anciano, representa a la “vieja escuela” a los uomini di onore, a la Cosa Nostra tradicional de Sicilia. En cambio Ardizzone, de unos cuarenta años, un personaje particularmente repulsivo y traicionero, encarna a las “nuevas generaciones”, para las cuales lo único relevante es el dinero, el materialismo, el beneficio, el lucro; y nada importa si para lograr unos millones hay que apuñalar por la espalda a varios amici nostri. Para los nuevos mafiosos como Ardizzone han quedado desfasados valores como el respeto, la familia y la lealtad.

La familia Ferrante tiene conexiones en New York. Allí vive Luciano (“guiño” a Lucky Luciano?), uno de los hijos de Don Angelino. Y también uno de los máximos líderes de la Comisión y exponente de la “vieja escuela”, don Santino Bileggi. A Don Angelino no le agrada que su hijo viva en los EEUU, pues según él, “ha cambiado” (es decir, se está dejando influenciar por las “nuevas corrientes” y es susceptible de meterse en “negocios tabú” como el narcotráfico, la prostitución, etc). Su hijo más jóven, un ingenuo e idealista adolescente, quiere emigrar a NY como su hermano mayor; pero Don Angelino trata de disuadirle de esa idea. Curiosamente, al mismo tiempo que desea ir a los EEUU (donde las “nuevas generaciones” andan metidas en negocios aún menos “éticos”) rechaza a la Mafia en bloque, también la corriente tradicional que representa su padre, diciendo que “el estado” es el que debe “poner orden” y regularlo todo (como si el estado “democrático” no fuera en sí mismo corrupto y como si en la sociedad contemporánea fuera posible discernir la delgada línea que separa “mafia” y “estado”, dónde termina uno o empieza el otro…) Cuando el jóven recibe un cachete de su progenitor, le dice (y ahí tiene razón) “No es culpa mía, papa, eso lo he aprendido en los colegios estatales, donde tú me has mandado…”

Por su parte, Mariuccia, que así se llama la bella viuda de Stefano y nuera de don Angelino, es acosada por los esbirros de Ardizzone. Uno de los más fieles hombres de los Ferrante, Masino D´Amico (que era el mejor amigo del asesinado Stefano), recibe la misión de protegerla… y ambos acaban enamorándose. Mariuccia queda encinta de él.

A través de su hijo neoyorkino, don Angelino pide al anciano y enfermo don Santino que regrese a Sicilia, para intentar evitar una guerra de bandas, e impedir que crezca la influencia del ambicioso, sumamente violento e imprevisible Ardizzone. Pero cuando don Santino llega al aeropuerto, allí le esperan Ardizzone y los suyos, que lo llevan en coche al campo, donde lo matan como a un perro. Uno de los mayores exponentes de la “vieja escuela” y aliado de los Ferrante fue de ese modo liquidado.

Poco después, tiene lugar una reunión de los jefes de la Comisión de la Mafia, en la que se debate el ingreso al “poder ejecutivo” y el nombramiento como “capo” de Gaspare Ardizzone. Uno de los jefes, Piero Nicolosi, defiende el ingreso del “enérgico y osado” Ardizzone, pues él desplaza a “don Santino, un león que se había quedado dormido en el fondo de su jaula”. Tras la perorata de Nicolosi, interviene don Angelino, quien repone que si don Santino era “un león en el fondo de su jaula”, era porque allí había sido arrinconado (por las “nuevas generaciones”) y vuelve a anteponer los valores de lealtad, honor y respeto; tras lo cual abandona la reunión. Entonces aparece el propio Ardizzone, que ridiculizando a la “vieja guardia” y realizando una brutal apología del materialismo, logra intimidar a los capos para que voten a favor de su ingreso en la comisión: Cuando el presidente dice que los que estén de acuerdo en nombrarlo capo se pongan de pie, Ardizzone le interrumpe y pide que en lugar de ponerse de pie los que están de acuerdo, que se pongan de pie los que están en contra… Nadie osa alzarse.

Comentario:

Interesante italo-thriller sobre la Mafia, rodado un año después de que se estrenara “El Padrino” (1972) y basado en una novela de Vittorio Giraldi, el director del film. Es decir, el novelista Giraldi filmó su propio libro. “Baciamo le mani” se trata de su única película, sin contar con un documental.

Gaspare Ardizzone está interpretado por John Saxon (pseudónimo de Carmine Orrico, quien al menos para ésta producción, hubiera sido más apropiado aparecer en los títulos de crédito con su nombre italiano, que de hecho es el auténtico), quien realiza una gran labor interpretando al corrosivo, desagradable y peligroso personaje. Destacar también la labor interpretativa de la bella Agostina Belli, en el papel de la jóven viuda Mariuccia.

Aunque la temática no es necesariamente original en una película del género (el conflicto entre facciones generacionales dentro de la Mafia), el desarrollo de los acontecimientos en ningún momento es previsible, y en todo momento se mantiene el interés y la tensión dramática. Por ejemplo, cuando hacia la mitad del metraje parece que los personajes centrales serán Masino (que jura vengarse de Ardizzone) y Mariuccia (que acaba de quedar embarazada), éstos mueren (ella ahogada en la bañera, y él es forzado al suicidio, por no haber podido evitar el asesinato de ella). A partir de ese momento, Luca Ferrante, otro de los hijos de don Angelino, entra en escena, y toma el testigo de conducir la guerra contra Ardizzone. Memorable la forma expeditiva que Luca tiene para dar con el paradero de su enemigo; conduciendo a tres capos aliados de Ardizzone a una trampa con prostitutas, reduciéndolos una vez están desnudos, y conduciéndolos al campo para que caven sus propias tumbas, “donde serán enterrados si no revelan dónde se esconde Ardizzone”… Finalmente, el más pérfido y traicionero de la película resulto ser no Ardizzone, sino el hijo neoyorkino de don Angelino; Luciano, quien estaba secretamente aliado con la facción de Ardizzone, porque los negocios de éste reportaban mayores beneficios, y que visto el momento de escoger un bando, no duda en traicionar a su propia familia carnal.

“Baciamo le mani” es una historia de intrigas, de familia, un drama sobre el conflicto de los viejos valores con las nuevas tendencias, del viejo mundo (Sicilia, es decir Europa) con el nuevo (USA)… Va más profundo que el film de gangsters corriente. Y, al igual que “El Padrino”, se trata de la adaptación cinematográfica de una novela… llevada a la gran pantalla por el propio escritor de la misma. Quién sabe cuál hubiera sido el resultado, si en lugar de Francis Ford Coppola el director de la trilogía de “El Padrino” hubiera sido Mario Puzo…

FHP, 2014