La Piovra VII – Capítulo 3

https://bilder.fernsehserien.de/epg/eot/eot_171215_2225_14cfe155_allein_gegen_die_mafia_b.jpg

Florinda Bolkan como la condesa Olga Camastra (Imagen: bilder.fernsehserien.de)

(Aquí puede leerse la INTRODUCCIÓN A LA SAGA DE “LA PIOVRA”)

Italia, 1995

Director: Luigi Perelli

Guión: Umberto Contarello, Pier Giuseppe Murgia, Sandro Petraglia, Andrea Porporati, Alessandro Sermoneta, Sergio Silva, Stefano Rulli, Francesco Marcucci

Intérpretes: Raoul Bova (vice-comisario Gianni Breda), Romina Mondello (Sara Granchio), Remo Girone (Tano Cariddi) Patricia Millardet (Silvia Conti), Florinda Bolkan (Condesa Olga Camastra), Rolf Hoppe (Profesor Ramonte), Paolo Bonacelli (Edoardo Corinto), Anita Zagaria (Giulia Altofonte), Lorenza Indovina (Chiara Bronta), Francesco Benigno (Biagio Granchio), Gedeon Burkhard (Daniele Rannisi)

Música: Ennio Morricone

Aquí puede leerse lo que pasó en el capítulo anterior

Capítulo 3

Silvia, el comisario Breda y el informático recapitulan los datos que tienen de la investigación y reconstruyen un retrato robot con la apariencia actual de Aragonese, pues la última foto que se tiene del fugitivo es de hace treinta años.

Nuzzo ha pactado con Saverio, y por teléfono le dice a Aragonese (quien le ha ordenado a Saverio) que no lo encuentra. Pero el jefe de la Mafia no se fía, y encarga a Sarcone que le tenga bajo control. En la familia mafiosa de la comarca se abre una brecha entre el bando de Nuzzo y Saverio y el de Aragonese (que está aliado con la Camastra, artífice de la conexión con Rusia para el lavado de dinero negro).

La mujer de Altofonte le deja. Él entonces decide ir a la „Radio Tam-Tam“ para contarlo todo. Biagio, el hermano de Sara, ve como el joyero monta en el furgón de Daniele. La banda de moteros siguen al furgón-radio mientras Altofonte va diciendo en directo todo lo que sabe, denunciando a los extorsionistas y dando el nombre de Nuzzo Marciano. Los moteros (entre ellos también Sara) lanzan cócteles molotov contra la furgoneta y más tarde la tirotean. Cuando llegan el comisario Breda, Silvia y los otros agentes casi todos los delincuentes ya han huído, solo logran detener a uno. Sara se enfrenta a Breda, apuntándole con su pistola, pero escapa sin disparar. Para el joyero Altofonte es demasiado tarde, y fallece a consecuencia de sus heridas. Daniele se siente responsable de su muerte. El industrial Aldo Rannisi, padre de Daniele, ha escuchado por la radio el testimonio y la consiguiente persecución y tiroteo. Rannisi es el marido de la condesa Camastra.

El delincuente arrestado, interrogado por Silvia, denuncia a Sara como autora de la muerte de Nino y su madre. Ahora, tanto Nuzzo como Sara están en busca y captura.

Sigue leyendo

Anuncios

La Piovra VII – Capítulo 2

https://media-cache.cinematerial.com/p/500x/cumtjthd/la-piovra-7-indagine-sulla-morte-del-comissario-cattani-australian-dvd-cover.jpg

(Imagen: mediacache.cinematerial.com)

La Piovra VII – Indagine sulla morte del comissario Cattani

(Aquí puede leerse la INTRODUCCIÓN A LA SAGA DE “LA PIOVRA”)

Italia, 1995

Director: Luigi Perelli

Guión: Umberto Contarello, Pier Giuseppe Murgia, Sandro Petraglia, Andrea Porporati, Alessandro Sermoneta, Sergio Silva, Stefano Rulli, Francesco Marcucci

Intérpretes: Raoul Bova (vice-comisario Gianni Breda), Romina Mondello (Sara Granchio), Remo Girone (Tano Cariddi) Patricia Millardet (Silvia Conti), Florinda Bolkan (Condesa Olga Camastra), Rolf Hoppe (Profesor Ramonte), Paolo Bonacelli (Edoardo Corinto), Anita Zagaria (Giulia Altofonte), Lorenza Indovina (Chiara Bronta), Francesco Benigno (Biagio Granchio), Gedeon Burkhard (Daniele Rannisi)

Música: Ennio Morricone

Aquí puede leerse lo que pasó en el capítulo anterior

Capítulo 2

Sara, su hermano y sus amigos han formado una banda de moteros y están dispuestos a enfrentarse directamente a Nuzzo, arrebatándole su hegemonía en la extorsión a los pequeños y medianos empresarios de la ciudad.

En Rusia, Saverio y su amiga contemplan la llegada de los cargamentos procedentes de Italia: Son enormes cajas que llevan el logotipo de la compañía Camastra. En su interior, Saverio está seguro que se encuentran ingentes cantidades de dinero negro.

Giulia, la esposa del joyero Altofonte, es la maestra de la escuela a la que acudía Nino. Silvia se dirige al colegio para hablar con ella y con los niños. Giulia le dice a la juez que a veces a la salida de las clases a Nino le esperaba otro hombre que no era el padre.

Sigue leyendo

La Piovra VII – Capítulo 1

https://i2.wp.com/www.copertinedvd.org/copertine-dvd-file/L/la_piovra_7.jpg

La Piovra VII – Indagine sulla morte del comissario Cattani

(Aquí puede leerse la INTRODUCCIÓN A LA SAGA DE “LA PIOVRA”)

Italia, 1995

Director: Luigi Perelli

Guión: Umberto Contarello, Pier Giuseppe Murgia, Sandro Petraglia, Andrea Porporati, Alessandro Sermoneta, Sergio Silva, Stefano Rulli, Francesco Marcucci

Intérpretes: Raoul Bova (vice-comisario Gianni Breda), Romina Mondello (Sara Granchio), Remo Girone (Tano Cariddi) Patricia Millardet (Silvia Conti), Florinda Bolkan (Condesa Olga Camastra), Rolf Hoppe (Profesor Ramonte), Paolo Bonacelli (Edoardo Corinto), Anita Zagaria (Giulia Altofonte), Lorenza Indovina (Chiara Bronta), Francesco Benigno (Biagio Granchio), Gedeon Burkhard (Daniele Rannisi)

Música: Ennio Morricone

Capítulo 1

Ha sido arrestado en Munich un fugitivo siciliano llamado Rosario Granchio. Está acusado de varios atracos. Una vez es extraditado a Italia, reacciona como un poseso cuando le trasladan en el furgón policial, dándose golpes en la cabeza contra los barrotes. Quiere evitar que le metan en la cárcel porque tiene miedo de que lo maten. Dice que quiere hablar con la juez Silvia Conti, pues tiene una importante revelación que hacer sobre el peligroso jefe de la Mafia Luigi Aragonese.

El sub-comisario Gianni Breda, que se encarga del caso, se comunica con Silvia Conti para que ésta prestigiosa juez se desplace a Sicilia lo antes posible. A él Granchio le entrega una foto de su hija Sara, rogándole que la proteja si a él llegara a sucederle algo. El preso es custodiado por un solo agente en un hospital penitenciario. Antes de que Silvia llegue a hablar con él, un sicario lo asesina degollándolo.

A Silvia las autoridades locales le explican que probablemente Granchio era un farsante, que no sabía en realidad nada sobre la Mafia y que pretendía hacerse pasar por “pentito” (“arrepentido”) para obtener privilegios judiciales. Oficialmente el jefe Aragonese se encuentra desaparecido de la isla hace años.

Esa localidad siciliana a la que Silvia acaba de ser transferida es la misma a la que llegó el comisario Cattani en 1984 (“La Piovra 1”). La condesa Olga Camastra sigue manejando importantes empresas y se ha vuelto a casar. Una especie de reportero vocacional e independiente patrulla por las calles de la ciudad con su furgoneta realizando transmisiones radiofónicas contra la Mafia y la corrupción.

Silvia y Breda van a visitar a los familiares del difunto, pero nadie quiere hablar. Sin embargo, llama la atención de los investigadores que Sara sí lleva flores regularmente a la tumba de su padre.

Sigue leyendo

La cabina – Antonio Mercero, 1972

https://ia.media-imdb.com/images/M/MV5BMDI0OTVjNzMtZDM1Mi00ZmFjLWI0NGUtZGVhZGIxMTdhMWIyXkEyXkFqcGdeQXVyMTU3NjIzODY@._V1_.jpg

La cabina

España, 1972

Director: Antonio Mercero

Guión: Antonio Mercero, José Luis Garci

Intérpretes: José Luis López Vázquez (Hombre de la cabina), Agustín González (Hombre de la segunda cabina), Goyo Lebrero (Jefe de bomberos)

Género: Comedia negra, intriga, terror

Argumento

Una cabina telefónica es instalada en una plaza pública. Esa misma mañana, un señor pasa por allí acompañando a su hijo al autobús escolar y tras despedirse del niño decide hacer una llamada, estrenando así la nueva cabina. Sin embargo, el teléfono no funciona. Y eso no es lo peor: Cuando el hombre intenta salir le es imposible. Se ha quedado encerrado.

Algunos pasantes intentan ayudarlo, pero sin éxito. Poco a poco se va agolpando alrededor de la cabina una multitud de ociosos y de curiosos que observan su encierro entretenidos, como si fuera un espectáculo. Mientras esporádicamente algunos tratan de abrir la puerta atrancada (como primero un forzudo y después un técnico) la mayoría se divierte como si estuviera presenciando una obra de teatro. Los niños juegan y se burlan, las señoras no pierden de vista la escena mientras hacen calceta sentadas en un banco del parque. Ya incluso hay gente asomada a los balcones. Todos cuchichean y murmuran, tomando a cachondeo el extraño encierro.

Llegan dos policías, pero tampoco ellos son capaces de abrir la puerta de la cabina. Más tarde los bomberos, y ni así hay manera.

Sigue leyendo

La Piovra VI – Capítulo 6

https://media-cache.cinematerial.com/p/500x/qkiwwp2q/la-piovra-6-l-ultimo-segreto-dvd-cover.jpg

La Piovra VI – L´ultimo segreto

(Aquí puede leerse la INTRODUCCIÓN A LA SAGA DE “LA PIOVRA”)

Italia, 1992

 Director: Luigi Perelli

Guión: Sandro Petraglia, Stefano Rulli, Francesco Marcucci

Intérpretes: Vittorio Mezzogiorno (Davide Licata), Patricia Millardet (Silvia Conti), Remo Girone (Tano Cariddi), Ferruccio De Ceresa (General Alessio Amedei), Xavier Deluc (Lorenzo Ribeira), Pierre Mondy (Amilcare Brenno), Ana Torrent (Maria Cariddi), Luigi Diberti (Ettore Salimbeni), Béatrice Macola (Fede), Tony Sperandeo (Santino Rocchi),  Orso Maria Guerrini (Giuseppe Carta), Bruno Cremer (Antonio Espinosa)

Música: Ennio Morricone

Aquí puede leerse lo que sucedió en el capítulo anterior

Capítulo 6

Tano, el checo Kertesh y Lorenzo Ribeira han viajado a la Anatolia para encontrarse con el narcotraficante turco Parvo. Éste considera que en las relaciones comerciales entre ellos reina la confusión. Tano interviene para asegurar que él tiene capacidad financiera y logística suficiente para sostener la operación de envío de drogas a Praga a cambio de lingotes de oro. La motivación de Ribeira para participar en ese negocio no es el dinero, sino la destrucción de Brenno, a quien considera autor de la masacre que acabó con su familia.

Parvo se despide de ellos, no sin antes regalarles unas telas turcas de simbólicos colores: a Ribeira “rojo como la venganza”, a Kertesh “negro como la conspiración” y a Tano “azul como el valor”.

Nina se encuentra en el hospital en estado grave. Silvia está por regresar a Praga, mientras que Davide prefiere quedarse en Italia para dar caza a Santino.

Tano vuelve a Milán con Ribeira. Juntos controlarán los asuntos bancarios, la transacción del oro a través de las sociedades financieras en Austria.

Los  hombres de Brenno están registrando la casa de Lorenzo cuando aparece Martina, que toca a la puerta. Dos de los esbirros siguen a la joven discretamente. A partir de ahora la mantienen bajo vigilancia con el convencimiento de que tarde o temprano les llevará hasta Ribeira.

Davide registra la caravana de Santino cuando vuelve a sentirse mal. De nuevo esos pinchazos en la cabeza, provocados por la presencia de la bala que le dispararon el año anterior y que no le pudieron sacar. Davide se desvanece.

Mientras tanto, en el viejo campo de concentración en los alrededores de Praga, la juez Silvia y su homólogo checo vigilan por si aparecen Kertesh y sus hombres. Éstos no tardan en llegar, como también un vagón cargado de heroína. En ese momento interviene la policía checa realizando una gran redada y todos los implicados son detenidos. Una vez bajo arresto, Kertesh es interrogado. Finalmente revela la identidad del individuo cuyo nombre en clave era Jacek: Lorenzo Ribeira.

Sigue leyendo

„Il Capo dei Capi“ (Miniserie sobre Totò Riina, 2007) – Capítulo 6

https://i0.wp.com/www.copertinedvd.org/copertine-dvd-file/I/il_capo_dei_capi_-_episodio_6.jpg

Aquí puede leerse la introducción a la miniserie

Aquí puede leerse lo que sucedió en el capítulo anterior

Il capo dei capi

Italia, 2007

Director: Alexis Cahill, Enzo Monteleone

Guión: Stefano Bises, Attilio Bolzoni, Giuseppe D´Avanzo, Claudio Fava, Domenico Starnone

Intérpretes: Claudio Gioè (Totò Riina), Daniele Liotti (Biagio Schirò), Salvatore Lazzaro (Bernardo Provenzano), Simona Cavallari (Teresa), Gioia Spazzani (Ninetta Bagarella), Andrea Tidona (Giovanni Falcone), Gaetano Aronica (Paolo Borsellino)

Música: Luigi Seviroli

Capítulo 6 (1988-1993)

Biagio sobrevive a las heridas y se recupera en el hospital. Paradójicamente no es el balazo en el pecho lo que le causa mayores estragos, sino el tiro en la pierna. A partir de ese momento, el inspector estará cojo – igual que Luciano Liggio.

Totò Riina está indignado después del veredicto de los jueces en el Maxiproceso. Se ha dado cuenta de que sus amigos de la política le han fallado. Riina ordena a Bagarella que mantenga bajo vigilancia a Ignazio Salvo.

Los magistrados debaten sobre el nombramiento del máximo juez de Palermo. Aunque Falcone ha tenido un gran éxito profesional logrando las cadenas perpetuas contra los jerarcas de la Cosa Nostra, se decide desde Roma que el designado para el cargo será otro, un tal Meli, cuyo mérito es ser “superviviente de los campos de concentración nazis”.

Pese a los intentos de los socios de Riina por impedirlo, la corte de casación ratifica las penas de cadena perpetua a los jefes de la Cúpula (entre ellos también han sido condenados en rebeldía el propio Riina y su brazo derecho Provenzano, quienes siguen prófugos).

Falcone trata de convencer a Meli de que trabaje para llegar hasta Riina a través de los “arrepentidos”. Pero el nuevo juez supremo de Palermo no tiene gran interés en ello, sabotea los esfuerzos de Falcone encargándole casos menores como el juicio a unos ladrones de sandías (!!). Tanto Falcone como Borsellino creen que las relaciones entre la Mafia y el Estado son tan estrechas que es imposible saber dónde termina una y empieza el otro. Aún así, el propio Riina parece estar convencido de que está librando una guerra sin cuartel contra el Estado. Falcone investiga concienzudamente el blanqueo de dinero en los paraísos fiscales, dándose cuenta de que la Mafia es en realidad tan sólo la punta del iceberg.

Los Corleoneses preparan un atentado contra Falcone, colocando una maleta-bomba entre las rocas de una playa a la que el magistrado acudirá a bañarse. Los sicarios pretenden activar la carga explosiva desde una lancha a unos cuantos metros en la costa, pero el control remoto falla. Los escoltas se dan cuenta de que Falcone corre peligro y consiguen protegerlo a tiempo.

Sigue leyendo

La Piovra VI – Capítulo 5

https://i2.wp.com/i61.tinypic.com/akg0te.jpg

La Piovra VI – L´ultimo segreto

(Aquí puede leerse la INTRODUCCIÓN A LA SAGA DE “LA PIOVRA”)

Italia, 1992

 Director: Luigi Perelli

Guión: Sandro Petraglia, Stefano Rulli, Francesco Marcucci

Intérpretes: Vittorio Mezzogiorno (Davide Licata), Patricia Millardet (Silvia Conti), Remo Girone (Tano Cariddi), Ferruccio De Ceresa (General Alessio Amedei), Xavier Deluc (Lorenzo Ribeira), Pierre Mondy (Amilcare Brenno), Ana Torrent (Maria Cariddi), Luigi Diberti (Ettore Salimbeni), Béatrice Macola (Fede), Tony Sperandeo (Santino Rocchi),  Orso Maria Guerrini (Giuseppe Carta), Bruno Cremer (Antonio Espinosa)

Música: Ennio Morricone

Aquí puede leerse lo que sucedió en el capítulo anterior

Capítulo 5

Silvia continúa investigando la pista de Praga, y el vínculo de Bellini con el tal Jacek. Unos meses antes, el fotógrafo Bellini había matado a un joven profesor universitario llamado Cannevari, poco después de que éste regresara de una de sus investigaciones en la República Checa. Cerca de Praga se estaba ocupando de una vieja fábrica que anteriormente había servido como campo de trabajos forzados. El motivo de su asesinato es un misterio. Davide supone que las fotos que todos buscan las había traído de Praga el profesor. Cuando Davide y Silvia visitan a la madre de Cannevari, ésta les confirma que su hijo y Bellini se conocían, y que de hecho trabajaban juntos. Bellini revelaba sus fotografías. La juez y el agente escuchan un cassette donde puede escucharse la voz de Cannevari hablando con su madre “Si te segues ocupando siempre de esos muertos tú también te convertirás en un fantasma” “No son esos muertos los que me dan miedo, sino los muertos vivos, los que están entre nosotros…” Davide se queda pensativo tras esa enigmática frase. No cabe duda de que Cannevari había descubierto “algo”.

Lorenzo Ribeira viaja de nuevo a Praga y confirma con los checos que el cargamento de oro llegará pronto.

En un aeropuerto, Salimbeni es abordado por los hombres de Brenno cuando acaba de intercambiar en los baños un maletín con dinero y documentos. Una vez ante Brenno, Salimbeni confiesa todo: El negocio con África se ha cancelado y ahora están tratando de emprender lazos comerciales con el gran traficante de heroína turco (que hasta el momento surtía a Brenno). De ahora en adelante su enemigo Ribeira comprará la heroína turca que antes adquiría él. Además Tano y Ribeira manejan el traslado del oro que debe pagar la cantidad de droga. El oro partirá rumbo a Praga desde el banco de Litvag (a quien Salimbeni convenció para la operación) pasando por el banco de Tano en Austria.

Brenno decide que se debe interceptar el oro para que sea abortada la operación del enemigo.

El furgón con el oro parte, escoltado por varios coches de la policía. También Davide y Braccio siguen al convoy a cierta distancia. Mientras el convoy atraviesa un tunnel, aparecen los hombres de Brenno (entre ellos Santino) que atacan y liquidan a los escoltas y roban el furgón del oro. Davide se da cuenta de lo que ha sucedido cuando el furgón sale del túnel sin los coches de escolta. Se produce un tiroteo entre los agentes y los asaltantes. Éstos últimos terminan huyendo, menos uno de ellos, que es arrestado herido. El oro continúa su trayecto, sin que los medios sean alertados al respecto.

Pero Brenno se entera pronto de lo sucedido y monta en cólera. Obliga a Salimbeni a concederle a su hijo el título de vicepresidente de su sociedad.

Entretanto, Lorenzo va a casa de Martina. Ambos terminan acostándose juntos. Por la noche, él tiene una tremenda pesadilla, rememorando la masacre sufrida por su familia. Martina observa compungida al alterado (y aterrado) durmiente Lorenzo.

Sigue leyendo