Ha fallecido Chicho Ibáñez Serrador / “El guión”

Ha fallecido Chicho Ibáñez Serrador / “El guión”

Hace unas horas me golpeaba la triste noticia de la muerte de Narciso Ibáñez Serrador, uno de mis cineastas más queridos. A los 83 años nos ha dejado el mítico y entrañable Chicho, artífice las “Historias para no dormir” y director de dos auténticas obras maestras del género fantaterrorífico: “La residencia” (1970) y “Quién puede matar a un niño” (1976).

Chicho padecía desde hace años una enfermedad neurodegenerativa que lo tenía postrado en una silla de ruedas.

Nació en Uruguay en 1935, de padres españoles dedicados al teatro y al cine. Fue un niño enfermizo que al no poder practicar deportes como sus coetáneos se refugiaba en la lectura. Edgar Allan Poe estaba entre sus autores predilectos. Más adelante, tras viajar por gran parte del mundo (Egipto, Camboya, China…) se estableció en la Madre Patria; para desarrollar, a partir de los años ´60, una prolífica carrera como guionista (usando el pseudónimo de Luis Peñafiel) y como director de televisión, incursionando también en la gran pantalla. Gran admirador de Hitchcock, fue pionero en España del suspense, un género que nadie ha sabido manejar en nuestro país con tanto acierto como él. En cuanto a largometrajes, lamentablemente sólo realizó los dos antes mencionados. Después se consagraría exclusivamente a la realización de varios formatos televisivos (Entre ellos el concurso “Un, dos, tres”).

El pasado diciembre, Chicho recibió un premio honorífico a su trayectoria, el Goya de Honor, motivo por el cual publicamos la reseña de su “Freddy” (que nada tiene que ver con el de “Pesadilla en Elm Street”).

Sus “Historias para no dormir” son para mí bastante más que una serie de suspense, terror y ciencia ficción. Además de adaptar de forma genial a literatos como Poe o Bradbury, Chicho nos demostró que era un auténtico visionario. Uno de los episodios que más me impactó fue “El televisor”, protagonizado por su padre Narciso Ibáñez Menta, colaborador habitual suyo (y muy célebre en Argentina, país donde trabajó muchos años). Y ese episodio me impactó no tanto por el miedo (que siempre era un terror psicológico), sino por su transfondo, por su mensaje. Pues muchos de los episodios pueden en realidad considerarse “Historias para pensar”.

Tal es el caso del telefilm “El guión”, cuya reseña publicamos hoy. Se trata, probablemente, de uno de sus trabajos menos conocidos. Ibañez Menta, el padre, encarna al protagonista; mientras que Chicho, el hijo, se interpreta prácticamente a sí mismo: A un director televisivo.

Desde Alucine Cinéfago queremos expresar nuestras condolencias a la familia y a los allegados. Hasta siempre, Chicho. Descansa en paz.

Felix H. Ponce (Alucine Cinéfago)

Sigue leyendo

Anuncios

La noche de la ira – Javier Elorrieta, 1985

La noche de la ira

España, 1985

Director: Javier Elorrieta

Guión: Joaquín Oristrell

Intérpretes: Patxi Andión (Alejandro Liema), Beatriz Elorrieta (Marta), Yolanda Ventura (Ana), Aldo Sambrell (Sebastián), Terele Pávez (Prostituta)

Música: M&C

Género: Drama, Thriller

Argumento

El doctor Alejandro Liema, procedente de la ciudad, llega como nuevo médico a un recóndito pueblo. Por el camino se fija en que los aldeanos parecen ser muy aficionados a la caza, y también le llama la atención una furgoneta negra donde está escrito “La madriguera”. En la taberna conoce al cacique don Gonzalo, al cura y a otros personajes del municipio, entre los que se encuentran unos pendencieros cazadores. Éstos comienzan a mofarse y a provocar al forastero sin motivo alguno. Aunque el médico trata de ignorarlos, parece claro que habrá de enfrentarse a la hostilidad creciente de ciertos lugareños.

Una vez Alejandro entra en la casa que le ha sido asignada, se encuentra con una adolescente llamada Ana, quien ha puesto en orden la vivienda para que esté habitable. Ana es la hermana de Marta, la maestra del pueblo. Alejandro las invita a cenar a las dos para la noche siguiente.

Alejandro acude a misa y escucha el extraño sermón del cura, quien predica sobre “lo malo que es tomarse la justicia por su mano”, como haciendo referencia a algún hecho que todos los locales conocen bien… También observa el nuevo médico que los feligreses, entre ellos Marta, llevan pegado en el pecho el retrato de otras personas – Más tarde se enterará de que son las fotografías de los últimos difuntos en la familia de cada uno; en el caso de Marta su padre.

Paseando por el campo, Alejandro vuelve a ver la furgoneta de “La madriguera”. Picado por la curiosidad decide seguirla, llegando hasta una finca a las afueras custodiada por varios vigilantes armados con escopetas. Diciendo que es el nuevo médico y que ha venido “a presentarse”, a Alejandro le permiten la entrada; y es conducido hasta Fabián, quien regenta “La madriguera”: Se trata, como él explica, de “un centro de rehabilitación para toxicómanos”.

Sigue leyendo

Otra vuelta de tuerca – Eloy de la Iglesia, 1985

Otra vuelta de tuerca

España, 1985

Director: Eloy de la Iglesia

Género: Terror, thriller

Guión: Gonzalo Goicoechea, Eloy de la Iglesia, Ángel Sastre (basados en novela de Henry James)

Intérpretes: Pedro Mari Sánchez (Roberto), Queta Claver (Antonia), Cristina Goyanes (Flora), Asier Hernández (Mikel)

Música: Luis Iriondo

Argumento

La acción se desarrolla en 1899. Roberto, el hijo del sacristán de una aldea vasca, estudia en un seminario jesuita pero no se siente seguro de tener auténtica vocación sacerdotal. Saliéndose del noviciado pronto encuentra trabajo como instructor para unos niños de familia aristocrática. Se trata de Mikel y Flora, de 13 y 11 años respectivamente; los sobrinos del conde de Etxebarría.

El conde le explica a Roberto que deberá encargarse de la educación de los hermanos en la mansión campestre donde residen. El joven ex-seminarista se convierte en el depositario de la autoridad del conde, y éste sólo le pone una condición: Que resuelva él mismo las dificultades que se presenten, dejándole siempre tranquilo. Cuando Roberto pregunta acerca de la persona que se encargaba de los niños anteriormente, Etxebarría responde que se trataba de una institutriz que “murió”, sin dar mayores explicaciones.

Una vez llegado a la mansión, Roberto conoce a Antonia; el ama de llaves. El joven se asombra de que ella sea la única criada en una propiedad tan grande. Antonia responde que además de ella también hay otras empleadas que vienen por el día, pero que “prefieren pasar las noches en sus casas”.

Sigue leyendo

Coto de caza – Jorge Grau, 1983

Ayer, 26 de diciembre, fallecía Jorge Grau, director conocido sobre todo por haber realizado “No profanar el sueño de los muertos”, obra cumbre del fantaterror hispánico.

Para honrar su memoria publicamos hoy la crítica de “Coto de caza” (1983), su excelente aportación al género quinqui, que además está ambientada en época navideña.

Coto de caza

España, 1983

Director: Jorge Grau

Género: Thriller, drama

Guión: Jorge Grau, Antonio de Jaén, Manuel Summers

Intérpretes: Assumpta Serna (Adela), Víctor Valverde (Jorge), Luis Hostalot (Mauri), Sabrina Siani (Lenni)

Música: Carlos Viziello

Argumento

Adela es una abogada que defiende a delincuentes barriobajeros, como carteristas y atracadores. De claras convicciones progres, la joven letrada considera que los maleantes son “personas que han crecido en un ambiente equivocado, que no han tenido una oportunidad en la vida”, y que debe tenerse compasión de ellos. Inmediatamente después de una de sus peroratas en las que, durante un juicio, calificaba a sus defendidos como “víctimas de la sociedad”, éstos le roban el coche a modo de “agradecimiento”. Los delincuentes son el Mauri y sus compinches el Chato y el Travolta, que habían seguido a la abogada con sus motos desde los tribunales hasta el centro comercial donde ella iba a realizar sus compras navideñas.

Sigue leyendo

Freddy – Narciso Ibáñez Serrador, 1982

Freddy – Narciso Ibáñez Serrador, 1982

Recientemente, Chicho Ibáñez Serrador recibió un merecido reconocimiento a su trayectoria: Nada menos que el Goya de Honor. Por ello, dedicamos la entrada de hoy a “Freddy”, uno de los episodios de sus “Historias para no dormir”. En el libro que escribí el año pasado sobre esa mítica serie de televisión, pionera en España del terror, el suspense y la ciencia ficción, pueden encontrarse comentados todos y cada uno de los episodios (de las temporadas: 1966, 1968 y 1982), así como de otras contribuciones de Chicho a la pequeña pantalla y sus dos largometrajes.

Nuestro compañero cinéfilo Domingo Ortega, autor del blog Fantástico Español (interesantísima bitácora que recomendamos encarecidamente seguir), ha escrito una excelente reseña en su espacio web tras leer el libro. ¡Muchas gracias por los elogios y por darle difusión!

Domingo, crítico de cine y cortometrajista, es un gran admirador de Chicho, de cuya obra se ha empapado desde la niñez. No se pierdan su video dedicado a la figura del maestro, en el que repasa concisamente la trayectoria cinematográfica de Ibáñez Serrador demostrando un gran conocimiento y un enorme cariño hacia nuestro “Hitchcock” hispano.

Sigue leyendo

El E.T.E. y el Oto – Manuel Esteba, 1983

El E.T.E. y el Oto

España, 1983

Director: Manuel Esteba

Género: comedia, ciencia ficción

Guión: Manuel Esteba, Francisco Calatrava, Manuel Calatrava

Intérpretes: Francisco Calatrava, Manuel Calatrava, Diana Conca, Curro García, Manolo Royo

Música: Josep Maria Bardagí

Argumento

Una nave espacial aterriza una noche en unos parajes boscosos. Del interior del platillo emerge la silueta de una criatura, que parece estar siendo expulsada a nuestro planeta como castigo.

Cerca de allí vive en una villa un hombre divorciado, con sus hijos: La mayor una adolescente, los otros dos de unos 10-12 años. Uno de los chicos, llamado Curro, es un auténtico gamberro que siempre está martirizando a su sufrido padre con toda clase de bromas pesadas. Una noche, cuando Curro sale al jardín, ve una extraña figura que se aproxima y le lanza una pedrada: “Me he cargado a un espía, seguro que era de la CIA” le dice triunfalmente a su familia. Pero el agredido resulta ser el E.T., el extraterrestre “desterrado” de su planeta.

Curro y el bicho de las galaxias comienzan a hacerse amigos. Una de las primeras cosas que le enseña al alienígena es a decir palabrotas. Pronto el niño le presenta el ser a sus hermanos, que también van tomándole cariño – especialmente la hermana mayor. Del padre, el extraterrestre se esconde camuflándose entre los juguetes (¡Qué muñeco más feo! – exclama el padre al verlo, mientras el susodicho hace un gran esfuerzo por mantenerse inmóvil con una mosca posada en su repelente rostro).

El padre ha construído durante ocho años, con mucho esfuerzo, la maqueta de una ciudad. También ha pintado un gran mural del que está muy orgulloso. Desde la escuela, mediante un fenómeno telepático de simbiosis mental, Curro transfiere su afición a las barrabasadas al extraterrestre, quien se convierte en vehículo de sus afanes destructivos incendiando la maqueta paterna y pintando naves encima del mural.

Sigue leyendo

La noche de las gaviotas – Amando de Ossorio, 1975

La noche de las gaviotas

España, 1975

Director: Amando de Ossorio

Género: Terror

Guión: Amando de Ossorio

Intérpretes: Víctor Petit (Henry Stein), María Kosty (Joan Stein), Sandra Mozarowsky (Lucy)

Música: Antón García Abril

Argumento

En la escena inicial, ambientada en la Edad Media, vemos a una pareja de viajeros en un coche de caballos. Es de noche y parecen haberse perdido en unos lóbregos parajes. Mientras él se dirige a una casa cercana para preguntar dónde se encuentran, llegan unos jinetes de aspecto amenazador: Son los templarios. Éstos matan al viajero a golpes de espada y se llevan a su mujer, portándola a un altar de sacrificios en su castillo. Uno de los proscritos monjes-guerreros hunde un puñal entre los turgentes senos de la joven. Y a continuación extrae su corazón aún palpitante, para ofrendarlo a un monstruoso ídolo reminiscente de un sapo….

Tras éste preámbulo fílmico, la acción se traslada a la época contemporánea. El doctor Henry y su esposa Joan llegan a un destartalado pueblecito costero. Él ha recibido el encargo de ser el nuevo médico del pueblo. A un lado de la localidad se encuentra una playa, al fondo de la cual se divisa una colina en la que se erige un viejo castillo en ruinas. Al otro lado se ve un paisaje árido y desolado, muy poco acogedor. Nada más llegar, Joan ya quiere regresar a la ciudad. Los hoscos y taciturnos aldeanos reciben hostilmente a los forasteros, tratándolos como intrusos e intentando ignorarlos.

Sigue leyendo