La gata en celo – Nello Rossati, 1972

https://img.discogs.com/4tU5TQ5nN3LPRPd7ePtiOwPQaPM=/fit-in/600x600/filters:strip_icc():format(jpeg):mode_rgb():quality(90)/discogs-images/R-6853494-1428426767-3087.jpeg.jpg

La Gatta in Calore

Italia, 1972

Director: Nello Rossati

Género: Thriller, drama

Guión: Nello Rossati

Intérpretes: Eva Czemerys (Anna), Silvano Tranquilli (Antonio)

Música: Gianfranco Plenizio

Argumento

Antonio regresa a su casa después de una ajetreada temporada en viaje de negocios. Por motivos de trabajo se ve obligado a pasar mucho tiempo fuera. En el camino de vuelta a su hogar, mientras conduce, espera con ansias poder abrazar de nuevo a Anna, su mujer.

Pero le espera una ingrata sorpresa: Al llegar se encuentra en el jardín el cuerpo inerte de un hombre. Es el vecino de la villa de al lado. Hay manchas de sangre alrededor de la casa. Cuando Antonio entra, se espera lo peor. Pero encuentra a su mujer sentada en la cocina, aunque bastante aturdida e incapaz de articular palabra. Junto a ella, en la mesa, hay una pistola. Todo parece indicar que Anna mató al vecino. Antonio vuelve a salir al jardín y tapa el cuerpo, así como las huellas de sangre. Vuelve a entrar en la casa, dispuesto a escuchar el relato de su esposa acerca de cómo se desarrollaron los acontecimientos.

Antonio imagina al principio que el vecino la atacó, y que ella actuó en defensa propia. Pero la realidad es mucho más compleja. Anna se viene abajo y termina confesando que tenía una relación con el vecino.

A modo de flashback, la apesadumbrada mujer inicia a contar qué fue lo que la llevó a buscar la compañía de ese individuo.

Sigue leyendo

Anuncios

Play Motel – Mario Gariazzo, 1979

https://images-na.ssl-images-amazon.com/images/M/MV5BMjkxNmE4OWMtMzY0Ni00NGU5LTk2MGYtNzhlN2FkYTRhNjFkXkEyXkFqcGdeQXVyMjcwNDczMjY@._V1_.jpg

Play Motel

Italia, 1979

Director: Mario Gariazzo (a.k.a. Roy Garrett)

Género: Giallo, softcore

Guión: Mario Gariazzo (a.k.a. Roy Garrett)

Intérpretes: Ray Lovelock (Roberto Vinci), Anna Maria Rizzoli (Patrizia), Anthony Steffen (Inspector De Santis), Marino Masé (Max Liguori)

Música: Ubaldo Continiello

Argumento

Un distinguido caballero acude a un hotel. Tiene reservada una habitación, y en el bar del establecimiento está citado con una voluptuosa rubia. Ambos suben a una estancia (decorada con imágenes del Kamasutra) y dejan vía libre al desenfreno  practicando diversos juegos sexuales.

Días después, cuando el señor Cortese está de vuelta en su oficina – es un importante hombre de negocios – abre un sobre que un ignoto destinatario le ha enviado: En su interior hay una carta amenazadora acompañada de varias fotos que lo muestran a él en actitud comprometedora con la prostituta en el hotel. El autor de la carta le está sometiendo a chantaje: Si no paga varios millones de liras, hará públicas las imágenes.

Cortese desea evitar el escándalo a toda costa, y llama a su abogado. En el instante de la llamada, el abogado se encuentra revolcándose con Luisa, la mujer de Cortese. El abogado le dice a su cliente que “confíe en él”, que él le ayudará a salir de ésta…

Más adelante, Luisa encuentra en casa las comprometidas fotos de su esposo, así como la carta; y va con ese material a la policía – a espaldas de Cortese. La cara de la prostituta se ve bien en las imágenes, y tras las pertinentes investigaciones, el comisario De Santis averigua que se trata de una modelo que posa para una revista pornográfica.

De Santis se dirige a la editorial que publica la revista, y espera a que la chica aparezca. Se llama Loredana, y varios de los fotógrafos y empleados de la revista ven desde la ventana cómo ella habla con el comisario (al que ya conocen por ser el encargado de la sección de “buenas costumbres”)

Tras una sesión de fotos eróticas, el fotógrafo Willy trata de convencer a Loredana de que se acueste con él, pero ella se niega. Poco más tarde, ella se marcha de la editorial en su coche… llevando en los asientos traseros un pasajero no invitado: Un individuo cuyo rostro no se ve la golpea en la cabeza con una llave inglesa. El coche aparece volcado con el cuerpo de la mujer en su interior y todo parece un accidente.

Luisa, por su parte, acude al hotel donde fueron tomadas las fotos con las que pretenden chantajear a su marido. Al mismo tiempo, una pareja entra en la habitación donde Cortese fue aquel día con Loredana. Luisa se introduce en la habitación contigua y descubre que hay un orificio que comunica ambos cuartos – a través de ese agujero el chantajista tomó las fotos. Pero Luisa no podrá revelar a nadie ese hallazgo, pues un misterioso asesino la estrangula hasta matarla.

Sigue leyendo

Nápoles… la Camorra desafía y la ciudad responde – Alfonso Brescia, 1979

https://i2.wp.com/ftv01.stbm.it/imgbank/GALLERYXL/NA/00689802.JPG

Napoli… la Camorra sfida e la città risponde

Italia, 1979

Director: Alfonso Brescia

Género: Polizziesco

Guión: Ciro Ippolito, Piero Regnoli

Intérpretes: Mario Merola (Francesco Gargiulo), Antonio Sabato (Vito), Jeff Blynn (Comisario De Stefano), Sabrina Siani (Maria)

Música: Edoardo Alfieri

Argumento

En las catacumbas de Nápoles se ha producido un tiroteo. El comisario llega al lugar de los hechos para investigar. Junto a los cadáveres halla una posible pista: Un mechero musical…

Tras ello vemos, en forma de flashback, que ese mechero pertenecía al empresario Francesco Gargiulo, dueño de una fábrica que opera en la zona portuaria.

Mientras tanto, unos sombríos individuos de aspecto amenazador llegan a una tienda de ropa pidiendo ver al propietario. Dicen ser de la “compañía aseguradora”, y quieren ofrecer una “póliza de daños”. Cuando el tendero dice que ya está asegurado, le responden que sólo la póliza que ellos le ofrecen cubre los “ataques con bomba”… Pues se trata de una banda de extorsionistas, que buscan cobrar el dinero semanal de “protección”.

El dueño del negocio los echa, y los camorristas van ahora a visitar a Gargiulo, a su nave industrial situada en el puerto. Cuando los gangsters llegan – una vez más, con la sutil excusa de los “seguros” – Francesco se está despidiendo de su hijo Marco y de su novia Maria.

Gargiulo entiende que tiene delante a matones de la Camorra, pero no se deja intimidar y también los echa de su oficina, diciendo que si él tiene su pequeña empresa es porque siempre ha estado trabajando honradamente.

Esa noche, una bomba destruye la tienda de modas cuyo propietario se había negado a pagar la “protección”. Mientras tanto, Gargiulo y su familia celebran despreocupadamente una fiesta, en la que Francesco canta una serenata a su esposa. Pero en medio del evento, una llamada telefónica destruye el alegre ambiente: También en el negocio de Gargiulo ha estallado una bomba, provocando cuantiosos daños materiales…

Sigue leyendo

„Il Capo dei Capi“ (Miniserie sobre Totò Riina, 2007) – Capítulo 4

https://static.lafeltrinelli.it/static/frontside/xxl/211/3105211_1432372.jpg

Aquí puede leerse la introducción a la miniserie

Aquí puede leerse lo que sucedió en el capítulo anterior

Il capo dei capi

Italia, 2007

Director: Alexis Cahill, Enzo Monteleone

Guión: Stefano Bises, Attilio Bolzoni, Giuseppe D´Avanzo, Claudio Fava, Domenico Starnone

Intérpretes: Claudio Gioè (Totò Riina), Daniele Liotti (Biagio Schirò), Salvatore Lazzaro (Bernardo Provenzano), Simona Cavallari (Teresa), Gioia Spazzani (Ninetta Bagarella), Andrea Tidona (Giovanni Falcone), Gaetano Aronica (Paolo Borsellino)

Música: Luigi Seviroli

Capítulo 4 (1979–1981)

Biagio y el comisario Boris Giuliano vigilan en el aeropuerto de Palermo a un grupo de traficantes marselleses. Cuando se disponen a arrestarlos, llegan órdenes de “arriba” de que los dejen marchar. Para gran decepción de Biagio, la operación ha sido anulada. Al mismo tiempo, la Comisión de la Cosa Nostra presidida por Don Michele Greco ha acordado entrar de lleno en el negocio de la droga. Las familias de Sicilia, a través de sus contactos con los contrabandistas de opio tailandés, recibirán en la isla la morfina base (procesada en Turquía) y fabricarán heroína en sus laboratorios clandestinos. Esa droga será exportada a los EEUU, donde la Mafia de allí (estrechamente vinculada a la siciliana) se dedicará a comercializarla.

También Totò Riina se dedica al nuevo negocio del narcotráfico, que resulta mucho más lucrativo que los chanchullos inmobiliarios y las tajadas de las obras públicas. Se acentúan las divergencias entre los Palermitanos (Bontate, Inzerillo, Buscetta, Badalamenti) y los Corleoneses (Riina, Provenzano y los suyos). Totò se resiente de que los grandes canales de distribución de la droga en EEUU estén controlados por gente próxima a sus rivales los Palermitanos. El gran jefe Michele Greco actúa como mediador, pero secretamente favorece a los Corleoneses.

Biagio sospecha que los marselleses estuvieron en Sicilia para enseñar a los nuevos narcos de la Mafia cómo elaborar la heroína. Él y Giuliano siguen a Francesco Marino Mannoia, alias Ciccio, un químico encargado de supervisar el procesamiento de la morfina base para los Corleoneses. Así encuentran el laboratorio secreto de Riina instalado en una vieja masía por las montañas. Ciccio es arrestado. Totò piensa que las autoridades sólo pudieron descubrir el lugar gracias a un chivatazo de los Palermitanos. En el laboratorio, Biagio encuentra numerosos documentos falsos todos ellos con la foto del mismo individuo: Se trata de Leoluca Bagarella, hermano de Ninetta y cuñado de Totò.

En el aeropuerto, la policía encuentra una maleta repleta de dólares. El encargado de recoger el dinero logra zafarse de ser arrestado. Tras averiguar el nombre de ese pasajero (una identidad falsa), Biagio descubre una conexión del hombre de paja con un importante banquero, que parece tener algo que ocultar. En efecto, ese banquero está al servicio de Stefano Bontate. Cuando éste descubre que el dinero ha sido interceptado y que las autoridades vigilan a su banquero, se comunica con las altas instancias políticas: Haciendo referencia a Giuliano, Bontate dice “O lo frenan ustedes o lo freno yo”.

Son los anni di piombo (años de plomo), no hace mucho ha sido asesinado el primer ministro Aldo Moro.

Biagio sabe que es necesario investigar a los bancos antes de que el dinero de la droga sea blanqueado, pues si los millones del narcotráfico se invierten en negocios legales “ya no se distinguirá el dinero sucio del limpio”. Por aquellos tiempos, el banquero Michele Sindona era uno de los hombres de confianza de los capos de Palermo.

Sigue leyendo

Brigrada anticrimen – Ruggero Deodato, 1976

https://i1.wp.com/i66.tinypic.com/24erj4i.jpg

Uomini si nasce, poliziotti si muore (a.k.a. “Live like a cop, die like a man”)

Italia, 1976

Director: Ruggero Deodato

Guión: Fernando Di Leo, Alberto Marras, Vincenzo Salviani

Intérpretes: Marc Porel (Fred), Ray Lovelock (Tony), Adolfo Celi (Capitán), Franco Citti (Rudi), Silvia Dionisio (Norma), Marino Masé (Rick)

Música: Ubaldo Continiello

Género: Polizziesco

Argumento

Época navideña en Roma. Tony y Fred son dos policías de incógnito que patrullan las calles a bordo de una motocicleta. No lejos del lugar donde ellos rondan, unos maleantes en sendas motos perpetran un intento de robo, tratando de atracar a una joven. Pero la chica no suelta su bolso y es arrastrada por uno de los motorizados delincuentes, hasta que su cabeza impacta contra una farola y muere. Los ladrones se dan a la fuga, y son perseguidos tenazmente por los dos policías de paisano (ahora en una moto cada uno).

Tras un vertiginoso seguimiento por toda la ciudad, Fred y Tony hacen que los criminales causantes de la tragedia descarrilen, descalabrándose y muriendo también ellos.

Poco despues, ambos agentes deben reportar lo sucedido a su superior, el Capitán. En la oficina de la comisaría trabaja como secretaria una chica llamada Norma, a la que cortejan tanto Tony como Fred.

El Capitán ha creado una escuadra especial, un cuerpo de élite compuesto por sus mejores oficiales, destinado a combatir el delito en las calles. Sólo los más policias duros y eficientes, los más curtidos, forman parte de ese círculo. Entre ellos destacan Tony, Fred y otro agente llamado Rick. Una de las misiones más ambiciosas del comando es neutralizar al jefe criminal Pasquini, quien maneja en la zona los negocios ilegales del juego y presuntamente también el narcotráfico.

Cuando Rick se dirige a la comisaría, lo vigilan individuos armados que trabajan para Pasquini. Le pinchan las ruedas del coche y le esperan escondidos con sus escopetas. Cuando Rick sale, le cosen a balazos sin que sus compañeros Tony y Fred puedan evitarlo.

Sigue leyendo

Retrato en negro de la burguesía – Tonino Cervi, 1978

https://images-na.ssl-images-amazon.com/images/M/MV5BNzBhZWE4MjMtY2VmOS00N2EwLTg4NzEtMTk2NmRkY2JjZGNkXkEyXkFqcGdeQXVyMjU5OTg5NDc@._V1_UX630_CR0,0,630,1200_AL_.jpg

Retrato en negro de la burguesía (V.O. Ritratto di borghesia in nero)

Italia, 1978

Director: Tonino Cervi

Género: Drama

Guión: Tonino Cervi, Cesare Frugoni, Goffredo Parise (basados en novela de Roger Peyrefitte)

Intérpretes: Ornella Muti (Elena), Senta Berger (Carla), Paolo Bonacelli (Paolo)

Música: Vince Tempera

Argumento

Venecia, años treinta. El joven y un tanto tímido Mattia es un pianista de gran talento. En el conservatorio de música conoce a Renato Richter, un chico poco más o menos de su edad, bastante y hasta demasiado extrovertido. Éste le presenta a su joven madre, Carla. Mattia queda inicialmente estupefacto, pues habría pensado que más que de su madre se trataba de una amiga o hermana mayor. Carla tuvo a Renato a los 17 años y aún se conserva muy bien para rondar la cuarentena.

A Mattia le irrita un poco la relación demasiado “jovial” que parece existir entre madre e hijo. Renato trata a su progenitora como si fuera una amiga, e incluso la llama por su nombre. Carla y Renato invitan con frecuencia al joven pianista a su casa. Carla también se dedica a la música, y subsiste dando clases particulares de piano. Una de sus alumnas es la bella Elena, hija de una familia acaudalada.

Cierto día, madre e hijo invitan a Mattia a pasar un fin de semana en la mansión de una pariente rica, la prima Linda. Allí, durante la noche, Mattia y Carla se encuentran por azar en la cocina y tras un breve intercambio de palabras se convierten en amantes. A partir de ese momento inicia un tórrido romance entre ambos.

Renato al principio aprueba la relación de su amigo con su madre, de hecho incluso había estado esperando que algo así se desarrollara. Pero el desequilibrado muchacho, quien probablemente padece una especie de complejo edípico, pronto se siente celoso y reacciona histéricamente una noche que Carla regresa a casa. Matteo había recibido las llaves del domicilio de los Richter, y es testigo desde otra habitación de la escena de celos que monta Renato. Para tranquilizar  a su hijo, Carla le promete no volver a ver nunca más a Matteo. Éste, que lo ha escuchado todo, deja las llaves y se marcha, con la intención de no volver a ver más a su madura amante.

Sigue leyendo

La Piovra VI – Capítulo 3

https://i.ytimg.com/vi/rC--gg9ZGLo/hqdefault.jpg

Tano Cariddi (Remo Girone) y su hermana Maria (Ana Torrent)

La Piovra VI – L´ultimo segreto

(Aquí puede leerse la INTRODUCCIÓN A LA SAGA DE “LA PIOVRA”)

Italia, 1992

 Director: Luigi Perelli

Guión: Sandro Petraglia, Stefano Rulli, Francesco Marcucci

Intérpretes: Vittorio Mezzogiorno (Davide Licata), Patricia Millardet (Silvia Conti), Remo Girone (Tano Cariddi), Ferruccio De Ceresa (General Alessio Amedei), Xavier Deluc (Lorenzo Ribeira), Pierre Mondy (Amilcare Brenno), Ana Torrent (Maria Cariddi), Luigi Diberti (Ettore Salimbeni), Béatrice Macola (Fede), Tony Sperandeo (Santino Rocchi),  Orso Maria Guerrini (Giuseppe Carta), Bruno Cremer (Antonio Espinosa)

Música: Ennio Morricone

Aquí puede leerse lo que sucedió en el capítulo anterior

Capítulo 3

El general explica a Davide que él es el único capaz de hacer hablar a Tano, pues ambos, en el fondo, se parecen mucho el uno al otro. Los dos huyen de un terrible pasado hacia un incierto futuro.

Mientras tanto, Silvia trata de confortar a Maria, que continúa en el hospital en estado de shock. Silvia conoce por propia experiencia cómo debe sentirse Maria, pues también ella fue violada (La Piovra 4).

La agente Fede arregla un nuevo encuentro entre Tano y Salimbeni. Tano se vuelve cada vez más confuso, desesperado e inestable. Davide escribe un diario sobre su evolución. Una noche, tano comienza a destrozar todo lo que hay en su habitación, presa de un ataque de enajenamiento. Davide logra reducirlo, pero al mismo tiempo le anima a que se desahogue (pero que lo intente con él, no con las cosas).

Carta le dice a Lorenzo Ribeira que Tano está de vuelta en Italia y que Brenno piensa que trabaja para él. Ribeira repone que no sería mala idea contratar a un genio de las finanzas como Tano, pero Carta le desaconseja hacerlo, pues todos los quue se aliaron con él han terminado mal. Sobre los documentos comprometidos sobre Ribeira que “alguien” envió a la procuradoría Carta sospecha la mano de Espinosa. Éste está en posesión de todos los secretos del país.

También Silvia sospecha de Espinosa, especialmente tras comprobar que la carta fue enviada desde Bérgamo, donde reside su hija Irene. El infiltrado que en la oficina de la jueza espía para la Mafia informa a sus superiores sobre los nuevos desarrollos. Más tarde también Carta se encuentra con ese infiltrado, Angelo, y también él se entera de todo.

Carta por un lado y Silvia por otro van a Bérgamo en busca de Irene Espinosa. Ésta trabaja en una biblioteca. Tras una inspección en su oficina Silvia descubre que su máquina de escribir tiene el mismo defecto que tenía la que escribió la dirección en el sobre de la carta con los documentos sobre Ribeira. Más tarde Irene telefonea a su padre, y éste le dice que se haga con los “archivos de Favali”, ponga en seguridad esos expedientes y se marche de allí cuanto antes “Allí está la historia verdadera, no la oficial…”

Sigue leyendo