La Piovra 10 – Capítulo 2

https://img.index.hu/imgfrm/1/2/7/8/BIG_0004491278.jpg

(Imagen: index.hu)

(Aquí puede leerse la INTRODUCCIÓN A LA SAGA DE “LA PIOVRA”)

La Piovra X

Italia, 2001

Director: Luigi Perelli

Guión: Pier Giusepe Murgia, Sergio Silva, Piero Bodrato, Luigi Perelli, Domenico Rafele

Intérpretes: Remo Girone (Tano Cariddi), Patricia Millardet (Silvia Conti), Elena Arvigo (Giulia Mercuri), Rolf Hoppe (Profesor Ramonte), Arturo Paglia (Marco Rittone), Francesco Siciliano (Comisario Leonardi)

Música: Ennio Morricone

Aquí puede leerse lo que pasó en el capítulo anterior

Capítulo 2

En Roma, Silvia visita a su mentor, un juez retirado, de quien espera recibir apoyo. Oficialmente consta que la organización de Ramonte había sido disuelta, pero la misma estructura continúa operativa.

De regreso en Sicilia, Silvia le hace saber a su marido que planea exponerse como cebo, para que los cerebros de la trama cometan algún error y salgan a la luz. Los procedimientos para la adopción de Anna siguen congelados. Vanya continúa a suministrarle arsénico a su “protector”.

Tano le hace llegar a Vanya un sobre con las fotos de la cautiva Giulia (que exhibe un periódico donde se ve la fecha, para probar que está viva). Vanya debe llevar esas fotos a Rittone (y éste, a su vez, al padre de la muchacha).

Silvia va al hospital infantil donde Giulia trabajaba de voluntaria, y allí se entera de que la joven raptada tenía novio, y de que éste es Marco Rittone, el hijo de otro de los asociados a Ramonte. En el mismo hospital, el enfermo Dimitri, hijo de la criada de Tano, continúa empeorando.

Sigue leyendo

Anuncios

Como perros rabiosos – Mario Imperoli, 1976

https://i.ytimg.com/vi/IrxyjK1VQCg/maxresdefault.jpg

Come cani arrabbiati

Italia, 1976

Director: Mario Imperoli

Género: Polizziesco

Guión: Mario Imperoli, Piero Regnoli

Intérpretes: Piero Santi (Comisario Muzzi), Annarita Grapputo (Silvia), Paola Senatore (Germana), Cesare Barro (Tony Ardenghi)

Música: Mario Molino

Argumento

Unos delincuentes atracan la taquilla en un estadio de Roma mientras tiene lugar un partido de fútbol. En su huída disparan a uno de los vigilantes, provocándole la muerte. Poco después, una mujer embarazada se suicida lanzándose por la ventana de su apartamento. Se trata de la prometida del guarda caído en acto de servicio.

El comisario Paolo Muzzi comienza a investigar los hechos. Interroga a delincuentes habituales e informadores del mundo del hampa, sin descubrir el más mínimo indicio. Entretanto, la violencia urbana se incrementa día a día. La misma banda de criminales autores del golpe en el estadio atraca una notaría, llevándose en su huída a una joven pasante. Tras despistar a los agentes que les persiguen en coche, el trío de asaltantes lleva a la muchacha a una casa, atándola y amordazándola. Los delincuentes son dos chicos y una chica. Cuando desnudan a su presa y parece que se disponen a violarla, uno de los criminales le dispara un tiro en la nuca.

El comisario Muzzi está convencido que éste último asesinato ha sido cometido por los mismos que atracaron el estadio. Entre las pertenencias de la víctima halla un colgante idéntico al que luce el joven Tony Ardenghi en las fotografías de los periódicos. Tony es el hijo de un importante industrial.

Sigue leyendo

El último padrino – Marco Risi, 2008

https://i.ebayimg.com/images/i/182433504659-0-1/s-l1000.jpg

(Imagen: ebay)

L´ultimo padrino

Italia, 2008

Director: Marco Risi

Género: Drama, Mafia

Guión: Stefano Bises, Giovanni Bianconi, Leonardo Fasoli

Intérpretes: Michele Placido (Bernardo Provenzano), Daniele Pecci (Roberto Sanna), Micaela Ramazzotti (Agente Fiore), Francesco Benigno (Matteo Canistra)

Música: Giancarlo Bigazzi

Argumento

Bernardo Provenzano, jefe de la Cosa Nostra siciliana, es el hombre más buscado de Italia. El anciano jefe del clan de los Corleoneses lleva décadas como fugitivo, y pocos saben qué aspecto tiene en la actualidad. Se oculta en masías por las montañas del interior de Sicilia, y cuenta con una tupida red de colaboradores, que siguen las órdenes que él imparte a través de una rígida cadena de mando. La forma que Provenzano tiene de comunicarse con sus subalternos es mediante los “pizzini”, unos papelitos donde escribe las instrucciones (ya sea a máquina o a mano). Nada de llamadas telefónicas o internet. La rudimentaria mensajería de los “pizzini” puede parecer arcaica pero resulta sumamente eficaz. Pese a los dispositivos de vigilancia policiales, el viejo padrino continúa en la cúspide de la Mafia gracias a su gran astucia y a su cautela, así como gracias a la fidelidad absoluta de los suyos.

Una división especial de la policía comandada por el inspector Roberto Sanna se dedica exclusivamente a localizar al prófugo Provenzano. Roberto y su equipo mantienen bajo un control exhaustivo a todo aquel que pudiera estar en contacto con “el Tío” (ese es el alias del capo corleonés). También vigilan quién entra y sale de las cárceles a visitar a los antiguos socios del padrino. Así, descubren que uno de ellos reparte regularmente “pizzini” con las órdenes del fugado. Tras interceptar uno de esos mensajes, los agentes se ponen sobre la pista de un médico – y se disponen a seguirlo cuando es recogido por un asociado de la Mafia… Roberto está convencido de que ese médico les llevará hasta Provenzano.

Sigue leyendo

Matad al ternero cebado y asadlo – Salvatore Samperi, 1970

https://www.filmtv.it/imgbank/GALLERYXL/UC/01817101.JPG

(Imagen: filmtv.it)

Uccidete il vitello grasso e arrostitelo

Italia, 1970

Director: Salvatore Samperi

Guión: Dacia Maraini, Salvatore Samperi

Género: Drama, thriller

Intérpretes: Jean Sorel (Cesare), Marilù Tolo (Verde), Maurizio Degli Esposti (Enrico), Pier Paolo Capponi (Detective privado)

Música: Ennio Morricone

Argumento

El joven Enrico, perteneciente a la acaudalada y burguesa familia de los Merlo, vuelve a su ciudad natal procedente del colegio suizo donde cursa sus estudios. Su padre acaba de fallecer en circunstancias no esclarecidas. Enrico entra en la sala que ha sido preparada como capilla ardiente. Se esconde al oír pasos de alguien que se aproxima, y desde detrás de unas cortinas ve como su hermano mayor Cesare y su prima Verde le ponen una inyección al cadáver…

Misteriosamente, todos los criados de la villa habían sido despedidos por Cesare poco antes de la muerte del padre. El ama de llaves, una mujer llamada Italia, ha acabado en un manicomio. Enrico va a visitarla, para tratar de conseguir más información sobre la muerte de su padre y el extraño comportamiento de Cesare. Italia le dice que una “maldición” pesa sobre la familia de los Merlo, y que ella ha visto en sueños que pronto también él morirá…

Muchos años antes, la madre de Enrico fue internada en un centro psiquiátrico al igual que el ama de llaves; y siendo él muy pequeño supuestamente se suicidó. Aunque la perdió hace muchos años, Enrico se siente muy unido a su madre. Tanto es así que en su habitación monta una especie de santuario fetichista dedicado a su memoria; con sus ropas, sus fotos y otras reliquias. Enrico se dedica durante horas a escuchar una y otra vez viejas Cintas magnetofónicas grabadas en su infancia donde su madre habla con él.

Sigue leyendo

…a tutte le auto della polizia… – Mario Caiano, 1975

https://farm1.staticflickr.com/932/28928339097_42064a0750_b.jpg

(Imagen: farm1)

a tutte le auto della polizia…

Italia, 1975

Director: Mario Caiano

Género: Polizziesco, giallo

Guión: Piero Regnoli

Intérpretes: Antonio Sabato (Comisario Fernando Solmi), Luciana Paluzzi (Inspectora Giovanna Nunziante), Enrico Maria Salerno (Carraro), Gabriele Ferzetti (Andrea Icardi), Ettore Manni (Enrico Tummoli), Marino Masé (Franz Hekker), Adriana Falco (Fiorella)

Música: Coriolano Gori

Argumento

Fiorella es una chica de 16 años de familia acomodada. Su padre es el célebre cirujano Andrea Icardi, propietario de varias clínicas y conectado con las altas esferas; amigo de políticos e importantes financieros. En la mansión de los Icardi se reúnen con frecuencia exponentes de la jet set romana.

Una tarde, Fiorella le dice a su madre que se va a casa de su amiga Adriana a estudiar. Cuando por la noche llega Icardi su hija todavía no ha regresado. El cirujano llama a casa de Adriana, pero ésta le asegura que Fiorella no se encuentra con ella; y que no la ha visto esa tarde. Sumamente preocupados, los padres alarman a la policía. El comisario Carraro, acompañado de sus ayudantes Fernando Solmi y la inspectora Giovanna Nunziante, se dispone a investigar la desaparición de la muchacha.

Al día siguiente aún no se tienen noticias de Fiorella. Inicialmente se barajan dos hipótesis: Un secuestro, o que la adolescente haya escapado por voluntad propia. Los Icardi se resisten a dar crédito a la segunda posibilidad. Además, los policías terminan admitiendo que es improbable; ya que casi no se llevó consigo dinero y su cartilla de ahorros está intacta. En cuanto al secuestro, sería plausible al ser el cirujano un hombre adinerado. Pero el tiempo va pasando y nadie llama ni envía mensaje alguno pidiendo un rescate.

Sigue leyendo

La Piovra 10 – Capítulo 1

(Imagen: filmarena)

(Aquí puede leerse la INTRODUCCIÓN A LA SAGA DE “LA PIOVRA”)

La Piovra X

Italia, 2001

Director: Luigi Perelli

Guión: Pier Giusepe Murgia, Sergio Silva, Piero Bodrato, Luigi Perelli, Domenico Rafele

Intérpretes: Remo Girone (Tano Cariddi), Patricia Millardet (Silvia Conti), Elena Arvigo (Giulia Mercuri), Rolf Hoppe (Profesor Ramonte), Arturo Paglia (Marco Rittone), Francesco Siciliano (Comisario Leonardi)

Música: Ennio Morricone

Capítulo 1

En una breve introducción se recopilan los acontecimientos más relevantes de la saga sucedidos tras el asesinato del comisario Cattani el 20 de marzo de 1989. En 1995 (La Piovra 7) había sido retenido el profesor Ramonte, acusado de ordenar la muerte del comisario, y ser uno de los líderes de una siniestra sociedad secreta (de corte netamente masónico). Antes de ser encarcelado, Ramonte había hecho llegar sus preciados archivos secretos en forma de disquettes a Tano Cariddi, residente en un castillo en ruinas en los alrededores del Etna. Tano debía custodiarlos mientras Ramonte estuviera fuera de circulación.

Ahora, en 2001, tras haber pasado 6 años en prisión, se celebra un juicio que debe confirmar o no la pena de cadena perpetua al profesor.

Mientras tanto, la juez Silvia Conti, que se ha vuelto a casar, está por adoptar junto a su marido Alfredo una niña huérfana llamada Anna. Silvia quiere ahora vivir de una vez su propia vida. Pronto la van a transferir de Sicilia a la península.

Tano continúa residiendo en ese castillo, junto a una criada de Europa del este. Ésta parece tener un hijo gravemente enfermo, y Tano contribuye a financiar los cuidados que necesita.

De manera sorpresiva, el profesor Ramonte es absuelto y puesto en libertad. Tano sigue el juicio apáticamente por televisión. Silvia se siente frustrada, pues fue ella quien mayores investigaciones llevó a cabo para lograr la encarcelación del ex-político Ramonte. Pero la defensa de éste argumentó que Silvia le acusaba por motivos personales, ya que ella tenía una relación sentimental con Cattani.

Sigue leyendo

Maciste en la tierra de los cíclopes – Antonio Leonviola, 1961

https://thetelltalemind.files.wordpress.com/2015/12/maciste-nella-terra-dei-ciclopi-4.jpg?w=700

(Imagen: thetelltalemind)

Maciste en la tierra de los cíclopes (V.O. Maciste nella terra dei ciclopi)

Italia, 1961

Director: Antonio Leonviola

Género: Peplum

Guión: Oreste Biancoli, Gino Mangini

Intérpretes: Gordon Mitchell (Maciste), Chelo Alonso (Capys), Germano Longo (Agisandro), Vira Silenti (Pénope)

Música: Carlo Innocenzi

https://i1.wp.com/media.sinematurk.com/person/8/56/76d4bd2d540c/tumblr_myqy90QnCC1qi7n7ho2_1280.jpg

(Imagen: sinematurk)

https://ilarge.lisimg.com/image/9480288/800full-chelo-alonso.jpg

(Imagen: lisimg)

La entrada de hoy está dedicada a la memoria de Chelo Alonso (1933-2019)

Argumento

La malvada reina Capys de Sadok ordena invadir las tierras del rey Agisandro. Capys, quien mantiene cíclopes cautivos en la isla de Polifemo, es descendiente de la reina Circe; y Agisandro, a su vez, cuenta a Ulises entre sus antepasados. Por ello existe una enemistad encarnizada entre ambas dinastías. La misión de Capys consiste en exterminar la estirpe de Ulises para vengar así la memoria de Circe, quien en su día fue derrotada por el protagonista de la Odisea.

Un destacamento de jinetes encabezados por Ífitos, el lugarteniente de Capys, arrasa el poblado en el que Agisandro vive con su familia y con sus súbditos. Antes de participar personalmente en la lucha, el rey ordena a su esposa Pénope que se ponga en seguridad con el pequeño hijo de ambos. Ella, sin embargo, decide quedarse con su marido; pero encomienda al niño a uno de sus ayudantes para que lo ponga a salvo lejos de allí. Agisandro cae en el campo de batalla. También casi todos sus soldados mueren durante la contienda. Los pocos supervivientes son luego pasados a cuchillo. Sólo a las mujeres les es perdonada la vida. Pénope y las demás son encadenadas y llevadas a las mazmorras del palacio de Capys.

La reina del linaje de Circe debería estar satisfecha tras su victoria contra el pueblo descendiente de Ulises… Sin embargo el triunfo está muy lejos de haber sido completado: El pequeño hijo de Agisandro, heredero de la dinastía, aún sigue con vida. Furiosa al enterarse de ésto, Capys jura no descansar hasta que el niño haya sido capturado. Una vez con la criatura en su poder, la reina se propone entregarla a los cíclopes para que éstos devoren al último fruto de la semilla de Ulises, cancelándola para siempre de la faz de la Tierra.

Entretanto, el malherido soldado que ha huído del campo de batalla con el niño llega hasta una costa donde aguarda un musculoso individuo: Se trata del heróico Maciste, un guerrero de fuerza espectacular que ha consagrado su vida a luchar por la justicia. Maciste es informado por el moribundo acerca de lo acontecido al pueblo de Agisandro. Tras entregar al pequeño a un pastor para que cuide de él, Maciste se dispone a liberar a la reina Pénope y a las demás mujeres de los calabozos de la pérfida Capys.

Sigue leyendo