El sexo de la bruja – Elo Pannacciò, 1973

Il sesso della strega

Italia, 1973

Director: Angelo “Elo” Pannacciò

Guión: Angelo “Elo” Pannacciò y Franco Brocani (no acreditado)

Intérpretes: Susanna Levi (Susan), Jessica Dublin (Evelyn Hilton), Camille Keaton (Ann), Franco Garofalo (Tony), Donald O´Brien (Inspector), Gianni Dei (simon Boskin), Simone Santo (Thomas Hilton)

Música: Daniele Patucchi

Género: Terror, giallo

Argumento

Sir Thomas Hilton, un aristocrático millonario inglés, está moribundo y convoca a sus sobrinos a su castillo. Mientras sus parientes y un cura lo rodean en su lecho de muerte, escuchamos la voz en off del anciano, quien está seguro de que una siniestra maldición se cierne sobre la familia. Mientras tanto, el inquietante mayordomo Tony y la criada Gloria se disponen a enzarzarse en amoroso combate en la cripta donde un sarcófago vacío está ya preparado para sir Thomas…

Poco después el viejo caballero expira, y tras los funerales la herencia debe ser repartida en cuotas iguales entre los sobrinos y el fiel secretario Simon. Del testamento, sin embargo, ha sido excluída una persona: Evelyn, la hija (o hermana?) del fallecido patriarca. Ésta, considerada la oveja negra de la familia, vive en el pueblo cercano al castillo y parece estar en posesión de un terrible secreto. Ingrid, una de las sobrinas, es la única que tiene contacto con la enigmática tía Evelyn y como ella, conoce el arcano y tenebroso misterio que pesa sobre los Hilton.

Los primos de Ingrid y herederos de sir Thomas contemplan con suspicacia la estrecha relación entre la joven y la tía Evelyn, a la que imaginan una adepta de las artes oscuras. El secretario Simon sabe que Susan, otra de las sobrinas, tiene una marca en el pecho que Evelyn le hizo cuando era pequeña, y que puede tener algun significado esotérico. Susan insiste en que se trató de un accidente.

Sigue leyendo

Anuncios

Crimen sin huella – Mario Landi, 1979

Crimen sin huella (V.O. Giallo a Venezia)

Italia, 1979

Director: Mario Landi

Género: Polizziesco, giallo, softcore

Guión: Aldo Serio

Intérpretes: Leonora Fani (Flavia), Jeff Blynn (Inspector De Pol), Gianni Dei (Fabio), Mariangela Giordano (Marzia)

Música: Berto Pisano

Argumento

Los cuerpos sin vida del arquitecto Fabio y su joven esposa Flavia aparecen cerca de uno de los canales de Venecia. Él ha sido asesinado a puñaladas, mientras que el cuerpo de ella no presenta señales de violencia. El comisario Angelo De Pol es el encargado de investigar el caso, junto a su ayudante Maestri. El forense descubre que el arma del delito en el caso de Fabio fueron unas tijeras. Flavia, en cambio, murió ahogada. En las ropas de Fabio la policía encuentra cocaína. De Pol no se explica por qué el asesino sacó del agua el cadáver de la chica tras ahogarla en el canal.

El comisario le hace una visita a la escritora Marzia, una amiga del matrimonio. Al principio procura mantenerse reservada, pero termina revelando detalles de la vida íntima de Flavia y su marido. Al parecer, además de consumidor de cocaína, Fabio era también un libertino. Sólo se excitaba con las voluptuosidades más extravagantes, lo que terminó hastiando a su esposa. Fabio se estimulaba con imágenes pornográficas y gustaba del exhibicionismo, el voyeurismo, la sodomía, los juegos sadomasoquistas… Mientras el comisario escucha su testimonio, la mujer recibe llamadas amenazantes. Se trata, supuestamente, de un ex-amante de Marzia que pretende forzarla a que vuelva con él. El acoso telefónico se prolonga desde hace meses, y la escritora también recibe cartas con mensajes escuetos y contundentes como “Si no dejas a ese grupo de depravados te mato”.

Sigue leyendo

La noche que Evelyn salió de la tumba – Emilio P. Miraglia, 1971

La noche que Evelyn salió de la tumba ( V.O. La notte che Evelyn uscì dalla tomba)

Italia, 1971

Director: Emilio P. Miraglia

Género: Giallo, terror

Guión: Fabio Pitorru, Massimo Felisatti, Emilio P. Miraglia

Intérpretes: Anthony Steffen (Lord Alan Cunningham), Marina Malfatti (Gladys Cunningham), Giacomo Rossi Stuart (Dr. Richard Timberlane), Umberto Raho (Farley), Erika Blanc (Susie)

Música: Bruno Nicolai

Argumento

Lord Alan Cunningham es un aristócrata inglés con serios trastornos psiquiátricos. Su salud mental se tornó inestable tras la muerte de su esposa Evelyn. Ésta falleció, supuestamente, cuando estaba por dar a luz, perdiendo también al niño. Alan se siente culpable por ello, ya que pretendía forzarla a abortar al estar convencido de que su esposa le era infiel.

Pese a los consejos de su médico y amigo Richard, quien dirige un frenopático, el atormentado Alan insiste en vivir en el semiderruído castillo de su familia. Allí se dedica a traer esporádicamente jóvenes mujeres, prostitutas o bailarinas de clubs nocturnos, a las que lleva a una cámara acondicionada como “sala de torturas”, donde las azota con un látigo y las apuñala. Suelen ser mujeres que tienen un parecido con la difunta Evelyn, y que son pelirrojas como era ella.

Alan siempre tiene la precaución de cambiar las matrículas de su coche por el camino, cuando se dirige desde la ciudad a su castillo; para que nadie le relacione a él con las desapariciones. Pero en el interior de su propiedad vive un extraño cazador que suele ser testigo de sus desmanes: Se trata de su cuñado Albert, hermano de Evelyn. Alan logra tenerlo bajo control por el momento, pagándole dinero regularmente para evitar que se vaya de la lengua. En otra parte del castillo también vive su tía Agatha, en silla de ruedas; quien tiene secretamente una relación con Albert.

Sigue leyendo

Coartada perfecta – Aldo Lado, 1992

Alibi perfetto (a.k.a. “Circle of fear”)

Italia, 1992

Director: Aldo Lado

Género: Thriller

Guión: Dardano Sacchetti, Aldo Lado, Robert Brodie Booth, Paola Bellu

Intérpretes: Michael Woods (Tony), Kay Rush (Lisa), Annie Girardot (Condesa), Burt Young (Mancini)

Música: Romano Mussolini

Argumento

Tony y su compañera Lisa son agentes especiales del departamento de narcóticos. Su jefe les ha encomendado la misión de desarticular la peligrosa banda de Mancini, un poderoso narcotraficante. Tony y Lisa acuden de incógnito al restaurante chino donde va a efectuarse una transacción de varios kilos de heroína. El propio Mancini está presente, y también sus socios de una organización china.

Cuando la pareja de policías interviene para arrestarlos a todos, se produce un tiroteo. Aunque el negocio que estaba por consumarse es frustrado, los objetivos más importantes de la redada consiguen escapar. Tony y Lisa sólo logran detener a un gangster chino sin importancia. El jefe policial está furioso con sus agentes. Tony se siente frustrado e incomprendido.

Al mismo tiempo, una mujer fotografía un viejo caserón abandonado. A través de una de las ventanas se aprecia que hay alguien en su interior. Cuando la fotógrafa está por marcharse, se le cae al suelo una de sus tarjetas de presentación.

Además de compañeros de trabajo, Tony y Lisa también son amantes. Tony se acaba de divorciar de su mujer, Elvi. Aunque hace algún tiempo que están separados siguen teniendo relaciones cordiales. Esa noche Tony recibe una llamada de Elvi, propietaria de una agencia inmobiliaria. Ella le dice que necesita la casa en la que él todavía reside, pero que está dispuesta a proporcionarle una nueva. Se citan para el día siguiente.

Cuando Tony se encuentra con su mujer, vemos que ésta es la fotógrafa que estaba tomando instantáneas de la vieja casa. Ambos se disponen a entrar en un coche en los aparcamientos de un edificio cuando son tiroteados por un sicario que se da rápidamente a la fuga. Los dos son alcanzados por los balazos. Las heridas de Elvi son fatales, y muere allí mismo. Tony logra salvarse de milagro y es trasladado a un hospital, donde permanece algún tiempo en coma.

Lisa y el jefe le visitan allí. Ambos están convencidos de que el asesino fue enviado por Mancini, como venganza por haber saboteado su negocio de heroína.

Mientras tanto, en un centro psiquiátrico, un enfermero llamado Marco acude a llevarle su comida a una de las internas. Le informan de que se trata de una mujer muy peligrosa. La loca está confinada en su cuarto tras una gruesa pared de cristal porque, pese a su aspecto inofensivo, tiene violentos brotes psicóticos. La vieja le dice que su hijo también se llama Marco, y le pide cortesmente al enfermero que le pase una hoja de papel por la ranura que hay en la pared de vidrio. Cuando éste así lo hace, la enajenada le apuñala la mano con saña…

Unas semanas después, Tony es dado de alta y regresa a su casa. Su jefe ha dado la orden de que vigilen desde la calle su piso por motivos de seguridad. A la mañana siguiente recibe del laboratorio fotográfico las fotos reveladas que su ex-mujer había tomado poco antes de ser asesinada. En ellas se aprecia esa vieja mansión vista desde distintos ángulos.

Sigue leyendo

Play Motel – Mario Gariazzo, 1979

Play Motel

Italia, 1979

Director: Mario Gariazzo (a.k.a. Roy Garrett)

Género: Giallo, softcore

Guión: Mario Gariazzo (a.k.a. Roy Garrett)

Intérpretes: Ray Lovelock (Roberto Vinci), Anna Maria Rizzoli (Patrizia), Anthony Steffen (Inspector De Santis), Marino Masé (Max Liguori)

Música: Ubaldo Continiello

Argumento

Un distinguido caballero acude a un hotel. Tiene reservada una habitación, y en el bar del establecimiento está citado con una voluptuosa rubia. Ambos suben a una estancia (decorada con imágenes del Kamasutra) y dejan vía libre al desenfreno  practicando diversos juegos sexuales.

Días después, cuando el señor Cortese está de vuelta en su oficina – es un importante hombre de negocios – abre un sobre que un ignoto destinatario le ha enviado: En su interior hay una carta amenazadora acompañada de varias fotos que lo muestran a él en actitud comprometedora con la prostituta en el hotel. El autor de la carta le está sometiendo a chantaje: Si no paga varios millones de liras, hará públicas las imágenes.

Cortese desea evitar el escándalo a toda costa, y llama a su abogado. En el instante de la llamada, el abogado se encuentra revolcándose con Luisa, la mujer de Cortese. El abogado le dice a su cliente que “confíe en él”, que él le ayudará a salir de ésta…

Más adelante, Luisa encuentra en casa las comprometidas fotos de su esposo, así como la carta; y va con ese material a la policía – a espaldas de Cortese. La cara de la prostituta se ve bien en las imágenes, y tras las pertinentes investigaciones, el comisario De Santis averigua que se trata de una modelo que posa para una revista pornográfica.

De Santis se dirige a la editorial que publica la revista, y espera a que la chica aparezca. Se llama Loredana, y varios de los fotógrafos y empleados de la revista ven desde la ventana cómo ella habla con el comisario (al que ya conocen por ser el encargado de la sección de “buenas costumbres”)

Tras una sesión de fotos eróticas, el fotógrafo Willy trata de convencer a Loredana de que se acueste con él, pero ella se niega. Poco más tarde, ella se marcha de la editorial en su coche… llevando en los asientos traseros un pasajero no invitado: Un individuo cuyo rostro no se ve la golpea en la cabeza con una llave inglesa. El coche aparece volcado con el cuerpo de la mujer en su interior y todo parece un accidente.

Luisa, por su parte, acude al hotel donde fueron tomadas las fotos con las que pretenden chantajear a su marido. Al mismo tiempo, una pareja entra en la habitación donde Cortese fue aquel día con Loredana. Luisa se introduce en la habitación contigua y descubre que hay un orificio que comunica ambos cuartos – a través de ese agujero el chantajista tomó las fotos. Pero Luisa no podrá revelar a nadie ese hallazgo, pues un misterioso asesino la estrangula hasta matarla.

Sigue leyendo

Trópico de Cáncer – Giampaolo Lomi, 1972

Al Tropico del Cancro (a.k.a. “Tropic of Cancer”)

Italia, 1972

Director: Giampaolo Lomi, Edoardo Mulargia

Género: Thriller

Guión: Giampaolo Lomi, Edoardo Mulargia, Anthony Steffen

Intérpretes: Anthony Steffen (Dr. Williams), Anita Strindberg (Grace Wright), Gabriele Tinti (Fred Wright)

Música: Piero Umiliani

Argumento

Fred y Grace, una pareja de turistas estadounidenses, llegan a Haití. Allí, además de disfrutar de sus vacaciones, piensan encontrarse con el dr. Williams, un viejo amigo de él que reside desde años en Port-au-Prince.

Sucesos extraños comienzan a ocurrir desde que Fred y Grace arriban al país caribeño: Un individuo los sigue ya desde el aeropuerto. Nada más llegar al hotel, un montón de bloques de hielo que estaban contenidos en un camión caen muy cerca de ellos, y se salvan por poco de ser aplastados. Supuestamente se trata sólo de un desafortunado accidente. Pero parece que alguien está tratando de sabotear su estancia en el país…

Williams, por su parte, recibe por la noche una llamada urgente de Douglas, su asistente. Éste le solicita al doctor que se desplace de inmediato a su villa. Cuando Williams entra en la residencia de Douglas se lo encuentra muerto; lívido y con el rostro desencajado.

Entretanto, otro norteamericano, el obeso y afeminado Peacock, discute de negocios con un tal Garder, un empresario que intenta hacer pasar por Haití cierta clase de “mercancía”.

Fred y Grace, tras explorar toda la ciudad, se encuentran finalmente con su compatriota Williams. Éste queda impresionado por la belleza de la esposa de su amigo, a la que todavía no conocía. Los tres acuerdan cenar esa noche juntos, en el hotel donde Fred y Grace están hospedados.

Al llegar al hotel, otro de los clientes sufre una picadura de araña venenosa. Se trata de Garder, el comerciante de turbios negocios socio de Peacock. Como Williams es médico, le inyecta a tiempo un antídoto, salvándole así la vida. Todos se preguntan cómo ha llegado hasta el hotel esa araña (peluda y del tamaño de un puño), que habitualmente sólo vive en las junglas – Alguien ha tenido que desplazarla hasta allí con retorcidas intenciones.

Agradecido, Garder invita a cenar a Williams y a sus amigos Fred y Grace. Todos se sientan en una gran mesa donde también se encuentra Peacock, entre otros. Allí empiezan a hablar de un tema local: El misterioso vudú. Williams es un declarado simpatizante de esa tendencia, y no la considera brujería o magia negra, sino una religión.

Sigue leyendo

Body Puzzle – Lamberto Bava, 1992

Body Puzzle

Italia, 1992

Director: Lamberto Bava

Género: Giallo / Slasher

Guión: Lamberto Bava, Teodoro Corrà, Domenico Paolella

Intérpretes: Joanna Pacula (Tracy), Tomás Arana (Michele), Gianni Garko (jefe de policía), Erika Blanc (Dr. Corti)

Música: Carlo Maria Cordio

Argumento

El pianista Tim recuerda a modo de flashback el accidente de moto que costó la vida a su gran amigo Abe. Atormentado desde entonces, Tim ha desarrollado un trastorno psicopático. Comienza su carrera de asesino en serie masacrando bestialmente al dependiente de una tienda de chocolates. Antes de abandonar el lugar del delito, cercena una de las orejas del cadáver.

Por la noche, alguien se cuela en casa de Tracy, la viuda de Abe, y camina sigilosamente hacia la cocina: Es Tim, quien deposita en la nevera la oreja cortada.

A la mañana siguiente, la policía informa a Tracy de que alguien entró durante la noche en el cementerio y desenterró el cuerpo de su marido. El profanador de tumbas se llevó consigo los restos de Abe. Cuando la joven viuda regresa a su casa, encuentra la oreja en su nevera. Al borde de un colapso nervioso decide regresar a casa de sus padres.

El inspector Mike se encarga del caso y visita a Tracy. Cree que existe una relación entre el asesinato del chocolatero y el robo del cadáver de Abe Grant. En ambos delitos Tracy resulta ser el nexo. Aunque ella no conocía a la víctima, su oreja fue hallada en su nevera. Mike pone a la viuda bajo vigilancia, no porque sospeche de ella sino porque es de temer que el loco que anda suelto trate de hostigarla.

Tim el psicópata perpetra su segundo asesinato: Mata a una mujer en los baños de un centro comercial y le amputa la mano de un hachazo. Además de llevarse su mano derecha, el criminal también se apodera de su arrancado corazón.

Sigue leyendo