La orca – Eriprando Visconti, 1976

La orca

Italia, 1976

Director: Eriprando Visconti

Guión: Roberto Gandus, Lisa Morpurgo, Eriprando Visconti

Intérpretes: Michele Placido (Michele Turrisi), Rena Niehaus (Alice), Flavio Bucci (Gino), Bruno Corazzari (Paolo)

Música: Federico Monti Arduini

Género: Thriller, drama, polizziesco

Argumento

Alice, una jovencita de familia pudiente, es secuestrada por tres individuos a las puertas de su instituto. Los raptores cambian de vehículo por el camino para evitar ser seguidos. Continúan en una furgoneta dirigiéndose a las afueras de la ciudad. Un control policial en la carretera les obliga a frenar. Los delincuentes temen que van a ser descubiertos, y los que se encuentran en la parte trasera con la chica ya preparan sus armas… Pero los agentes les dejan seguir tras ponerle una multa al conductor por exceso de velocidad.

Llegan a una vieja casa de campo abandonada, donde piensan retener a la muchacha hasta que sus padres paguen el rescate. El trío de secuestradores (que actúa por encargo) está compuesto por Gino, Paolo y Michele. El primero es el líder y el más mayor. Él está en contacto con los que han ordenado el secuestro. Por encima de Gino está un misterioso pianista ciego con el que se cita en un local para recibir instrucciones.

Sigue leyendo

Anuncios

Milán: el clan de los calabreses – Giorgio Stegani, 1974

Milano: il clan dei calabresi (a.k.a. The last desperate hours)

Italia, 1974

Director: Giorgio Stegani

Género: Polizziesco

Guión: Giovanni Addessi, Franco Barbaresi, Camillo Bazzoni

Intérpretes: Antonio Sabato (Paolo Mancuso), Silvia Monti (Laura), Pier Paolo Capponi (Inspector), Peter Carsten (Maraschi)

Música: Gianni Marchetti

Argumento

Paolo Mancuso controla los bajos fondos de Milán junto a sus socios Dario Lippi y Maraschi. Los tres se reparten el lucrativo negocio de la prostitución. Pero la llegada a la ciudad de una nueva banda compuesta por calabreses amenaza la hegemonía del delictivo triunvirato. Los calabreses, más jóvenes y violentos, coaccionan a las prostitutas para que pasen a trabajar para ellos.

Mancuso es un hombre poderoso, sin antecedentes penales, que maneja el crimen organizado con una máscara de respetabilidad. Nunca ha tenido problemas con la justicia y oficialmente consta como un íntegro empresario. Un gran séquito de esbirros trabaja devotamente para él. Se cree intocable, fuera de toda sospecha, en la cúspide, blindado ante todo tipo de contratiempos.

Una noche, tras despedirse de su amante Laura (que regenta un prostíbulo para él), Paolo se dispone a retornar a casa. Toma su lujoso automóvil deportivo y conduce a través de la carretera, cuando se percata de que una decena de motoristas le está siguiendo. Se inicia una persecución, produciéndose un accidente. El vehículo explota, pero Paolo logra salir a tiempo y se refugia en un edificio que parece ser una fábrica, cerca de la autopista.

Sigue leyendo

Los asesinos son nuestros huéspedes – Vincenzo Rigo, 1974

Gli assassini sono i nostri ospiti

Italia, 1974

Director: Vincenzo Rigo

Género: Polizziesco

Guión: Renato Romano, Bruno Fontana

Intérpretes: Anthony Steffen (Dr. Guido Malerva), Margaret Lee (Eliana), Luigi Pistilli (Comisario Di Stefano), Gianni Dei (Franco), Erika Blanc (Susie)

Música: Roberto Rizzo

Argumento

Durante los títulos de crédito vemos a modo de preámbulo fílmico cómo una atractiva joven le roba el coche a un travesti. Ese automóvil va a ser utilizado para huir tras el atraco que la chica y su banda han planeado contra una joyería.

Eliana, que así se llama la bella ladrona, forma parte de un grupo de delincuentes al que también pertenecen Mario, Eddie, Franco y un cuarto cuyo nombre no es revelado. Eddie, con un marcado acento francés, parece ser el líder; y se dedica a desempeñar las tareas de vigilancia posicionándose en un bar frente a la joyería en la que sus cómplices están por irrumpir.

Los cuatro encapuchados perpetran el atraco, pero no todo sale como estaba previsto. No se trata de un trabajo limpio y rápido como esperaban. Se produce un tiroteo en el que uno de los empleados de la joyería y un cliente pierden la vida, mientras que uno de los asaltantes es herido de gravedad.

Tras ello, los delincuentes escapan con el botín y la policía es notificada inmediatamente del delito. El comisario Di Stefano toma las riendas de la investigación y ordena a sus agentes que peinen toda la ciudad en busca de los sospechosos.

Sigue leyendo

Como perros rabiosos – Mario Imperoli, 1976

Come cani arrabbiati

Italia, 1976

Director: Mario Imperoli

Género: Polizziesco

Guión: Mario Imperoli, Piero Regnoli

Intérpretes: Piero Santi (Comisario Muzzi), Annarita Grapputo (Silvia), Paola Senatore (Germana), Cesare Barro (Tony Ardenghi)

Música: Mario Molino

Argumento

Unos delincuentes atracan la taquilla en un estadio de Roma mientras tiene lugar un partido de fútbol. En su huída disparan a uno de los vigilantes, provocándole la muerte. Poco después, una mujer embarazada se suicida lanzándose por la ventana de su apartamento. Se trata de la prometida del guarda caído en acto de servicio.

El comisario Paolo Muzzi comienza a investigar los hechos. Interroga a delincuentes habituales e informadores del mundo del hampa, sin descubrir el más mínimo indicio. Entretanto, la violencia urbana se incrementa día a día. La misma banda de criminales autores del golpe en el estadio atraca una notaría, llevándose en su huída a una joven pasante. Tras despistar a los agentes que les persiguen en coche, el trío de asaltantes lleva a la muchacha a una casa, atándola y amordazándola. Los delincuentes son dos chicos y una chica. Cuando desnudan a su presa y parece que se disponen a violarla, uno de los criminales le dispara un tiro en la nuca.

El comisario Muzzi está convencido que éste último asesinato ha sido cometido por los mismos que atracaron el estadio. Entre las pertenencias de la víctima halla un colgante idéntico al que luce el joven Tony Ardenghi en las fotografías de los periódicos. Tony es el hijo de un importante industrial.

Sigue leyendo

…a tutte le auto della polizia… – Mario Caiano, 1975

a tutte le auto della polizia…

Italia, 1975

Director: Mario Caiano

Género: Polizziesco, giallo

Guión: Piero Regnoli

Intérpretes: Antonio Sabato (Comisario Fernando Solmi), Luciana Paluzzi (Inspectora Giovanna Nunziante), Enrico Maria Salerno (Carraro), Gabriele Ferzetti (Andrea Icardi), Ettore Manni (Enrico Tummoli), Marino Masé (Franz Hekker), Adriana Falco (Fiorella)

Música: Coriolano Gori

Argumento

Fiorella es una chica de 16 años de familia acomodada. Su padre es el célebre cirujano Andrea Icardi, propietario de varias clínicas y conectado con las altas esferas; amigo de políticos e importantes financieros. En la mansión de los Icardi se reúnen con frecuencia exponentes de la jet set romana.

Una tarde, Fiorella le dice a su madre que se va a casa de su amiga Adriana a estudiar. Cuando por la noche llega Icardi su hija todavía no ha regresado. El cirujano llama a casa de Adriana, pero ésta le asegura que Fiorella no se encuentra con ella; y que no la ha visto esa tarde. Sumamente preocupados, los padres alarman a la policía. El comisario Carraro, acompañado de sus ayudantes Fernando Solmi y la inspectora Giovanna Nunziante, se dispone a investigar la desaparición de la muchacha.

Al día siguiente aún no se tienen noticias de Fiorella. Inicialmente se barajan dos hipótesis: Un secuestro, o que la adolescente haya escapado por voluntad propia. Los Icardi se resisten a dar crédito a la segunda posibilidad. Además, los policías terminan admitiendo que es improbable; ya que casi no se llevó consigo dinero y su cartilla de ahorros está intacta. En cuanto al secuestro, sería plausible al ser el cirujano un hombre adinerado. Pero el tiempo va pasando y nadie llama ni envía mensaje alguno pidiendo un rescate.

Sigue leyendo

El juguete – Giuliano Montaldo, 1979

El juguete (V.O. Il giocattolo)

Italia, 1979

Director: Giuliano Montaldo

Género: Drama, tragicomedia, polizziesco

Guión: Sergio Donati, Nino Manfredi, Giuliano Montaldo

Intérpretes: Nino Manfredi (Vittorio Barletta), Marlène Jobert (Ada), Arnoldo Foà (Nicola Griffo), Olga Karlatos (Laura Griffo), Renato Scarpa (Giuliano), Mario Brega (un atracador), Vittorio Mezzogiorno (Sauro)

Música: Ennio Morricone

Argumento

Vittorio Barletta es un contable que trabaja para el acaudalado industrial Nicola Griffo, antiguo compañero suyo de clase. Hombre bonachón e ingenuo, Vittorio considera a Nicola amigo suyo; cuando en realidad éste sólo le utiliza. El empresario anda metido en asuntos turbios, y emplea a Vittorio para que lleve su contabilidad negra. Además, Vittorio debe transportar para él maletines de dinero, convirtiéndose así en cómplice en una trama de evasion de impuestos. Patrizia, la hija de Griffo, discute cotidianamente con su padre. La joven reclama más libertad, pues está harta de que los guardaespaldas del magnate la sigan en todo momento. Laura, la mujer de Nicola, se insinúa a Vittorio y éste parece sentirse atraído por ella.

Vittorio está casado desde hace 14 años con Ada, a la que define como “un dolor de cabeza con patas” (ella nunca quiere acostarse con él por sus “dolores de cabeza”). El matrimonio no pasa por su mejor momento y los litigios están a la orden del día. Sin embargo, en el fondo se complementan y necesitan el uno al otro. Ada trata de hacerle ver a su crédulo marido que su “amigo” Griffo le está usando para asuntos ilegales, y que si un día la empresa quiebra o es sometida a controles por las autoridades será él, Vittorio, quien pague las consecuencias – El influyente Griffo podrá costearse caros abogados, dirá que no sabía nada y le echará la culpa a su contable. Vittorio no escucha a su mujer y se dedica en casa a su pasatiempo favorito: Coleccionar y reparar relojes.

Una tarde en la que Vittorio y Ada han salido al supermercado a comprar, el establecimiento es atracado. Los asaltantes amenazan a las cajeras y a los clientes con sus revólveres. Pero los vigilantes intervienen y se produce un tiroteo. En el intercambio de disparos Vittorio es herido en una pierna. Tras su estancia de varios días en un hospital, el contable es dado de alta y debe apuntarse a un gimnasio para realizar ejercicios de rehabilitación.

En el gimnasio Vittorio conoce al policía Sauro y ambos van haciéndose amigos. Los dos son “meriodionales”: La historia se desarrolla en el norte de Italia; Vittorio es de Roma y Sauro de Nápoles.

Sigue leyendo

Investigación sobre un ciudadano libre de toda sospecha – Elio Petri, 1970

Investigación sobre un ciudadano libre de toda sospecha (V.O. Indagine su un cittadino al di sopra di ogni sospetto)

Italia, 1970

Director: Elio Petri

Género: Thriller, polizziesco

Guión: Elio Petri, Ugo Pirri

Intérpretes: Gian Maria Volontè (Dottore), Florinda Bolkan (Augusta), Orazio Orlando (Brigadier Biglia), Massimo Foschi (Terzi)

Música: Ennio Morricone

Argumento

El “dottore” es un alto mando policial y jefe del departamento de homicidios. Hombre ambicioso y tenaz, ha sido ascendido: Pasará a liderar la oficina de asuntos políticos. Su misión consistirá en mantener a raya a “agitadores y subversivos”.

El autoritario personaje se cita esporádicamente con su amante, Augusta Terzi, a la que visita en su apartamento. Augusta, una joven divorciada, se divierte con morbosos y macabros juegos eróticos: Le gusta hacerse pasar por muerta (en diferentes posturas y situaciones) y que el “dottore” le saque fotos, como suelen hacer los agentes cuando encuentran el cadáver de alguien que ha muerto en circunstancias violentas. También disfruta jugando a ser interrogada por el duro policía.

Una tarde en que el “dottore” visita a Augusta ésta le pregunta jovialmente “¿Cómo me vas a matar ésta vez?”. “Te cortaré la garganta” responde él. Y poco después, mientras están juntos en la cama, el policía efectivamente la degüella, sirviéndose para ello de una hoja de afeitar…

El “dottore” trata de fingir que el móvil del crimen fue un atraco, y se lleva el dinero que encuentra así como algunas joyas. Al salir del edificio se cruza con un joven vecino. Como se sabrá algo más tarde éste es Antonio Pace, un militante anarquista que entra dentro de la categoría de “subversivos” a los que el “dottore” debe controlar.

El mismo “dottore” llama a la policía notificando el suceso, y poco después regresa a la casa con sus hombres (se cumple así la famosa sentencia de que “el asesino siempre vuelve al lugar del delito”); para tomar huellas e investigar el crimen (es su último trabajo como jefe de la sección de homicidios). Por los indicios que encuentran, algunos de sus agentes se dan cuenta en seguida de que el supuesto atraco sólo sería un ardid del homicida para despistar.

Sigue leyendo