Coartada perfecta – Aldo Lado, 1992

Alibi perfetto (a.k.a. “Circle of fear”)

Italia, 1992

Director: Aldo Lado

Género: Thriller

Guión: Dardano Sacchetti, Aldo Lado, Robert Brodie Booth, Paola Bellu

Intérpretes: Michael Woods (Tony), Kay Rush (Lisa), Annie Girardot (Condesa), Burt Young (Mancini)

Música: Romano Mussolini

Argumento

Tony y su compañera Lisa son agentes especiales del departamento de narcóticos. Su jefe les ha encomendado la misión de desarticular la peligrosa banda de Mancini, un poderoso narcotraficante. Tony y Lisa acuden de incógnito al restaurante chino donde va a efectuarse una transacción de varios kilos de heroína. El propio Mancini está presente, y también sus socios de una organización china.

Cuando la pareja de policías interviene para arrestarlos a todos, se produce un tiroteo. Aunque el negocio que estaba por consumarse es frustrado, los objetivos más importantes de la redada consiguen escapar. Tony y Lisa sólo logran detener a un gangster chino sin importancia. El jefe policial está furioso con sus agentes. Tony se siente frustrado e incomprendido.

Al mismo tiempo, una mujer fotografía un viejo caserón abandonado. A través de una de las ventanas se aprecia que hay alguien en su interior. Cuando la fotógrafa está por marcharse, se le cae al suelo una de sus tarjetas de presentación.

Además de compañeros de trabajo, Tony y Lisa también son amantes. Tony se acaba de divorciar de su mujer, Elvi. Aunque hace algún tiempo que están separados siguen teniendo relaciones cordiales. Esa noche Tony recibe una llamada de Elvi, propietaria de una agencia inmobiliaria. Ella le dice que necesita la casa en la que él todavía reside, pero que está dispuesta a proporcionarle una nueva. Se citan para el día siguiente.

Cuando Tony se encuentra con su mujer, vemos que ésta es la fotógrafa que estaba tomando instantáneas de la vieja casa. Ambos se disponen a entrar en un coche en los aparcamientos de un edificio cuando son tiroteados por un sicario que se da rápidamente a la fuga. Los dos son alcanzados por los balazos. Las heridas de Elvi son fatales, y muere allí mismo. Tony logra salvarse de milagro y es trasladado a un hospital, donde permanece algún tiempo en coma.

Lisa y el jefe le visitan allí. Ambos están convencidos de que el asesino fue enviado por Mancini, como venganza por haber saboteado su negocio de heroína.

Mientras tanto, en un centro psiquiátrico, un enfermero llamado Marco acude a llevarle su comida a una de las internas. Le informan de que se trata de una mujer muy peligrosa. La loca está confinada en su cuarto tras una gruesa pared de cristal porque, pese a su aspecto inofensivo, tiene violentos brotes psicóticos. La vieja le dice que su hijo también se llama Marco, y le pide cortesmente al enfermero que le pase una hoja de papel por la ranura que hay en la pared de vidrio. Cuando éste así lo hace, la enajenada le apuñala la mano con saña…

Unas semanas después, Tony es dado de alta y regresa a su casa. Su jefe ha dado la orden de que vigilen desde la calle su piso por motivos de seguridad. A la mañana siguiente recibe del laboratorio fotográfico las fotos reveladas que su ex-mujer había tomado poco antes de ser asesinada. En ellas se aprecia esa vieja mansión vista desde distintos ángulos.

Sigue leyendo

Anuncios

Sepultada viva – Aldo Lado, 1973

Sepultada viva (V.O. Sepolta viva)

Italia, 1973

Director: Aldo Lado

Guión: Aldo Lado, Claudio Masenza, Antonio Troiso

Intérpretes: Agostina Belli (Christina Belli), Fred Robsahm (Phillippe), Maurizio Bonuglia (ferdinand)

Música: Ennio Morricone

Género: Drama

Argumento

En la Francia del siglo XVIII, el joven duque Phillippe gobierna sus tierras con equidad y justicia. Es muy popular entre sus súbditos, sobre todo desde que se casó con Christine. Ésta no procede de una familia aristocrática, sino que es hija de un humilde pescador. El bondadoso Phillippe ha reducido los impuestos a los campesinos y trata siempre de ayudar a los más desfavorecidos. Sin embargo, sus hermanos Ferdinand y Gael están menos contentos. Sobre todo el primero reprueba que Phillipe esté “derrochando” el patrimonio familiar en sus obras de beneficencia.

Durante una festividad local, unos niños juegan en las inmediaciones del castillo. Llegan hasta una torre al otro lado del río pero no se atreven a acercarse demasiado, pues una maldición pesa sobre ella. Allí fue encerrada una duquesa el siglo anterior por órdenes de su marido, quien la acusaba de alguna infidelidad. Cuando el duque se enteró de que su esposa era inocente, trató de liberarla; pero ya era demasiado tarde y ella había muerto. Desde entonces, cuenta la leyenda, el fantasma de la mujer vaga por los alrededores de la torre y sus lamentos pueden oírse por las noches. Uno de esos niños, el aprendiz de herrero Dani, se encuentra con Christine y ésta le regala un medallón para compensarle por la pérdida de unos cuchillos que debía pulir.

Gael, el hermano más joven de Phillippe, está enamorado de Dominique; una de las damas de compañía de Christine e hija del señor de Fontenuy. Por su parte, Dominique le confiesa a Christine que desea tomar los hábitos de monja, ingresando en un convento al alcanzar la mayoría de edad – Pero le pide que guarde el secreto y Christine le promete hacerlo.

Ferdinand, codicioso y sin escrúpulos, comienza a preparar un plan para librarse de los obstáculos que le impiden hacerse con el ducado. Durante una cacería, el caballo de Christine se desboca, galopando sin control por el bosque hasta que la joven cae de la montura. Los daños no son graves y Christine no tarda en recuperarse… Pero se descubre que el caballo había sido herido previamente de forma que al tener sobre sí un peso el dolor era insoportable… Todo indica que se produjo un sabotaje para provocarle un “accidente” a Christine. El médico del castillo comprueba examinando a la duquesa que está embarazada. Esa futura descendencia inquieta seriamente a Ferdinand.

Gael le pide a Christine que interceda por él para convencer a Dominique de que se convierta en su esposa, pero su cuñada nada puede hacer – Tampoco contarle la verdad, pues le prometió a Dominique que no revelaría su secreto. Así, Gael piensa que Christine no le quiere ayudar; y nace en su interior un resentimiento contra ella. Eso es utilizado por el pérfido Ferdinand para engatusar a su hermano pequeño en el complot contra su hermano mayor…

Sigue leyendo

La corta noche de las muñecas de cristal – Aldo Lado, 1971

La corta noche de las muñecas de cristal (V.O. „La corta notte delle bambole di vetro“ / „Short night of glass dolls“ a.k.a. „Malastrana“)

Italia, 1971

Director: Aldo Lado

Guión: Aldo Lado

Intérpretes: Jean Sorel (Gregory), Mario Adorf (Jacques), Barbara Bach (Mira)

Música: Ennio Morricone

Género: Suspense

Argumento

El inerte cuerpo del reportero Gregory Moore es encontrado en un parque de Praga y llevado a la morgue. Sin embargo Gregory no está muerto, sino que sufre de un episodio de catalepsia que le impide moverse y que ha bloqueado sus constantes vitales. Los empleados del tanatorio lo mantienen en una cámara frigorífica a la espera de poder identificarlo para proceder a la autopsia y establecer las causas del “deceso”. Mientras tanto, el reportero es consciente de lo que sucede a su alrededor; y comienza a recapitular a modo de flashback los acontecimientos que le llevaron a su actual situación…

Sigue leyendo

L’ultimo treno della notte – Aldo Lado, 1975

L’ultimo treno della notte (a.k.a. “Last Stop on the Night Train”)

Italia, 1975

Director: Aldo Lado

Género: Suspense

Guión: Aldo Lado, Roberto Infascelli

Intérpretes: Flavio Bucci (Blackie), Gianfranco De Grassi (Curly), Laura D´Angelo (Lisa), Irene Miracle (Margareth), Macha Méril (Mujer en el tren)

Música: Ennio Morricone

Argumento

Vísperas de Navidad en Munich. Dos delincuentes de medio pelo se dedican a cometer fechorías varias por las calles, intentando robar el abrigo de pieles de una señora o atracando a un Papá Noel.

Para dar esquinazo a la policía, montan en un tren con destino a Verona. En el mismo vagón que ellos viajan dos jovencitas, Lisa y su prima alemana Margareth. Las dos se dirigen a Italia para celebrar las Navidades en casa de los padres de Lisa.

Los dos rateros, Blackie y Curly, siguen haciendo de las suyas en el tren. Allí se encuentran con Lisa y Margareth, quienes inicialmente simpatizan con ellos y les ayudan a esconderse para evitar que sean descubiertos por el revisor. Sin embargo, pronto se dan cuenta las muchachas de que los individuos no son de fiar, y se alejan de ellos marchándose al otro extremo del vagón.

Sigue leyendo