Oro maldito – Giulio Questi, 1967

(Reseña escrita por el autor del blog el 16.04.2008)

Oro maldito (V.O. Se sei vivo spara! a.k.a. „Django kill!“)

Italia, 1967

Director: Giulio Questi

Género: Western

Guión: Giulio Questi, Franco Arcalli

Intérpretes: Tomás Milian (Forastero), Marilú Tolo (Lori), Piero Lulli (Oaks)

Música: Ivan Vandor

Obra maestra del “spaghetti-western” (género que por cierto para mí siempre ha sido infinitamente más interesante que el cine del oeste rodado en los USA), a la altura del “Mannaja” de Sergio Martino y según mi criterio, bastante superior a los Djangos de Corbucci y al “Grande Silenzio” del mismo director. En su ámbito cinematográfico, solo las propuestas del comercial Leone logran eclipsarla.

Giulio Questi, para mí hasta el momento un completo desconocido, nos ofrece más de 100 minutos de puro goce visual lleno de sorpresas, propinando contundentes bofetadas a los convencionalismos del género. Porque el film que nos ocupa no es ni mucho menos un “spaghetti” de argumento corriente. Ésta genial película, condenada al ostracismo tanto por cinéfilos como por cinéfagos, ha sido calificada con razón como “western gótico surrealista” y se la ha llegado a comparar con “El Topo”, jodorowskyana contribución al Séptimo Arte que apareció un par de años después.

Sigue leyendo

Anuncios

La muerte ha puesto un huevo – Giulio Questi, 1968

La morte ha fatto l´uovo (a.k.a Death laid an egg)

Italia, 1968

Director: Giulio Questi

Género: Giallo

Guión: Franco Arcalli, Giulio Questi

Intérpretes: Gina Lollogrigida (Anna), Jean Louis Trintignant (Marco), Ewa Aulin (Gabrielle)

Música: Bruno Maderna

Argumento

Marco (Jean Louis Trintignant) trabaja para una gran empresa en un criadero de pollos que pertenece a su esposa Anna (Gina Lollobrigida). De cara al público es un profesional respetable, pero en su vida privada se dedica esporádicamente a asesinar prostitutas por puro placer sádico en la habitación de un hotel que para ello ha reservado de forma permanente. Las ata con las manos a la espalda, las amordaza, y les rebana el pescuezo con una afilada navaja.

La joven Gabrielle (Ewa Aulin), prima pequeña de Anna, es la bella y dulce secretaria del matrimonio. Anna es muy simpática con ella, pero en realidad la odia profundamente, pues la carcomen los celos. Marco está efectivamente enamorado de Gabrielle, y ambos planean iniciar una vida en común alejados de Anna, aunque por el momento no saben cómo podrán desenvolverse sin los recursos económicos de ésta.

Sigue leyendo

Arcana – Giulio Questi, 1972

Arcana

Italia, 1972

Director: Giulio Questi

Género: Giallo surrealista

Guión: Giulio Questi, Franco Arcalli

Intérpretes: Lucía Bosé (la madre, señora Tarantino), Maurizio Degli Espositi (hijo)

Música: Romolo Grano, Berto Pisano

Argumento

Una viuda siciliana residente en Milán (la señora Tarantino) y su inquietante hijo veinteañero con facultades mediúmnicas han montado un negocio de consultas espiritistas y adivinatorias. Los clientes, que llegan atraídos por anuncios en la prensa, realizan sesiones grupales o individuales. La mujer (interpretada por Lucía Bosé) no tiene en realidad ningunos poderes sobrenaturales, es simplemente una farsante charlatana, que “lee las manos” y “echa las cartas” con la sóla ayuda de su imaginación; pero su hijo (una especie de joven Rasputin lampiño cuyo nombre nunca es desvelado) sí es capaz de percibir lo oculto. En las “terapias de grupo”, los clientes suelen entrar en estado de trance, hipnotizados por la atmósfera y el poder de sugestión, pero ello poco les sirve para resolver sus problemas.

Una joven que está a punto de casarse acude en solitario para que la “vidente” le prepare un “filtro mágico”. La “adivina” se inventa un mejunje inútil, y el hijo, encolerizado, se percata de que es un simple “placebo” y amenaza a su madre con un cuchillo atándola a la cama para que le revele los ingredientes del filtro “real”… Entre los componentes de la “pócima” se encuentran, a lo que parece, el veneno de una serpiente, o el polvo de unas piedras que se encuentran en el túnel del metro…

Comentario

Extrañísima película plagada de imagenería surrealista, cuya historia se encuentra hilvanada de forma confusa mediante la introducción de elementos ajenos a la trama principal, como las escenas del burro izado en la casa de campo, el violinista de ritmos balcánicos, los trabajadores en el túnel del metro o la intervención de los militares hacia el final del film.

Entre los pocos trabajos del bastante ignoto Giulio Questi se encuentra un interesantísimo y atípico western, muy violento y surrealista (al estilo de “El Topo”), llamado “Se sei vivo spara!” (1967) (a.k.a. “Django kill!”), interpretado por el cubano Tomás Milian (famosísimo en Italia por su óptima caracterización de típico delincuente romano).

A destacar la escena en la que, a ritmo de los compases de violín, comienzan a salir sapos de la boca de la “vidente”.

En “Arcana” (donde sutilmente se deja entrever una posible relación incestuosa entre la madre y el excéntrico hijo) se observan similitudes con la obra fílmica de Fernando Arrabal (“Viva la muerte”, “J´irai comme un cheval fou”…), y su “teatro pánico”, profundamente influenciado a su vez por el cine surrealista de Luis Buñuel.

FHP, 2014