Rocky IV – Sylvester Stallone, 1985

https://cdn2.bigcommerce.com/server5000/yshlhd/products/12163/images/133185/full.rocky_iv_300__05267.1520391800.1280.1280.jpg?c=2

(Imagen: cdn2.bigcommerce.com)

Rocky IV

EEUU, 1985

Director: Sylvester Stallone

Género: Drama, deportes

Guión: Sylvester Stallone

Intérpretes: Sylvester Stallone (Rocky), Talia Shire (Adrian), Burt Young (Paulie), Carl Weathers (Apollo), Brigitte Nielsen (Ludmilla), Dolph Lundren (Ivan Drago)

Música: Bill Conti

https://www.filmtv.it/imgbank/GALLERYXL/RO/00896303.JPG

(Imagen: filmtv.it)

Argumento

Tres años después de su combate contra Clubber Lang, Rocky piensa retirarse del boxeo. Habiendo alcanzado éxito y celebridad, y rozando ya la cuarentena, lleva ahora una vida apacible junto a su familia. En la mansión de los Balboa se celebra el cumpleaños de Paulie, quien recibe como regalo un gran robot. Rocky y Adrian llevan ya nueve años casados, y Rocky Junior, el hijo común, tiene casi esa edad.

La tranquilidad de los Balboa se ve turbada con una llamada de Apollo Creed, antiguo contrincante de Rocky. Ahora ambos boxeadores son grandes amigos. Apollo ha visto en las noticias, desde su piscina, que el campeón soviético Ivan Drago llega a los EEUU. Es la primera vez que un atleta de la URSS visita el país. Drago, luchador enorme, está considerado como un púgil invencible.

Apollo, motivado por el deseo de probarse a sí mismo, está dispuesto a desafiarlo; y desea que Rocky le entrene y asesore. Balboa tiene ciertas reticencias al inicio, pero acepta. Se convoca un combate amistoso, una exhibición en Las Vegas, entre el joven gigante ruso y el veterano boxeador afroamericano.

Ivan Drago, siempre gélido y hierático, viene acompañado de su mujer Ludmila y de su mánager Koloff. Llega el día del enfrentamiento y Apollo aparece disfrazado de Tío Sam como en su primer combate contra Rocky. Los rusos contemplan serios y extrañados el estrafalario show con música y baile con el que da inicio el combate. Parece que para los estadounidenses todo ello no es más que un juego.

Sigue leyendo

Anuncios

La criatura de la Laguna Negra – Jack Arnold, 1954

https://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/5/55/Creature_from_the_Black_Lagoon_poster.jpg

Imagen: wikimedia.org

La criatura de la Laguna Negra (V.O. Creature from the Black Lagoon)

EEUU, 1954

Director: Jack Arnold

Género: Terror, ciencia ficción

Guión: Harry Essex, Arthur A. Ross, Maurice Zimm (historia), William Alland (idea)

Intérpretes: Richard Carlson (David Reed), Julie Adams (Kay Lawrence), Richard Denning (Mark Williams), Antonio Moreno (Carl Maia)

Música: Henry Mancini, Hans J. Salter, Herman Stein

Argumento

El profesor Carl Maia es un geólogo que investiga el periodo devónico en las selvas del Amazonas. Allí realiza un espectacular hallazgo al descubrir la mano o garra fosilizada de un animal no conocido hasta el momento, que parece ser el eslabón perdido entre seres terrestres y acuáticos. Carl se dirige a la ciudad más cercana para informar a sus colegas científicos y convencerles de que organicen una expedición. En la selva deja a sus dos colaboradores al cuidado del campamento durante su ausencia.

Carl regresa días más tarde junto a otros expertos: Entre ellos su antiguo estudiante David Reed, un ictiólogo que trabaja en un instituto de biología marina; su jefe Mark Williams, y la joven Kay Adams, compañera y novia del primero. Cuando llegan al campamento de la selva se encuentran con que los dos empleados locales del profesor han muerto tras ser salvajemente atacados. Carl no sabe qué clase de animal ha podido cometer tal carnicería.

A bordo del barco “Rita”, capitaneado por el viejo Lucas, los miembros de la expedición se adentran a través de un río rumbo a una laguna donde esperan hallar nuevos fósiles.

Pronto se ponen de manifiesto las diferencias de opiniones y las rivalidades existentes entre David y Mark. El primero está interesado en realizar descubrimientos científicos, mientras que el segundo, quien oficialmente es su jefe y financia la expedición, quiere conseguir a toda costa un provecho económico.

Cuando Kay, la novia de David, se lanza al agua para nadar y bañarse, es observada desde las profundidades por una monstruosa criatura. Se trata de un ser anfibio, escamoso y antropomorfo, una especie de hombre-pez, que pertenece a la misma especie que el extraño animal cuya mano encontrara el profesor Carl. Ese monstruo es también el que masacró en el campamento a los dos empleados del científico.

Kay regresa a la cubierta sin haber sido atacada, pero la criatura se ha acercado tanto al barco que cae en las redes de pesca. Sin embargo, antes de que el capitán y los demás la suban a bordo, logra liberarse. Aún así, entre las redes destrozadas, los científicos encuentran algo que parece ser el pedazo de una uña del mismo tipo de animal cuya garra fosilizada hallara el profesor…

Sigue leyendo

Rocky III – Sylvester Stallone, 1982

https://alucinecinefago.files.wordpress.com/2018/05/1d0d0-1118full-rocky-iii-poster.jpg?w=741&h=1052

Rocky III

EEUU, 1982

Director: Sylvester Stallone

Género: Drama, deportes

Guión: Sylvester Stallone

Intérpretes: Sylvester Stallone (Rocky), Talia Shire (Adrian), Burt Young (Paulie), Carl Weathers (Apollo), Burgess Meredith (Mickey), Mr. T. (Clubber Lang)

Música: Bill Conti

https://www.cartelesmix.com/carteles/carteles/letrar/rocky302.jpg

Argumento

Tras vencer a Apollo Creed en el combate de revancha, Rocky Balboa se convierte en toda una celebridad. Ha dejado de ser un “don nadie” para profesionalizarse, metiéndose de lleno en el mundo de los pesos pesados del boxeo. “El potro italiano” es ahora un gran campeón y saborea las mieles del éxito. Rico y famoso, despierta la envidia y la animadversión de un luchador desconocido procedente de Chicago, llamado Clubber Lang. Éste, que sigue de cerca los combates de Rocky, es un individuo brutal y peligroso que piensa que sería capaz de vencerlo sin dificultad. Y es que Rocky, que ahora gana millones, sale en las portadas de las revistas y se ha mudado con su familia a una mansión; parece haber bajado la guardia, haberse aburguesado. Ya no es el tipo duro de barrio de sus comienzos, ahora se ha “civilizado”. Viste elegantes trajes y concede regularmente entrevistas, es todo un fenómeno mediático. Sus entrenamientos se han convertido en un “show”, no en un desafío contra sí mismo para superarse, sino en una especie de espectáculo grotesco donde los fans le piden autógrafos entre flexión y flexión o entre cada puñetazo al saco de boxear.

Clubber Lang, por su parte, es un energúmeno feroz con mucha rabia dentro de sí. No pierde la oportunidad de provocar a Rocky personalmente (llegando a meterse con su mujer) durante la inauguración de una estatua dedicada al “Potro italiano”. Rocky, que había pensado en retirarse, decide aceptar el reto del bestial negro de Chicago pese a las advertencias de su veterano entrenador Mickey. Éste, que ya ronda los ochenta años, sufre cada vez mayores achaques.

Sigue leyendo

Las colinas tienen ojos – Wes Craven, 1977

https://img.reelgood.com/content/movie/029101ce-04c6-4adb-8854-11f2576dc43c/poster-780.jpg

Las colinas tienen ojos (V.O. The hills have eyes)

EEUU, 1977

Director: Wes Craven

Guión: Wes Craven

Intérpretes: John Steadman (Fred), Janus Blythe (Ruby), Peter Locke (Mercury)

Música: Don Peake

Género: Thriller, terror, slasher

Argumento

La familia Carter se dirige a California en caravana a través del desierto. Bob y Ethel, los padres, van a celebrar sus bodas de plata. Con ellos viajan sus hijas Lynne y Brenda, el hijo Bobby, el yerno Doug (marido de Lynne) y la bebé Katy (hija de éstos últimos). También dos perros acompañan a la familia.

Los Carter hacen un stop al ver el taller que el viejo Fred tiene por aquellos áridos parajes. Con el anciano estaba una joven llamada Ruby, quien parecía conocerlo bien y le pedía comida. La chica se esconde al ver llegar la caravana. Bob, que es un policía retirado, compra lo que necesita y se dispone a proseguir su marcha. Fred le advierte que no tome el atajo que va a través de las colinas, recomendándole que para dirigirse a California continúe por el camino principal. Al parecer tiene motivos de peso para darle ese consejo…

Sin embargo, Bob prefiere hacer caso omiso y la familia se interna por la zona más desolada del desértico territorio. No tardan en darse cuenta de que se han perdido. Consultando un mapa, a las hijas les llama la atención con desasosiego que se encuentran muy cerca de una zona donde se realizan pruebas nucleares. Además hay una base militar no lejos de allí. Pronto unos aviones del ejército surcan los cielos a gran velocidad y a baja altura, casi sobre la caravana de los Carter, provocando que éstos se salgan de la calzada.

Tras el accidente todos resultan ilesos, pero el motor está averiado y no pueden continuar su viaje. Aún es de día, y deciden buscar ayuda. Bob y Doug parten en direcciones diferentes. La familia está en posesión de dos pistolas, para poder defenderse en caso de emergencia. Una se la lleva Bob y la otra se la queda su hijo Bobby, quien permanece con las mujeres.

A Brenda le parece que incluso con la luz del día esa zona resulta inquietante. También los perros están muy nerviosos, ladran y aúllan sin parar. Y no es para menos, pues desde las rocosas colinas alguien les está observando con prismáticos…

Por la noche, la perra “Beauty” se escapa hacia los cercanos cerros; parece haber descubierto una amenaza. Bobby la sigue, y poco después la encuentra brutalmente destripada.

Sigue leyendo

Rocky II – Sylvester Stallone, 1979

https://i.pinimg.com/originals/4e/42/b1/4e42b1f34aec0dc8a6c7caffee765beb.jpg

Rocky II

EEUU, 1979

Director: Sylvester Stallone

Género: Drama, deportes

Guión: Sylvester Stallone

Intérpretes: Sylvester Stallone (Rocky), Talia Shire (Adrian), Burt Young (Paulie), Carl Weathers (Apollo), Burgess Meredith (Mickey)

Música: Bill Conti

https://i.ytimg.com/vi/O8afHrahuTA/maxresdefault.jpg

Argumento

Tras el ajustado combate entre Rocky y Apollo Creed, ambos púgiles han quedado tan maltrechos que deben ser internados en el hospital. Para sorpresa de todos, Rocky no cayó en los primeros asaltos, sino que puso en serios aprietos al consolidado campeón Creed. Éste, ante los periodistas que les siguen al hospital, acusa a su rival de haber tenido “suerte”. Podría decirse que ambos empataron.

Tras los exámenes a los que le someten, los médicos le dicen a Rocky que debería dejar el boxeo. Debe olvidarse de su prometedora carrera en el ring porque ha sufrido graves daños en un ojo; y si vuelve a combatir corre el riesgo de quedarse ciego. Sin embargo, Apollo está obsesionado con conseguir una revancha; para demostrar al mundo que él, rey de los pesos pesados, es capaz de aplastar a ese “don nadie” que sólo tuvo “suerte”.

Cuando sale del hospital, a Rocky le llueven ofertas de empleo de agencias publicitarias. Él piensa que de ahora en adelante podrá vivir de eso. Pero lo primero que tiene en mente es casarse con su novia Adrian. A la boda, oficiada por un párraco del barrio en italiano, acuden sólo los más íntimos de la pareja; entre ellos Paulie, el hermano de ella. Una vez desposados, Rocky compra una nueva casa y un coche.

Cuando la hinchazón de la cara (a causa de los golpes) ha disminuido, lo llaman para rodar anuncios publicitarios… Pero el boxeador, al que disfrazan de troglodita, resulta ser un desastre a la hora de interpretar ante las cámaras. No es capaz de memorizar su texto, y además lee demasiado despacio y con errores los carteles donde le apuntan lo que debe decir… Así naufraga la apenas comenzada carrera de actor y debe ponerse a buscar seriamente un trabajo. Como no tiene ni el graduado escolar, encontrar un empleo será tarea difícil. Pronto se ve obligado a vender el flamante coche que acababa de comprar.

Los problemas económicos comienzan a acosar a la pareja, especialmente ahora que Adrian está embarazada. Ella decide volver a trabajar a tiempo parcial en la tienda de mascotas. Rocky encuentra un empleo en la fábrica de carnes de su amigo y cuñado Paulie, pero pronto lo despiden; supuestamente porque debían recortar personal…

Mientras tanto, Apollo Creed continúa con la idea fija de enfrentarse de nuevo a Rocky. Sobre todo ahora que recibe cartas de sus decepcionados fans empujándole a ello. Apollo emprende una campaña en los medios para que se celebre un nuevo combate entre ambos, con la intención de atraer a Rocky al ring.

Sigue leyendo

El carnaval de las almas – Herk Harvey, 1962

http://i1.wp.com/www.wearemoviegeeks.com/wp-content/uploads/carnival-of-souls-movie-poster-1962.jpg?fit=580%2C778

El Carnaval de las Almas (V.O. “Carnival of souls”)

EEUU, 1962

Director: Herk Harvey

Guión: Herk Harvey, John Clifford

Intérpretes: Candance Hilligoss (Mary Henry), Frances Feist (Sra. Thomas), Sidney Berger (John Linden)

Música: Gene Moore

Género: Suspense, terror

Argumento

Cuatro chicas a bordo de un automóvil son retadas a una carrera por unos jóvenes en coche. Cuando ambos vehículos atraviesan un puente, el de las muchachas pierde el control y cae al río. Mientras los miembros del equipo de rescate buscan el coche hundido y tratan de encontrar superviventes, una mujer emerge de las aguas: Es Mary Henry, una de las cuatro chicas del coche que se precipitó desde el puente.

Aturdida, Mary no puede recordar nada. Al día siguiente decide marcharse de esa ciudad rumbo a un pueblo en el estado de Utah. Allí trabajará en una iglesia como organista. De camino, por la carretera, ve el espectral rostro de un hombre en la ventanilla y poco después también frente a ella. Las apariciones tienen lugar cuando Mary estaba pasando cerca de un gran pabellón con aspecto de estar abandonado.

En la próxima gasolinera, la joven pregunta qué es ese misterioso edificio. Le explican que se trata de un viejo parque de atracciones donde hace años solían celebrarse carnavales y otros eventos festivos.

Mary llega a su nuevo alojamiento, una pensión regentada por la Sra. Thomas donde residen sólo dos inquilinos: Ella y el Sr. Linden, que duerme en el cuarto contiguo. Poco después de instalarse, Mary vuelve a ver esa noche al mismo fantasma que se le apareció en la carretera.

A la mañana siguiente la joven se presenta en su nuevo lugar de trabajo; la iglesia del municipio. Allí su tarea consistirá en tocar el órgano durante las misas. El párroco le ofrece acudir a una fiesta de bienvenida, pero Mary no parece muy entusiasmada por la idea: Es una mujer muy solitaria que prefiere no tener demasiados contactos sociales.

Mientras suena el órgano acude a la iglesia el mismo ser de ultratumba de sus visiones, aunque ésta vez con un aspecto más material y corpóreo. Pero Mary no lo ve.

Sigue leyendo

Sueños que el dinero puede comprar – Hans Richter, 1947

https://i0.wp.com/jweinsteinlaw.com/images/Oldies/alp7551d.jpg

Dreams money can buy

EEUU, 1947

Director: Hans Richter

Guión: Hans Richter, David Vern, Hans Rehfisch, Joseph Freeman, Man Ray

Intérpretes: Joe Bittner (Joe/Narcissus), Libby Holman, Josh White

Música: Louis Applebaum, Paul Bowles, John Cage, David Diamond, Darius Milhaud

Género: Experimental, surrealismo

Argumento

Joe es un aspirante a poeta que carece de recursos económicos. Una vez llegado a su nuevo piso, un pequeño y humilde apartamento cuyo alquiler a duras penas penas puede pagar, comienza a devanarse los sesos para dar con la mejor manera de encontrar una forma de subsistencia.

Decide conjugar su vena artística con ciertas facultades pseudo-chamánicas y convertirse en “vendedor de sueños”. Abre su consulta y comienza a recibir a sus “pacientes”, personas inestables, frágiles y acomplejadas a las que por medio de sugestiones logra enfrentar a sus respectivos mundos interiores. Joe induce a sus clientes profundos trances oníricos para sanarlos, logrando en ellos estados de ánimo que los apaciguan y transforman anímicamente. Por cada sesión cobra unos 50 $, y da inicio así un próspero negocio.

Van pasando por su consulta el estirado dependiente de un banco, su dominante esposa, una joven modelo, un gangster o un anciano ciego con su nieta, entre otros personajes.

La modelo, “chica del corazón prefabricado” se sumerge en un sueño en el que se produce un dramático enfrentamiento de sexos entre robóticos maniquíes. El gangster, “un hombre sin consciente ni subconsciente”, cae en una abstracción de espirales y envolventes formas geométricas; y está a punto de irse sin pagar. Por su parte, el viejo ciego no quiere comprar sueños, sino venderle los suyos a Joe. El abuelo fabrica en su fantasía todo un circo integrado por acróbatas formados a base de alambres.

Sigue leyendo