El hombre perseguido por un OVNI – Juan Carlos Olaria, 1976

El hombre perseguido por un OVNI

España, 1976

Director: Juan Carlos Olaria

Género: Ciencia ficción

Guión: Juan Carlos Olaria, Juan Xiol

Intérpretes: Richard Kolin (Alberto Oliver), Juan Olaria (Comisario Durán), Lynn Enderson (Carol)

Música: Víctor Olcina

Argumento

El cincuentón Alberto Oliver es un escritor de novelas de misterio y de terror que atraviesa una crisis creativa. Su editor le presiona y la inspiración parece haberle abandonado. Viudo desde hace años, acude a visitar a su lasciva amiga Carol, a las afueras de la ciudad.

Mientras tanto, un OVNI se aproxima a la Tierra. El capitán del platillo volante tiene la misión de abducir a un humano. Pero no a cualquier humano, sino precisamente a Alberto. Unos mutantes alienígenas procedentes de la nave se encargan de inutilizar el vehículo de Alberto tirándolo barranco abajo. El escritor, que tras la visita a su amiga paseaba en medio de unas ruinas por el monte, es abordado por los mutantes. Logra zafarse de ellos dejándolos fuera de combate y descubre lo que han hecho con su coche. Poco después contempla atónito como su automóvil es atraído magnéticamente por un OVNI. Tras ello, intenta avisar a Carol del peligro, pero ésta le toma por loco.

Alberto debe regresar a la ciudad haciendo autostop. Como el conductor va demasiado despacio para su gusto y teme ser alcanzado por sus perseguidores, idea una estrategema para ponerse él mismo al volante. Raudo y veloz llega hasta la comisaría y denuncia lo acontecido.

Inicialmente no dice nada de platillos extraterrestres, declara sólo haber sido víctima de una agresión. Alberto y el comisario se dirigen al monte, pero no hallan ni rastro del coche. El policía comienza a pensar que Alberto ha sufrido una alucinación, especialmente cuando dice que es escritor de novelas fantásticas.

Pese a la incredulidad de la policía, Alberto continúa convencido de que lo que presenció era real. Una vez en su casa se duerme ante el televisor, y cuando despierta a la mañana siguiente, escucha a través del aparato el mensaje del capitán de la nave alienígena: Éste le comunica que se lo quieren llevar, pero que no le harán daño. El extraterrestre le advierte de que no tiene escapatoria…

Lejos de rendirse, Alberto acude de nuevo a la policía. Ésta vez el comisario se encuentra más inclinado a escucharlo, pues la noche anterior “miles de personas” vieron un extraño objeto volador surcar los cielos de la ciudad. La noticia aparece en todos los periódicos.

Ya que los extraterrestres le tienen localizado, el comisario le propone que se marche de su casa para refugiarse en otro lugar. Alberto decide esconderse en su casa de campo, y el comisario pone un agente como vigilante a su servicio.

Antes de dejar la ciudad, Alberto se despide de Carmen, la mujer de Ricardo. Ambos son grandes amigos suyos. El escritor le entrega al comisario una carta que sólo deberá abrir en caso de que él desapareciese.

Entretanto, los extraterrestres siguen empecinados en capturar a Alberto a cualquier precio…

Comentario

Las modas siempre llegaron tarde a España. Ese es el caso también con las películas de OVNIs y amenazas extraterrestres. En los años inmediatamente posteriores a la II GM se extendería en los EEUU una especie de psicosis colectiva a causa de los frecuentes avistamientos de platillos volantes, normalmente de forma lenticular. Como se sabía que a lo largo de los años ´40 la tecnología alemana estaba trabajando en el desarrollo de poderosas armas secretas, algunos creyeron que se trataba de “OVNIS nazis”, que partían de una base militar “inexpugnable” en la Antártida (véase a éste respecto la historia del almirante Richard Byrd y la Operación Paperclip).

Como consecuencia de esa inquietud, en los años ´50 proliferaron en EEUU centenares de films sobre OVNIs; pero llevándolos al ámbito “extraterrestre” – Desde el campo del terror y la ciencia ficción se ponía en guardia a los norteamericanos sobre “los peligros procedentes del espacio exterior”. Muchas de esas películas eran de serie B, y una de las más conocidas entre los cinéfagos es la inefable “Plan 9 from outer space” (Ed Wood, 1959).

Juan Carlos Olaria, un español apasionado de la temática ufológica, decidió en los años ´70 contribuir al género realizando éste largometraje. Aunque la película no se concluyó hasta 1976, el rodaje ya había empezado en 1972.

El hombre perseguido por un OVNI” (sintético y fascinante título, por cierto) es una simpática producción realizada sin casi presupuesto pero con mucho cariño, donde se nota el esmero que ha puesto el amateur director. La historia es sencilla, y veremos al protagonista huyendo a través de las montañas del platillo volante que pretende secuestrarlo sin que él ni el espectador sepa muy bien el por qué. Llegaremos a conocer el motivo una vez que Alberto se encuentre prisionero de los extraterrestres en el interior del aparato: Ellos proceden de un mundo que es igual al nuestro pero “a la inversa”, y él se corresponde exactamente con uno de los habitantes de ese planeta aunque “de signo opuesto” (Ésto nos recuerda a las teorías que hablan de mundos paralelos). El jefe de los extraterrestres anuncia que “el fin de la Tierra está cerca”, que la evolución es catastrófica y que Alberto debería estarles agradecido de que se lo lleven…

La película tiene una atmósfera muy particular, extrañamente hipnótica pese a su primitivismo (ya desde los lisérgicos títulos de crédito). Los “mutantes” que intentan secuestrar a Alberto en las ruinas de la masía son individuos vestidos como hombres normales (con jerseys de cuello alto) pero con las caras pintadas de gris y algo que parece ser papel de aluminio recubriéndoles las cabezas. El capitán de los extraterrestres lleva un casco de motorista (!?) y más tarde unas bizarrísimas e indescriptibles gafas. Olaria se puso en contacto con el consulado de los EEUU para acceder a imágenes de archivo de la NASA que emplearía para el montaje de su película.

Digno de mención es el “idioma extrarrestre” (el que hablan entre ellos y nos es traducido mediante subtítulos), un lenguaje a caballo entre el griego y el vasco. También la curiosa relación de Alberto con Carol por un lado y con Carmen por el otro merece ser destacada. Éstas dos amigas del protagonista tienen el cometido de mostrar carne en la película – Recordemos que fue estrenada en 1976, cuando tras el fin del franquismo comenzó en los cines españoles la moda del “destape”. Carol está interpretada por Lynn Endersson (¿pseudónimo?) quien por aquellos años participó en películas con títulos como “Señora casada necesita joven bien dotado”, “En busca del polvo perdido” o “Las calientes orgías de una virgen”. También trabajó para reputados directores como Jesús Franco (“El sexo está loco”, 1981), Amando de Ossorio (“Pasión prohibida”, 1982) o José Ramón Larraz (“Las alumnas de Madame Olga”, 1981). Asimismo, es posible verla en un film emblemático del cine quinqui: “Yo el Vaquilla” (José Antonio de la Loma, 1985).

Pese a lo que algunos creen, Juan Carlos Olaria no fue el primero en realizar una película sobre OVNIs y extraterrestres en España: Antes que él, Silvio Balbuena había rodado “S.O.S Invasión” (1969), también toda una rareza digna de ser vista; y el gran Chicho Ibáñez Serrador abordó el tema en algunas de sus célebres “Historias para no dormir” – Siendo especialmente memorable el mediometraje “La Alarma” (1966).

FHP, mayo de 2016

Un comentario en “El hombre perseguido por un OVNI – Juan Carlos Olaria, 1976

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s