Dementia 13 – Francis Ford Coppola, 1963

https://i2.wp.com/ecx.images-amazon.com/images/I/91tsQpk79YL._SL1500_.jpg

Dementia 13

 

EEUU, 1963

Director: Francis Ford Coppola

Género: Suspense/Terror

Guión: Francis Ford Coppola

Intérpretes: Luana Anders (Louise), William Campbell (Richard)

Música: Les Baxter

Argumento

Louise se ha casado con el aristocrático John Haloran, y se encuentra de visita en Irlanda en el viejo castillo de la familia de éste. Allí reside la madre de él, una mujer viuda, trastornada por no haber podido superar todavía la muerte de su hija menor Kathleen. La hermana de John se ahogó hace siete años en un lago en las inmediaciones del castillo, siendo todavía una niña. Ahora, los Haloran se reúnen de nuevo como cada año por esas fechas para, a instancias de la matriarca, conmemorar el aniversario de la muerte de la pequeña. Por ese motivo, John y su esposa Louise, recién casados, han viajado a Irlanda desde Nueva York. También acudirán Richard y Billy, hermanos de John (el mayor y el más joven, respectivamente), y Kane, la prometida del primero.

https://i1.wp.com/www.filmtipps.at/kritiken/Dementia_13/gallery/Dementia_13_1.jpg

Louise (Luana Anders)

Louise especula con la posibilidad de acceder a grandes riquezas, pues éste fue el único motivo de su matrimonio con John, que padece problemas coronarios. Pero sabe que si su esposo llegara a fallecer (víctima de sus problemas del corazón) ella sería expulsada de la familia por su suegra, la dominante y un tanto desequilibrada Lady Haloran.

Una noche, cuando John y Louise realizan un paseo en barca en el mismo lago donde se ahogó Kathleen, John sufre un ataque cardíaco y muere. Para tratar de evitar que la defunción de su esposo salga a la luz, Louise echa el cadáver al agua, y finge ante los parientes de su marido que éste ha tenido que regresar urgentemente por motivos laborales a Nueva York.

Lady Haloran siente inicialmente una gran antipatía hacia Louise, y también hacia Kane, la novia de Richard. Parece celosa de las mujeres de sus hijos. Pero la astuta Louise, dispuesta a ganarse la confianza de su suegra, se aprovecha de la condición psíqicamente inestable de ésta, diciéndole que ella es capaz de percibir la presencia de Kathleen, que la niña muerta se quiere comunicar con su madre, etc. Louise busca de ese modo hacer a su suegra dependiente de ella, para, de algún modo, manipularla y extorsionarla sutilmente.

Louise promete a la matriarca una “señal” de Kathleen. Para ello, una noche registra de incógnito la habitación donde vivía la niña, toma varias muñecas que habían pertenecido a ésta y se dispone a dejarlas en el lago donde la pequeña se ahogó. Es sorprendida en los pasillos por su cuñado Richard, quien desde el principio ha sido muy suspicaz hacia ella. Aún así, Louise llega al lago, y se zambulle en el agua con la intención de dejar allí las muñecas a modo de “señal” para la señora Haloran…

Pero cuando Louise sale del agua, es atacada por una sombría silueta que blande un hacha: La bella y pérfida joven es masacrada sin compasión a hachazos, y su cadáver es escondido por el misterioso asesino.

Al día siguiente, Lady Haloran descubre flotando en el lago las muñecas de su pequeña, y está convencida de que esa es la “señal del más allá” prometida por Louise. La obsesiva mujer quiere ver de inmediato a su nuera, necesita hablar con ella, pero ésta no aparece por ninguna parte. Todos la buscan, pero Louise ha desaparecido…

El Dr. Caleb, médico de la familia, atiende a la frágil señora desde que la trágica muerte de Kathleen comenzara a afectar sus nervios y su razón. Se trata de un galeno con vocación detectivesca, que emprenderá por su cuenta una investigación para aclarar los misterios que envuelven a la maldita estirpe de los Haloran…

https://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/d/d8/Dementia13.jpg

A la izquierda, el doctor Caleb (¿No les recuerda un poco a Don Vito?)

Comentario

Estamos ante la opera prima del célebre Francis Ford Coppola, aclamado director de la Trilogía del Padrino. El potente debut cinematográfico de Coppola fue realizado cuando éste contaba sólo con 24 años de edad. Filmada en un exquisito blanco y negro, y producida por Roger Corman, “Dementia 13” resulta sumamente convincente y efectiva, con un argumento, una estética y una atmósfera muy similar a los que por aquellas mismas fechas habría rodado un Chicho Ibáñez Serrador en sus “Historias para no dormir” o un Mario Bava para sus primeros “gialli”.

El thriller psicológico se entremezcla con lo paranormal. El espectador se mantiene intrigado y atento, pues ignora hasta el final si la responsabilidad de las brutales muertes que se van sucediendo debe ser achacada a una maldición de ultratumba (el influjo fantasmal de Kathleen) o más bien a algo más “terrenal”. ¿Quién será el asesino del hacha?

El jovencísimo Coppola logra crear suspense con éste infravalorado debut suyo, y los actores participantes cumplen con creces en sus roles. Mención especial a la bella Luana Anders, que interpreta a la taimada Louise.

Por cierto, resulta muy curioso el sorprendente parecido físico entre el doctor Caleb (Patrick Magee) y el posterior personaje de Coppola Don Vito Corleone (Marlon Brando).

FHP, 2015

Anuncios

One thought on “Dementia 13 – Francis Ford Coppola, 1963

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s