Cronos – Guillermo del Toro, 1993

El cineasta mexicano Guillermo del Toro triunfa en los Oscar con “The shape of water” (“La forma del agua”)

A modo de homenaje publicamos hoy la crítica de su primera contribución a la gran pantalla, “Cronos” (1993)

Cronos

México, 1993

Director: Guillermo del Toro

Guión: Guillermo del Toro

Intérpretes: Federico Luppi (Jesús Gris), Ron Perlman (Ángel de la Guardia), Claudio Brook (de la Guardia), Margarita Isabel (Mercedes), Tamara Shanath (Aurora)

Música: Javier Álvarez

Género: Drama, ciencia ficción, fantasía

Argumento

El alquimista Fulcanelli, perseguido por la Inquisición, llegó a México en 1535. Las leyendas aseguran que fue capaz de crear un artefacto que tenía por finalidad prolongar la vida de su usuario hasta alcanzar la inmortalidad. Dicho aparato fue denominado “Cronos”. Cuatro siglos después, se produjo el derrumbe de la bóveda de una mansión y entre los escombros encontraron a un anciano moribundo… Según algunos, nada menos que el propio Fulcanelli. Pero su invención nunca fue hallada…

México, navidades de 1996. El anticuario argentino Jesús Gris vive con su esposa Mercedes (profesora de tango, aunque mexicana) y su nieta Aurora. Un día llega a su tienda un potencial cliente que se comporta de manera sospechosa. No compra nada, y Jesús lo ve luego desde la ventana cuchicheando con otros individuos frente a su establecimiento. Poco después, del interior de la estatua de un ángel que Jesús tiene entre su repertorio de antigüedades comienzan a emerger unos insectos, cucarachas o escarabajos. Jesús desmonta la estatua y encuentra en su base un extraño artilugio…

De la Guardia es un siniestro millonario norteamericano, aquejado de alguna incurable enfermedad. Vive con su sobrino Ángel, matón de patibulario aspecto, en lo que parece ser un recinto industrial o una fábrica abandonada. El viejo De la Guardia conoce los manuscritos secretos de Fulcanelli, y sabe que aquel sabio del siglo XVI inventó el “aparato de la inmortalidad”. Los sujetos que merodeaban por la tienda de Jesús eran sus emisarios, a la búsqueda de una estatua donde se sopecha que el aparato fue ocultado.

Ángel de la Guardia llega al negocio de Jesús y compra la figura que sus esbirros le indicaron. Sin embargo, lo que su tío busca ya no se encuentra allí…

El artilugio que Jesús ha encontrado en la base de la estatua es una especie de escarabajo dorado, provisto de complejos mecanismos y engranajes. Cuando Jesús lo coloca en su mano, unas puntiagudas patas se despliegan y se le clavan al anticuario en la carne, haciéndole sangrar copiosamente. Desde ese momento, Jesús no volverá a ser el mismo…

El viejo De la Guardia, por su parte, sigue empecinado en encontrar la máquina de la inmortalidad. Sus esbirros registran la tienda de Jesús, y cuando éste comprueba que unos intrusos han dejado todo patas arriba sospecha de inmediato del enfermo millonario y su sobrino. Jesús va a verlos a la fábrica, y De la Guardia le insiste en que le entregue el artefacto. “Usted tiene el aparato, pero sólo yo sé cómo usarlo, puesto que soy el único que tiene las instrucciones” le dice, refiriéndose a los manuscritos del alquimista.

Una vez en casa, Jesús comprueba que el escarabajo ya no está donde lo dejó…

En la fiesta de Nochevieja, a la que el vendedor de antigüedades acude junto a su esposa, se precipitarán los acontecimientos. De repente, ver sangre tiene un poderoso efecto sobre Jesús… Y los De la Guardia están dispuestos a hacerse a toda costa con el escarabajo de la vida eterna…

Comentario

Con ésta película debutó en la gran pantalla el más conocido de los directores mexicanos contemporáneos, Guillermo del Toro. Aún no había cumplido los 30 años cuando su opera prima fue estrenada. Hasta el momento, el cineasta sólo había realizado cortometrajes y algunos episodios televisivos.

La historia es una peculiar visión del mito del vampiro, aunque dicha palabra no es mencionada en ningún momento durante el metraje. La búsqueda de la inmortalidad, un tema que ha ocupado la mente de muchos eruditos a lo largo de los siglos, va unida a ciertas “condiciones”. Pues prolongar artificialmente la vida acarrea serias consecuencias….

El escarabajo era un importante símbolo en los ritos del antiguo Egipto. Como sabemos, los faraones y sacerdotes de esa civilización también se afanaban por lograr la inmortalidad. La técnicas de momificación y los enigmas de las pirámides estaban relacionados con ese objetivo. No es casual, por lo tanto, que nuestro “aparato Cronos” tenga forma de dicho insecto. El artilugio es una auténtica “máquina del tiempo” (Cronos=Tiempo), pues son las barreras temporales las que se pretende trascender para alcanzar la “inmortalidad” – Que no deja de ser una trampa, pues esa inmortalidad sólo se concibe desde la perspectiva materialista: No implica estar “más allá” de la vida y de la muerte, sino prolongar de forma artificial la vida del cuerpo físico: Es decir, continuar existiendo como un muerto viviente (lo que nos lleva al campo del vampirismo o los zombies). La búsqueda de la inmortalidad terrenal por el medio que sea ha sido siempre una de las prioridades de las “élites” (desde la remota antigüedad hasta los oligarcas y magnates financieros de hoy, pasando por la legendaria condesa Báthory). En esos “selectos círculos”, para lograr la tan ansiada “inmortalidad”, el consumo de sangre o los sacrificios humanos y ciertos ritos de magia negra sexual podrían ser más reales de lo comunmente se piensa…

La película suele clasificarse en el género de terror. Aunque sutilmente se trate la temática del vampirismo, creo sería más acertado considerar al film como una especie de drama post-mortem o ciencia-ficción fantástica (pues la intencionalidad no consiste en despertar el miedo en el espectador). El amor más allá de la muerte (tanto de Jesús por su mujer, como entre abuelo y nieta), o el apego a la familia (tan apropiado en las fechas navideñas en las que la historia se ambienta) son otros de los elementos fundamentales de éste primer trabajo de Del Toro para la gran pantalla. La propuesta también contiene una buena dosis de humor negro, aportada sobre todo por el empleado de la funeraria que debe amortajar un cadáver y después cremarlo.

El protagonista Jesús está interpretado por Federico Luppi, colaborador habitual de Guillermo del Toro. Ron Perlman, con su inconfundible aspecto de neanderthal, está muy apropiado como el feroz y amenazador Ángel De la Guardia. Más tarde encarnaría a “Hellboy” (2004), también de del Toro. Los diálogos entre tío y sobrino son en inglés en la versión original.

Llama la atención el detalle de que la película se desarrolla en un futuro cercano al rodaje del film. La película se estrenó en 1993, pero la historia está ambientada en las Navidades 1996-1997 (en la fecha de la esquela del periódico vemos 1997 como fecha de defunción de uno de los personajes).

FHP, marzo de 2018

 

 

Anuncios

One response to “Cronos – Guillermo del Toro, 1993

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s