La mujer con botas rojas – Juan Luis Buñuel, 1974

https://images-na.ssl-images-amazon.com/images/M/MV5BMTcxMzk2MTU2NF5BMl5BanBnXkFtZTYwODI0Njk5._V1_.jpg

La mujer con botas rojas (V.O. La femme aux bottes rouges a.k.a. “The Lady with Red Boots”)

Francia, 1974

Director: Juan Luis Buñuel

Género: Drama, misterio, surrealismo

Guión: Juan Luis Buñuel,Pierre-Jean Maintigneux, Jean-Claude Carrière, Clement Biddle Wood

Intérpretes: Catherine Deneuve (Françoise LeRoi), Fernando Rey (Perrot), José Sacristán (Valet), Emma Cohen (Sophie)

Argumento

El excéntrico millonario Monsieur Perrot es, además de accionista en la bolsa, un mecenas y coleccionista de arte, que recorre la ciudad en la que vive comprando pinturas y contratando escultores. En esas tareas siempre le acompaña su fiel y un tanto siniestro chófer y mayordomo Albert.

Perrot ordena la compra de todas las obras expuestas en la galería Villier, y tras ello continúa en su coche con la lectura de la novela “Secrets”. La autora del libro, Françoise LeRoi, se encuentra escribiendo en un café en el que instantes después aparece el millonario. Discretamente y sin que nadie más se de cuenta, Françoise hace un pequeño “strip-tease” de breves segundos ante el estupefacto Perrot. Desde ese momento, el mecenas la sigue a todas partes, espiándola obsesivamente con la ayuda de su chófer.

Mientras Françoise hojea libros antiguos en un puesto ambulante, el galerista Villier le pregunta al librero si no tiene por casualidad “algo de la escritora Françoise LeRoi” – sin saber que esa autora se encuentra ante él. Ella siente curiosidad hacia ese admirador de su obra, pero no le dirige la palabra en ese momento. Françoise averigua quién es el galerista, y le escribe una carta. Inicia así una correspondencia entre ambos, lo que despierta los celos de Sophie, la esposa de Villier, y también del pintor Valet, el amigo de Françoise con el que ésta convive en una especie de “relación abierta”.

El intercambio epistolar entre la escritora y el galerista es seguido con atención por Perrot, quien por medio de su mayordomo espía furtivamente la correspondencia de los dos.

Françoise recuerda su adolescencia, cuando una criada en su casa familiar se precipitó al vacío cayendo desde una ventana. A partir de aquel momento, la escritora ha sido acosada por repetitivas e inquietantes visiones – las cuales ha ido aprovechando catárticamente para la elaboración de sus novelas.

Perrot intenta sabotear tanto el matrimonio de Villier como la relación entre éste y Françoise. En cierta ocasión, cuando la escritora y su amigo Valet duermen profundamente tras haber consumido un somnífero, el millonario y su chófer se cuelan en el piso de ambos para fotografiar a Françoise semidesnuda y dejarle una rosa sobre la cama. Las fotos aparecen después en casa de Villier, y su esposa Sophie las encuentra. Desde ese momento, ella comenzará a sentir punzantes celos, y con desconfianza seguirá a su marido a todas partes.

Cuando Villier parte una tarde de cacería, Sophie también le sigue a escondidas. De ese modo se produce una tragedia: Viendo como se mueven unos matorrales, Villier dispara su escopeta creyendo que se trata de un animal, alcanzando así a su propia esposa y matándola.

Tras el fatal accidente, los acaudalados padres de Sophie se disponen a provocar la ruina de su yerno, al que expulsan de la familia. Villier responsabiliza de la catástrofe a la escritora Françoise.

Perrot ha tenido éxito en la primera fase de su plan. Pero ahora se propone lograr que Françoise resida en su mansión. Así, encarga a un abogado amigo suyo que proponga a la novelista un contrato para que ésta escriba sus memorias – mientras se encuentra alojada en el palacete de Perrot con todos los gastos pagados.

Françoise acepta, y se alberga en la suntuosa villa – siempre bajo la vigilancia de la severa criada Eleonora, que no la pierde de vista ni un momento. Una vez en la mansión de Perrot, regresan las extrañas visiones que habían atormentado a Françoise en su niñez…

https://i1.wp.com/78.media.tumblr.com/afc37baeb187c60d901bc5e5c294b9e3/tumblr_mnbc1pAMZR1qhknbao1_500.jpg

Comentario

Uno de los tres largometrajes de Juan Luis Buñuel (junto a “Leonor” y “Cita con la muerte alegre”), quien heredó el estilo cinematográfico de su progenitor, el célebre Luis Buñuel – Las demás producciones fílmicas de Buñuel hijo consisten en documentales y capítulos de teleseries.

Fiel a la línea de su padre durante su periodo francés, Juan Luis también emplea la comicidad surrealista y el humor negro en el marco de una historia llena de enredos y envuelta en un halo de misterio; y aderezada asimismo con oníricas visiones que emanan del turbulento subconsciente de los personajes.

También en la elección del elenco de actores se asemejan los criterios de padre e hijo: La novelista Françoise LeRoi está interpretada por Catherine Deneuve, protagonista de “Belle de Jour” (1968) o “Tristana” (1970), dos clásicos de Luis Buñuel. Y Fernando Rey, que aquí hace el papel del extravagante Monsieur Perrot, interviene en “El discreto encanto de la burguesía” (1972) o “Ese oscuro objeto de deseo” (1977), ambas de Buñuel padre, así como en la previamente mencionada “Tristana”.

Durante el flashback que retrotrae a Françoise LeRoi a su preadolescencia, vemos en el rol de la Françoise de doce años a una jovencísma Pilar Torres – la misma actriz que unos años más tarde, en 1982, daría vida a Bea de la serie “Verano Azul”.

FHP, diciembre de 2015

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s