La mujer con botas rojas – Juan Luis Buñuel, 1974

https://images-na.ssl-images-amazon.com/images/M/MV5BMTcxMzk2MTU2NF5BMl5BanBnXkFtZTYwODI0Njk5._V1_.jpg

La mujer con botas rojas (V.O. La femme aux bottes rouges a.k.a. “The Lady with Red Boots”)

Francia, 1974

Director: Juan Luis Buñuel

Género: Drama, misterio, surrealismo

Guión: Juan Luis Buñuel,Pierre-Jean Maintigneux, Jean-Claude Carrière, Clement Biddle Wood

Intérpretes: Catherine Deneuve (Françoise LeRoi), Fernando Rey (Perrot), José Sacristán (Valet), Emma Cohen (Sophie)

Argumento

El excéntrico millonario Monsieur Perrot es, además de accionista en la bolsa, un mecenas y coleccionista de arte, que recorre la ciudad en la que vive comprando pinturas y contratando escultores. En esas tareas siempre le acompaña su fiel y un tanto siniestro chófer y mayordomo Albert.

Perrot ordena la compra de todas las obras expuestas en la galería Villier, y tras ello continúa en su coche con la lectura de la novela “Secrets”. La autora del libro, Françoise LeRoi, se encuentra escribiendo en un café en el que instantes después aparece el millonario. Discretamente y sin que nadie más se de cuenta, Françoise hace un pequeño “strip-tease” de breves segundos ante el estupefacto Perrot. Desde ese momento, el mecenas la sigue a todas partes, espiándola obsesivamente con la ayuda de su chófer.

Mientras Françoise hojea libros antiguos en un puesto ambulante, el galerista Villier le pregunta al librero si no tiene por casualidad “algo de la escritora Françoise LeRoi” – sin saber que esa autora se encuentra ante él. Ella siente curiosidad hacia ese admirador de su obra, pero no le dirige la palabra en ese momento. Françoise averigua quién es el galerista, y le escribe una carta. Inicia así una correspondencia entre ambos, lo que despierta los celos de Sophie, la esposa de Villier, y también del pintor Valet, el amigo de Françoise con el que ésta convive en una especie de “relación abierta”.

Sigue leyendo

Anuncios

Papá, Santa Claus ha muerto – Evgeni Yufit, 1991

https://upload.wikimedia.org/wikipedia/ru/7/76/%D0%9F%D0%B0%D0%BF%D0%B0%2C_%D1%83%D0%BC%D0%B5%D1%80_%D0%94%D0%B5%D0%B4_%D0%9C%D0%BE%D1%80%D0%BE%D0%B7.jpg

Papá, Santa Claus ha muerto (V.O. “Папа, умер дед Мороз“ a.k.a. “Daddy, Santa Claus is dead”)

Rusia, 1991

Director: Evgeni Yufit

Género: Surrealismo, experimental

Guión: Vladimir Maslov, basado en cuento de Alexei Tolstoy

Intérpretes: Anatoliy Egorov, Ivan Ganzha, Maksim Gribov, Lyudmila Kozlovskaya

Argumento

En unos pasadizos subterráneos un individuo se ahorca accidentalmente en una soga de alambre. Un niño desvalija al muerto llevándose hasta los calzoncillos. Se trataba de una trampa premeditadamente colocada en el alcantarillado para atrapar incautos y robarles sus pertenencias.

Mientras tanto, un hombre de aspecto tímido y grandes gafas gruesas se dispone a visitar a su primo. Éste vive en una dacha, típica casa rural rusa. El de las gafas es un biólogo que estudia obsesivamente la vida de ratones y topos. De camino se encuentra en el campo a una mujer vendada como si fuera una momia.

Una vez los primos se reencuentran, permanecen largos minutos mirándose fijamente y sin decir nada.

La mujer del primo intenta pescar lanzando palos al agua, mientras en los alrededores del lago van apareciendo cadáveres semienterrados…

Sigue leyendo

Sueños que el dinero puede comprar – Hans Richter, 1947

https://i0.wp.com/jweinsteinlaw.com/images/Oldies/alp7551d.jpg

Dreams money can buy

EEUU, 1947

Director: Hans Richter

Guión: Hans Richter, David Vern, Hans Rehfisch, Joseph Freeman, Man Ray

Intérpretes: Joe Bittner (Joe/Narcissus), Libby Holman, Josh White

Música: Louis Applebaum, Paul Bowles, John Cage, David Diamond, Darius Milhaud

Género: Experimental, surrealismo

Argumento

Joe es un aspirante a poeta que carece de recursos económicos. Una vez llegado a su nuevo piso, un pequeño y humilde apartamento cuyo alquiler a duras penas penas puede pagar, comienza a devanarse los sesos para dar con la mejor manera de encontrar una forma de subsistencia.

Decide conjugar su vena artística con ciertas facultades pseudo-chamánicas y convertirse en “vendedor de sueños”. Abre su consulta y comienza a recibir a sus “pacientes”, personas inestables, frágiles y acomplejadas a las que por medio de sugestiones logra enfrentar a sus respectivos mundos interiores. Joe induce a sus clientes profundos trances oníricos para sanarlos, logrando en ellos estados de ánimo que los apaciguan y transforman anímicamente. Por cada sesión cobra unos 50 $, y da inicio así un próspero negocio.

Van pasando por su consulta el estirado dependiente de un banco, su dominante esposa, una joven modelo, un gangster o un anciano ciego con su nieta, entre otros personajes.

La modelo, “chica del corazón prefabricado” se sumerge en un sueño en el que se produce un dramático enfrentamiento de sexos entre robóticos maniquíes. El gangster, “un hombre sin consciente ni subconsciente”, cae en una abstracción de espirales y envolventes formas geométricas; y está a punto de irse sin pagar. Por su parte, el viejo ciego no quiere comprar sueños, sino venderle los suyos a Joe. El abuelo fabrica en su fantasía todo un circo integrado por acróbatas formados a base de alambres.

Sigue leyendo

Tenshi no tamago (El huevo del ángel) – Mamoru Oshii, 1985

https://i2.wp.com/img05.deviantart.net/bb38/i/2015/041/b/f/el_huevo_del_angel___tenshi_no_tamago__1985__dvd5__by_juanmaggot666-d8hg4s8.jpg

Tenshi no tamago (a.k.a. “Angel´s Egg” – El huevo del angel)

Japón, 1985

Director: Mamoru Oshii

Género: Anime

Guión:Yoshitaka Amano, Mamoru Oshii

Argumento

En un mundo onírico y post-apocalíptico donde siempre es de noche, una niña recibe un enorme huevo que al parecer ha llegado en una nave espacial. Un misterioso joven, que carga con una extraña cruz, sigue a la chica a través de una ciudad abandonada con ruinas y edificios de aspecto gótico.

La niña tiene además consigo una botella-globo, que va llenando de agua. Camina sin rumbo fijo, sin saber a donde ir, llevando el huevo extraterrestre oculto de forma que parece estar embarazada.

Cuando el enigmático joven la alcanza, le dice a la pequeña: “Mantén las cosas preciosas dentro de tí o las perderás”. Acto seguido, le pregunta que qué cree que hay dentro de su huevo. Cuando la niña se encoge de hombros, él añade: “Si quieres saber lo que hay dentro, tendrás que romperlo”.

Ambos continúan viajando juntos a través de la tétrica ciudad. Son los únicos que quedan allí, a excepción de unos guerreros con lanzas que tratan de cazar las sombras de unos peces gigantes que flotan a través de las oscuras calles…

Llegan a una iglesia con las ventanas rotas por los efectos de las lanzas, y suben después unas escaleras en forma de espiral hasta llegar a una alta torre. Allí, el joven le cuenta a la niña la historia del Diluvio Universal; todo indica que ellos han sobrevivido a una catástrofe similar. “… y después Noé mandó desde su arca una paloma en busca de tierra firme, pero la paloma nunca regresó…” (¿será el huevo que ella porta el de esa paloma?) “A lo mejor sólo existimos en la mente de alguien… A lo mejor la paloma no existió nunca…”

Sigue leyendo

Adrenalina – Varios directores, 1990

https://images-na.ssl-images-amazon.com/images/M/MV5BMGJjY2M4ZmYtMWJiYi00NDI5LTk0ZDQtYTViODMyNGFjNzMxXkEyXkFqcGdeQXVyMTc3MDAzMQ@@._V1_UY1200_CR149,0,630,1200_AL_.jpg

Adrénaline

Francia, 1990

Directores: Anita Assal, Barthélémy Bompard, Philippe Dorison, John Hudson, Jean Marie Maddeddu, Yann Piquer, Alain Robak

Guión: Philippe Bompard, Philippe Dorison, Jean Marie Maddeddu, Yann Piquer, Alain Robak, Jean-Marc Toussaint, Hugo Verlomme

Intérpretes: Clémentine Célarié, Barthélémy Bompard, Franck Baruk, Alain Aithnard

Música: Raúl Lavista

Género: Experimental, surrealismo, terror

Argumento

Una sombría hilera de ciegos con gafas de sol y bastones: Los invidentes esperan en una fila india que cada vez va haciéndose más larga. Ésta es la secuencia que sirve como nexo, pues se repite e intercala durante el metraje a modo de separación entre los distintos segmentos, que carecen de estructura lógica y de relación entre sí.

No existe un argumento propiamente dicho: La película se compone de varios fragmentos deshilvanados de carácter onírico.

Se plasman momentos de angustia pesadillesca estereotípicos, como en la escena donde la mujer está a punto de ser aplastada por el techo de su propia casa, que se va deslizando cada vez más hacia el suelo. Cuando la protagonista logra hacer un agujero en el techo, que amenaza con emparedarla, sale por el otro lado a una carretera, y allí se le acerca a toda velocidad un camión que la termina atropellando.

Sigue leyendo

El pequeño Otik – Jan Svankmajer, 2000

https://i0.wp.com/resizing.flixster.com/vjC1Q7FMiDMB0iejTHW_XFc-Prw=/666x946/v1.bTsxMTYxNzI4ODtqOzE3NTQ3OzIwNDg7NjY2Ozk0Ng

El pequeño Otik (V.O. Otesánek, a.k.a. “Little Otik”, a.k.a. “Greedy Guts”)

República Checa, 2000

Director: Jan Svankmajer

Guión: Jan Svankmajer (basado en fábula de Karel Jaromír Erben)

Intérpretes: Kristina Adamcová (Alzbetka), Veronika Zilková (Bozena), Jan Hartl (Karel), Jaroslava Kretschmerová (madre de Alzbetka), Pavel Nový (padre de Alzbetka)

Música: Ivo Spalj, Carl Maria Weber, Olga Cechová (editora del departamento de sonido)

Género: Comedia negra, suspense, fantasía

https://images-na.ssl-images-amazon.com/images/M/MV5BMjAxNjQ4OTA1N15BMl5BanBnXkFtZTgwODQ4NzEwMjE@._V1_.jpg

Argumento

El matrimonio formado por Karel Horák y Bozena Horaková es incapaz de procrear. Ambos son estériles. Tras una enésima visita al ginecólogo, ella está particularmente deprimida al confirmarse que nunca podrá ser madre.

La pequeña Alzbetka, de 10 años, vive con sus padres en el mismo edificio que los Horák. Es una niña muy inteligente que siempre está leyendo (sus intereses literarios incluyen tanto libros de cuentos y fábulas como tratados sobre disfunciones sexuales). Al ver los rostros abatidos de los vecinos se percata enseguida de que no van a tener hijos. Eso la decepciona, pues preferiría que hubiera más niños en el edificio además de ella. Bozena soñaba con tener un bebé, había incluso comprado ropitas, biberones, baberos y otros utensilios. Saber que no va a ser posible la sume en un estado de profunda tristeza.

https://static.kinokopilka.pro/system/images/screenshots/images/000/095/833/95833_original.png

Kristina Horaková como Alzbetka

Los fines de semana, Karel y Bozena acostumbran a ir a una casa de campo a las afueras de la ciudad. Trabajando en el jardín, Karel desentierra un pedazo de tronco con raíces cuya peculiar forma le da una idea: para animar a su decaída mujer le fabrica una especie de muñeco de madera que recuerda a un bebé.

https://i1.wp.com/i48.tinypic.com/34j6el3.jpg

Jan Hartl como Karel

Pero no contaba con que Bozena se tomaría tan en serio algo que originalmente sólo era una broma: La mujer, ansiosa de calmar de algún modo sus instintos maternales, enseguida le coge cariño a ese pedazo de tronco, lo viste con ropas de bebé, lo mima, e incluso le da el biberón; tratándolo como si fuera un niño de verdad.

Ante ese delirio, Karel toma el trozo de madera que su esposa considera ya como su “hijo” y lo golpea repetidas veces contra la mesa, para que ella vuelva a la realidad “¡No es más que un pedazo de madera!”. Bozena se da cuenta de que no pueden llevárselo consigo porque, al saber que tienen de repente “un bebé” todos pensarían que lo robaron. Así, deciden dejar al “niño” en la casa de campo, y Bozena podrá “cuidarlo” cuando vayan allí los fines de semana…

Sigue leyendo

Yo iré como un caballo loco – Fernando Arrabal, 1973

https://i1.wp.com/images.fan-de-cinema.com/affiches/large/83/36205.jpg

Iré como un caballo loco (V.O. J´irai comme un cheval fou a.k.a. “I will walk like a crazy horse”)

Francia, 1973

Director: Fernando Arrabal

Guión: Fernando Arrabal

Intérpretes: George Shannon (Aden Rey), Hachemi Marzouk (Marvel)

Género: Surrealista

Argumento

Tras la muerte de su madre, Aden Rey abandona la ciudad y se dirige en un jeep al desierto. Como la señora ha sido asesinada, la policía inicia una investigación. La desaparición del hijo resulta más que sospechosa para el comisario, y las autoridades se disponen a localizar a Aden. Éste, que procede de una familia de clase alta pero conflictiva, tenía una relación muy estrecha con su posesiva madre.

Una vez en el desierto, Adén se encuentra con una especie de anacoreta que vive entre las arenas. El extraño personaje, cuya única compañía son un camello, una cabra, una serpiente y unos escorpiones, nunca ha conocido la civilización. Cuando Adén le apunta con una pistola, el inocente hombre del desierto la toma creyendo que se trata de una flauta – y es capaz de tocar una melodía con ella.

https://i2.wp.com/img11.nnm.me/d/6/4/f/8/bb2ab61d1f4daf4537f6ee0c296.jpg

Adén y Marvel, que así se llama el enigmático individuo, pronto se hacen amigos. El joven de la ciudad (a quien la policía continúa buscando) tiene pesadillas y alucinaciones en las que rememora su infancia. Adén le habla al anacoreta sobre las bondades del mundo civilizado. Le enseña un maletín repleto de billetes, Marvel nunca había visto antes el dinero. “Con ésto puedes conseguir todo lo que necesitas” le dice Adén. “¿La salud? ¿El amor? ¿La felicidad?” pregunta ingenuamente el hombre del desierto.

Sigue leyendo