Muchachas de uniforme – Leontine Sagan y Carl Froelich, 1931

Muchachas de uniforme (V.O. Mädchen in Uniform)

Alemania, 1931

Directores: Leontine Sagan y Carl Froelich

Guión: Christa Winsloe, Friedrich Damman, Colette (diálogos)

Intérpretes: Hertha Thiele (Manuela), Dorothea Wieck (Elisabeth von Bernburg), Emilia Unda (Directora), Ellen Schwanneke (Ilse)

Música: Hanson Milde-Meissner

Género: Drama

Argumento

Manuela von Meinhardis, una adolescente de 14 años, es llevada por su tía a un internado femenino. La chica, hija de un soldado, es huérfana. Manuela conoce a sus compañeras, entre las cuales se encuentra una especie de chivata que supervisa lo que hacen las demás. El internado está regido con puño de hierro por una directora sumamente severa, que aplica la más estricta disciplina prusiana. Y es que las alumnas son mayoritariamente hijas de oficiales del ejército.

Manuela es asignada a la clase de Fräulein Elisabeth von Bernburg. Entre ellas pronto nace una especie de mutua atracción…

La señorita von Bernburg es idolatrada por todas las niñas en general. Mientras que la mayoría de las profesoras ponen duros castigos y tratan a sus alumnas con rudeza, la joven maestra Elisabeth se comporta de una forma mucho más cercana e incluso familiar. Por las noches va al dormitorio de las adolescentes y las besa una por una en sus respectivas camas. Las besa en la mejilla o en la frente… menos a Manuela, a quien besa en la boca.

Manuela se convierte rápidamente en la preferida de Elisabeth. La muchacha, que en general destaca por ser una buena estudiante, no puede concentrarse en presencia de la srta. von Bernburg, lo que llama pronto la atención de las demás profesoras.

Con motivo del cumpleaños de la directora del centro se realiza una función teatral, en la que Manuela tiene uno de los roles principales. Después, las chicas beben alcohol, y en estado de embriaguez, Manuela declara apasionadamente ante sus compañeras que la srta. von Bernburg “la quiere” y que le ha regalado uno de sus camisones.

Ésto llega a oídos de la estricta directora, y el escándalo está servido. A Manuela le espera un castigo. Pero éste deberá ser aplazado, pues está por visitar el internado una aristocrática dama, princesa de la casa real. Se trata de una inspección, y la directora debe velar por dejar la mejor impresión posible, e impedir a toda costa que la más pequeña anomalía salga a la luz…

La directora se dispone a castigar a Manuela con la máxima dureza. La jovencita está por ser encerrada, y se le prohibirá volver a ver a su maestra favorita. Una potencial tragedia se palpa en el ambiente…

Comentario

Aunque ésta película no fue filmada en los años ´20, ni tampoco está ambientada en esa década (sino en 1910), la incluímos en nuestra sección especial dedicada al cine a punto de cumplir un siglo; pues por su temática se aproxima bastante al espíritu de los locos años ´20, en el que durante la época de Weimar proliferó en Alemania la tendencia a tocar temas hasta el momento tabú. La película, basada en una obra de teatro escrita el año anterior, está considerada la primera que mostraba abiertamente inclinaciones lésbicas.

Además, se trata de un film pionero sobre colegialas, una especie de subgénero al que hemos dedicado varias entradas en éste blog. No cabe duda de que el gran Chicho Ibáñez Serrador se inspiró en ésta película para dar vida a los personajes y para recrear el ambiente de su excelente “La Residencia” (1969), largometraje que conjuga el estilo de “Mädchen in Uniform” con un terror de transfondo “frankensteiniano” y el mejor suspense à la Hitchcock.

La obra de teatro que las chicas interpretan es “Don Carlos” de Schiller, y ellas mismas actúan en los roles masculinos.

Oficialmente, la película fue dirigida por Leontine Sagan, quien tenía mucha experiencia como actriz pero ninguna tras las cámaras. Consta como co-director artístico Carl Froelich, quien sí había realizado numerosas películas (mudas) anteriormente, ya desde los albores del siglo. Así, éste largometraje, uno de los primeros del cine sonoro alemán (y por consiguiente europeo), nació gracias a la cooperación entre Leontine Sagan, y Carl Froelich. “Mädchen in Uniform” cuenta con la particularidad de ser una película en la que aparecen exclusivamente mujeres (el único hombre que se ve, es la foto de un tal Hans pegada en la taquilla de una de las colegialas).

Resulta sorprendente que las actrices que interpretan a la adolescente Manuela (Hertha Thiele) y a su profesora Elisabeth (Dorothea Wick), tenían ambas la misma edad; las dos nacieron en 1908. Sin embargo, a causa de sus excelentes interpretaciones y probablemente también del maquillaje, ello no se nota en absoluto.

FHP, abril de 2020

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s