Los intocables de Eliot Ness – Brian De Palma, 1987

Los intocables de Eliot Ness (V.O. The Untouchables)

EEUU, 1987

Director: Brian De Palma

Guión: David Mamet, Oscar Fraley,

Intérpretes: Kevin Costner (Eliot Ness), Sean Connery (Jim Malone), Charles Martin Smith (Oscar), Andy García (George Stone), Robert De Niro (Al Capone)

Música: Ennio Morricone

Género: Gangsters

Argumento

Chicago, 1930. Aún está vigente la Ley Seca, y Al Capone controla con mano de hierro el tráfico de bebidas alcohólicas. Unos periodistas le entrevistan mientras está siendo afeitado. “Yo sólo me limito a satisfacer un deseo popular” dice Capone, refiriéndose al consumo de alcohol (oficialmente prohibido pero demandado por muchos). “Pero dicen que su organización practica la violencia…” pregunta uno. “Se llega más lejos con buenas palabras y con una pistola que sólo con buenas palabras…” responde el gangster socarrón. Los reporteros le ríen las gracias. Poniéndose más serio, Capone afirma tajantemente que se opone a la violencia.

Pero en otra zona de la ciudad, una bomba estalla en un bar que se negaba a ofrecer el alcohol distribuído por Capone y su banda. En la explosión muere una niña de diez años.

El agente Eliot Ness, que también tiene una hija pequeña, se entera del atentado por los periódicos. La tragedia lo deja consternado, y decide ponerse manos a la obra para retirar a Capone de las calles. Ness es incorruptible, posee grandes valores y una enorme determinación. Su mujer le apoya completamente. Pero en el departamento policial, algunos no le toman demasiado en serio. Hay incluso policías que beben alcohol a escondidas.

Ness recibe un chivatazo: Un cargamento de bebida llegará a unos almacenes por la noche. El agente va allí con sus hombres, comanda una operación para incautar el contrabando, pero cuando abre las cajas sólo encuentra sombrillas asiáticas. Había un fotógrafo por allí que le toma una instantánea en el momento del fiasco. Ness se convierte en el hazmerreír de Chicago. Pese a sus buenas intenciones, pese a lo abnegado y noble de su causa, ha hecho el ridículo.

Deprimido, rumiando cabizbajo asomado a un puente, entabla conversación con Jim Malone, un viejo policía irlandés que hacía su ronda por allí. Ness se da cuenta de que ambos comparten los mismos valores, y de que también él tiene agallas. Poco después Ness le propone a Malone formar un equipo de élite para dar caza a Capone. Ambos realizan un pacto en la iglesia. Reclutan a “George Stone”, cuyo nombre real es Giuseppe Petri. Malone y éste se pelean por rivalidades étnicas, pues los italianos y los irlandeses tenían sus disputas en el Chicago de aquel entonces (Ness por su parte era de origen noruego). Pero pronto los dos temperamentales agentes llegan a apreciarse. A Malone le gusta el carácter fiero y decidido del italiano. George/Giuseppe se une a ellos para combatir el crimen. Al trío se incorpora poco después el contable Oscar Wallace, quien es más un hombre de oficina que uno de acción, pero que tiene una integridad moral fuera de toda duda y es capaz de sostener un arma. Así ya está completo el cuarteto y comienzan su cruzada “Los Intocables de Eliot Ness”. Sus métodos serán directos y contundentes, lejos de los procedimientos burocráticos de la policía convencional (que encima es muy corrupta).

Aunque Capone es un asesino y un contrabandista, su talón de Aquiles a la hora de ser llevado a juicio es el prosaico delito de evasión de impuestos.

Y en lo que a Ness concierne, ni los intentos de soborno ni las amenazas a su familia logran que se eche para atrás…

Comentario

Ésta película, más que sobre la Mafia en sí es sobre las fuerzas del orden consagradas a combatirla. La mayoría de las películas de la Mafia se presentan desde la perspectiva de los malhechores. Pero en ésta ocasión los protagonistas son agentes de la ley; y no unos agentes cualquiera, sino unos con la característica de ser absolutamente incorruptibles, dedicados a erradicar el crimen de las calles no por un sueldo sino por principios.

“Los Intocables de Eliot Ness” está basada en hechos reales, como varias películas del género; entre las que destaca “Goodfellas” (1990), “Casino” (1995) o “Donnie Brasco” (1997), las dos primeras de Scorsese y con Robert De Niro en los créditos.

Por cierto, se nota un contraste palpable entre la relación que Joe Pistone (el agente del FBI que se infiltró en la Mafia como Donnie Brasco), interpretado por Johnny Depp en la película de 1997; y Ness (aquí Costner) tenían con sus respectivas mujeres. La mujer de Pistone estaba harta del trabajo de su marido, lo cual hací peligrar el matrimonio, mientras que la de Ness lo apoyaba en todo.

Robert De Niro interpreta aquí a un Al Capone en la cúspide de su poder. Se supone que es un tipo duro, pero vive en un hotel de lujo (el Lexington) entregado a una vida de decadente molicie (Le traen el desayuno a la cama!). Además, no tiene una cicatriz como el Capone de la vida real (al que por cierto apodaban “Scarface”), o apenas se le nota. Pese a la vida de lujos, y a codearse con la alta sociedad, mantiene su temperamento impulsivo y brutal (como en la escena del banquete, cuando aplasta la cabeza a un tipo con su bate de béisbol). De Niro personifica a Capone con acierto, reflejando la prepotencia del mafioso, quien se cree invulnerable, pues tiene comprados a gran parte de los estamentos policiales y judiciales de Chicago.

Llama la atención como la prensa mima a Capone, agasajándolo y tratándolo como a una estrella hollywoodiense, mientras que a Ness, quien está del lado de la justicia, lo tratan de forma ruda y hasta burlándose (al menos inicialmente).

Ness está interpretado por Kevin Costner y Sean Connery encarna a Malone. Andy García se mete en la piel de George/Giuseppe. En 1990 García participó en “El Padrino III”, demostrando este actor puertorriqueño gran solvencia caracterizando a personajes italianos.

La excelente banda sonora fue compuesta por el maestro Ennio Morricone. La música es muy característica suya, y en varios acordes nos retrotrae a las partituras que compuso para Leone o para la magnífica serie “La Piovra” (cuyo protagonista de las primeras temporadas, el Corrado Cattani interpretado por Michele Placido, es igual de incorruptible que Ness).

Por cierto, un par de décadas antes del estreno de ésta película hubo una popular serie dedicada a los Intocables. Esa otra “The Untouchables” se emitió en 1959, y fue muy criticada por italoamericanos, ya que al parecer promovía estereotipos negativos.

Brian De Palma, quien ya había realizado “Scarface” en 1983, dirigió éste otro largometraje sobre el crimen organizado. El “Scarface” depalmiano, con Al Pacino como Tony Montana, es un remake del “Scarface” de 1932 dirigido por Howard Hawks, y que estaba basado en Al Capone (el antagonista en la película que hoy reseñamos).

“Los Intocables de Eliot Ness” cuenta con buenas dosis de suspense, tensión (sobre todo la escena de la estación con el carrito de bebé, donde se anticipa un inminente tiroteo), sin que falte acción trepidante (tiroteos como el del puente en la frontera con Canadá). De Palma, aunque dejó su impronta estilística, realizó un film algo menos personal que sus otras contribuciones, pues al parecer el guionista David Mamet se involucró bastante en la puesta en escena y la forma de organizar el rodaje.

En lo que concierne a los Intocables de la vida real, ésta adaptación cinematógrafica se toma muchas licencias, sin resultar demasiado fiel a los detalles de la historia verídica en la que se basa. Por ejemplo, Ness no tenía ninguna hija, sólo un hijo adoptado. Los Intocables eran al menos diez, y aquí tenemos la impresión de que sólo eran cuatro contando al propio Ness. Malone, Petri y el contable son personajes ficticios. Y Frank Nitti, el brazo derecho de Capone, no murió en 1930 tras un tiroteo con Ness en los tejados, sino que sucedió a su jefe al frente de la Mafia de Chicago y no moriría hasta 1947. Pese a esas imprecisiones, el film cumple con su cometido a la hora de entretener y reivindicar la figura de Eliot Ness, un policía honesto, intachable, incorruptible, y obviamente, intocable.

FHP, abril de 2020

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s