Fascination – Jean Rollin, 1979

Fascination

Francia, 1979

Director: Jean Rollin

Género: Terror

Guión: Jean Rollin

Intérpretes: Franca Mai (Elisabeth), Brigitte Lahaie (Eva), Jean-Marie Lemaire (Marc)

Música: Phillipe D´Aram

Argumento

En 1905, unas jóvenes de la alta sociedad acuden a un matadero para beber sangre de buey. Se trata de una especie de terapia contra la anemia…

Mientras tanto, unos bandidos discuten el reparto del botín de su último asalto. Marc, uno de ellos, propone llevarse el oro consigo a Londres para invertirlo allí, pero los demás no están conformes; quieren su parte ya. Entonces, Marc saca su pistola y toma como rehén a la única chica entre sus compinches (que es la esposa de otro de ellos). Así, consigue alejarse llevando consigo a la muchacha a través del bosque. Pretende ir con ella hasta la costa y liberarla cuando ya no haya peligro de ser alcanzado por los demás. La joven comienza a desnudarse y se ofrece a ser tomada por él, a cambio de que a continuación la deje marchar. Pero Marc, tras proferir una estruendosa carcajada, se niega. Ella se rebela y tras un forcejeo logra escapar. No tarda en reunirse con los demás bandidos, que ya les estaban pisando los talones. Éstos comienzan a disparar a Marc, quien en su huída llega hasta un castillo en medio de la campiña.

Marc entra dentro, encontrándose con dos bellas jovencitas. Eva y Elisabeth son, al parecer, “doncellas de la señora marquesa”. Los dueños del castillo y el resto del personal “están en París y no regresarán hasta dentro de dos días”. Marc sólo quiere quedarse allí hasta que caiga la noche, pues entonces será fácil evadirse de la persecución de sus antiguos cómplices. Éstos siguen apostados fuera, al acecho. Marc encierra a ambas muchachas en una de las estancias. Pero poco después éstas salen, pues tenían una llave y podían abrir desde dentro.

Ellas no parecen en absoluto atemorizadas ante la presencia del bandido. Reaccionan divertidas y coquetas, e incluso provocándole. Cuando fuera comienza a disminuir la luz, Marc se dispone a marcharse, pero una de ellas parece tener un interés especial en retenerle. Eva se desnuda, atrayéndolo hacia así y ambos comienzan a tener sexo mientras que Elisabeth se hace con la pistola de Marc.

Más adelante, Elisabeth le dirá al intruso a espaldas de Eva que está enamorada de él, y que se marche del castillo cuanto antes. Pues por la noche se reunirá allí “un grupo de amigos”, y es importante que los invitados no le vean. Elisabeth afirma querer salvarle. “¿Quién va a venir ésta noche?” pregunta Marc incrédulo y socarrón. “La Muerte” repone ella con tono sombrío.

Mientras tanto, Eva ha tomado la bolsa con el oro y sale al encuentro de los bandidos, tres hombres y la chica, que siguen fuera. Les dice que tomen el botín y se marchen, pero ellos quieren contarlo antes. Van para ello a las caballerizas. Eva, en realidad, no tiene ninguna intención de entregarles el oro… Lo que sí tiene es una daga oculta entre sus ropas y una guadaña escondida en el lugar al que se dirigen…

La hora de la reunión del misterioso club nocturno se va aproximando cada vez más, y Marc todavía sigue allí. Nadie ha sobrevivido hasta el momento a esas siniestras ceremonias secretas…

Comentario

Ésta película trata el vampirismo desde una perspectiva ligeramente diferente: Eva, Elisabeth y las demás no son las estereotípicas muertas vivientes de las leyendas que necesitan alimentarse de sangre humana para subsistir y para conservar la eterna juventud… Son jóvenes burguesas de la alta sociedad con gustos depravados que se nutren con la sangre por simple vicio. El castillo en el que se desarrollan los acontecimientos no es una ruina medieval, sino un castillo relativamente moderno (para su época, principios del siglo XX), muy cuidado y elegante.

En el prólogo ya vemos como dos muchachas beben sangre de buey como forma de combatir la anemia – terapia que, como explica Elisabeth más adelante, se había convertido en “una moda” entre las jovencitas de alcurnia. Así, varias de ellas, aburridas con la sangre de buey, decidieron un día (o una noche) probar la humana: En las periódicas reuniones femeninas (akelarres) celebradas en el castillo, las chicas atraen a un hombre cual sirenas, para matarlo y beberse su sangre. Pero ésta vez el hombre llega por puro azar, sin necesidad de que ellas hagan nada para atraerlo. Huyendo de sus antiguos compinches, Marc ha caído en una trampa aún más mortífera… Pero, engañado por el aspecto inocente y angelical de las sensuales muchachas no se dará cuenta de ello hasta que sea demasiado tarde… Aunque Elisabeth, quien parece sinceramente enamorada de él, haya hecho lo posible para advertirle.

También es interesante el ligero mensaje de crítica social que se esconde tras la película: Se hace alusión en un par de ocasiones a la diferencia de clases; entre las jóvenes y acaudaladas burguesas y los bandidos de extracción social humilde (entre los que se cuenta Marc). Rollin, metafóricamente, parece querer expresar cómo las altas esferas “desangran” a las clases populares (Marc: “Vuestra posición social os protege de vuestros asesinatos”).

A causa de esos detalles, “Fascination” es un tanto diversa a los demás films de temática vampírica de Rollin. Pero, fiel a su estilo, el director francés nos proporciona una atmósfera altamente onírico-erótica. Veremos una tórrida escena lésbica entre Eva y Elisabeth, sexo entre Eva y Marc, y el revolcón de Eva y otro de los bandidos en el establo – poco antes de que ella lo apuñale hasta la muerte y salga de allí a enfrentarse al resto de la banda: Completamente desnuda a excepción de una capa negra y pertrechada con una guadaña…

Elisabeth, enamorada de Marc, parece estar a punto de traicionar a la hermandad femenina de vampiras vocacionales, ayudándole a escapar. Pero el vicio por beber sangre humana parece haberse convertido en una adicción (“El amor por el rojo líquido es más fuerte que por la envoltura humana que lo recubre”).

En muchos aspectos la película recuerda a “Le regine” (Tonino Cervi, 1970). También allí un incauto (un hippy interpretado por Ray Lovelock) llega a la morada de unas atractivas mujeres, misteriosas hermanas que (como se irá viendo) pertenecen a una especie de orden satánica que necesita víctimas para sus sacrificios humanos… Además de lo similar del argumento, “Fascination” tiene también un ritmo muy lento, lo que es habitual en el cine de Rollin.

Eva está encarnada por la espectacular Brigitte Lahaie, protagonista de la excelente “La nuit des traquées” (Jean Rollin, 1980).

FHP, abril de 2016

Anuncios

2 respuestas a “Fascination – Jean Rollin, 1979

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s