Sure death revenge (V.O. Hissatsu 4: Urami harashimasu) – Kinji Fukasaku, 1987

https://alucinecinefago.files.wordpress.com/2015/08/70d50-hiss4.jpg?w=480&h=674

Sure death revenge (V.O. Hissatsu 4: Urami harashimasu)

Japón, 1987

Director: Kinji Fukasaku

Género: Jidaigeki, thriller, acción

Guión: Kinji Fukasaku

Intérpretes: Makoto Fujita (Mondo Nakamura), Hiroaki Murakami (Masa), Kazuko Kato (Otama)

 

Argumento

Mondo Nakamura es un veterano samurai, agente de policía en algún momento del último tramo del periodo Tokugawa. Tras el asesinato de su jefe, llega a suplantarlo un nuevo magistrado. De esa forma, su superior pasa a ser el muy joven y un tanto afeminado Okuda, que nadie sabe muy bien cómo ha podido llegar a un puesto de tan alta responsabilidad. A partir de ese momento, comienzan a sucederse misteriosos asesinatos en la corte, y Nakamura iniciará sus investigaciones, comenzando pronto a sospechar del nuevo magistrado. Por otra parte, los criados del shogun, excéntricos jinetes con estrafalarias vestimentas de colores y pelucas leoninas, hostigan a los campesinos que habitan en una aldea, y provocan la muerte de un anciano, antiguo samurai retirado. No lo asesinaron directamente, pero el deceso se produce después de que el hombre fuera coceado por un caballo que a su vez se había encabritado al ser alcanzado por un shuriken ninja. Nakamura, que descubre el shuriken, se pregunta quién lo lanzó, y por qué. Por su parte, la hija del anciano jura venganza. Intenta recaudar oro para pagar a un asesino que de caza al responsable de la muerte de su progenitor. Pero al carecer de recursos, deberá recurrir a prostituírse.

Nakamura vive con su esposa y su suegra, dos intrigantes que a sus espaldas buscan la mejor manera de librarse de él; y tiene una especie de amante, con la que proyecta escapar a una isla.

El único de los asesinos profesionales que acepta el encargo de vengar al viejo samurai, es un experto artista marcial que tiene bajo su custodia una adolescente y un niño, que como se verá no son realmente sus hijos. La chica, que ha sido rechazada por su padre adoptivo, trata por todos los medios de ser aceptada de nuevo. Éste mercenario, cuya seña de identidad principal (además del típico sombrero de los arrozales asiáticos) es una extraña peonza que gusta de hacer girar sobre un palo, competirá primero con Nakamura para esclarecer los delitos y liquidar a los malhechores, pero llegados a un cierto punto, unirán esfuerzos contra los hombres del nuevo magistrado.

El shogun, entrado en años, abusó en el pasado durante una orgía de una joven llamada Okiku. Ésta, avergonzada tras haber sido violada, se suicidó después. Ahora el shogun se arrepiente de haber provocado esa tragedia, y en sus sueños y delirios pide perdón a su víctima.

Finalmente se descubrirá que el extravagante Okuda era el hermano de la tal Okiku, y que se ha infiltrado en las altas esferas del shogunato con la intención de ganarse la confianza del shogun, para así vengarse. Para ello, el imberbe magistrado ha urdido una compleja conspiración que le permite escalar dentro del poder político para acercarse a su meta. Pero la consecución de sus objetivos siembra la corte de cadáveres, y el aguerrido aunque maduro Nakamura no está dispuesto a consentirlo.

El “espadachín de la peonza” que busca vengar al samurai coceado, mata en un encarnizado enfrentamiento al asesino material de éste, uno de los más diestros mercenarios de Okuda, que para espiar mejor a los campesinos se había hecho pasar por humilde herrero errante. Pero en el fragor de la lucha, también él ha sido herido, y expira abrazado por sus hijos adoptivos, reconciliándose con la adolescente; y ante la presencia de Nakamura y sus agentes. Tras ello, éstos toman la resolución de atacar el palacio de Okuda. Nakamura y el jóven magistrado combatirán, haciendo uso éste último de una naginata.

Comentario:

Entretenido aunque bastante largo (más de dos horas) post-jidaigeki ochentero curiosamente aderezado con una pseudo-morriconiana banda sonora más propia de un italo-western (o que no desentonaría tampoco en un film sobre bandoleros andaluces, resultando vagamente reminiscente de “Curro Jiménez”…).

Al parecer se trata de la cuarta parte de una serie de películas “Hissatsu” sobre el personaje de Mondo Nakamura (Makoto Fujita), formando así parte de la tradición cinematográfica japonesa en la que también se encuentran las de “Kozure Okami”, “Zatoichi”, “Hanzo”, etc. Lo que no sabemos es hasta qué punto hubiera sido importante ver las tres anteriores para el mejor disfrute y comprensión de la trama. Las películas de Zatoichi, por ejemplo, son independientes entre sí, pero en otros casos los acontecimientos están relacionados con otros sucedidos en una entrega anterior.

El actor que interpreta a Bunshichi (el misterioso “espadachín de la peonza”) es Sonny Chiba.

FHP, 2014

Anuncios

One thought on “Sure death revenge (V.O. Hissatsu 4: Urami harashimasu) – Kinji Fukasaku, 1987

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s