Gozu – Takashi Miike, 2003

https://m.media-amazon.com/images/M/MV5BYmE5MjMyYjItZTkxOC00YmI5LWJhMzYtOTY3MTFlOGY4MmFiXkEyXkFqcGdeQXVyNTAyODkwOQ@@._V1_.jpg

(Imagen: amazon)

Gozu (V.O. Gokudō kyōfu dai-gekijō: Gozu)

Japón, 2003

Director: Takashi Miike

Guión: Sakichi Sato

Intérpretes: Sho Aikawa (Ozaki), Yuta Sone (Minami), Kenichi Endo (Endo), Renji Ishibashi (Oyabun)

Música: Koji Endo

Género: Suspense, yakuza

Argumento

Ozaki es miembro de un clan de la Yakuza. En los últimos tiempos se comporta de forma excéntrica e inestable, y su jefe Azamawari piensa que ha perdido la razón. En el cuartel general de la banda, durante una reunión en la que todos están presentes, Ozaki afirma muy convencido y alterado que un minúsculo chihuahua que se encuentra a las puertas del local es un „perro yakuza“ enviado para matarlos a todos. Acto seguido sale a la calle, y liquida al pequeño can a golpes ante la atónita mirada de sus compinches. Esa es la gota que colma el vaso de la paciencia del jefe…

Azamawari encarga a Minami, otro de sus hombres, que lleve a Ozaki a Nagoya – Allí tienen previsto matarlo y hacerlo desaparecer en un vertedero de basuras. Pero Minami siente una gran devoción hacia Ozaki, que le salvó la vida en el pasado, y a quien considera como a un hermano mayor. Por ello, le resulta particularmente duro realizar la misión que le han encomendado.

Durante el viaje en coche a Nagoya, Ozaki continúa con su errática conducta. Habla de liquidar al jefe, y después obliga a Minami a que frene abruptamente porque teme que les esté perseguiendo “un coche yakuza” (a bordo del cual sólo había una señora mayor). Ozaki actúa de forma crecientemente paranoica. Más adelante, cuando Minami se ve obligado a frenar de nuevo, Ozaki se golpea y pierde el sentido. Todos los intentos de Minami por reanimarlo son infructuosos, y termina dando a su aniki (“hermano”) por muerto.

Sigue leyendo

Anuncios

Schramm – Jörg Buttgereit, 1993

https://pbs.twimg.com/media/DSiu64ZW4AApoU7.jpg

(Imagen: pbs.twimg.com)

Schramm

Alemania, 1993

Director: Jörg Buttgereit

Género: Thriller

Guión: Jörg Buttgereit, Franz Rodenkirchen

Intérpretes: Florian Koerner von Gustorf (Lothar Schramm), Monika M. (Marianne)

Música: Max Müller, Gundula Schmitz

Argumento

Lothar Schramm es un hombre solitario que trabaja como taxista. Discreto e introvertido, tímido y cortés hacia fuera, padece en su interior graves perturbaciones mentales. Está platónicamente enamorado de su vecina Marianne, una prostituta. Ella sólo le ve como a un “amigo” al que pedir favores, es decir, como a un “pagafantas”. Lothar se masturba o usa un torso hinchable (no es una muñeca entera) mientras escucha a través de la delgada pared cómo su vecina tiene sexo con sus clientes. El retraído taxista sufre alucinaciones en las que ve una arquetípica vagina dentata – al parecer es impotente psicológico al estar con mujeres y tiene miedo al coito real. Otra de sus pesadillescas visiones consiste en ver su pierna amputada. En un sueño que tuvo, se encontraba en el colegio completamente desnudo y cuando iba a taparse sus partes para evitar que sus compañeros le vieran así, descubrió que no tenía nada entre las piernas, sólo una superficie completamente lisa.

Un día, dos ancianos caballeros muy elegantes proponen a Marianne que vaya a ofrecerles sus servicios a una lujosa villa a las afueras. A cambio prometen una jugosa compensación económica. Ella acepta pero con una cierta inseguridad, pues normalmente sólo „trabaja“ en casa. Marianne pide a Lothar que la acompañe en su taxi hasta la mansión y que la espere fuera hasta que salga.

Sigue leyendo

El tercer ojo – Mino Guerrini, 1966

http://www.hispashare.com/images/cover.php?id=20159

(Imagen: hispashare.com)

Il Terzo Occhio

Italia, 1966

Director: Mino Guerrini

Género: Suspense, terror

Guión: Piero Regnoli, Mino Guerrini (basados en historia de Gilles de Reys)

Intérpretes: Franco Nero (Mino Alberti), Gioia Pascal (Marta), Erika Blanc (Laura/Daniela), Olga Solbelli (madre de Mino)

Música: Francesco De Masi

Argumento

Mino Alberti es un joven conde que vive en una gran mansión campestre junto a su madre viuda y una criada llamada Marta. Laura, la novia de Mino, le visita con frecuencia, y sólo faltan dos semanas para que ambos se casen. Tras el matrimonio, ambos planen vivir juntos en esa mansión, junto a la madre y la criada.

Pero la anciana condesa, posesiva y tiránica hacia su hijo, es contraria a que Mino se case; y en general a que tenga novia y a que vea a chicas – pues quiere que se ocupe exclusivamente de ella. Tampoco a la celosa Marta le es demasiado simpática la novia del señorito Mino. Laura percibe la constante hostilidad de ambas. Una tarde viene a ver a Mino antes de partir por unos días; va a encontrarse con su hermana, recién regresada de Suiza.

La vieja condesa está amargada ante el noviazgo de su hijo. “Antes él y yo estábamos tan unidos… Todo cambió desde que llegó a esa chica…” se queja ante Marta.”Claro que la boda podría no tener lugar… ella podría sufrir un accidente…” añade la anciana con una pícara sonrisa maligna. Marta comprende a qué se refiere la señora de la casa, y se dirige al coche de la prometida de Mino, mientras ésta se baña, con la pérfida intención de sabotear algún mecanismo en el vehículo. Marta se ha criado en esa mansión, su padre era un socio del conde Alberti, el padre de Mino. Ambos murieron juntos accidentalmente durante una cacería en el bosque. Desde entonces la condesa y su hijo “fueron como una sola persona”…

Sigue leyendo

El carnaval de las almas – Herk Harvey, 1962

http://i1.wp.com/www.wearemoviegeeks.com/wp-content/uploads/carnival-of-souls-movie-poster-1962.jpg?fit=580%2C778

El Carnaval de las Almas (V.O. “Carnival of souls”)

EEUU, 1962

Director: Herk Harvey

Guión: Herk Harvey, John Clifford

Intérpretes: Candance Hilligoss (Mary Henry), Frances Feist (Sra. Thomas), Sidney Berger (John Linden)

Música: Gene Moore

Género: Suspense, terror

Argumento

Cuatro chicas a bordo de un automóvil son retadas a una carrera por unos jóvenes en coche. Cuando ambos vehículos atraviesan un puente, el de las muchachas pierde el control y cae al río. Mientras los miembros del equipo de rescate buscan el coche hundido y tratan de encontrar superviventes, una mujer emerge de las aguas: Es Mary Henry, una de las cuatro chicas del coche que se precipitó desde el puente.

Aturdida, Mary no puede recordar nada. Al día siguiente decide marcharse de esa ciudad rumbo a un pueblo en el estado de Utah. Allí trabajará en una iglesia como organista. De camino, por la carretera, ve el espectral rostro de un hombre en la ventanilla y poco después también frente a ella. Las apariciones tienen lugar cuando Mary estaba pasando cerca de un gran pabellón con aspecto de estar abandonado.

En la próxima gasolinera, la joven pregunta qué es ese misterioso edificio. Le explican que se trata de un viejo parque de atracciones donde hace años solían celebrarse carnavales y otros eventos festivos.

Mary llega a su nuevo alojamiento, una pensión regentada por la Sra. Thomas donde residen sólo dos inquilinos: Ella y el Sr. Linden, que duerme en el cuarto contiguo. Poco después de instalarse, Mary vuelve a ver esa noche al mismo fantasma que se le apareció en la carretera.

A la mañana siguiente la joven se presenta en su nuevo lugar de trabajo; la iglesia del municipio. Allí su tarea consistirá en tocar el órgano durante las misas. El párroco le ofrece acudir a una fiesta de bienvenida, pero Mary no parece muy entusiasmada por la idea: Es una mujer muy solitaria que prefiere no tener demasiados contactos sociales.

Mientras suena el órgano acude a la iglesia el mismo ser de ultratumba de sus visiones, aunque ésta vez con un aspecto más material y corpóreo. Pero Mary no lo ve.

Sigue leyendo

Veneno para las hadas – Carlos Enrique Taboada, 1984

https://i0.wp.com/www.morbidofest.com/wp-content/uploads/2014/01/poster.jpg

Veneno para las hadas

México, 1984

Director: Carlos Enrique Taboada

Guión: Carlos Enrique Taboada

Intérpretes: Ana Patricia Rojo (Verónica), Elsa María Gutiérrez (Flavia)

Música: Carlos Jiménez Mabarak

Género: Fantasía, terror

Argumento

Verónica es una niña de unos 10 años que vive en la mansión de su abuela, junto a ésta y una criada. Sus padres murieron en un accidente siendo ella muy pequeña. Carmen, la empleada doméstica, le lee cada noche cuentos de brujas y fantasmas. La niña comienza a fascinarse con lo macabro, y en su fecunda imaginación se ve convertida en una poderosa hechicera.

https://i2.wp.com/i.imgur.com/V5ekU.png

Ana Patricia Rojo como Verónica

A la clase de Verónica llega una alumna nueva, Flavia. “Ese es un nombre de araña“ le dice Verónica a su recién llegada compañera de pupitre, “mi araña se llama así”. Cuando Flavia se muestra muy sorprendida de que la otra niña tenga una araña, Verónica repone con aire misterioso que la necesita “para sus encantamientos”. Y afirma ser en realidad una bruja.

https://alucinecinefago.files.wordpress.com/2017/08/dfa88-veneno_para_las_hadas-avi-part_000311644.jpg?w=700

Elsa María Gutiérrez como Flavia

Flavia pertenece a una familia no creyente y de clase alta. Sus padres son ricos burgueses racionalistas, y ella se ha criado como atea (Flavia: “¿Por qué otras niñas rezan cuando van a acostarse?” Madre: “Porque tienen miedo. Pero tú no.”). Por ello, cualquier tipo de espiritualidad siempre ha sido descartada en su casa como “supersticiones”. El conocer a la misteriosa Verónica despierta en Flavia una gran curiosidad hacia lo paranormal. A partir de ese momento la niña se siente atraída por todo aquello que no puede ser explicado por la ciencia empírica y materialista que preconiza su padre.

Sigue leyendo

Angst (Miedo) – Gerald Kargl, 1983

https://alucinecinefago.files.wordpress.com/2015/11/d23e9-angst2bposter.jpg?w=439&h=603

Angst

 

Austria, 1983

Director: Gerald Kargl

Género: suspense/terror

Guión: Gerald Kargl, Zbigniew Rybczynsky

Intérpretes: Erwin Leder (el psicópata), Silvia Rabenreither (hija), Edith Rosset (madre), Rudolf Götz (hijo)

Música: Klaus Schulze

 

Argumento

Un psicópata, autor del asesinato de una anciana, es puesto en libertad tras haber cumplido su condena de 10 años en una cárcel austriaca. El ex-presidiario, narrador de su propia historia a través de una voz en off, lejos de estar arrepentido de su acción y dispuesto a reinsertarse en la sociedad, no ve el momento de cometer un nuevo crimen. Pero sin contactos, y sin un lugar concreto a donde ir, debe primero trazar un plan. Sobre la marcha irá pensando en seleccionar nuevas víctimas.

Lo primero que hace es acudir a un bar de gasolinera, donde por su extraña actitud llama la atención de los demás clientes (un hombre y dos chicas) y de la empleada. Las chicas son jóvenes y atractivas. El psicópata piensa mientras las observa que le vendrían muy bien para saciar su sed de sangre. Pero las circunstancias, el momento y el lugar, no son los más idóneos, y decide proseguir su búsqueda. Monta en un taxi, y sin rumbo fijo le dice a la taxista que conduzca en línea recta. La taxista le recuerda a su primera novia, y el loco rememora cómo disfrutaba golpeándola. Comienza a desatarse los cordones de sus zapatos para estrangular a la mujer mientras conduce, pero ésta se percata de que algo extraño está sucediendo, y frena en seco. El protagonista se baja del automóvil y huye bosque a través, hasta llegar a una casa que parece deshabitada.

Rodea el inmueble, y tras cerciorarse que nadie puede verle, rompe una de las ventanas y se introduce dentro. Husmea por varias de las habitaciones, y cuando ya piensa que en la casa no hay nadie, se encuentra con un minusválido en silla de ruedas… y poco después llegan, en coche, la anciana madre y la bella hermana de éste.

El psicópata, oculto en la planta superior, planifica metódicamente cómo matará a cada uno de los tres integrantes de la familia. Su objetivo será provocarles el máximo sufrimiento, para así aplacar sus impulsos homicidas, y resarcirse contra esos inocentes desconocidos de los abusos que él sufrió en su niñez por parte de su familia…

 

Comentario

Cuando madre e hija retornan a casa, el loco, que hasta ese momento se encontraba agazapado, surge de su escondrijo y da inicio una brutal y delirante espiral de violencia, que termina con todos los miembros de la familia muertos… a excepción del simpático perrito salchicha, mascota de las víctimas. El minusválido es ahogado en la bañera, la madre golpeada y la chica, apuñalada repetidas veces. El psicópata autor de la carnicería se siente aliviado, pero sabe que su calma no durará mucho y que pronto volverá a sentir la urgencia de matar, pues del mismo modo que un drogadicto necesita su dosis, él es un depredador que necesita segar las vidas de sus víctimas haciéndolas sufrir. Carece absolutamente de cualquier empatía. No contento aún con los tres muertos, decide a la mañana siguiente (tras dormir sobre el cuerpo ensangrentado de la joven por él apuñalada) que debe buscar nuevas víctimas, y que para “impresionarlas” y “darles miedo” debe enseñarles a las futuras víctimas los muertos que ya ha matado. Así pues, mete a los tres cadáveres en el maletero del coche y parte con ellos en busca de nuevas “aventuras”…

Ésta psycho-thriller austriaco está basada en hechos reales. El personaje del psicópata (que en la película no tiene nombre) está basado en el asesino serial Werner Kniesek, que fue finalmente condenado a cadena perpetua.

Entre las peculiaridades del film pueden mencionarse la casi total ausencia de diálogos, y un constante empleo de planos picados y contrapicados. Muy buena la música de Klaus Schulze, componente y líder de la mítica Tangerine Dream (kraut-rock alemán), que recuerda a las bandas sonoras de los Goblin. También es destacable la interpretación de Erwin Leder en el papel del psicópata.

Ésta película influenció al director germano Jörg Buttgereit, lo que puede comprobarse particularmente en su Schramm (1993) cuyo psicópata protagonista recuerda al caracterizado por Erwin Leder.

FHP, 2015

La Muñeca Perversa – Rafael Baledón, 1969

https://i2.wp.com/www.morbidofest.com/wp-content/uploads/2013/02/1.jpg

La Muñeca Perversa

México, 1969

Director: Rafael Baledón

Género: Suspense, terror

Guión: Rafael Baledón

Intérpretes: Marga López (Elena), Joaquín Cordero (Ricardo), Norma Lazareno (Rosi)

Música: Raúl Lavista

 

Argumento

La atribulada familia Montenegro atraviesa por un momento de duelo. Acaba de fallecer la matriarca, una severa y complicada señora; lo cual ha reunido de nuevo bajo un mismo techo a sus hijos e hijas, a sus yernos y nueras, y a sus dos nietas. Tras el entierro, todos regresan a la mansión y Leticia, una de las hijas, declara histéricamente estar convencida de que su madre fue asesinada mediante envenenamiento. Ello contribuye a exasperar e irritar a los demás integrantes del clan. Casualmente ese mismo día, los Montenegro tienen noticia de que la esposa de uno de los hijos de la difunta ha escapado del centro psiquiátrico en el que se encontraba recluída. La mujer había sido internada en el manicomio por haber asesinado al jardinero con unas tijeras de podar. Y se dala coincidencia de que se llevaba muy mal con su suegra… Por ello las sospechas de Leticia no hacen mas que incrementarse, y algunos de los demás también comienzan a creer que no anda tan desencaminada. Deciden realizar una exhumación del recién sepelido cadáver para analizar la causa concreta del deceso.

Mediante una serie de flashbacks vamos descubriendo ciertos transfondos acerca de los sucesos que han desembocado en la situación actual. La loca que ahora escapó del frenopático comenzó a perder sus facultades mentales a causa del alcoholismo. Cuando ella y su esposo llegaron, recién casados, a casa de la matriarca, la nuera empezó a beber al sentirse rechazada por su despótica madre política. Años más tarde, recluída en una casa que el joven matrimonio se había hecho construir frente a la de la anciana, la mujer siguió bebiendo ya nacida su hija Rosi. Ésta, una dulce y sensual, pero sumamente pérfida adolescente, continuó suministrándole bebidas alcohólicas a su madre con el fin de incrementar su adicción. Las botellas las conseguía Rosi a través de su amigo Larry, el hijo de un farmacéutico y boticario, que a cambio reclamaba favores carnales.

Habiendo contribuído a convertir a su propia madre en una alcóholica empedernida, la tendió una trampa asesinando al jardinero brutalmente y por la espalda, para entregar a continuación las tijeras ensangrentadas a su progenitora haciendo así aparentar ante el resto de los parientes que era ésta la que había cometido el crimen. Conociendo el problema que la desventurada mujer tenía ya de antemano con el alcohol, nadie dudó que fuera ella la asesina, y achacando el crimen a un delirio etílico, fue recluída en un manicomio donde se la sometió a las más bestiales prácticas y metodologías psiquiátricas. Antes sólo era una borracha, pero tras pasar por el manicomio además se volvió loca. La auténtica homicida, la demoníaca Rosi de angelical apariencia, quedó impune, y con ganas de seguir cometiendo fechorías… pues fue ella la que envenenó más tarde a su abuela…

Pronto llega la confirmación oficial del forense: y, efectivamente, la abuela había sido envenenada. El padre y el tío de Rosi, ambos hijos de la difunta, se ponen en camino hacia el lugar donde se le ha practicado la autopsia a su madre. Permanenciendo ahora en casa solamente las mujeres, la malvada adolescente comienza a eliminarlas una por una, de forma que “parezca un accidente”. A su tía paralítica a la que años atrás había empujado escaleras abajo, y que desde entonces vivía postrada en la silla de ruedas, le hace caer encima una pesada lámpara de cristal que descuelga del techo, aplastando a la pobre mujer. A otra de sus tías la envenena, introduciéndole pastillas en su vaso de leche. Y a su tía Leticia, la que había despertado las suspicacias de la familia respecto a la muerte de la matriarca, la ahoga cuando está en la bañera, sumergiéndole la cabeza en el agua. También acaba con la vida de su amigo Larry, quien le había proporcionado arsénico de la farmacia de su padre (para envenenar a su abuela) aspirando a recibir a cambio ciertos “favores”. Sólo una pariente se le escapa: su pequeña prima Luisita, hija de una de sus tías, quien se escabulle a tiempo de la joven psicópata. La madre de Rosi, escapada del centro psiquiátrico y ahora definitivamente perturbada, a retornado al domicilio familiar. Impide que su hija mate a la niña y prende fuego a la casa cuando los demás familiares (entre ellos su esposo, y padre de Rosi) regresan de la morgue. Los hombres y los parientes supervivientes contemplan con impotencia como la casa arde. Rosi se tranquiliza en el regazo de su madre mientras las llamas lo devoran todo… También una vieja muñeca que siempre acompañó a la joven asesina… la muñeca perversa.

Comentario

Estamos ante una interesante y digna muestra de cine de terror mexicano, similar en su estilo a las excelentes películas de Carlos Enrique Taboada, y también a las del maestro español del suspense Narciso Ibáñez Serrador. En una de las “historias para no dormir” de éste último también pudimos ver un caso de niña/adolescente actuando psicopáticamente bajo los influjos de una muñeca endemoniada. La extrema maldad de Rosi, que a los ojos de sus parientes no es más que una frágil jovencita, aunque rebelde y sensual, es reminiscente de un genial aunque desconocido film italiano llamado “Il Terzo Occhio” (Mino Guerrini), y también de otra obra del antes citado Taboada, “Rubí”, cuya protaginista es una sumamente maligna joven sin escrúpulos (esa película serviría más adelante para inspirar una telenovela).

“La muñeca perversa”, sin embargo, no está al mismo nivel que “Hasta el viento tiene miedo” y otras obras maestras de Taboada. Aunque resulta bastante atractiva a nivel atmosférico, y cuenta con toques góticos “argentianos”, no llega a ser tan envolvente y fascinante como podría esperarse.

En el rol protagonista tenemos a la bella Norma Lazareno, colaboradora habitual de Taboada y presente en numerosas películas mexicanas de género de la época. El director Rafael Baledón cuenta en su haber con films como “La maldición de la Llorona”, una adaptación a la gran pantalla de la fantasmal leyenda mexicana, y todo un clásico del terror en su país de origen.

FHP, 2015