El irlandés («The Irishman») – Martin Scorsese, 2019

El irlandés (V.O. The Irishman)

EEUU, 2019

Director: Martin Scorsese

Guión: Steven Zaillian (basado en libro de Charles Brandt).

Intérpretes: Robert De Niro (Frank Sheeran), Al Pacino (Jimmy Hoffa), Joe Pesci (Russell Bufalino), Anna Paquin (Peggy Sheeran adulta), Kathrine Narducci (Carrie), Steven Van Zandt (Skinny Razor), Harvey Keitel (Angelo Bruno), Domenick Lombardozzi (Fat Tony Salerno), Aleksa Palladino (Mary Sheeran), Sebastian Maniscalco (Crazy Joe Gallo), Stephen Graham (Tony Pro)

Música: Robbie Robertson

Género: Gangsters

Argumento

Frank “el Irlandés” Sheeran (Robert DeNiro) es un veterano estadounidense de la II Guerra Mundial, que trabaja como camionero para una compañía distribuidora de carnes. En uno de los restaurantes a los que provee de mercancía realiza contactos interesantes, que le encaminarán hacia nuevos y lucrativos horizontes laborales… Pues se trata de un local propiedad de la Mafia.

Frank se hace amigo de Russell Bufalino (Joe Pesci), un importante capo de Pittsburg. También conoce a Angelo Bruno (Harvey Keitel), quien durante muchos años sería el máximo jefe de la famiglia de Philadelphia. Para sus amigos mafiosos, Frank se dedicará de ahora en adelante a “pintar casas”, lo cual en el argot gangsteril equivale a realizar ciertos “trabajos”, muy bien remunerados – aunque, obviamente, al margen de la legalidad.

Sigue leyendo

Introducción a Juan Orol y su cine

Introducción a Juan Orol y su cine

Pese a ser desde hace años un consumado y confeso cinéfago, he de reconocer que hasta hace poco no tenía ni idea de la existencia de Juan Orol, considerado el rey del cine negro mexicano.

Éste gallego aventurero vino al mundo en Lalín, provincia de Pontevedra, un 4 de agosto de 1897 (si bien otras fuentes apuntan que nació en el Ferrol). Siendo aún muy joven se hizo a las Américas, buscando fortuna primero en Cuba. Antes de consagrarse al cine se desempeñó como boxeador, torero, jugador de béisbol, piloto de carreras, reportero, actor de teatro y agente de policía. ¡Casi nada! Más adelante se instala en México, donde según su propio testimonio trabajó como agente secreto. Allá por los años ´30 entra en contacto con la naciente industria cinematográfica de aquel país. Orol era un apasionado de las películas de gangsters de EEUU, gran admirador de Humphrey Bogart, James Cagney, Edward G. Robinson o Paul Muni (protagonista éste ultimo de la “Scarface” original de 1931 dirigida por Howard Hawks – en la que cinco décadas después se inspirarían Brian De Palma, Oliver Stone y Al Pacino para el más conocido remake).

Juan Orol decidió emular a sus ídolos gringos, convirtiéndose en el padre del género gangsteril mexicano. Otra de sus grandes influencias fue el cineasta de origen alemán José Bohr, artífice de “Luponini, el terror de Chicago” o “Marihuana, el monstruo verde”. Orol fue además uno de los pioneros del cine sonoro en México –  junto al mencionado Bohr,  el prolífico maestro del terror Chano Urueta (“El espejo de la bruja”, “El monstruo resucitado”) o Joselito Rodríguez, quien más adelante dirigiría el primer film del Santo (“Cerebro del mal”, 1958).

Los años que Orol pasó en Cuba influyeron decisivamente en sus gustos musicales. El director incorporaba abundantes números de bailes caribeños en sus propuestas. Así nació el llamado “cine de rumberas”, un subgénero que fusiona el musical con el cine negro y en el que la trama suele consistir en las rivalidades que surgen entre dos gangsters por el amor de la voluptuosa bailarina de turno. Orol lanzó al estrellato a varias de éstas vedettes, convirtiéndolas en actrices de sus películas.

Sigue leyendo