Rojo sangre (Absurd) – Joe D´Amato, 1981

https://i1.wp.com/www.detodoexpres.com/fotos/absurd-terror-sin-limite-rosso-sangue1-13940-1.jpg

Rosso Sangue (a.k.a. “Absurd”)

Italia, 1981

Director: Joe D´Amato

Género: Terror

Guión: George Eastman (Luigi Montefiori)

Intérpretes: George Eastman (Nikos), Annie Belle (Emily), Charles Borromel (Engelmann), Katya Berger (Katia Bennett)

Música: Carlo Maria Cordio

Argumento

Los Bennett son una familia que reside en una casa de campo en algún lugar de los EEUU. Ian y Carol tienen dos hijos: La adolescente Katia y el pequeño Willy (de quien suele ocuparse la niñera Peggy). A causa de un problema de espalda Katia es inválida y debe permanecer siempre en cama. Allí se dedica obsesivamente a dibujar círculos con un compás (instrumento que cobrará importancia más adelante…).

https://stigmatophiliablog.files.wordpress.com/2013/05/vlcsnap-2015-01-14-11h29m54s46.png?w=609&h=457

Katia (Katya Berger) y su madre

Un hombre es perseguido por otro a través de un bosque. En su huída, el primero de ellos trata de saltar una verja clavándose en el estómago las puntas de la valla. Con los intestinos saliéndose, el extraño llega trastabillando a las puertas de la casa de la familia Bennett. Carol llama al sargento Engleman de la policía y a una ambulancia.

El individuo es trasladado a un hospital, sin que haya demasiadas esperanzas de que pueda sobrevivir. Sin embargo, consigue recuperarse milagrosamente. El doctor Kramer y la enfermera Emily no dan crédito a sus ojos al notar que el paciente recupera la conciencia incluso durante la intervención quirúrgica. Nadie sabe quién es el misterioso grandullón barbudo. No portaba documentos consigo. Pero la capacidad que su cuerpo tiene para regenerar sus tejidos es prodigiosa, podría decirse que sobrehumana. Todo indica que tras la operación no tendrá ninguna secuela, cuando pocas horas antes le colgaban literalmente las tripas.

Por la noche, en los alrededores de la villa de los Bennett, el sargento Engleman encuentra a un hombre sospechoso merodeando. Resulta ser el que perseguía al tipo ahora ingresado en el hospital. Le piden la documentación y resulta ser extranjero. Afirma que está caminando a esas horas por allí porque su coche se ha averiado. Engleman lo lleva hasta la ciudad.

Sigue leyendo

Anuncios

La cruz de las 7 piedras: El hombre lobo contra la Camorra – Marco Antonio Andolfi, 1987

https://i1.wp.com/abload.de/img/crossurjup.jpg

Carátula japonesa de ésta obra maestra

La cruz de las siete piedras: El hombre lobo contra la Camorra (V.O. La croce dalle sette pietre: Il lupo mannaro contro la Camorra)

Italia, 1987

Director: Marco Antonio Andolfi

Guión: Marco Antonio Andolfi

Intérpretes: Marco Antonio Andolfi (Marco), Annie Belle (Maria), Gordon Mitchell (Líder de la secta)

Música: Paolo Rustichelli

Género: Terror

Argumento

En unos oscuros sótanos tiene lugar una siniestra orgía sadomasoquista en la que un satánico sacerdote invoca a una criatura infernal llamada Aborym.

Marco, empleado de un banco en Roma, llega a Nápoles para visitar a su prima Carmela. Ésta le recoge en la estación y ambos se dirigen a una cafetería para desayunar. Mientras tanto, en una playa no lejos de allí se realizan trapicheos de drogas bajo la atenta mirada del líder de la secta antes vista.

Marco y Carmela hace muchos años que no se han visto, y él al principio no la reconoce (“Te recordaba diferente”). Mientras están en el bar, ella se ausenta para realizar una llamada teléfonica. Después salen a caminar por las estrechas callejuelas napolitanas. Unos ladronzuelos a bordo de una moto, los mismos que compraban drogas en la playa, pasan junto a ellos a toda velocidad y le arrancan a Marco la cadena que llevaba colgada al cuello: Una cadena con una cruz de siete piedras.

https://i0.wp.com/www.unfilmunarecensione.com/wp-content/uploads/2015/08/La-croce-dalle-7-pietre-1987-featured-1200x533.jpg

Marco reacciona histérico, pues esa joya es muy importante para él. Los otros viandantes no entienden el motivo de su nerviosismo, pues para ellos es el pan de cada día que se cometan robos de ese tipo. Unos policías de paisano se ofrecen a ayudar a Marco, quien monta a bordo del coche de los agentes para perseguir a los malhechores. Carmela prefiere regresar a su casa.

En una gasolinera, Marco reconoce a los asaltantes y éstos son abordados por los policías. Se les registra, encontrando varios objetos de valor, pero ni rastro de la cruz con las siete piedras. Para Marco es de vital importancia recuperar la joya, más adelante iremos viendo el por qué.

Sigue leyendo