El corazón delator – Charles Klein, 1928

El corazón delator (V.O. The telltale heart)

EEUU, 1928

Directores: Charles Klein (con Leon Shamroy, no acreditado)

Guión: Charles Klein basado en historia de Edgar Allan Poe

Intérpretes: Otto Matieson (El loco), William Herford (El viejo), Hans Furberg (Detective), Charlas Darvas (Detective)

Música: Sue Harshe (2009)

Género: Terror psicológico, suspense, adaptación literaria, cine mudo

Argumento

Un joven que vive con un anciano comienza a volverse loco. Es la “mirada de buitre” del viejo lo que va sacándole de sus casillas. El enajenado concibe un plan para librarse de su anfitrión. Una noche, el joven entra en el cuarto del anciano mientras éste duerme. Lo estrangula sin miramientos, tras lo cual decide deshacerse del cadáver escondiéndolo bajo los tablones del suelo.

Poco después aparecen por allí dos agentes de la policía. Han oído un grito y vienen a investigar. El joven disimula, dice que fue él mismo quien gritó durante una pesadilla, y que el viejo está de viaje. Los detectives, inicialmente escépticos, examinan la casa y al no encontrar nada extraño se disponen a marcharse. Pero el loco les invita a quedarse allí un poco más…

Comentario

Arrancamos éste ciclo dedicado a los años ´20 con la que es probablemente la primera adaptación cinematográfica del cuento homónimo “El corazón delator”, uno de los clásicos más célebres salidos de la pluma de Edgar Allan Poe.

Estamos ante un mediometraje (o cortometraje, según se mire), de poco más de 25 minutos de duración. El estilo de ésta película muda es de corte claramente expresionista, siguiendo el ejemplo del “Nosferatu” de Murnau o “El gabinete del Dr. Caligari” de Wiene, de las que también hablaremos próximamente.

Como no podía ser de otra manera son profusamente usados los juegos de luces, los contrastes, las sombras y las siluetas. Llama la atención la insistencia en las formas triangulares (la puerta, la silla o la enorme lupa del detective), así como el vertiginoso montaje de algunas escenas (como la del asesinato y la de los brotes psicóticos del lunático protagonista).

Ésta versión del cuento de Poe filmada por Charles Klein es sin duda una de las primeras películas clasificables como de terror psicológico. El loco, aquí interpretado por Otto Matieson, insiste tan acaloradamente en su “inocencia” que termina por despertar las sospechas de los agentes…

Varias décadas después, ya bien entrados los ´60, el gran Chicho Ibáñez Serrador realizaría otra adaptación de “El corazón delator” para sus “Historias para no dormir”. Allí se profundizaba algo más en la historia, se mencionaba el parentesco entre el viejo y el joven (tío y sobrino), y se incidía en el carácter tiránico y tacaño del anciano – que era relojero, estableciéndose una curiosa analogía metafórica entre el tic-tac de los relojes (que contribuyen a volver loco al joven) y los latidos de ese corazón que da su título a la historia.

Leon Shamroy fue el co-director no acreditado del film que hoy nos ocupa. Shamroy era un camarógrafo y director de fotografía, que entre otras películas participó en la épica “Cleopatra” (Joseph L. Mankiewicz, 1963) protagonizada por Elizabeth Taylor y en “El planeta de los simios” (Franklin J. Schaffner, 1968).

FHP, enero de 2020

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s