Flossie – Mac Ahlberg, 1974

https://selency.imgix.net/78e9f6c2-75c4-4dd4-a384-7e3a579149d0/old-erotic-movie-poster-flossie_original.png?bg=F5F5F5&fit=fill&auto=format%2Ccompress&w=579&h=475&meta_format=product_grey_main&fm=jpg

(Imagen: selency)

Flossie

Suecia, 1974

Director: Mac Ahlberg

Género: Erótica

Guión: Mac Ahlberg

Intérpretes: Marie Forså (Flossie), Jack Frank (Jack), Kim Frank (Eva)

Música: Janne Schafer

Argumento

Jack Archer es un diplomático que ha sido destinado a la embajada de su país en Estocolmo. Una vez allí, estimulado por la belleza de las suecas, sale a relucir su lado más playboy. Pronto entabla amistad con dos mujeres que conoce casualmente en la calle: Una es visiblemente más mayor que la otra, mientras que la más joven parece aún una adolescente. Particularmente ésta última llama la atención de Jack. Flossie, que así se llama la muchacha, es una colegiala que acaba de regresar tras completar sus estudios en un internado suizo. Como es huérfana, está bajo la protección de su amiga Eva, quien hace para con ella las veces de una hermana mayor.

Eva y Flossie invitan a Jack a que las visite en la mansión en la que ambas residen. Allí, sin demasiados preámbulos, Jack y Flossie pasan pronto a jugueteos eróticos, aunque sin llegar al coito. Después, para seguir excitándose, ambos se cuentan mutuamente algunas picantes anécdotas y experiencias sexuales: Jack, por ejemplo, fue llevado por tres mujeres que le vendaron los ojos a una sala donde ellas se disponían a ser poseídas por él. Lo que Jack, al tener los ojos tapados, ignoraba; era que la escena estaba siendo presenciada por decenas de personas. Varias parejas gozaban voyeurísticamente con el espectáculo. Cuando a Jack le quitan la venda, se sorprende al ver que había público. Y como era de esperar, todo derivó una orgía…

Flossie, por su parte, le relata su estancia en el colegio suizo, donde conoció íntimamente a Juliette, su compañera de habitación. Ella le enseñaría a masturbarse en la biblioteca de la residencia, y las dos desarrollarían una sáfica amistad. Además, desde una claraboya en la buhardilla, se dedicaban a espiar a otras alumnas mientras tenían sexo con el jardinero; y organizarían una especie de “gallinita ciega erótica” con un hombre que lograron colar en los dormitorios…

Jack tampoco le hace ascos a Eva, la más mayor; pero su predilección es sin duda para Flossie. Sin embargo, mientras se va enamorando de ésta, comienza paranoicamente a sospechar que las dos podrían estar tendiéndole una trampa. Sobre todo cuando descubre que lo están grabando. ¿Tal vez las chicas forman parte de un complot que busca desencadenar un conflicto diplomático?

Comentario

En la primera mitad de los años setenta, la pequeña industria cinematográfica sueca comenzaría a apostar por películas subidas de tono, de temática erótica y con abundancia de desnudos. Todo ello, con miras a atraer al mayor número de espectadores posible. Lógicamente ésto no fue un fenómeno aislado que se limitara a Suecia. En toda Europa films análogos se producirían masivamente durante aquellos años. Sería la oleada de las películas llamadas softcore (en contraposición al hardcore, que era explícitamente pornográfico, y que no llegaría hasta un poco más tarde). El softcore, una categoría en la que ésta „Flossie“ puede englobarse, está ligeramente emparentado con el subgénero hispano del „destape“ y con su equivalente italiano de las „sexy-comedias“ – si bien en éstos dos casos se pone más énfasis en el tono desenfadado así como en un humorismo bastante facilón y chabacano en la mayoría de los casos.

Volviendo a Suecia, entre las películas sexys de principios de los setenta destacan aquellas en las que participa Christina Lindberg, musa indiscutible del softcore escandinavo, y célebre por su brillante papel como vengadora tuerta en la magistral “Thriller, en grym film” (Bo Arne Vibenius, 1973). Christina, de aspecto inocente y angelical, apareció en roles de “lolita” en films como “Maid in Sweden” (Dan Wolman, 1971) “Exponerad” (Gustav Wiklund, 1971) o “Anita” (Torgny Wickman, 1973).

Originalmente, Christina estaba destinada a interpretar a Flossie en el largometraje que hoy nos ocupa. Sin embargo, al considerar que el film contenía momentos sexuales demasiado explícitos, decidió finalmente abandonar el proyecto, y fue sustituída a última hora por la también adorable Marie Forså. Y es que “Flossie” se encuentra en la frágil frontera que separa el softcore del hardcore. Si bien en la versión íntegra de “Thriller” pueden verse escenas de penetraciones (algo que en “Flossie” no sucede) se trata de insertos añadidos por Vibenius durante el montaje final, y Christina Lindberg no estuvo involucrada en la filmación de esas escenas pornográficas.

En “Flossie” la historia y el argumento es lo de menos. Lo que va sucediendo (narrado en primera persona por el protagonista Jack) sólo sirve de excusa para mostrar los desnudos y los revolcones con la bella colegiala y su amiga (así como, en forma de flashback, los otros escarceos sexuales de los personajes).

Recomendable sólo para aquellos estudiosos del erotismo fílmico y para quienes tengan un interés especial en explorar el turbio mundo de la proto-pornografía.

FHP, mayo de 2016

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s