Bohachi Bushido – Teruo Ishii, 1973

https://cps-static.rovicorp.com/1/adg/covers/dru500/u543/u54381d4t9i.jpg?partner=allrovi.com

Bohachi Bushido (V.O. Bôhachi bushidô: Poruno jidaigeki, a.k.a. “Code of the forgotten eight”)

Japón, 1973

Director: Teruo Ishii

Género: Jidaigeki/chanbara, pinku eiga

Guión: San Kaji, basado en manga de Kazuo Koike y Goseki Kojima

Intérpretes: Tetsuro Tanba (Shino), Goro Ibuki (Kesazo), Tatsuo Endo (Shirobei)

Música: Hajime Kaburagi

Argumento

Shino es un ronin en busca y captura por las autoridades shogunales. Emboscado por un destacamento de samurais en un puente, lucha con tenacidad contra sus atacantes. Pero al ver que no tiene escapatoria se lanza al río.

Más tarde despierta en lo que parece ser un burdel. Dos jóvenes semidesnudas le hacen un masaje para ayudarle a recuperar los sentidos. Shino ha sido llevado allí por miembros de una banda de proscritos. Éstos le habían visto en acción, luchando contra los samurais que le perseguían, y pensaron que un hombre con su destreza en el combate podría serles muy útil. Kesazo, el responsable de su rescate, le explica que ellos pertenecen al clan Bohachi – Un grupo de renegados, bandidos sin escrúpulos, que han “olvidado las ocho virtudes”. Se consideran a sí mismos como “bestias con forma humana”. Los Bohachi viven del negocio de la prostitución, y tienen en su poder a cientos de mujeres a las que explotan sexualmente.

Shino es aceptado como candidato a convertirse en uno de ellos. Deberá poner su espada al servicio del temible clan. A las mujeres, atadas y vejadas, las venden en subastas públicas al mejor postor. Aún así también hay integrantes femeninas de los Bohachi, que se lucran con los sucios negocios.

El jefe máximo del clan es el viejo Shirobei Daimon. Éste le narra la historia de su secreta organización: Cuando en el siglo XVII llegó al poder el primer shogun de la dinastía Tokugawa, muchos de los campesinos y trabajadores de la comarca se rebelaban; mostrando su descontento contra su precaria situación. Para “apaciguarlos”, y ganarse al mismo tiempo los favores de los poderosos, el fundador de los Bohachi tuvo la idea de suministrarles prostitutas baratas. Así, aletargados por el sexo, ya no tendrían la conciencia y la motivación para protestar. Esas fueron las bases del negocio.

Shirobei quiere contratar a Shino como asesino a sueldo: El ronin deberá ejecutar a samurais y agentes del gobierno incómodos. Y lo que es más importante: A los competidores de los Bohachi. Los Kurokawa se han convertido en concurrentes que amenazan con expandirse a Yoshiwara, la zona tradicionalmente controlada por los Bohachi. Shino deberá acudir a los burdeles de los Kurokawa para provocar allí baños de sangre que ahuyenten a los clientes.

Pronto los Kurokawa tienen noticias de las acciones del eficaz asesino, y tratarán de frenarle por todos los medios. Shirobei envía a unas guardaespaldas femeninas, especie de ninjas que luchan desnudas, para que sigan y protejan a Shino. Pero al mismo tiempo, el taimado jefe de los Bohachi no dudará en volverse contra el ronin que ha contratado si la estrategia así lo requiere. Todo dependerá de los pactos y las alianzas que se forjen entre las distintas bandas y los agentes del gobierno…

Comentario

Éste curioso chambara “softcore” es un híbrido entre el clásico jidaigeki (película de samurais) setentero y el “pinku eiga” o film erótico japonés. Abundan los desnudos y las escenas sexuales, como también la violencia sangrienta y una temática escabrosa. Todo ello acerca la propuesta al estilo “exploitation” – del cual el director Teruo Ishii es uno de los máximos exponentes en su país.

Shino es salvado por un clan de bandidos, pero sólo porque éstos lo pretenden utilizar; para luego eliminarlo cuando ya no les sea útil. Pues esos criminales han renunciado a las “ocho virtudes” – Entre ellas, la lealtad y la justicia. Y Shino, después de todo, no es uno de ellos. Los Bohachi representan a una especie de proto-Yakuza, son una organización hermética con sus propios códigos y rituales, que maneja con mano de hierro el turbio mundo del hampa.

Es interesante el mensaje implícito en el film: Que el sexo es una herramienta con la cual los poderosos buscan adormecer al pueblo, y en última instancia someterlo. Quienes se obsesionan con el vicio olvidan que están encadenados. El uso del sexo para “relajar” y manipular a las masas es análogo al método del “pan y circo”. Cuando el jefe Shirobei decide que es el momento de deshacerse de Shino, no envía a sus esbirros a que lo atraviesen con sus espadas, pues sabe que contra un guerrero de su calibre eso resultaría inútil. El astuto Shirobei considera que es mucho mejor ablandar y debilitar primero al ronin, haciendo que se entregue a la lujuria con las mujeres del clan – quienes además le dan a beber sake afodisíaco y le hacen fumar opio… Sólo cuando Shino esté desgastado y haya abandonado el estado de alerta propio del guerrero podrá ser vencido…

Al igual que “Lady Snowblood” (Toshiya Fujita, 1973) la película está basada en un manga de Kazuo Koike, el creador de la historia de “Kozure Okami” (“El Lobo solitario y su cachorro”), y también de “Goyokiba” (“Hanzo el Navaja”). Shino está interpretado por el reputado actor Tetsuro Tamba – quien, entre otros muchos films, participa en “Seppuku” (Masaki Kobayashi, 1962). Uno de sus últimos papeles fue un pequeño rol en “Gozu” (Takashi Miike, 2003).

Visualmente, “Bohachi Bushido” es muy atractiva, llena de un colorido que recuerda al mejor Mario Bava. La música fílmica, que en ocasiones resulta hipnótica, corre a cargo de Hajime Kaburagi.

FHP, abril de 2016

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s