Prisionera Escorpión: Celda 41 – Shunya Ito, 1972

Prisionera Escorpión: Celda 41 (V.O. Joshū Sasori – Dai 41 Zakkyobō, a.k.a. “Female Convict Scorpion: Jailhouse 41”)

Japón, 1972

Director: Shunya Ito

Género: “pinky violence”, pinku eiga, w.i.p.

Guión: Fumio Konami, Hiro Matsuda, Tooru Shinohara

Intérpretes: Meiko Kaji (Nami Matsushima alias “Sasori”), Fumio Watanabe (Inspector Goda), Yukie Kagawa (Tomiko Yasuki)

Música: Shunsuke Kikuchi

Argumento

Nami Matsushima, conocida como “Sasori” (Escorpión) a causa de su peligrosidad, languidece confinada en una lúgubre y húmeda mazmorra, la celda 41. Desde que ha sido aislada de las demás presas no ha habido más rebeliones en la cárcel. El alcaide Goda ha sido ascendido a un alto cargo en el ministerio y le queda poco tiempo como director del centro penitenciario. Goda no le perdona a Sasori ser la causante de que se quedara tuerto. Por eso y otros motivos pretende que “Matsu” quede recluída en esa celda a perpetuidad, cargada de cadenas. Pero ello en teoría es ilegal, y como un inspector está por visitar la prisión y ha de pasar revista a las internas, Goda debe sacar a Sasori junto a las demás.

Eso termina desencadenando nuevos problemas: En el patio de la cárcel, en presencia del inspector, Sasori ataca a Goda y provoca un motín. Pues animadas por ello, las otras reclusas se abalanzan sobre el inspector extendiéndose así el caos. En represalia, todas son condenadas a trabajos forzados en unas minas. Las mujeres arrastran allí pesadas rocas. Sasori debe sufrir el castigo suplementario de estar crucificada a un árbol.

Antes de retirarse como director de la cárcel, Goda pretende humillar a Sasori de tal manera que sus compañeras de cautiverio no la vean como un ídolo – pues la resistencia de la “Escorpión” podría inspirar nuevos desórdenes. Sasori es víctima de una violación grupal, ordenada por el jefe de los carceleros. Después, en el furgón que transporta a las presas de vuelta al penal, las otras reclusas le pegan una brutal paliza; pues la consideran responsable de las duras condiciones que todas padecen. Creyendo que Sasori ha muerto, los guardias frenan el vehículo para deshacerse del cadáver. Pero en realidad ella está viva, y ataca con furia a los vigilantes cuando se acercan a ella. De ese modo, Sasori y las otras seis que iban a bordo del furgón logran escapar – tras asesinar ferozmente a los guardias.

La tensión entre Sasori y las demás es palpable: Especialmente con Oba, la más cruel y sanguinaria de las reclusas (condenada por matar a sus propios hijos para escarmentar a su marido que la engañaba).

Las siete prófugas llegan a un pueblo abandonado, donde encuentran a una misteriosa y desequilibrada anciana. Mientras tanto, son buscadas por Goda y sus hombres, quienes peinan la zona sin descanso.

Las presas terminan secuestrando un autobús turístico para alejarse lo más posible, tomando al conductor y los pasajeros como rehenes. Goda se propone encontrar a las fugadas antes de asumir su nuevo cargo en el ministerio. Planea usar para ello el “punto débil” de una de las internas huídas para forzarla a colaborar: Su hijo pequeño. Lo más importante para Goda es acabar de una vez por todas con Sasori. Y ella, que ve al máximo carcelero como artífice de sus tormentos, ansía la venganza más que su propia libertad…

Comentario

Secuela de “Joshū 701- gō: Sasori”, donde continúa la historia de Nami Matsushima; mujer que no se resigna a su destino de presidiaria, rebelándose obstinadamente contra las normas del penal y tratando de escapar siempre que se presenta una oportunidad. Ya en la escena inicial se nos demuestra su tesón, el hecho de que nunca se da por vencida; pues pese a estar atada con cadenas de pies y manos trata de hacer un agujero en el suelo para huir… Cavando con una cuchara que maneja con su boca.

Ahora a Nami ya la conocen todos como “Escorpión” (en la primera parte aún no se le daba ese apodo), y se ha convertido en una hembra de armas tomar: Bella y dulce pero al mismo tiempo dura e implacable como un angel de la muerte, fría y taciturna. De hecho casi no dice nada durante todo el metraje. Su mirada gélida y llena de odio abismal ya es lo suficientemente expresiva, sobran las palabras.

La película, además de pertenecer a los subgéneros de “mujeres en prisión” y al “pinky violence” contiene ciertos retazos western: Ello se percibe en la puesta en escena y elementos de la trama (áridos parajes por los que las presas huyen, vestidas con ponchos carcelarios, recelando mutuamente pero viéndose obligadas por las circunstancias a mantenerse unidas), también en componentes musicales (acordes “morriconianos” a base de arpa bucal) y en los movimientos de cámara (abundan los primerísimos primeros planos à la Leone). Asimismo, el film toma tintes de road-movie desde el momento en el que las presas secuestran el autobús, escapando a través de la carretera y debiendo esquivar los bloqueos policiales.

La cruda brutalidad (no menor que en su predecesora) es patente en todos los bandos: tanto por parte de carceleros y policías como en el seno del grupo de fugadas (especialmente la psicopática Oba). Las presas asesinan a dos guardias de forma dantesca, y también torturan a personas inocentes en el autobús.

Al igual que la primera “Sasori”, ésta secuela es estilísticamente impecable, potentísima, impactante, visualmente imponente. Pero resulta reprobable en lo ideológico, pues contribuye a la guerra de sexos, fomentando la misandria: Presenta a los hombres en general como pervertidos por naturaleza (no sólo a los carceleros, sino también a los turistas del autobús), y cuando se nos revela el transfondo de las siete reclusas fugadas, resulta que todas terminaron entre rejas por culpa de los hombres.

FHP, agosto de 2017

Anuncios

2 respuestas a “Prisionera Escorpión: Celda 41 – Shunya Ito, 1972

Responder a Prisionera Escorpión: La guarida de la bestia – Shunya Ito, 1973 | alucinecinefago Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s