Maid in Sweden – Dan Wolman, 1971

Maid in Sweden

Suecia, 1971

Director: Dan Wolman

Género: Drama, softcore

Guión: Ronnie Friedland, George T. Norris

Intérpretes: Christina Lindberg (Inga), Monica Ekman (Greta), Krister Ekman (Carsten)

Argumento

Inga es una adolescente introvertida e ingenua que vive con sus padres en una zona rural de Suecia. Un día recibe una carta de Greta, su hermana mayor, que vive en la ciudad. Greta la invita a visitarla a la “gran urbe”, y tras el consentimiento paterno Inga se dirige en tren hacia Estocolmo para pasar allí el fin de semana.

La inocente jovencita, cuya monótona existencia ha transcurrido hasta ahora en el pueblo, está deseosa de vivir nuevas experiencias. Greta vive con su novio Carsten, para quien inicialmente la visita de la hermana pequeña es una molestia. Greta le pide a Inga que no les diga a sus padres que ella vive con un hombre.

Hasta el momento, en el pueblo, Inga sólo ha tenido un noviazgo candoroso con el apocado Ole; que consistía como mucho en ir al cine juntos o pasear cogidos de la mano. Por ello, al no haber todavía “conocido varón”, la adolescente se sorprende en demasía al ver como su hermana mayor hace con Carsten cosas bastante más subidas de tono: La primera noche que pasa en el piso de ambos, se despierta al escuchar gemidos procedentes del cuarto de al lado; y al levantarse ve a través de la puerta entreabierta lo que están haciendo los “mayores”. Inga vuelve a su cama, electrizada por una excitación nueva, y comienza a tocarse y a tener sueños húmedos…

Además de organizar para Inga el turismo urbano de rigor a través de Estocolmo, Greta y Carsten tienen la feliz idea de buscarle un “acompañante” a la hermana pequeña, para que así puedan salir todos juntos como dos parejas; a cenar y luego a la discoteca. Así pues es avisado Björn, un amigo de Carsten. Sin embargo, a última hora, Carsten se siente indispuesto para salir, y se queda en casa junto con Greta. De ese modo, Inga sale a solas con Björn. La muchacha de pueblo lleva un provocativo vestido que le ha prestado su hermana, provisto con un amplio escote.

Inga no había probado nunca antes el alcohol, y Björn la anima a beber vino durante la cena. Después, el afortunado la lleva a su casa; y si bien ella se resiste inicialmente a sus avances, termina cediendo. Tras una “noche de pasión”, Inga regresa a casa de su hermana a altas horas de la madrugada, ya “hecha mujer”. Ha olvidado por completo al tímido e inocente Ole y ahora sólo tiene una cosa en la cabeza…

Para la tarde del día siguiente ha vuelto a citarse con Björn, lo que al principio alegra a Greta y Carsten. Pero éstos comienzan a inquietarse cuando pasan las horas y a la mañana siguiente ven que Inga no ha regresado…

Comentario

Un par de años antes que “Thriller- en grym film” (Bo Arne Vibenius, 1973) la ninfa nórdica Christina Lindberg participó en algunos productos softcore interpretando a macizas y adorables adolescentes que paso a paso iban descubriendo la sexualidad. “Maid in Sweden” es uno de éstos, y también uno de los primeros que se filmaron en Suecia con esa temática. Se trata de una co-producción sueca con EEUU, y el título en inglés es un obvio juego de palabras con doble sentido: “maid” (doncella) suena igual que “made” (hecho/a).

El aspecto dulce y angelical de Christina le permitió durante la primera mitad de los ´70 interpretar a quinceañeras; aunque en realidad ya pasara de los 20.

Las escenas eróticas y de sexo pueden parecer bastante insulsas y descafeinadas para el espectador de hoy (y también el largometraje en general), pero aún así en muchas escenas podemos deleitarnos contemplando los turgentes senos y la voluptuosa figura de la Lindberg.

En “Maid in Sweden” se observa desde la perspectiva de la protagonista un contraste que más tarde el „Thriller“ de Vibenius se dedicaría a profundizar: La gran diferencia existente entre la vida en el campo (plácida e inocente, aunque aburrida) y la vida en la ciudad; llena de “diversiones” pero también peligrosa. El abrupto cambio de su ambiente rural a la urbe no sólo corre el riesgo de corromper a la cándida jovencita, sino también incrementa para ella el riesgo de entrar en contacto con personajes indeseables que en las “junglas de asfalto” siempre están al acecho…

La banda sonora, de marcado corte hippy, es claramente representativa de aquella época – nótese también en éste contexto el detalle del póster de los Beatles en la casa de Greta y Carsten.

FHP, junio de 2016

Anuncios

One response to “Maid in Sweden – Dan Wolman, 1971

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s