El tercer yakuza – Takashi Miike, 1996

The third yakuza (V.O. Shin daisan no gokudô – boppatsu Kansai gokudô sensô)

Japón, 1996

Director: Takashi Miike

Género: Thriller, drama, gangsters

Guión: Shinsuke Inoue (basado en comic de Kazuhiko Murakami)

Intérpretes: Takeshi Caesar (Hazama), Keishiro Kojima, Kiyoshi Nakajo

Argumento

Reijiro Masaki, miembro del clan Todo en la ciudad de Kobe, recuerda la cruenta guerra de bandas entre yakuzas en la que recientemente participó. En esas luchas por el control de los negocios ilícitos tuvo que ejecutar a varios miembros de los Daimon, la familia rival. Cansado de la estéril violencia relacionada con su “profesión”, acaricia la idea de abandonar la Yakuza; que ya no es lo que era en otros tiempos – “ha perdido su espíritu caballeresco”.

De camino a su casa tiene un encontronazo con unos gamberros callejeros que le empujan y amenazan… y que no saben con quién se están metiendo. Masaki domina las artes marciales y tarda pocos segundos en dejar a los matones fuera de combate. Una vez en su casa se produce un grave seísmo (El terremoto de Kobe en enero de 1995, más de 4000 personas murieron).

Tras la catástrofe, el joven Atsushi y su amiga Yuki trabajan como voluntarios repartiendo alimentos y mantas a quienes lo han perdido todo. Son hostigados por unos pandilleros que llegan en sus motos, y que son los mismos a los que Masaki redujo en la anterior escena. Los delincuentes tratan de abusar de Yuki, pero Atsushi interviene y es apuñalado…

Masaki le comunica a su jefe su intención de abandonar la Yakuza, pero éste tiene reservada para él “una oferta que no podrá rechazar”: Le convierte en líder del clan Hattori, subordinado a los Todo. Masaki acepta tan alta responsabilidad, con la condición de que le permitan tomar como lugarteniente a Kentaro Soma; un yakuza camarada suyo que hasta el momento estaba con los Daimon. Con ese movimiento estratégico pretende consolidar la paz entre las dos familias que antaño se combatían.

Si bien ahora reina la tranquilidad entre ambos clanes tradicionalmente enfrentados, el nombramiento de Masaki para un tan alto cargo ha levantado ampollas en el seno de la propia familia Todo. El complotista Hazama no está conforme con el ascenso de Masaki, y buscará boicotearlo a toda costa.

Los pandilleros antes vistos extorsionan al dueño de una clínica. Le han tendido una trampa usando a la hermana quinceañera de uno de ellos como anzuelo. Reclaman una gran suma de dinero a cambio de no hacer público su “intento de violación”. Masaki, que mientras el doctor está siendo amenazado llega al hospital para visitar a Atsushi, alcanza a escucharlo todo. Atsushi es un protegido de Masaki. Éste representa para el joven la figura paterna, una especie de mentor.

A través de su informador Sone, Masaki se entera de que esa banda de moteros trabaja para Hazama; precisamente para el yakuza que en su propio clan desafía su nuevo cargo.

En la familia Todo se ha abierto una brecha que amenaza con hacer estallar una guerra civil. Por un lado están los partidarios de Masaki y por el otro los de Hazama. Para zanjar la disputa sin derramamiento de sangre el jefe máximo decide que se celebre una especie de cónclave donde los “capos” elijan por votación si debe ser Masaki o Hazama la cabeza de los Hattori. El jefe anuncia la asamblea con tres días de antelación.

Mientras tanto, Atsushi ha sido dado de alta y regresa junto a su hermana (?) Yuko, que es propietaria de un bar. Unos esbirros de Hazama irrumpen en el local y se llevan secuestrada a la chica. Hazama ha ordenado tomarla como rehén para forzar a Masaki a renunciar a su puesto. Esa noche Masaki recibe una llamada anónima en la que una voz le dice que no se presente al cónclave, si quiere evitar que la joven sufra algún daño…

Comentario

Buen thriller noventero de yakuzas, en la línea de los films que Miike solía realizar en sus comienzos.

El personaje de Masaki encarna a la ética honorable del samurai, una clase aristocrática y guerrera que al no estar ya presente en el Japón moderno es extrapolada a la Yakuza: Desde el principio percibimos el desengaño de Masaki dentro de la hermética hermandad. Originalmente él consideraba a la Yakuza como una sociedad destinada a preservar la tradición y el ninkyo (el espíritu caballeresco nipón); pero tras las innumerables traiciones y conjuras resuelve abandonar la organización: Sólo una cosa le impide hacerlo; su lealtad al jefe, quien le propone un cargo de liderazgo.

Ahora, con su nuevo puesto, se gana la enemistad de Hazama; provocando que los Todo se dividan en dos facciones. Aún así, y pese a que al principio quería abandonar, ahora Masaki no tirará la toalla; pues eso sería huir de la responsabilidad, tomar el camino fácil y decepcionar al jefe que le confió su cargo.

La mejor escena de la película es la del cónclave yakuza. Pese a la táctica ruin y rastrera de Hazama (secuestrar a la protegida de su rival para forzarle a “abdicar”) Masaki decide acudir a la ceremonia. Afirma no tener inconveniente en retirarse si eso es lo que desean la mayoría de los allí presentes… Pero antes reta a Hazama a una prueba de valor: El peligroso juego de la ruleta rusa. Así, frente a todos los demás, quedará patente quién está dispuesto a morir por el cargo y por la familia, y quién no es más que un cobarde. Masaki consigue dejar en evidencia al mezquino Hazama, desenmascarándolo como lo que es: Un gusano despreciable. Magistral la lección de Masaki: “Como jefe yakuza eres responsable de muchas vidas. ¿Qué clase de yakuza eres si no estás dispuesto a arriesgar la tuya propia?”.

Tras su vergonzosa derrota, Hazama no se practica el seppuku (como hubiera hecho un samurai siglos antes) sino que escapa y ordena desde su escondite que la rehén Yuko sufra las más abyectas vejaciones… También Soma, el lugarteniente de Masaki es cobardemente asesinado.

Para localizar a Hazama y vengarse de él, Masaki contará con la ayuda de su informador Sone, su discípulo Atsushi y el pintoresco Tazuko, una especie de travesti homosexual que bajo su maquillaje y sus modales afeminados es en realidad un eficiente luchador.

FHP, mayo de 2016

Anuncios

One response to “El tercer yakuza – Takashi Miike, 1996

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s