Las pasiones infernales – Juan Orol, 1969

Las pasiones infernales

México, 1969

Director: Juan Orol

Género: Drama, musical

Guión: Juan Orol

Intérpretes: Dinorah Judith (Marcia), Víctor Junco (Marco)

Música: Chucho Rodríguez

Argumento

En una paradisíaca zona costera de Puerto Rico, en la que muchas parejas acuden para pasar sus vacaciones de luna de miel, habitan rudos pescadores de perlas y unas bellas jovencitas conocidas como “las hijas del Sol”. Una de éstas es Marcia, ardiente y pasional, pretendida por muchos hombres. Ella está acostumbrada a usar sus encantos para conseguir lo que se propone. Siembra la cizaña entre los hombres y luego se hace la víctima.

Cuando a la isla llega el tímido Cándido, Marcia se dedica a seducirlo. Él trata de resistirse, pues ya está comprometido con Lucía. Ella se entera de lo que la “hija del sol” pretende y monta en cólera. Por su parte, muchos son los hombres que desean ganarse los favores de Marcia. Entre ellos el capitán de los pescadores de perlas y un mulato conocido como el negro José…

Comentario

Película bastante aburrida, lenta y soporífera, con numerosas inconsistencias de guión (de repente Lucía y Marcia se hacen amigas, pese a que la primera trataba de robarle el novio a la segunda, sin que se nos explique el por qué; primero Marcia parece ser la mala, luego resulta que es una víctima de los prejuicios raciales de los pescadores que la consideran mulata – !? –…) y aderezada con muchos e interminables números musicales. Todo comienza como una especie de documental sobre la isla caribeña, con los paisajes tropicales, el mar y las palmeras; recuerda más bien la publicidad de una agencia de viajes, narrador con voz en off incluído. La trama, el meollo del asunto, tarda mucho en surgir, es confusa y cuesta seguir el hilo. Se mezclan muchos elementos que no llevan a ninguna parte.

Al parecer, las muchachas conocidas como las “hijas del sol” cumplen un rol parecido al de las sirenas; seducir a los pescadores para conducirles a la perdición. “Esas mujeres tentadas por el Diablo les enardecen con pasiones infernales” (de ahí el título de la película), dice alguien sobre ellas, para añadir que “son hijas de Satanás”. También se alude a ciertas profecías afrocaribeñas, y ciertos ritmos y bailes sincopados a base de tambores y percusiones resultan reminiscentes del vudú haitiano. Cada cierto tiempo se producen peleas a golpes entre los pescadores, cuando no se escenifica un baile o alguien canta alguna canción (Tanto los números musicales como las peleas dan la impresión de estar estirados al máximo para rellenar metraje).

Las actuaciones en general son pésimas, resultando involuntariamente cómicas (y ese es el único punto “positivo” de la propuesta).

Obviamente, Juan Orol no estaba muy inspirado al realizar la película. Ésta vez él no aparece como actor. El papel de Marcia fue interpretado por su última musa y compañera sentimental Dinorah Judith, a la que vimos en “Historia de un gangster” (rodada en Miami; dirigida y protagonizada por Orol ese mismo año de 1969), largometraje mucho más entretenido.

FHP, enero de 2018

 

2 comentarios en “Las pasiones infernales – Juan Orol, 1969

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s