Hombres sin alma – Juan Orol, 1951

Hombres sin alma

México, 1951

Director: Juan Orol

Género: Gangsters, drama

Guión: Juan Orol, basado en historia de José G. Cruz

Intérpretes: Rosa Carmina (Malena), Tito Junco (Gustavo Alonso), José G. Cruz (Andrés Ramos)

Música: Antonio Rosado

Argumento

Malena es una vedette que en poco tiempo ha pasado de bailar en tugurios de mala muerte para actuar en los cabarets de mayor renombre. Su fulgurante ascenso despierta muchas suspicacias. Varios hombres la pretenden. Entre ellos Gustavo Alonso, un gángster que se dedica al mundo de la noche y el negocio del juego. René le reprocha a su hermano Gustavo la clase de vida que ha escogido.

Andrés, el chófer de Malena, está secretamente enamorado de ella, pero no se atreve a declarársele. Muy abatido se lo cuenta a su madre, quien le recomienda olvidar a la mujerzuela.

Tras un escándalo en el cabaret Malena es encarcelada. Gustavo paga la fianza y le propone que se case con él. Pero ella tiene un pasado turbio, y teme ser rechazada si le revela su secreto. Sin embargo, Gustavo ya sabe lo que Malena trataba de ocultarle (que tiene un hijo de otro hombre) y no le importa, desea casarse con ella de todos modos. Malena acepta. Gustavo le comunica la buena nueva a su hermano, y le pide que sea su padrino de bodas. Le promete que una vez casado sentará la cabeza y se apartará del mundo del crimen. Por primera vez, René está orgulloso de él.

Pero Burton, el rival de Gustavo, también desea a Malena para sí, y comienza a tramar un pérfido plan: Ordena a sus esbirros que secuestren a la cabaretera.

Malena le cuenta a Andrés que va a casarse con Gustavo; el chófer queda desolado e intenta convencerla de que recapacite, pero en ese momento ambos son abordados por los matones de Burton. Andrés recibe un balazo y Malena es raptada.

Gustavo inicialmente no sabe que se han llevado a su prometida por la fuerza, y teme que ella le ha abandonado. Pero logra averiguar que Burton, su mayor enemigo, es el responsable. Gustavo le reta a un duelo con navajas. Los contendientes resultan heridos y son arrestados poco después. Cada uno por su parte, planea escapar de prisión…

Mientras tanto, Malena es liberada de su cautiverio; pero el haber perdido a Gustavo, su protector, la hace caer en el alcoholismo y la prostitución. Andrés, que sobrevivió al tiro que le pegaron, la sigue amando pese a ello…

Comentario

Ésta película es la última parte de una trilogía filmada por Juan Orol; tras “El infierno de los pobres” y “Perdición de mujeres”, ambas de 1951. Los tres films están basados en la historieta “Percal”, de José G. Cruz, y cuentan las andanzas de una cabaretera que se encuentra en la encrucijada entre un “gángster bueno” (Gustavo) y “un gángster malo” (Burton). Éstos dos no son los únicos en disputarse sus favores, pues también aparece el taxista Andrés, ajeno al mundo del hampa, y provisto de características redentoras. Curiosamente, el personaje de Andrés está encarnado por el propio José G. Cruz, el autor de la historia. Orol acostumbraba a aparecer en sus películas como actor, pero no es así ésta vez (sólo realiza un pequeño cameo).

El tríptico fílmico es una de las producciones más ambiciosas de Orol (él mismo financió todo). Cruz quería que se condensara la trama en una sola película, pero el cineasta gallego consideró que valdría la pena dilatar la historia de Malena en tres largometrajes.

La trilogía “Percal” es un melodrama en el contexto del género policíaco, cine negro o de gángsters. También pertenece al llamado “cine de rumberas”, subgénero típicamente mexicano y cincuentero, en el que la protagonista solía ser una bailarina cabaretera caribeña. Orol descubrió para sus películas a varias rumberas cubanas que triunfarían también como actrices en la gran pantalla mexicana. Entre ellas Rosa Carmina, a la que ya vimos en “Gángsters contra charros” (1947) y que en ésta ocasión da vida a Malena.

En la película tiene un rol secundario un actor apodado “Trotsky”, que hace de diablo en la “Santa Claus” (1959) de René Cardona.

FHP, enero de 2018

2 respuestas a “Hombres sin alma – Juan Orol, 1951

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s