Nápoles… la Camorra desafía y la ciudad responde – Alfonso Brescia, 1979

https://i0.wp.com/ftv01.stbm.it/imgbank/GALLERYXL/NA/00689802.JPG

Napoli… la Camorra sfida e la città risponde

Italia, 1979

Director: Alfonso Brescia

Género: Polizziesco

Guión: Ciro Ippolito, Piero Regnoli

Intérpretes: Mario Merola (Francesco Gargiulo), Antonio Sabato (Vito), Jeff Blynn (Comisario De Stefano), Sabrina Siani (Maria)

Música: Edoardo Alfieri

Argumento

En las catacumbas de Nápoles se ha producido un tiroteo. El comisario llega al lugar de los hechos para investigar. Junto a los cadáveres halla una posible pista: Un mechero musical…

Tras ello vemos, en forma de flashback, que ese mechero pertenecía al empresario Francesco Gargiulo, dueño de una fábrica que opera en la zona portuaria.

Mientras tanto, unos sombríos individuos de aspecto amenazador llegan a una tienda de ropa pidiendo ver al propietario. Dicen ser de la “compañía aseguradora”, y quieren ofrecer una “póliza de daños”. Cuando el tendero dice que ya está asegurado, le responden que sólo la póliza que ellos le ofrecen cubre los “ataques con bomba”… Pues se trata de una banda de extorsionistas, que buscan cobrar el dinero semanal de “protección”.

El dueño del negocio los echa, y los camorristas van ahora a visitar a Gargiulo, a su nave industrial situada en el puerto. Cuando los gangsters llegan – una vez más, con la sutil excusa de los “seguros” – Francesco se está despidiendo de su hijo Marco y de su novia Maria.

Gargiulo entiende que tiene delante a matones de la Camorra, pero no se deja intimidar y también los echa de su oficina, diciendo que si él tiene su pequeña empresa es porque siempre ha estado trabajando honradamente.

Esa noche, una bomba destruye la tienda de modas cuyo propietario se había negado a pagar la “protección”. Mientras tanto, Gargiulo y su familia celebran despreocupadamente una fiesta, en la que Francesco canta una serenata a su esposa. Pero en medio del evento, una llamada telefónica destruye el alegre ambiente: También en el negocio de Gargiulo ha estallado una bomba, provocando cuantiosos daños materiales…

Comentario

Muy ameno y recomendable polizziesco protagonizado por el actor y cantante Mario Merola – quien en el rol de Francesco Gargiulo, el honrado y pequeño empresario que se rebela contra la Camorra, aprovecha para entonar alguna que otra folklórica canción napolitana a lo largo del metraje. A Merola tuvimos la oportunidad de verlo en otro polizziesco igualmente ambientado en Nápoles: “Napoli, Palermo, New York – Il triangolo della Camorra” (1981), también dirigido por Alfonso Brescia.

Cuando los delincuentes que amenazan el negocio de Gargiulo atacan a su hijo y a la novia de éste, propinándole una paliza a él y violándola a ella; el joven Marco decide actuar por su cuenta: Como es un apasionado de la fotografía se dedica a seguir en moto a los camorristas durante su rutina de cobradores, documentando su forma de proceder sacando fotos de los criminales para acumular así pruebas en su contra. Sin embargo, cuando tras una redada la banda de Vito es detenida, los negociantes extorsionados no se atreven a denunciar a los arrestados en la rueda de reconocimiento…

Sólo el valor de su hijo empuja a Gargiulo – quien no se fía de la policía – a investigar por su cuenta, y a combatir a la Camorra con todos los medios a su alcance.

La película critica no sólo las tramas de extorsión implementadas por la Camorra, sino también la cobardía de los pequeños y medianos empresarios que se dejan amedrentar y pagan religiosamente las cuotas de “protección”. Pues el engranaje de extorsiones que enriquece a los parásitos camorristas sólo puede funcionar gracias a la actitud pusilánime y cómplice de los que se dejan extorsionar. Sin embargo (al menos en ésta película) cuando la gota colma el vaso de la paciencia de los pequeños comerciantes, también éstos se saben organizar.

En el film que hoy reseñamos tiene su debut cinematográfico Sabrina Siani, en el papel secundario de Maria, la novia del hijo de Francesco. Sabrina, en aquel momento aún una adolescente, destacaría pocos años más tarde en las “barbarian-exploitation” (o espada y brujería a la italiana, hechas a imagen y semejanza del Conan de Milius pero con menos presupuesto), participando en producciones como “Ator el poderoso” (Joe D´Amato, 1982), “Gunan il Guerriero” (Franco Prosperi, 1982), “La espada salvaje de Krotar” (Michele Massimo Tarantini, 1982), la memorable “El Trono de Fuego” (Franco Prosperi, 1983); o también en la comedia de aventuras y parodia del subgénero canibalístico “Hija de la selva” (Umberto Lenzi, 1982).

En “Nápoles… la Camorra desafía y la ciudad responde” destaca la excelente banda sonora, compuesta por el poco conocido Eduardo Alfieri. La música, ya desde los títulos de crédito, cautiva la atención recordando al estilo característico del compositor argentino Luis Enríquez Bacalov (colaborador habitual de Fernando Di Leo). Además, la banda sonora contiene  melodías tradicionales napolitanas, música disco de la época y acompañamiento de ritmos a base de arpa bucal – como en los westerns de Leone.

FHP, diciembre de 2015

Anuncios

4 respuestas a “Nápoles… la Camorra desafía y la ciudad responde – Alfonso Brescia, 1979

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s