Papá, Santa Claus ha muerto – Evgeni Yufit, 1991

Papá, Santa Claus ha muerto (V.O. “Папа, умер дед Мороз“ a.k.a. “Daddy, Santa Claus is dead”)

Rusia, 1991

Director: Evgeni Yufit

Género: Surrealismo, experimental

Guión: Vladimir Maslov, basado en cuento de Alexei Tolstoy

Intérpretes: Anatoliy Egorov, Ivan Ganzha, Maksim Gribov, Lyudmila Kozlovskaya

Argumento

En unos pasadizos subterráneos un individuo se ahorca accidentalmente en una soga de alambre. Un niño desvalija al muerto llevándose hasta los calzoncillos. Se trataba de una trampa premeditadamente colocada en el alcantarillado para atrapar incautos y robarles sus pertenencias.

Mientras tanto, un hombre de aspecto tímido y grandes gafas gruesas se dispone a visitar a su primo. Éste vive en una dacha, típica casa rural rusa. El de las gafas es un biólogo que estudia obsesivamente la vida de ratones y topos. De camino se encuentra en el campo a una mujer vendada como si fuera una momia.

Una vez los primos se reencuentran, permanecen largos minutos mirándose fijamente y sin decir nada.

La mujer del primo intenta pescar lanzando palos al agua, mientras en los alrededores del lago van apareciendo cadáveres semienterrados…

Comentario

Que nadie se engañe: Éste extrañísimo film no tiene pese a su título nada de navideño. Estamos más bien ante una especie de “Eraserhead” ruso, ante cine experimental rodado en blanco y negro con un acentuado e intencional toque “retro” en todos los aspectos. Diríase por su estética que es de los años ´50 o ´60 y no de 1991.

Los personajes no tienen nombres y casi no hay diálogos. La soporífera película carece de banda sonora hasta durante los títulos de crédito.

Algunas escenas, como la del largo viaje en tren con su constante traqueteo, recuerdan a la japonesa “Heya/The Room” (Shion Sono, 1992), también muy experimental e igualmente en blanco y negro.

Si la película tiene alguna ventaja, es que con sus 76 minutos no se hace demasiado larga. Sin embargo, durante esos 76 minutos no aparece nada ni nadie que remotamente recuerde al Dyed Marós (дед Мороз, literalmente “Abuelo Frío”), el equivalente ruso del Papá Noel que da título a la película. Se suceden una serie de inconexas escenas sórdidas que algunos califican de “oscura poesía visual” o, más pomposamente, como “necrorrealismo”. Lo cierto es que la lenta cadencia del metraje es harto monótona y aletargante, hasta el punto de que la propuesta puede ser considerada un potente somnífero. Bostezos garantizados.

FHP, diciembre  de 2015

Anuncios

One response to “Papá, Santa Claus ha muerto – Evgeni Yufit, 1991

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s