Un jinete llamado Muerte – Karen Shakhnazarov, 2004

Un jinete llamado Muerte (V.O. Всадник по имени смерть) a.k.a “The Rider named Death”

Rusia, 2004

Director: Karen Shakhnazarov

Guión: Aleksandr Borodyanskiy, basado en novela de Boris Savinkov

Intérpretes: Andrei Panin (Georges), Kseniya Rappoport (Erna), Artyom Semakin (Vanya)

Música: Anatoli Kroll

Género: Drama, histórica

Argumento

Rusia, a comienzos del siglo XX. En el prólogo del film, una atractiva y elegante joven pide audiencia en un palacio para realizar una consulta a un ministro. Se presenta como “la princesa de…” y pronto recibe la autorización para entrar en las oficinas del importante político. Una vez ante él, la chica saca una pistola y le dispara varios tiros hasta matarlo. Pues en realidad la muchacha no era una princesa, sino una agente de una célula subversiva.

Son los años de efervescencia revolucionaria que golpean con contundencia especialmente a San Petersburgo y Moscú. Numerosos atentados son perpetrados aquellos años contra aristócratas y exponentes del régimen zarista. Grupos comunistas o anarquistas se organizan contra la vetusta dinastía de los Romanov, que inicia a tambalearse. Pero también algunos apolíticos se movilizan, mercenarios o nihilistas, como asimismo aventureros o románticos sin ideología concreta que convierten al terrorismo en un estilo de vida.

Entre éstos últimos se encuentran los integrantes del grupo comandado por George, un individuo de misteriosa procedencia y oscuros orígenes, que se hace pasar por inglés y usa múltiples identidades. La pequeña organización de George planea asesinar a un duque, y vigilan constantemente la mansion de éste, pendientes de sus rutas y horarios.

A la banda también pertenece Erna, la amante de George, que es una experta en explosivos. Ella fabrica las bombas con las que los terroristas pretenden hacer volar por los aires al duque. Erna está enamorada de George, pero éste no la corresponde (aunque se acueste con ella). George no puede olvidar a la bella Elena, su amor platónico, una joven que está casada con un oficial zarista.

Un pesado reportero procedente de Lituania trata de indagar acerca del misterioso George, sospechando tras escarbar en su pasado que el misterioso “inglés” tiene mucho que ocultar. George logra quitárselo de encima por el momento, aunque el periodista no desiste, y lo sigue por toda la ciudad.

La célula terrorista se ve obligada a cambiar de residencia constantemente, van de hotel en hotel y de pensión en pensión; usando siempre nuevas y falsas identidades. Pero no abandonan la idea de matar a ese duque, al que vigilan sin cesar. Cada noche repasan el plan y van puliendo sus proyectos conspirativos. Una vez están a punto de lograr su objetivo, pero deben posponerlo cuando se percatan de que el duque toma otro itinerario.

En otra ocasión, para estar seguros de que uno de ellos podrá lanzar la bomba al coche del aristócrata, tres de los terroristas aguardan en distintas calles, cada uno con un paquete-bomba. Es seguro que el duque tiene que pasar al menos por una de esas calles. Pero ésta vez va acompañado por su familia, por su esposa e hijos pequeños. Vanya, uno de los confabulados, se echa atrás al ver que en el coche también hay niños, y no lanza la bomba. Pero cuando el coche se mete en la calle en la que espera Fyodor con su bomba, éste tiene menos escrúpulos y lanza el mortal paquete al coche…

Sin embargo, aunque el paquete rompe los cristales de la ventanilla y cae en el compartimento donde se encuentra la aristocrática familia, la carga de dinamita no explota. Fyodor, disfrazado de militar para tratar de confundir a sus perseguidores, intenta escapar por las callejuelas pero la policía zarista le pisa los talones. Se produce un tiroteo, hasta que el cercado Fyodor decide descerrajarse un tiro en la sien.

Ahora quedan menos terroristas y el duque sigue vivo; lo que supone un nuevo fiasco para los planes de George…

Comentario

La película recrea una época en la que efectivamente proliferaban los atentados con bomba contra representantes del gobierno en la parte más occidental del Imperio Ruso.

La ola de atentados, de hecho, ya empezó durante la segunda mitad del siglo XIX (el zar Alejandro II, abuelo del último emperador, pereció en 1881 a consecuencia de un magnicidio); y se recrudecería en los años previos al definitivo colapso del régimen que daría pie a la instauración de la URSS por parte de Lenin y sus bolcheviques.

Las motivaciones profundas de los personajes, así como sus orígenes, no son inicialmente fáciles de comprender. Aunque Vanya o Fyodor están irritados por la corrupción del decrépito régimen y las desigualdades sociales se intuye que son en cierto modo manipulados y usados por “George”; y que éste es un agente al servicio de una potencia extranjera para precipitar la caída de los Romanov. El descontento popular que sobre todo existía en las grandes ciudades rusas en aquellos años fue explotado por los cabecillas de ciertos movimientos que trataban de extender el caos.

Llama la atención que en aquella época hasta los „antisistema“ y „subversivos“ („comunistas, anarquistas, terroristas“) vestían de manera elegante y distinguida, siempre de traje y corbata.

El director de origen armenio Karen Shakhnazarov realizó además otros films de temática histórica como “El asesino del Zar” (Цареубийца, 1991); sobre el atentado que costó la vida a Alejandro II; o “Tigre Blanco” (Белый тигр, 2012); ambientada durante la II Guerra Mundial (o Gran Guerra Patriótica, como la llaman los rusos).

FHP, noviembre de 2015

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s