Shirly-Mirly – Vladimir Menshov, 1995

Shirly-Myrli (Ширли-мырли) a.k.a. “What a Mess!

Rusia, 1995

Director: Vladimir Menshov

Guión: Vladimir Menshov, Vitaliy Moskalenko, Andrei Samsonov

Intérpretes: Valeriy Garkalin (Vasiliy Krolikov / Innokentiy Shniperson / Roman Almazov / Patrick Crolikow ), Vera Alentova (Carol Abzats / Zemfira Almazova / Lusiena Krolikova / Whitney Crolikow )

Música: Timur Kogan

Género: Comedia

Argumento

Rusia post-soviética, años noventa. En las minas de la remota región de Yakutia encuentran un gigantesco diamante, descubrimiento insólito. La enorme piedra preciosa es escoltada por militares fuertemente armados hasta Moscú. „Si la vendemos al extranjero, podremos pagar toda nuestra deuda externa… y además cada ruso podrá pasar tres años de vacaciones en las islas Canarias” dice el presidente en una alocución televisiva.

Un representante del gobierno es enviado a Nueva York para vender el diamante. Se ha acordado que recibirá a cambio miles de millones de dólares… Pero quienes están por adquirir la piedra descubren que se trata de una falsificación: El supuesto diamante cae de la mesa y se quiebra en miles de pedazos; no era más que un vulgar cristal.

Los rusos llegan así a una conclusión: Alguien les ha tenido que pegar “el cambiazo”. Se sospecha de un hábil ladrón profesional llamado Vassili Krolikov, experto además en el arte del disfraz. El tal Krolikov se encontraba en los alrededores del aeropuerto cuando el diamante llegó procedente de Yakutia.

Krolikov va a visitar a su madre, Praskovya Krolikova, que está más acostumbrada a ver a su hijo por televisión (pues es un delincuente célebre). Allí llega la policía y realiza una redada: Vassili es arrestado. Al no encontrar el diamante, los detectives imaginan que se lo ha tragado, y de inmediato quieren llevarlo a la mesa de operaciones para extraérselo. Sin embargo, Krolikov logra escaparse de la ambulancia en marcha, aprovechando además la ocasión para robarle el reloj a uno de los médicos que debía operarle. Se sucede acto seguido una persecución por las calles de Moscú, Krolikov salta de la ambulancia a un tranvía hasta que consigue dar esquinazo a sus perseguidores.

Al mismo tiempo, cerca de allí, está por celebrarse la boda entre el director de orquesta Innokenty Schniperson y su prometida Carol Absatz, ciudadana estadounidense. Schniperson es físicamente idéntico a Krolikov. La policía lo confunde con él y el músico es detenido.

Por otro lado, los integrantes de una banda de gangsters están interesados en adquirir el preciado diamante, e igual que la policía siguen y persiguen a Krolikov.

Cuando Vassili ve por televisión (desde casa de su madre) el arresto de Schniperson, se queda completamente atónito: Ese indivuo es idéntico a él. Praskovya Krolikova termina revelando que Vassili tiene un hermano gemelo, y que ella lo envió a un orfanato en su niñez al no poder hacerse cargo de los dos. Además, ella en realidad no es su madre, sino su tía; pues la madre de ambos era su hermana…

A partir de entonces se sucederán diversas situaciones de confusión entre los dos hermanos gemelos, el uno ladrón profesional y el otro director de orquesta; el paradero del diamante es una incógnita para todos, y tanto la policía como los bandidos seguirán pisando los talones a Krolikov y Schniperson, tomando continuamente al uno por el otro.

Comentario

Disparatada y caótica comedia de enredos, ambientada y rodada en la Rusia del galopante descalabro financiero y de las privatizaciones masivas de la era Yeltsin. La funesta situación económica de la Rusia de aquellos infaustos años noventa está sutilmente reflejada en numerosos momentos de la película (como la idea de vender el diamante al extranjero “para pagar la deuda externa”).

El estilo humorístico tiene muchas influencias del “slapstick” y recuerda a un comic de “Mortadelo y Filemón” o una pieza de teatro de Ionesco. Hay multitud de “gags” con juegos de palabras, que probablemente pierden bastante con la traducción. Por ejemplo, cuando los rusos intentan vender el diamante en Nueva York, el intermediario dice al comprador que el diamante es “campeón de karate” (jugando con la palabra “karat”, que quiere decir “quilate”).

El apellido Krolikov, por cierto, equivaldría a “Conéjez”; pues “krolik” significa “conejo” en ruso. De hecho, en los subtítulos en inglés a Krolikov lo llaman “Rabbitov”.

El director del film, Vladimir Menshov, realizó en 1979 el interesante drama “Moscú no cree en las lágrimas” (V.O. “Москва слезам не верит“); sobre una mujer que debe criar sola a su hijo. Es curioso el enorme contraste existente entre las dos películas: Una, un melodrama lacrimógeno (como ya su propio título indica) y la otra una desenfadada comedia de enredos que no se toma en serio a sí misma.

FHP, noviembre de 2015

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s