Santo en el hotel de la muerte – Federico Curiel, 1963

https://i2.wp.com/www.morbidofest.com/wp-content/uploads/2014/03/santo_in_hotel_of_death_poster_02-1.jpg

Santo en el hotel de la muerte

México, 1963

Director: Federico Curiel

Guión: Federico Curiel, Antonio Orellana, Fernando Osés

Intérpretes: Fernando Casanova (Fernando), Ana Bertha Lepe (Virginia), Santo (él mismo)

Música: Enrico C. Cabiati

Género: Suspense, lucha libre

https://img0.etsystatic.com/213/0/15300497/il_570xN.1214076224_7nfj.jpg

Argumento

Unos turistas que se encuentran visitando pirámides aztecas se alojan en un hotel cerca de las mismas. El profesor Corbera, experto en arqueología, los guía a través de las ruinas; mostrándoles la estatua de la diosa del amor y de la muerte. También el académico es uno de los huéspedes del hotel. Entre los turistas se encuentra don Armando, un acaudalado caballero acompañado de sus tres hijas; un taciturno individuo que siempre está leyendo y parece ser novelista; y una pareja de recién casados. Una noche, el joven matrimonio realiza un espantoso hallazgo en un riachuelo cercano al hotel: Ven el cadáver de una muchacha flotando en el agua. La conocían de vista, pues era una turista colombiana también hospedada allí, que había participado durante la mañana en la excursión a las pirámides. Pero cuando los demás son alarmados, el cuerpo ha desaparecido. Al parecer se lo ha llevado la corriente, pero en los días sucesivos no hay ni rastro de la supuesta muerta.

Don Eusebio, el propietario del hotel, hace venir a dos detectives procedentes de la ciudad para que se encarguen del caso. Fernando y Conrado se ponen de inmediato en camino. Pero el superior de ambos les ha advertido que deben mantener la más absoluta confidencialidad acerca de la misión. Por lo tanto Fernando no le dice nada ni siquiera a su novia Virginia, quien es periodista. Ella, sin embargo, intuye que Fernando se trae algo entre manos y metomentodo como es les sigue a él y a Conrado hasta la región de las pirámides.

Mientras tanto, el novelista traba conversación con don Armando, dándole a entender que está al corriente de ciertos detalles oscuros de su pasado: Sabe que las tres chicas que le acompañan no son sus verdaderas hijas, pues él se casó con una viuda rica tras abandonar a su primera mujer. A cambio de su silencio el individuo le pide dinero; dándole tres días de plazo para que le pague la suma en efectivo.

Los dos detectives llegan al hotel y son recibidos por don Eusebio, quien les informa sobre los pormenores del aparente crimen. No se ha encontrado ningún cadáver, pero la pareja insiste en haber visto el cuerpo de la joven en el arroyo. Poco después, para desconcierto de Fernando, llega por sorpresa su novia la reportera Virginia, acompañada por su amiga Irene.

Fernando comienza a investigar, él y su compañero tienen a todos los huéspedes como potenciales sospechosos; se dedican a registrar las habitaciones. Encuentran un mensaje anónimo dirigido a don Eusebio. Todo indica que quieren presionarlo para que venda su hotel.

Virginia escucha una conversación telefónica que mantiene Irene: Alguien la está amenazando. Virginia corre entonces a informar a Fernando y Conrado. Éste último se dirige a la habitación de Irene para protegerla y la encuentra degollada en la bañera. Cuando avisa a los demás, todos corren para ver qué sucede… Comprobando que, una vez más, el cadáver se ha esfumado.

No serán éstas las únicas víctimas. Otras chicas hospedadas en el hotel también tendrán un destino similar. Los detectives no se explican quién puede estar interesado en matar a esas mujeres (ninguna se conocía entre ellas), y por qué los cuerpos siempre desaparecen poco después.

Virginia le insiste a Fernando que llame a su amigo el Santo. El investigador, herido en su orgullo, quiere demostrarle a su novia que es capaz de resolver el caso solo (o como mucho, con la ayuda de Conrado). Pero cuando unos individuos atacan a Fernando dejándolo inconsciente, Virginia misma se pone en contacto con el Santo. Éste promete ocuparse del asunto y se dirige hacia allá.

Entretanto don Armando, coaccionado por el chantajista, escucha debajo de su habitación extraños ruidos procedentes del subsuelo. Alguien parece estar cavando en unos pasadizos secretos…

https://i0.wp.com/www.benitomovieposter.com/catalog/images/movieposter/67458.jpg

Comentario

En ésta entretenida película de la saga del Santo, éste no es el auténtico protagonista; ya que no aparece hasta la segunda mitad. El personaje principal es el detective Fernando (interpretado por Fernando Casanova). El mayor peso de la trama no está en la acción sino en el suspense y el misterio. Hay un solo combate de lucha libre que dura pocos minutos, aunque después también vemos alguna que otra pelea entre los bandidos y el mítico luchador enmascarado.

Podría decirse que el film tiene características del giallo, ya que se produce una serie de crímenes tras lo cual una investigación con el correspondiente whodunit debe esclarecer la identidad y los motivos del “asesino”. Para el detective encargado del caso, todos los huéspedes son potenciales culpables hasta que no se demuestre lo contrario. Paralelamente a la investigación que Fernando realiza sobre las (cada vez más) mujeres desaparecidas, el Santo descubre que don Armando está siendo chantajeado. Pero el chantajista, una vez detenido, afirma no tener nada que ver con los asesinatos.

Al final, no todo es lo que parece… El responsable de las desapariciones, ayudado por sus compinches, se había dedicado a dejar pistas falsas con la intención de poder dedicarse con tranquilidad a su auténtico objetivo (empleando pues una maniobra de distracción). Y tal objetivo estaba relacionado con el tesoro azteca oculto en las pirámides…

https://i1.wp.com/i64.tinypic.com/24etj0h.jpg

El largometraje fue filmado en el Hotel Vasco de Cuautla (estado de Morelos), que aún existe a día de hoy; y que se encuentra efectivamente cerca de unas pirámides precolombinas, las de la zona arqueológica de Xochicalco.

Virginia está interpretada por Ana Bertha Lepe, actriz que aparece en la excelente “El beso de ultratumba” (Carlos Toussaint, 1963).

“Santo en el hotel de la muerte”, película que durante muchos años se consideró perdida, fue dirigida por Federico Curiel, realizador de varias entregas más sobre las aventuras del Enmascarado de Plata, entre ellas “Las momias de Guanajuato” (1972) y “Santo contra la mafia del vicio” (1971).

FHP, febrero de 2017

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s