El fantasma de Sodoma – Lucio Fulci, 1988

https://i0.wp.com/www.cultreviews.com/wp-content/uploads/2010/10/Il-fantasma-di-Sodoma-aka-Sodomas-Ghost-poster.jpg

El fantasma de Sodoma

Italia, 1988

Director: Lucio Fulci

Género: Terror, softcore

Guión: Lucio Fulci, Carlo Alberto Alfieri

Intérpretes: Claudio Aliotti (Paul), Maria Concetta Salieri (Celine), Jessica Moore (Mary), Robert Egon (Willy el Nazi)

Música: Carlo Maria Cordio

Argumento

1943, en algún lugar de la Francia ocupada. Un grupo de oficiales nazis corruptos y decadentes celebran en una villa una desenfrenada orgía, donde el alcohol fluye a raudales. Uno de los participantes filma cámara en mano las lúbricas andanzas de sus camaradas con las prostitutas. De repente, una bomba del enemigo cae sobre ellos interrumpiendo (para siempre?) sus libertinas voluptuosidades…

Algo más de cuatro décadas después una pandilla de amigos (tres chicos y tres chicas) realiza una excusión por la campiña francesa, a bordo de un todoterreno Range Rover. Su destino es París, pero el vehículo no funciona como debería y deciden quedarse en la zona hasta haberlo reparado. Así, llegan hasta una villa abandonada –  que, como no podía ser de otra manera, es aquella donde los nazis vistos en la escena introductoria se entregaban a sus orgiásticos excesos.

Está a punto de anochecer y los jóvenes deciden pasar allí la noche. Logran entrar sin dificultad al descubrir la llave bajo la alfombrilla de la puerta. En la casa encuentran la mesa puesta, como si alguien hubiera estado esperando su visita.

Se dedican a exploran la vieja mansión, en cuyas paredes cuelgan cuadros con motivos eróticos. Mary, una de las chicas, comienza a excitarse. Sus inclinaciones sáficas son bastante evidentes; y se insinúa sin pudor con su tímida amiga Anne. En la bodega encuentran botellas de vino, cosecha de los años ´40. Mark, uno de los chicos, se dedicará de ahora en adelante a beber en demasía.

Cuando se retiran a las habitaciones para dormir, un inquietante individuo aparece en el cuarto de Céline, otra componente del grupo. Se trata del fantasma de Willy, uno de los soldados germanos muerto más de cuarenta años atrás. La presencia de la joven, durmiendo en su cama, ha servido para “revivirlo”…

A la mañana siguiente, tras reparar el automóvil, se disponen a continuar su viaje. Pero algo les impide abandonar el área… Por más que miran en el mapa y conducen en una y otra dirección, siempre llegan al mismo sitio: A la villa abandonada.

No tienen más remedio que pasar allí una noche más. Intentan racionalizar lo ocurrido, pero entre los amigos va extendiéndose el convencimiento de que algo siniestro flota en el ambiente. A través del teléfono de la casa intentan llamar a la policía, pero sólo consiguen contactar con el cementerio. Y después se corta la línea.

Y al día siguiente, no sólo no pueden alejarse de las inmediaciones de la villa, sino que ni siquiera pueden salir ya de la casa. Puertas y ventanas están herméticamente cerradas. Se percatan de que están atrapados dentro; no tienen escapatoria. La locura y la desesperación irán apoderándose de ellos. Mientras tanto, los espectrales nazis permanecen al acecho…

https://i0.wp.com/www.bloodsprayer.com/wp-content/uploads/2010/06/Clipboard01i668.jpg

Comentario

Cruce entre infame naziexplotation y film de casas encantadas perpetrado por un Fulci en horas bajas. Sorprende el alto contenido sexual (con varios momentos picantes y escenas en top-less de la exuberante Luciana Ottaviani), algo nada habitual en éste director, y la película recuerda por su estilo más bien a una de las producciones softcore de Joe D´Amato (El momento en el que, durante la orgía introductoria uno de los oficiales juega al billar con la prostituta abierta de piernas en la mesa es un ilustrativo ejemplo).

El interesante título del largometraje es una clara alusión a la pasoliniana “ Salò o las 120 jornadas de Sodoma” (1975), basada a su vez en la obra del Marqués de Sade. En la polémica última película de Pasolini también se muestran las sórdidas peripecias de unos ocupantes nazis degenerados, y la historia transcurre asimismo casi íntegramente en el interior de una villa. Pero hasta ahí las similitudes entre ambas propuestas.

Es curioso mencionar los paralelismos estructurales entre el film que nos ocupa y otra contribución de Fulci del mismo periodo, “La casa de los relojes” (1989). En esa otra película rodada originalmente para la televisión (y de calidad bastante superior) también un grupo de amigos llega a una casa de la no pueden escapar y donde se ven asediados por fantasmas. Igualmente el climax es muy similar, sueño y realidad se confunden, y en la historia existe una ciclicidad temporal que resulta logradamente sugestiva – algo que,de igual modo, sucede en “Las puertas del silencio” (1991), último film del director.

Entre los intérpretes destaca Luciana Ottaviana alias Jessica Moore en el rol de Mary (con sus latentes pulsiones lésbicas y sus histéricos ataques de pánico). Ésta actriz de turgentes senos participaría en producciones softcore de Joe D´Amato como “Once días, once noches” (1987), así como en la memorable e infravalorada “No tengáis miedo de la tía Marta” (Mario Bianchi, 1988) – cuyo tema central es también una casa encantada.

Durante la tormenta que estalla una noche, se refleja de manera “subliminal” la sombra de una svastika en las paredes. La escena de la ruleta rusa es bastante tensa, y la descomposición acelerada del cadáver está implementada con solventes efectos especiales.

Por otro lado, algunos diálogos son involuntariamente cómicos (“no hables de pasadizos secretos y lugares ocultos en la casa, eso sólo ocurre en las películas de serie B”, o cuando encuentran la bobina de la grabación de 1943, uno de los chicos exclama “Ahí está la solución a nuestros problemas!”)

“Los fantasmas de Sodoma” es una de las películas más flojas de Fulci, como él mismo reconocía. Pero no resulta del todo desdeñable, y será entretenida para los sibaritas del trash.

FHP, mayo de 2017

Anuncios

One thought on “El fantasma de Sodoma – Lucio Fulci, 1988

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s