Gunan el guerrero – Franco Prosperi, 1982

https://scontent-lhr3-1.xx.fbcdn.net/v/t1.0-9/14088653_10154531560403169_317142488121865613_n.jpg?oh=7ca0bd329e1d4e43bb28b2230330c64b&oe=59B20477

Gunan el Guerrero (V.O. Gunan il Guerriero)

Italia, 1982

Director: Franco Prosperi

Guión: Piero Regnoli

Intérpretes: Pietro Torrisi (Gunan), Malisa Longo (Marga), Emilio Messina (Nuriak), Sabrina Siani (Lenni)

Música: Roberto Pregadio

Género: Espada y brujería

Argumento

En una edad remota y oscura, perdida en las brumas del tiempo, el consejo de ancianos de una tribu guerrera determinó tras consultar los astros que estaba por nacer un Elegido, un líder carismático destinado a enfrentarse a las fuerzas malignas para instaurar una época de paz y prosperidad. Según la profecía de las estrellas, ese Elegido debía llevar el nombre de Gunan;  y nacería como hijo del caudillo Mevian en un campo de batalla.

Mina, la esposa de Mevian, está a punto de dar a luz. Al mismo tiempo, el poblado es invadido por las hordas del feroz Nuriak y sus sanguinarios secuaces, quienes pasan a cuchillo a los habitantes del lugar en una atroz espiral de exterminio.

Para sorpresa de Mevian son dos los bebés que su mujer alumbra y no uno como auguraban las profecías. Antes de que las hordas de Nuriak lleguen hasta su choza, el jefe del poblado entrega los recién nacidos a la comadrona para que huya a ponerlos en seguridad. También un medallón sagrado, que deberá portar el Elegido como prueba y símbolo de su poder.

Tras ello, Mevian interviene en la lucha para defender a su pueblo y cae heróicamente en el fragor de los combates. El malvado Nantuk llega hasta donde está Mina, convaleciente del parto. El cruel invasor la atraviesa con su espada. Pero se da cuenta de que la mujer acaba de ser madre, y Nuriak conoce la profecía: Sabe que era Gunan, el Elegido, el bebé que la esposa de Mevian llevaba en sus entrañas. Ordena pues a sus esbirros que encuentren al niño a toda costa para eliminarlo. Nuriak, un siervo de las Fuerzas del Mal, debe impedir que Gunan crezca, triunfe y restaure la Edad Dorada.

Mientras tanto, la anciana comadrona ha llevado a los dos mellizos hasta una playa, donde cae desfallecida. Poco después, unas mujeres guerreras encuentran a los niños, junto al cuerpo de la vieja y el medallón. La tribu de las Kunias, una especie de amazonas vestales, adopta a los dos bebés. Los cría y entrena hasta que los hermanos se convierten en dos hombres robustos, uno rubio y el otro moreno, hábiles en la lucha y en el manejo de la espada.

Pero sólo uno de ellos podía ser Gunan, el Elegido. “El espíritu de Gunan vagaba desconcertado, debatiéndose entre dos formas humanas”, ese conflicto repercutió a nivel cósmico desatando la furia de los elementos y provocando virulentos cataclismos.

Las kunias deben someter a los dos hermanos a una prueba, para establecer cuál de los dos es el auténtico Gunan, el que deberá enfrentarse a las Fuerzas del Mal encarnadas por Nuriak.  Tras una carrera, primero a pie y luego a caballo, y un combate cuerpo a cuerpo y con armas, el rubio/castaño resulta vencedor. A su derrotado hermano le perdona magnánimamente la vida.

Gunan, ahora un solo hombre y un solo espíritu, regresa ante las kunias. Marga, la suma sacerdotisa de la tribu, le hace entrega del medallón y de la Espada Mágica; que tiene “la fuerza de las estrellas”. Marga le muestra a Gunan sobre la superficie del agua la imagen del pérfido Nuriak, el enemigo al que debe dar muerte para vengar a su estirpe y restablecer el orden cósmico. La sacerdotisa le explica además que el motivo por el cual fueron concebidos dos en lugar de uno se debe a una infidelidad que tuvo su madre, pues sólo él es hijo de Medián, el otro es fruto de una relación adúltera; eso fue lo que alteró la profecía (?!).

El otro hermano, el “sin nombre”, vigila a Gunan y se dispone a partir antes que él para tener el privilegio de eliminar a Nantuk – pero con la intención de ocupar su puesto como representante del Mal en la tierra. Pues el otro es el lado negativo de Gunan, su polo opuesto, su antítesis, su némesis. Así, el hermano derrotado roba el medallón de Gunan e inicia la búsqueda de Nantuk y sus ejércitos.

Al alba, el auténtico Gunan se pone en camino. Nantuk prosigue la búsqueda de Gunan después de tantos años, interrogando a las gentes que caen en sus garras para después asesinarlas sin compasión. El falso Gunan llega a su encuentro y le desafía, pero rápidamente muere durante el enfrentamiento y es decapitado. Ahora Nantuk está seguro de su victoria, convencido de haber eliminado al Elegido. No sabe que el verdadero Gunan, que llega allí poco después encontrando el cadáver de su hermano, le sigue la pista y no descansará hasta dar fin a su reino de terror…

Al mismo tiempo, las kunias han realizado una redada en un pueblo capturando a varias muchachas. Éstas jóvenes están destinadas a perpetuar la tribu de amazonas-vestales, concibiendo con esclavos hijas que habrán de convertirse en futuras kunias. Una de éstas chicas apresadas es la bella Lena. Cuando Gunan regresa herido al poblado de las kunias tras su primera batalla contra Nuriak, ve a Lena y se enamora instantáneamente de ella… Eso despertará los celos de la sacerdotisa Marga, quien siempre se sintió atraída por el apuesto Gunan. Tales celos podrían acarrear consecuencias impredecibles y nefastas…

https://i2.wp.com/www.movpins.com/big/MV5BNjNlN2U2ZjctMDljMC00Mjg5LTg4NmYtYTFiODc0NzRlNzM4XkEyXkFqcGdeQXVyNDUxNjc5NjY/gunan-il-guerriero-1982-large-picture.jpg

Carátula alemana

Comentario

El Gunan de Franco Prosperi, película camuflada como una mediocre producción de espada y brujería de serie B, se adentra (voluntariamente o no) en el terreno de la leyenda y el mito, en el fascinante mundo del inconsciente colectivo, siguiendo los esquemas que se repiten en las sagas de numerosos pueblos de la Antigüedad. Gunan es “el Elegido”, una figura redentora que toma forma humana; como el Kalki Avatara del hinduísmo, el Buddha Maitreya, el Imam Mahdi islámico o el Mesías judeocristiano; y que llega como Salvador al final de una era para inaugurar un nuevo ciclo. La película refleja la perenne y eterna lucha entre el Bien y el Mal, una dicotomía de claras reminiscencias gnósticas que impregna las tradiciones de aquellos pueblos que no han perdido sus vínculos con lo transcendente. Todo ello pasa desapercibido a los ojos del espectador superficial, que sólo cree tener ante sí una italianada casposa de bárbaros.

A causa de los errores de los hombres, del “pecado original” (en el caso concreto del film es el adulterio de la madre), el orden cósmico ha sido ultrajado y el “Elegido” encarna por duplicado, con un hermano-clon, que es su versión maligna y antagónica. El arquetipo de los “dos hermanos” nos retrotrae a Caín y Abel, o a Rómulo y Remo. Sólo uno debe prevalecer. Gunan tiene en su hermano “gemelo” una burda copia, una imitación grotesca; el “falso mesías” (“El Anticristo”).

“Gunan el guerrero” comienza con la voz en off de un narrador que se explaya en unas divagaciones místicas y filosóficas bastante más farragosas que las precedentes, incluyendo una perorata sobre la génesis planetaria a través de “los milenios y las iluminaciones” (con imágenes de luchas entre dinosaurios incluídas!).

Al igual que otras barbarian-explotation que pretendían aprovechar el éxito del Conan de Milius, “Gunan el guerrero” carece de un presupuesto digno y pese a lo interesante del planteamiento el guión está desastrosamente desarrollado, presentando a lo largo del metraje numerosas incoherencias y situaciones absurdas. Por ejemplo, cuando los dos hermanos se pelean bajo el arbitrio de las amazonas, la sacerdotisa Marga les dice: “¡No seáis estúpidos, no debéis pelear entre vosotros!” – Cuando se supone que tienen competir en una prueba para aclarar cuál de los dos es el “Elegido” (Pelear entre ellos es su obligación).

https://i.ytimg.com/vi/KsMsVlX4zR4/hqdefault.jpg

La gigantesca “Espada mágica” que Gunan carga a sus espaldas parece de cartón-piedra, y durante los combates (que por algún ignoto motivo siempre vemos ralentizados) rebota ridículamente en los cuerpos de los adversarios.

También es digno de mención el absurdo de que los gemelos a los que trae al mundo la madre de Gunan sean cada uno de un padre distinto (Aunque en los relatos mitológicos se encuentran a menudo análogos “disparates gestacionales”, como por ejemplo el nacimiento de Atenea/Minerva de la cabeza de Zeus/Júpiter).

https://i.ytimg.com/vi/Xj4LvCOQvdk/hqdefault.jpg

La abrumadora escasez de presupuesto se nota particularmente en la escena de la “tortura” a la que Nuriak somete al héroe y a su amada, acostados y abrazados ambos en una mesa de piedra con las estacas que se van clavando cada vez más en las carnes: Lo rudimentario de ese “temible artilugio mortal” (del cual en una toma es posible ver un plano completo) provocará la hilaridad y la mofa del espectador.

https://i1.wp.com/www.dagospia.com/img/foto/08-2013/pietro-torrisi-261899.jpg

Torrisi en la actualidad

Gunan está interpretado por Pietro Torrisi alias “Peter McCoy”, el italo-bárbaro por antonomasia, protagonista además de “Sangraal la spada di fuoco” a.k.a. “La espada salvaje de Krotar” (Michele Massimo Tarantini, 1982) y de “Trono de Fuego” igualmente dirigida por Franco Prosperi en 1982.

https://i0.wp.com/photo.ivid.it/media/foto/1900/01/15/m.gunan_il_guerriero_sabrina_siani_5169b.jpg   https://i1.wp.com/photo.ivid.it/media/foto/1900/01/07/m.gunan_il_guerriero_sabrina_siani_51699.jpg

A Lena (o Lenni, según la versión) la encarna Sabrina Siani, la actriz más emblemática de la oleada de películas de bárbaros ochenteros que vieron la luz en Italia. Ésta vez Sabrina tiene, por suerte, una cuota de pantalla mucho más alta que en “Sangraal” (donde su aparición es muy fugaz) o en el “Conquest” de Fulci (1983), donde sólo la vemos con una mascara metálica. A la bella joven, por cuyo A-mor Gunan no duda en enfrentarse a las fuerzas del abismo, podemos verla desnuda en varias secuencias a lo largo de la segunda mitad.

Es interesante sacar a colación que el tema central de “Gunan” gira en torno al antagonismo entre dos hermanos, uno de los cuales es una “copia” del otro, un “plagio genético” del auténtico… Pues el propio film, “Gunan il guerriero”, también es una “copia”, una imitación del taquillero “Conan el Bárbaro”: Gunan es el “hermano inferior” de Conan. Y al igual que el hermano inferior de Gunan llegó primero a su enfrentamiento con el villano, “Gunan il guerriero” llegó a los cines italianos un día antes que “Conan el Bárbaro” – Curiosas coincidencias.

Unos años después, en 1987, la idea de dos hermanos en el mundo de la fantasía heróica sería retomada por Ruggero Deodato (“Cannibal Holocaust”) en su anodino y prescindible “The Barbarians”, con los hermanos culturistas David y Peter Paul.

“Gunan il guerriero”, superior en muchos aspectos a Sangraal/Krotar (exceptuando la banda sonora), y que tiene el “privilegio” de ser el primero de los rip-offs del cimmerio de Milius, no decepcionará a los aficionados al entrañable subgénero de los bárbaros italianos neo-peplum.

FHP, marzo de 2016

Anuncios

6 thoughts on “Gunan el guerrero – Franco Prosperi, 1982

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s