Tenebre – Dario Argento, 1982

https://s-media-cache-ak0.pinimg.com/originals/29/c1/ce/29c1ce307ef08bb1b71a39a23dab531e.jpg

Tenebre

Italia, 1982

Director: Dario Argento

Género: Misterio / Terror

Guión: Dario Argento

Intérpretes: Anthony Franciosa (Peter Neal), John Saxon (Bullmer), Daria Nicolodi (Anne), Giuliano Gemma (Detective Germani), Veronica Lario (Jane), Mirella D´Angelo (Tilde), Ania Pieroni (Elsa)

Música: Goblin

https://i2.wp.com/projectdeadpost.com/wp-content/uploads/2013/04/Tenebre-2.jpg

Argumento

Peter Neal es un escritor de novelas de misterio y policiacas residente en Nueva York, que toma un vuelo para Roma con la intención de asistir allí a la presentación de su ultimo libro, “Tenebre”. Una misteriosa mujer con gafas de sol le ha seguido hasta allí y ve despegar su avión.

Al mismo tiempo, en Roma, una atractiva joven intenta robar un ejemplar de la novela “Tenebre” en un centro commercial, pero es sorprendida por el vigilante del establecimiento. La chica, llamada Elsa, logra convencerlo de que la deje ir, y a cambio se muestra dispuesta a hacerle algún “favor”, dándole su dirección. Lo que Elsa ignora es que no sólo el agente de seguridad la había estado vigilando, sino también otro individuo…

De camino a su casa, Elsa es atacada por un mendigo, pero consigue zafarse y llega hasta su domicilio. Cuando ya se cree a salvo, es agredida nuevamente, por alguien con guantes de cuero negro que le rebana el pescuezo con una navaja de afeitar mientras le introduce en la boca páginas arrancadas de un ejemplar de “Tenebre”… El mendigo, que la había seguido hasta allí, contempla la escena horrorizado a través de la ventana.

https://i0.wp.com/www.slantmagazine.com/assets/film/tenebre.jpg

Peter llega a Roma y en el aeropuerto es abordado por varios periodistas. Su última novela es todo un best-seller. Al entrar a su apartamento se reencuentra con su secretaria Anne. Juntos descubren, abriendo una de sus bolsas de viaje, que su equipaje ha sido registrado. Además de Anne llegan también agentes de la policía: Están investigando un extraño asesinato que ha tenido lugar pocas horas antes. Una chica conocida por sus múltiples robos en tiendas ha aparecido degollada con una navaja de afeitar… Lo que empujó al comisario a ponerse en contacto con Peter es el hecho de que el cadáver de la joven llevaba varias páginas de su último libro metidas en la boca.

“Si alguien usa una pistola de la marca Smith&Wesson para matar, usted interrogaría al presidente de la compañía Smith&Wesson?” pregunta Peter un tanto molesto ante el hecho de que parezcan sospechar de su implicación en el asesinato.

Claro que Peter tiene coartada, porque aún no había aterrizado cuando se produjo el crimen. Pero parece más que plausible que el asesino estuviera muy influenciado por la lectura de sus historias de crímenes.

En ese momento llega una carta anónima dirigida al escritor. Está elaborada a base de letras recortadas de periódicos y posee un tono críptico y amenazador. El comisario se la queda para analizar posibles huellas dactilares. Peter menciona que alguien ha registrado su equipaje poco después de su arribo a Roma. En ese momento llaman al teléfono, y cuando Peter contesta, le habla una siniestra voz susurrante. Los agentes escuchan por el otro aparato y bajan rápidamente a la calle, creyendo que es el asesino quien estaba llamando desde la cabina situada en la acera frente al edificio de Peter. Pero una vez allí descubren que no queda rastro de nadie.

El comisario imagina que tal vez exista una conexión entre la muerte de Elsa y algún detalle relatado en el libro, y por ello solicita a Peter que se mantenga dispuesto a colaborar con las autoridades en el esclarecimiento del caso.

Unos días más tarde un nuevo crimen (ésta vez un doble asesinato) vuelve a sacudir Roma. Dos jóvenes, una de ellas una ninfómana, han sido halladas muertas – asesinadas con un arma blanca que bien podría haber sido una navaja de afeitar de grandes dimensiones como la usada en el asesinato de Elsa. Idéntico modus operandi ha sido empleado, y poco después Peter vuelve a recibir un inquietante mensaje anónimo en clave.

La ola de crímenes causa un gran revuelo en la ciudad, y las ventas de “Tenebre” se disparan. Peter (que declara que desearía no haber escrito nunca ese libro) acude como invitado a un programa de televisión, donde será entrevistado por un reportero llamado Cristiano Berti – quien se considera un ávido lector de sus novelas.

Berti está convencido de que la motivación del psicópata es “eliminar comportamientos aberrantes en la sociedad” (las chicas asesinadas eran ladronas, prostitutas…) usando para ello la metodología descrita en la novela de Peter (un pasaje de la misma decía algo así como: “tras su primer asesinato sentía haber roto un tabú, y pudo saborear a partir de ese momento una completa libertad…”)

Maria es una adolescente vecina de Peter, que sale con Johnny, el joven ayudante de Anne. Una noche ambos se pelean, Maria se baja indignada de la moto de Johnny y camina sola a través de las solitarias y oscuras calles en una zona de villas. Allí es asustada por un feroz perro Rottweiler, que consigue saltar la valla del chalet que custodia y comienza a perseguir a la chica a través de un parque. Entretanto, el asesino de los negros guantes de cuero se dirige al barrio de las prostitutas para cometer un nuevo crimen, cuando se percata que se ha dejado olvidadas las llaves de acceso a su sótano…

Maria sigue huyendo aterrada del perro y llega hasta el jardín de una villa, encontrando las llaves en la cerradura. Entra entonces sin pensárselo y se cree por el momento segura… Pero lo que encuentra cuando llega al sótano la sobresalta casi más que el propio Rottweiler: Fotos de las víctimas degolladas, recortes de periódicos que informan sobre las “hazañas” del asesino serial, letras recortadas de los títulos de los diarios para componer con ellas los mensajes anónimos que se envían a Peter… Maria comprende que ha escapado de las fauces del perro para caer en la boca del lobo… La chica toma varios de los recortes y fotos e intenta salir de allí. Pero, cuando aún en la villa está tratando de llamar por teléfono para que vengan en su ayuda, una amenazadora silueta se aproxima a ella…

https://i1.wp.com/projectdeadpost.com/wp-content/uploads/2013/07/Tenebre-5.jpg

Comentario

Con “Tenebre” Dario Argento volvía al giallo clásico – Si bien el título del film invita a la confusión, pues podría suponerse (recordando a “Mater Tenebrarum” de “Inferno”) que es la tercera parte de la “Trilogía de las Madres”. La conclusión de dicha trilogía no llegaría hasta 2007 con “La Terza Madre” protagonizada por Asia Argento, hija del director.

“Tenebre” es un giallo con todos los elementos clásicos del género que Argento tan bien supo cultivar. La película arranca con un pequeño prólogo donde alguien con guantes de cuero negros está leyendo pasajes del libro de Peter Neal a la luz de una hoguera. Ya durante la escena de Elsa tratando de robar el libro percibimos la presencia de su futuro asesino, quien la espía desde otras estanterías. Argento usa mucho el recurso de la cámara subjetiva, y escuchamos la perturbadora y pesada respiración de quien espía y sigue a las víctimas.

https://i1.wp.com/projectdeadpost.com/wp-content/uploads/2013/04/Tenebre-3.jpg

Peter se convertirá sin desearlo en detective amateur que tratará de resolver el caso con la ayuda de su secretaria Anne, un caso directamente relacionado con sus propias obras, con las que el psicópata parecía identificarse y haber desarrollado toda una morbosa fascinación. El tema del “autor de novelas de misterio metido a detective” recuerda ligeramente a la entrañable y popular serie “Se ha escrito un crimen” (V.O. “Murder she wrote”), donde la escritora Jessica Fletcher (Angela Lansbury) investigaba asesinatos consiguiendo hallar al culpable siempre antes que la policía (Aún así la buena señora tenía el gafe, pues allá a donde ella iba siempre se producía un asesinato…)

“Cuando de un caso eliminamos lo imposible, las posibilidades que quedan, por muy improbables y remotas que parezcan, tienen que conducir a la solución” –  Ésta cita de Arthur Conan Doyle (creador de Sherlock Holmes) la pronuncia Peter en presencia del comisario, cuando las pistas parecer indicar un camino claro. Pero “Tenebre” (la película) es un giallo complejo, enrevesado y con varios giros de guión; pues siguen produciéndose asesinatos después de la muerte del principal sospechoso…

En “Tenebre” hay más crímenes que en el giallo promedio (aquí el o los asesinos no descansan…); las primeras muertes están ocasionadas por una afilada y voluminosa navaja de afeitar, las últimas se producen de una forma menos sutil: A base de hachazos. Estará detrás de todo la misma persona? Cuál es la relación con el best-seller de Peter?

A mi juicio, la mejor escena del film es la persecución de Maria a través del parque durante la noche. Primero la chica huye de un perro salvaje, después, cuando ya se cree segura, debe enfrentarse a una bestia mucho peor…

Entre Peter y su secretaria Anne existe una relación muy parecida (de tensión sexual no resuelta) a la de Mark y Gianna en “Profondo Rosso”. En las dos películas, el personaje femenino está interpretado por Daria Nicolodi, la mujer de Dario Argento.

Ésta vez, Argento volvió a contar con Claudio Simonetti y sus Goblin para la banda sonora. Los mejores momentos musicales son los que acompañan a los asesinatos. El tema principal (a base de sintetizadores) parece estar repitiendo algo así como “Paura, paura…” (“miedo” en italiano).

https://alucinecinefago.files.wordpress.com/2017/03/d781a-tenebre-6.jpg?w=645&h=347

La bella Ania Pieroni, a la que ya vimos en “Inferno” como la enigmática joven del gato en la Universidad de Roma (representaba a “Mater Lacrimarum”) interpreta en “Tenebre” a la primera víctima del maníaco, la ladrona Elsa.

https://alucinecinefago.files.wordpress.com/2017/03/7d140-tenebre-shades-22.jpg?w=614&h=355

El personaje de Jane, la mujer de Peter que le sigue a Roma desde Nueva York (la que llega con gafas de sol y ve a su avión despegar en una de las escenas iniciales) está interpretado por Veronica Lario, futura esposa de Berlusconi. Al emitir la película, la televisión italiana recortaría la violentísima secuencia del asesinato de Jane. Veronica Lazar ya había participado en “Inferno” como “Mater Tenebrarum”.

FHP, febrero de 2016

Anuncios

One thought on “Tenebre – Dario Argento, 1982

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s