La Piovra III – Capítulo 4

https://i.ytimg.com/vi/RZjkvDl7UrY/maxresdefault.jpg

Giulia (Giuliana De Sio) y Cattani (Michele Placido)

La Piovra III

(Aquí puede leerse la INTRODUCCIÓN A LA SAGA DE “LA PIOVRA”)

Italia, 1987

 Director: Luigi Perelli

Guión: Elio De Concini, Sandro Petraglia, Stefano Rulli

Intérpretes: Michele Placido (Comisario Corrado Cattani), Giuliana De Sio (Giulia Antinari), Alain Cuny (Nicola Antinari), Francisco Rabal (Abate Lovani), Remo Girone (Tano Cariddi), Pierre Vaneck (Carlo Antinari), Paul Guers (Gianfranco Laudeo), Franco Trevisi (Kemal Yfter), Francois Périer (Abogado Terrasini), Alice de Giuseppe (Greta Antinari) Adalberto Maria Merli (Dino Alessi)

Música: Ennio Morricone

Aquí puede leerse lo que sucedió en el capítulo anterior

Capítulo 4

Nicola Antinari, el viejo, vive en Sicilia. Su hijo Carlo, el atormentado banquero, se refugia en un islote cercano a la costa siciliana propiedad de la familia. La pequeña isla se llama Semio. El abogado Terrasini reaparece, y pretende hacer negocios con el viejo Antinari. Una especie de guardaespaldas del anciano, llamado Tano, sirve de intermediario entre ambos.

Por su parte, Corrado Cattani ha decidido dejarlo todo, y vivir su historia de amor con Giulia. Ambos deciden ir a la isla de Semio sin saber que el padre de ella ya se encuentra allí.

Dino Alessi pretende forzar al viejo Antinari a que acceda a cubrir las transacciones para posibilitar el tráfico de armas. Nicola decide traspasarle los plenos poderes a Alessi para que éste firne bajo su propia responsabilidad.

Cuando Giulia y Corrado llegan a la isla y entran en la villa, se encuentran con que Carlo Antinari cuelga ahorcado. Al parecer volvió a tratar de suicidarse, ésta vez con éxito. Pero Cattani pronto comienza a sospechar que no se trata de un suicidio: Ha descubierto una transferencia hecha por Carlo al extranjero, tenía pues intención de marcharse del país. Además poco después aparecen unos cassettes donde el banquero decía a su hija en una “carta hablada” que pronto pensaba “contarle todo” y que tenía nuevos planes para el futuro.

Alessi sigue presionando a Nicola; quiere el 11% de las acciones de la banca y entrar en el consejo de administración. Nicola accede a regañadientes, pero más tarde le dirá a su fiel Tano que habría que deshacerse de “ese gusano de Dino”..

Corrado y Giulia dejan la isla tras el entierro de Carlo, y se quedan en Sicilia unos días. En esa región son las fiestas patronales. Cattani se percata de que un coche los está siguiendo. Al día siguiente, desde la ventana del hotel, ve que también hay un individuo sospechoso vigilando. Corrado le aborda y tras desarmarlo le pregunta para quien trabaja: Ha sido mandado por el viejo Cattani para “proteger a la señorita”.

Giulia y Corrado van a una joyería para retirar un brazalete que Antinari había encargado para ella. Allí descubren que Antinari también había mandado hacer otro para una tal “Agripina”, y que esa joya fue pagada mediante un cheque firnado por Dino Alessi. Éste, mientras tanto, está en Roma y compra de manera harto discreta, unos misteriosos mapas (¿rutas para el tráfico de armas?) en las dependencias de cierto “profesor”.

Nicola vuelve a encargar a Tano que arregle un encuentro con Terrasini. A cambio de sus servicios, éste quiere entrar a formar parte de la banca en el consejo de administración y adquirir el 11% de las acciones; lo mismo que había pedido Alessi.

Cattani llega, junto a Giulia, al lugar donde el viejo Antinari cena con Terrasini y Tano. Cuando Cattani y el abogado se ven, es mutua la desagradable sorpresa.

Corrado le dice después a Nicola que su hijo no se suicidó, sino que fue asesinado. Con toda seguridad por órdenes de Alessi. El viejo, a quien el comisario nunca le ha sido demasiado simpático, se niega a admitirlo (aunque en el fondo sabe que tiene razón).

Giulia se queja de que Corrado siempre esté tan callado y pensativo, y que nunca le cuente lo que piensa. Poco después, Cattani se despide de ella y se dispone a partir rumbo a Milán. Le promete que cuando vuelva, le “contará todo”.

(Continuará)

FHP, 2015

 

Anuncios

One thought on “La Piovra III – Capítulo 4

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s