Donnie Brasco – Mike Newell, 1997

https://i1.wp.com/www.freedvdcover.com/wp-content/uploads/Donnie_Brasco_1997_WS_SE_R1-front-www.GetDVDCovers.com_.jpg

Donnie Brasco

EEUU, 1997

Director: Mike Newell

Género: Gangsters

Guión: Paul Attanasio (basado en el libro de Joseph D. Pistone y Richard Woodley)

Intérpretes: Johnny Depp (Donnie), Al Pacino (Lefty), Michael Madsen (Sonny Black), Bruno Kirby (Nicky), James Russo (Paulie), Anne Heche (Maggie)

Música: Patrick Doyle

Argumento

En un club social donde se reúnen miembros y asociados de la Mafia, al maduro gangster Lefty le llama la atención la presencia de un joven desconocido sentado en la barra. Se trata de Don “el joyero”, le explican. Un ladrón de Florida especializado en joyas.

Al día siguiente, Lefty va a hablar con él, pues desea saber su opinión acerca de un anillo de diamantes que recientemente recibió como pago de uno de sus deudores. Donnie le dice, con chulería, que no se trata más que de una burda imitación. Las piedras no son un diamantes, sino vulgares circonitas. Lefty se lleva a Donnie con él, para encarar al individuo que le endilgó la falsa joya. El veterano gangster se impresiona ante la facilidad con la que Donnie maneja esa situación de conflicto, golpeando y amenazando al estafador y haciendo que éste les entregue las llaves de su coche.

https://lintvkimt.files.wordpress.com/2015/09/donnie1.jpg?w=585&h=395

Donnie (Depp) con Lefty (Pacino)

Lefty decide tomar al prometedor ladrón bajo su protección. Le explica las reglas elementales de la Mafia, organización a la que él pertenece: En el código de la Cosa Nostra, un miembro iniciado es un “chico listo” o un “hombre hecho”; uno que todavía no ha entrado de forma oficial en una de las “familias” es un “conectado” o “asociado”. Cuando los mafiosos se presentan entre sí, dicen “éste es un amigo nuestro”. Pero cuando presentan a uno que todavía no ha pasado por el ritual iniciático lo introducen como “amigo mío”…

https://i0.wp.com/www.pandora-magazine.com/wp-content/uploads/2014/05/32.jpg

En primer plano Nicky (Bruno Kirby). Tras él, de izquierda a derecha: Lefty (Pacino), Paulie (Russo), Sonny Black (Madsen) y Donnie (Depp)

Donnie es llevado por Lefty al cuartel general de su banda. Allí conoce a otros miembros de la familia Bonanno: “Sonny Black”, Nicky, Paulie… También está allí la facción de “Sonny Red”, rival de la de “Sonny Black”. Lefty le debe dinero a Sonny Red. Bruno, el hijo de éste último, irrita a Donnie con su actitud bravucona.

https://i0.wp.com/www.hotflick.net/flicks/1997_Donnie_Brasco/997DBR_Robert_Miano_001.jpg

Lefty siendo amonestado por Sonny Red (Robert Miano). En el centro, Bruno (Brian Tarantina); el pendenciero hijo de Sonny Red.

Más tarde Donnie le comenta a Lefty que le gustaría partirle la cara a ese Bruno. “Ni lo sueñes”, responde Lefty. Pues Bruno, además de ser hijo de un capo, es un “hombre hecho” – y como tal, es “intocable”.

El viejo Lefty está perpetuamente endeudado. En el fondo es un pobre diablo que no ha conseguido hacer carrera en el seno de la Mafia, pese a llevar ya varias décadas en la “familia”. Siempre son otros los que se reparten las tajadas más jugosas del pastel.

https://i1.wp.com/www.standbyformindcontrol.com/wp-content/uploads/2015/05/still-of-johnny-depp-and-al-pacino-in-donnie-brasco-1997-large-picture.jpg

Donnie de visita en casa de Lefty y Annette (Ronnie Farer)

Se acercan las Navidades. Donnie le había contado a Lefty que es huérfano, y no tiene familia. Así pues, su mentor le invita a pasar la Nochebuena en su casa. El gangster vive con su novia Annette y su hijo drogadicto Tommy.

http://www.movpins.com/big/MV5BMTUwMTU2NTE2MV5BMl5BanBnXkFtZTcwNTA4MDAxMw/johnny-depp-and-anne-heche-in-donnie-brasco-(1997).jpg

Donnie (o más bien su alter ego Joe) relajándose con su mujer Maggie (Anne Heche)

Más tarde en la noche, “Donnie” va a la casa donde le espera su esposa. Pues el supuesto ladrón de joyas es en realidad Joe Pistone, un agente secreto del FBI con la misión de infiltrarse en la Mafia. A Maggie, su mujer, Joe no puede darle detalles sobre su peligroso trabajo; por eso ella se siente frustrada al no saber por qué su marido pasa tanto tiempo fuera y llega tan tarde en la noche en la víspera de Navidad. Las tres pequeñas hijas del matrimonio ya están en la cama.

Pronto un hecho imprevisto convulsiona a la familia Bonanno hasta los cimientos: Han matado al máximo jefe. Ello puede tener consecuencias para todos, y Lefty lo sabe…

https://i1.wp.com/www.cartelblog.com/wp-content/uploads/2014/11/2014-11-30-13.38.40.png

El auténtico Joe Pistone a.k.a. Donnie Brasco

Comentario

La película está basada en hechos reales, y narra la historia del agente del FBI Joseph Pistone; el primero que se infiltró en una de las cinco poderosas familias de la Mafia de Nueva York. A finales de los años ´70, tal y como lo relata en su libro autobiográfico, Pistone recibió la misión de introducirse en los círculos mafiosos de la ciudad, para codearse con miembros de la Cosa Nostra y reunir contra ellos las pruebas necesarias que llevasen ante los tribunales al mayor número de gangsters posibles. Pistone, de origen italiano, estaba familiarizado con el estilo de vida de los mafiosos que controlaban los bajos fondos neoyorkinos. También él era un tipo duro que hablaba y se movía como ellos, que conocía muy bien su mentalidad y su forma de proceder. Por eso sus superiores pensaron que él sería el agente idóneo para un trabajo de esa índole, una tarea de infiltración que apuntaba a golpear a la Mafia desde dentro con una contundencia nunca vista hasta la fecha.

https://alucinecinefago.files.wordpress.com/2016/08/bdb45-1.jpg?w=700

Benjamin “Lefty” Ruggiero y Al Pacino interpretándolo en la película

La Mafia todavía era una sociedad hermética sobre cuyo funcionamiento interno poco o nada se sabía. Pistone tomó la identidad del ladrón de joyas “Donnie Brasco”, y comenzó a dejarse caer por los locales que frecuentaban los “asociados” y los “hombres hechos”. Poco a poco éstos fueron tomándole confianza, y no tardó en establecer contactos con peligrosos individuos como Tony Mirra, Benjamin “Lefty” Ruggiero o Dominic “Sonny Black” Napolitano, todos ellos miembros de la familia Bonanno. Cuando Pistone/Brasco se reunía con sus “amigos” mafiosos para discutir sobre los negocios y los próximos golpes, llevaba siempre consigo una cinta magnetofónica que grababa las voces de sus supuestos socios – recogiendo así las evidencias de los delitos. Periódicamente, Pistone/Brasco se encontraba con sus compañeros o superiores del FBI para reportar informaciones particularmente importantes.

En caso de ser descubierto, Pistone debía contar con la posibilidad de ser eliminado en cualquier momento. Con esa ajetreada doble vida, que se prolongó durante varios años, Pistone/Brasco sufriría también una especie de crisis de identidad – Por algunos de los gangsters a los que estaba constantemente vigilando llegaría a sentir una cierta amistad, un  aprecio sincero (tal vez un “síndrome de Estocolmo” a la inversa). Sabía de antemano que cuando terminara la operación, sus “compinches” más cercanos corrían el riesgo de ser asesinados por órdenes de los grandes jefes (como castigo por haber permitido la infiltración).

De hecho, en la película nos muestran que quien más miedo tenía de ser liquidado por sus “amigos nuestros” era el propio Lefty, el mentor de Donnie – Ya desde el inicio; la escena donde tras el asesinato del jefe debe “comparecer” ante Sonny y van al aeropuerto (donde le regalan el león).

Grandes serían también los conflictos de Pistone con su mujer Maggie. A ella y a sus hijas el agente casi no podía verlas durante el tiempo que duró la infiltración, por obvios motivos de seguridad. Con los meses, Maggie notaría un cambio en la personalidad de su marido; quien, en su opinión, estaba interpretando el papel de mafioso “demasiado” bien… (“Te estás volviendo como ellos”)

Todo ésto puede observarse en la película, que es bastante fidedigna con la historia real – como el propio Pistone ha admitido. El ex-agente encubierto, hoy en el programa de protección de testigos, fue consultado como asesor durante el rodaje del film.

“Donnie Brasco” llegó a los cines en 1997, casi 20 años después de que sucedieran los hechos que en el largometraje se muestran. Lo cierto es que ya en 1991 hubo un proyecto para llevar a la gran pantalla la infiltración de Pistone en la familia Bonanno, pero fue pospuesto – Sobre todo porque poco antes, en 1990, había salido la célebre y exitosa “Uno de los nuestros” de Martin Scorsese, otra película sobre la Mafia basada también en hechos reales. En el “Donnie Brasco” de 1991, no era Johnny Depp sino Tom Cruise quien iba a interpretar al protagonista; pero Al Pacino ya figuraba entonces como el actor que encarnaría a Lefty Ruggiero.

Al Pacino realiza un papel brillante interpretando al ojeroso y frustrado gangster. Constantemente se siente desplazado dentro de la familia. Él, que siempre ha “trabajado duro” para el clan, considera injusto que sean siempre otros los que asciendan en la jerarquía. Ello puede apreciarse muy bien en la secuencia del yate, cuando Lefty sale a recibir muy emocionado al jefe de la Mafia de Florida pero éste le ignora y sólo quiere saber donde está “Sonny Black”.

https://i2.wp.com/fikklefame.com/images/2008/sonny-black-michael-madsen.jpg

Dominick “Sonny Black” Napolitano, encarnado en el film por Michael Madsen

Si bien la mayor parte de lo que vemos en la película sucedió en la vida real, el guionista Paul Attanasio y el director Mike Newell se tomaron ciertas licencias artísticas cambiando ligeramente algunos aspectos de la historia. Así, por ejemplo, la escena del restaurante japonés es completamente inventada. Por otro lado, el film nos sugiere que el gangster más cercano para Pistone/Brasco (Johnny Depp) en el seno de la Mafia era Lefty Ruggiero (Al Pacino), cuando en realidad los contactos más estrechos del agente fueron con Sonny Black (Michael Madsen).

https://upload.wikimedia.org/wikipedia/en/thumb/1/1a/Anthonymirra1.JPG/220px-Anthonymirra1.JPG

Tony Mirra, captado por las cámaras de videovigilancia del FBI a finales de los ´70

Tony Mirra, quien introdujo a Pistone en la familia Bonanno, no aparece para nada en toda la película – y es una lástima, porque es un personaje que con su carácter volátil y psicopático (muy bien descrito en el libro) podría haber dado mucho juego: Joe Pesci habría sido el candidato perfecto para interpretarlo.

Tampoco aparece Joe Massino, quien más tarde sería líder de la familia Bonanno. A finales de los ´70 era el jefe directo de la facción de Sonny Black y fue él quien ordenó la purga que vemos en el film contra Sonny Red y los otros dos capos.

https://i1.wp.com/www.ogrish.co/wp-content/uploads/2012/11/Carmine-Galante.jpg

Carmine Galante, jefe de los Bonanno, asesinado en 1979

El espectacular asesinato de Carmine Galante no se ve en la película, sólo se menciona de pasada. Aquello fue un ajuste de cuentas de altísimo nivel; Galante era en 1979 el jefe de la familia Bonanno y uno de los mayores narcotraficantes de heroína del país (la droga llegaba desde Sicilia, en la ruta que más tarde los medios denominarían “Pizza Connection”). Desde los años ´50 nadie había osado matar al jefe de una de las cinco familias en un sitio público a plena luz del día (aquello fue una “ejecución ejemplar”). Pero la Comisión de la Mafia, que oficialmente prohibía el tráfico de drogas, decidió eliminar a Galante porque éste era demasiado ambicioso y había desafiado a los otros cuatro jefes. Uno de los pistoleros que abrió fuego contra él mientras comía en un restaurante de Brooklyn fue Anthony Bruno Indelicato, el hijo de Sonny Red (en la película interpretado por Brian Tarantina).

A Pistone sus superiores del FBI le ordenaron que diera por concluída la operación cuando se enteraron de que sus “amigos” de la Mafia le habían dado un “contrato” para eliminar a Bruno (prófugo tras la purga en la que fue liquidado su padre). Cometer un asesinato para la “familia” era el principal requisito para entrar a formar parte de la Mafia como “hombre hecho”, como miembro oficial. A Donnie estuvieron a punto de hacerlo pasar por los enigmáticos ritos de iniciación traídos desde Sicilia – pero por algún motivo (oficialmente “para que no se convirtiera en un asesino”) los jefes del FBI frenaron abruptamente la investigación; no siguió entonces tirándose del hilo y la tarea del infiltrado se dió por concluída. Todos los que habían tenido contacto con “Donnie” fueron arrestados y condenados a largas penas de cárcel – otros, como Sonny Black o Tony Mirra, fueron antes asesinados por la propia Mafia, acusados de haber facilitado la entrada del “topo” en la organización.

En el epílogo del film nos dan a entender el gran desengaño de Pistone tras el fin de su misión: Todo ese trabajo para una medalla, 500 dólares y un apretón de manos. Los mafiosos, por su parte, no pueden creerse que Donnie (a quien de facto ya consideran un “amigo nuestro”) haya sido un chivato durante todo ese tiempo. Ni siquiera cuando agentes del FBI les muestran fotos como prueba. Claro que pronto se darán cuenta de que fueron engañados, de que un infiltrado les estuvo espiando. Y ello implica que van a rodar cabezas…

La memorable banda sonora de la película contiene las melancólicas melodías de Patrick Doyle y también varias canciones de moda de aquellos años como “One way or another” o “Heart of glass”, ambas de Blondie; “Happiness” de las Pointer Sisters o “Don´t bring me down”, de Electric Light Orchestra.

FHP, abril de 2016

Posts relacionados (reseñas de producciones sobre crimen organizado basadas en hechos reales):

 

Anuncios

3 thoughts on “Donnie Brasco – Mike Newell, 1997

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s