La Piovra II – Capítulo 3

La Piovra II 

(Aquí puede leerse la INTRODUCCIÓN A LA SAGA DE “LA PIOVRA”)

Italia, 1985

 Director: Florestano Vancini

Guión: Ennio De Concini, Odile Barski

Intérpretes: Michele Placido (Comisario Corrado Cattani), Nicole Janet (Else Cattani), Cariddi Nardulli (Paola Cattani), Jacques Dacqmine (Sebastano Cannito), Francois Périer (Abogado Terrasini), Florinda Bolkan (Condesa Olga Camastra), Paul Guers (Prof. Gianfranco Laudeo), Martin Balsam (Frank Carrisi), Daniel Ceccaldi (Nicola Sorbi), Sergio Fantoni (Coronel Ferretti), Geoffrey Copleston (Ravanusa)

Música: Ennio Morricone

Aquí puede leerse lo sucdedido en el capítulo anterior

Capítulo 3

Cattani se instala en Roma y va a visitar a Cannito. El ex-comisario está dispuesto a trabajar con Ferretti, para probar que Cannito colabora con la Mafia y desmantelar su organización. Cattani afirma tener pruebas de que Cannito está compinchado con Terrasini.

Tras el asesinato de Ravanusa, el banquero del conspirador grupo criminal es un tal Sorbi. Laudeo y su organización de corte masónico también forman parte de la trama. Están esperando la llegada desde EEUU del italoamericano Frank Carrisi. Juntos han montado una operación de reciclaje de dinero, que deberá ser reinvertido en el tráfico de armas.

El grupo es constantemente vigilado y fotografiado por los espías de Ferretti. Cattani decide que debe convencer a Cannito de que está de su parte. Para ello viaja a Sicilia y se presenta ante el juez sucesor de Bordonaro, retirando las acusaciones que en su día hiciera contra Terrasini y los demás. Con esa jugada pretende simular que ya no está en contra de ellos.

Sigue leyendo

El Diabólico – Giovanni Korporaal, 1977

El Diabólico

México, 1977

Director: Giovanni Korporaal

Género: Western

Guión: Giovanni Korporaal

Intérpretes: Carlos East (Dave Boland), Jorge Humberto Robles (Oscar Peterson), Odila Flores (Eileen)

Argumento

Oscar Peterson es un humilde limpiabotas en un poblado del salvaje oeste. Trátase de un individuo tímido y retraído, incapaz de matar a una mosca y que no ha tocado una pistola en su vida. Los hombres del lugar se mofan de él, y también las mujeres lo ridiculizan cruelmente.

Un temible forajido enmascarado siembra el terror en la comarca. Hasta el pueblo de Oscar llega el bandido, atracando allí un banco. No contento con desvalijarlo todo, asesina al cajero y rapta a la hija del banquero, que se encontraba en la sucursal. El delincuente lleva colgado al cuello un medallón con un emblema inquietante; parece un signo satánico. Esa noche el criminal viola a la chica, marcándole después su siniestro símbolo con un hierro candente en el pecho. La joven, humillada y malherida, es devuelta al poblado, donde muere poco después. El padre de la chica jura venganza.

Sigue leyendo