Las flores del vicio – Silvio Narizzano, 1979

https://i2.wp.com/pics.filmaffinity.com/Las_flores_del_vicio-249595525-large.jpg

Las flores del vicio (a.k.a. The sky is falling a.k.a. Bloodbath)

España, 1979

Director: Silvio Narizzano

Género: Drama

Guión: Gonzalo Suárez, Win Wells

Intérpretes: Dennis Hopper (Chicken), Carroll Baker (Treasure)

Música: José Nieto

Argumento

En un pequeño, pintoresco y arquetípico pueblo costeño andaluz de casitas blancas, estrechas callejuelas y señoras viudas de riguroso negro se ha instalado un grupo de expatriados estadounidenses de costumbres decadentes y vida licenciosa. Entre ellos destacan Chicken (Dennis Hopper), una especie de hippy drogadicto; Treasure (Carroll Baker), una cuarentona ex-actriz fracasada; un militar retirado y un homosexual.

Ese grupo reside de manera permanente en el pueblo andaluz (sin interactuar con los locales), dedicándose al consumo excesivo de alcohol y estupefacientes, a fiestas degeneradas, a conversaciones estúpidas y a perder el tiempo (y a hacérnoslo perder a nosotros, los espectadores).

El personaje denominado Chicken parece estar durante todo el metraje bajo los efectos del ácido lisérgico, sufriendo un “mal viaje” permanente, y teniendo algunas ensoñaciones alucinatorias donde ve a su madre o a sí mismo de pequeño en el coro de su iglesia en EEUU. Se enamora de una joven turista sin que suceda nada que sea de interés señalar.

Treasure, la diva madurita caída en desgracia, escucha una y otra vez la (probablemente única) canción suya que tuvo éxito, rememora nostálgicamente su “época dorada” junto a su jovenzuelo amante (que para su decepción nunca ha visto ninguna de sus supuestamente famosas películas), y espera que “en cualquier momento” su “agente” desde EEUU la llame encargándole un nuevo trabajo. Cuando suena el teléfono y nadie responde, reacciona histérica y continúa alcoholizándose. El afeminado homosexual se dedica a tontear con un turista negro.

Por su parte, los folklorísticos pueblerinos están celebrando la Semana Santa, y no parece importarles que esos estrafalarios extranjeros hayan venido a turbar su pacífica existencia y a mancillar la quietud del municipio.

Un niño muere ahogado en un estanque, otro niño retrasado es aplastado por una turba de aldeanos que corren en un encierro taurino. Una turista negra amiga de Chicken es hallada muerta colgada de un gancho, y el homosexual sufre el ataque de un toro, que le empitona su asta por vía rectal. Todos éstos sucesos inconexos no afectan al inexistente argumento de ésta prescindible y aburridísima película.

Comentario

El título del film promete. “Las flores del vicio” resulta ligeramente reminiscente de la famosa obra de Baudelaire “Las flores del mal”. También el argumento en su punto de partida parece interesante: Unos excéntricos yankis morando en un tradicional pueblecito del sur de España… Uno de los títulos alternativos, “Bloodbath” sugiere incluso que van a tener lugar crímenes sangrientos y que estaríamos ante una especie de “giallo”, o que se producirá un enfrentamiento entre los extranjeros de costumbres depravadas y los sobrios lugareños. Por ejemplo, cuando un niño del pueblo es hallado flotando muerto en el estanque, podría imaginarse que los locales acusan de esa muerte a los “intrusos”. O viceversa cuando la amiga negra de Chicken que aparece en las primeras escenas acaba colgando de un gancho… Pero no, no va a tener lugar ningún “baño de sangre”. Nada de lo que acontece está hilvanado entre sí, produciendo un film sin trama al mismo tiempo que soporífero.

Aunque la película comienza bien, plasmando la atmósfera del pueblecito almeriense, pronto se convierte todo en un despropósito caótico, en un bodrio confuso, cansino e insufrible, y el espectador pierde todo el interés y las expectativas, volviéndose indiferente hacia los personajes que se mueven en la pantalla.

Con sus ínfulas pseudolisérgicas, que tratan de imitar frustradamente el surrealismo cinematográfico, éste producto infame perpetrado por el italo-canadiense Silvio Narizzano resulta tedioso y cargante.

Sólo merecen reconocimiento las facultades interpretativas de Dennis Hopper (Chicken) y de Carroll Baker (musa de Umberto Lenzi que interpreta a la frustrada y alcohólica diva Treasure).

Por lo demás, montaje catastrófico, y pésima calidad de imagen. Infumable.

FHP, 2015

Anuncios

2 thoughts on “Las flores del vicio – Silvio Narizzano, 1979

  1. […] Las oníricas secuencias desfilan ante nuestras retinas mientras nuestros párpados luchan por mantenerse abiertos; la atención y la concentración resultan cada vez más complicadas. Lo que vemos en la pantalla se trata de un sinsentido, pero de un sinsentido hermoso, con estilo, un sinsentido poético y atractivo a los sentidos, valga la redundancia. (Lo que no puede decirse de otras películas mediocres de similar presupuesto e intenciones como “Las flores del vicio”…) […]

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s