Más allá del terror – Tomás Aznar, 1980

https://i1.wp.com/pics.filmaffinity.com/M_s_all_del_terror-490347944-large.jpg

Más allá del terror

España, 1980

Director: Tomás Aznar

Género: Terror quinqui

Guión: Tomás Aznar

Intérpretes: Francisco Sánchez Grajera (Chema), Raquel Ramírez (Lola)

Argumento

Lola es una joven poco femenina y aún menos agraciada. Carece además de escrúpulos, pues tras atraer a un maduro caballero (un señor con bastante mal gusto, por cierto) a un solitario descampado, intenta robarle la cartera… para apuñalarlo hasta la muerte cuando el hombre trata de defenderse. La chica escapa del lugar tras desvalijar el cadáver. Insatisfecha con el escaso botín, llama desde una cabina a su hermano Nico y acuerdan comprar droga con el dinero sustraído.

Lola y Nico pertenecen a una violenta y despiadada pandilla de delincuentes juveniles, cuyo jefe es Chema. Junto con otro compinche apodado Jazz, se dedican a robar, atracar y trapichear con drogas en la turbulenta España postfranquista.

Una noche, la banda decide atracar un bar. Pero el golpe no sale como los maleantes esperaban. Al haber muchos clientes, se produce un tumulto, una de las camareras grita pidiendo auxilio, llegan dos agentes y los rateros empiezan a disparar, provocando una matanza. Jazz es herido, y cuando implora ayuda a sus cómplices, uno de ellos lo remata de un tiro. Poco después entra en el garito una pareja de aspecto adinerado, Jorge y Linda. Los asaltantes los toman como rehenes, pues éstos han llegado en coche, y los delincuentes sólo tienen motos, que ya están fichadas por la policía.

De ese modo, Chema, Nico y Lola fuerzan a la pareja a que les conduzcan lejos de allí. Jorge y Linda son amantes, y ella es la esposa del jefe de él. Los dos jóvenes (especialmente Chema) se sienten atraídos por la voluptuosa Linda, mientras que Lola no oculta sus celos.

El vehículo a bordo del cual van los cinco, llega a una gran casa de campo que parece abandonada. Cuando bajan del coche y se acercan, un perro se les echa encima. Los criminales lo matan. Entran en el inmueble tras romper una ventana y se encuentran con que allí vive una anciana. Los pandilleros saquean la vivenda sin encontrar nada de valor, golpean a la pobre mujer y a continuación prenden fuego a la casa “para borrar huellas”, provocando así la muerte a la vieja, y sabiendo que en una de las habitaciones superiores se encuentra un niño (probablemente el nieto de la mujer) que igualemente perecerá abrasado.

Sin importarles ésto lo más mínimo, continúan su camino hacia ninguna parte. Tan solo Jorge y Linda sienten cierta empatía hacia las víctimas de sus salvajes secuestradores. A la siguiente noche, llegan a una iglesia de piedra abandonada situada en una colina en el bosque. Se disponen a repostar allí. Cuando los delincuentes están inspeccionando el interior, Jorge propone a Linda un plan de fuga. Ella deberá distraer al jefe de la banda con sus encantos mientras que él se ocuparía de los demás. Pero cuando Linda está retozando con Chema, algo inaudito le acontece a Jorge: Ve el fantasma del niño muerto entre las llamas y entonces se produce una combustión espontánea del coche donde se encontra. Jorge muere calcinado. Cuando los demás se dan cuenta, no es la pérdida de Jorge lo que más duele a Linda, sino la del millón de pesetas y las joyas que se encontraban en el interior del automóvil…

Dentro de la iglesia, los delincuentes realizan parodias blasfemas y sacrílegas de rezos y plegarias en una escena bizarra en la que Nico se termina masturbando…

En una casa vecina se encontrarán a un misterioso niño, que les informará del “tesoro de los visigodos” que se halla oculto en la cripta de la iglesia. Pues hay un pasadizo subterráneo que lleva a unas catacumbas “llenas de oro y joyas”. Ávidos de riquezas, los cuatro regresan a la iglesia y se disponen a explorar sus subsuelos… Pero comenzarán a sentirse incómodos en ese siniestro lugar. Lola siente elementos sobrenaturales e influjos ultraterrenos. Linda tiene visiones espantosas del perro muerto, que aparece de la nada…

[mas+alla+del+terror+ebay+dvd+044.jpg]

Comentario

Psicotronía en estado puro. Ésta insólita película rodada en plena Transición parte de un planteamiento sumamente interesante, y probablemente único: Fusionar y conjugar el “cine quinqui” con el género de terror.

Cuando los maleantes se encuentran en la cripta de tétrica atmósfera, Lola le dice a sus compañeros: “Aquí hay algo maligno” Y efectivamente así es: ¡Lo “maligno” son ellos! Pues éstos “quinquis” no despiertan la simpatía (o al menos la comprensión) del espectador como en las películas de De la Loma o Eloy de la Iglesia, sino que se trata de criminales despreciables, que no dudan en asesinar a ancianos, niños y personas inocentes.

Pero además de ellos, en las catacumbas de la iglesia de piedra hay también un terror de tipo sobrenatural, y si se quiere kármico. Pues sus monstruosidades van a ser castigadas desde “el más allá”.

Si bien el guión flojea y el film está desaprovechado teniendo en cuenta su potencial, los muertos vivientes sí están bastante bien logrados (aunque se dejan ver muy poco), y la música de la banda sonora (como también el constante ulular del viento) aporta bastante a lo psicotrónico de la propuesta.

FHP, 2015

Anuncios

3 thoughts on “Más allá del terror – Tomás Aznar, 1980

  1. Precisamente, será uno de mis próximos visionados, ya que es una de mis asignaturas pendientes desde hace tiempo. La fusión quinqui y terror es una propuesta de primeras muy interesante; Jorge Grau lo intentó con “Coto de caza”, que aunque beba más de las “rape and revenge movies”, también tenía ciertos toques de horror show, sobretodo en su alocado tercio final.

    Un saludo camarada.

    Me gusta

    • Todavía no tuve la oportunidad de ver “Coto de Caza”, pero siendo del mismo director de “No profanar el sueño de los muertos” tiene que ser interesante. Otra quinqui que llevo tiempo buscando es “La Patria del Rata”, de Francisco Lara Polop.

      Saludos!

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s